Educar para vivir, educar para convivir.
10 pautasReproducimos el Prólogo de la publicación que da título a esta segunda entrega, que hemos traducido del original “Guidelines and Benuchmarks for Prevention Programming”, del Center for Sustance Abuse Prevention (CSAP).  Es posible que los más avezados del lugar encuentren razones para exclamar: “¡A estas alturas nos van a descubrir el Mediterráneo!”. No son ellos los destinatarios principales de la publicación. Confiamos, eso sí, en que a todas las demás personas nos sirva como carta de navegación en próximas singladuras por los distintos escenarios de la prevención universal, selectiva o indicada. ¡Allá va!

“En las últimas décadas hemos aprendido mucho acerca de las mejores estrategias para la prevención de los problemas derivados del abuso de drogas. Las estrategias preventivas disponibles aseguran que las opciones viables están al alcance de cualquier persona, ciudadano, profesional o político que desee involucrarse en la prevención.

Sin embargo, las diversas opciones deben ser analizadas críticamente. Algunas estrategias se muestran muy efectivas; otras no. Algunas son  apropiadas para todos los segmentos de la población; otras deben ser modificadas para reflejar los valores o tradiciones de segmentos específicos. Algunas pueden ser  replicadas casi exactamente en cualquier comunidad; otras deben ser previamente adaptadas y perfeccionadas durante su aplicación, para  acomodarse a las dinámicas locales. Incluso si la estrategia es apropiada, la calidad de su aplicación puede determinar su éxito o su fracaso.

Una guía para la acción

Este documento que presentamos es un completo y al tiempo sencillo abanico de pautas y recomendaciones asociadas a  las intervenciones preventivas más prometedoras. Refleja el saber actualmente disponible, y proporciona a gobiernos, comunidades y profesionales de la prevención un esquema para evaluar sus intervenciones presentes y futuras. Es una herramienta útil para ayudar a los responsables de tomar decisiones en la materia a seleccionar y poner en práctica las estrategias más adecuadas de prevención, una vez identificados los problemas y evaluadas las necesidades y recursos existentes. Está pensada para todos aquellos grupos que, tras haber obtenido la información preliminar necesaria, deban elegir el mejor abordaje entre las estrategias de prevención disponibles y requeridas por la problemática particular.

Las pautas pueden ayudar a tomar decisiones en las siguientes áreas:

  • Evaluar la viabilidad y las probabilidades de éxito de las diversas opciones, y seleccionar el abordaje más prometedor.
  • Analizar el resultado de los programas de prevención existentes.
  • Reforzar las intervenciones preventivas en funcionamiento.
  • Planificar y diseñar nuevos programas de prevención.
  • Establecer prioridades para la utilización de los recursos.
  • Estimar las necesidades financieras de los proyectos.

Tres campos sobre los que poner la mirada

Las 10 pautas se distribuyen en tres campos interrelacionados dentro del proceso. El primero se compone de cuatro pautas englobadas en la categoría de Selección de las estrategias apropiadas: invertir en iniciativas prometedoras. Estas pautas sitúan las acciones preventivas sobre bases sólidas, adecuando las estrategias a las metas y la población diana establecidas, y al grado de éxito probado y su solidez conceptual.

El segundo campo contiene tres pautas centradas en las Interrelaciones y estructura adecuada: organización para una acción efectiva Se trata de identificar la mejor manera de lograr una adecuada participación de la ciudadanía y de las organizaciones sociales en la labor preventiva.

Finalmente, el tercer ámbito incluye las tres últimas pautas bajo el epígrafe Consideraciones sobre la aplicación: maximizar la efectividad potencial Se enfatiza la importancia de la naturaleza y calidad de la aplicación, así como los componentes generales de todo el proceso de monitorización y evaluación. gráfico 10 pautas

La figura  ilustra estas diez pautas en sus tres campos interrelacionados. En la medida en que las mismas no se observen, la potencial eficacia de la acción preventiva se verá comprometida. El orden de las pautas refleja la secuencia que va de la planificación a la ejecución y evaluación de programas. En general, el proceso avanza en el sentido de las agujas del reloj, pero hay también interacción entre pautas, como se indica con las flechas en la figura.

Cuestionario de control

Esta guía, tan rigurosa como sencilla y práctica, incluye un capítulo dedicado al cuestionario que permite valorar el acierto en cada una de las diez pautas, así como y las recomendaciones asociadas a ellas.

El cuestionario de control puede ser utilizado con diversas finalidades. Puede servir a los responsables de tomar decisiones para seleccionar un determinado abordaje de entre una serie de estrategias de prevención existentes. Y también puede utilizarse para diseñar una intervención preventiva completamente nueva. En este caso, las pautas y recomendaciones asociadas proporcionarían el marco para centrar la atención sobre aspectos claves a tener en cuenta y los pasos a seguir en las fases de planificación, desarrollo y ejecución de las iniciativas”.

Ojalá hayamos despertado su apetito. Si así fuera, le invitamos a degustar los diez bocados que le servimos AQUÍ, y a compartir sus comentarios sobre el particular. Estamos seguros de que contribuirán a la mejora de esta guía, pues como señala el eminente equipo de autores, “estas pautas no son la última palabra en la prevención del abuso de drogas; esperamos que a partir de la investigación y la evaluación continua, en los próximos años puedan conocer un mayor desarrollo y perfeccionamiento”.


0 Comentarios | "“10 pautas para el diseño y aplicación de programas eficaces de prevención del abuso de drogas”"

¿Le gustaría dejar un comentario?

  • Publicaciones Edex
  • eDucare
  • SocialDreamers
  • Los Nuevos Vecinos
  • Retomemos
  • EdexTV