Educar para vivir, educar para convivir.

Archivos por fecha

Actualmente estás viendo todos los mensajes publicados en el mes: diciembre 2014

Por estos días más de una persona prepara su equipaje para ir a visitar a sus familiares y amigos y compartir las celebraciones navideñas y de año nuevo. En EDEX no nos quedamos atrás. Hemos preparado nuestra propia maleta en torno al tema que le da sentido a nuestras acciones como organización: el de las Habilidades para la Vida.   En ella hemos puesto 5 elementos que simbolizan lo que hemos aprendido este año y los retos que nos quedan para el siguiente:

  1. Un burro: está muy presente en estos días y, además, nos sirve para no olvidar que antes de pretender que “él” o “ella” se entrenen en Habilidades para la Vida, es más efectivo o coherente, que primero las aprenda “yo”, es decir, que vaya el burro por delante.
  2. Una linterna: Esta no es una linterna cualquiera. La luz que proyecta se produce de la transformación de la energía mecánica en energía eléctrica, a partir de la activación de la dínamo. Algo parecido sucede cuando una persona emprende su entrenamiento en Habilidades para la Vida: la luz propia se transforma en luz para otras personas que se tienen cerca. Un elemento, también muy presente en esta época de alumbrados y colores.
  3. Un lara-larelo: este es un tercer elemento lleno de juego y, al mismo tiempo, de dificultad. Lo aprendimos de Luis Pescetti. Juégalo con él y el combo de niñas y niños que le acompañan, y descubre que al principio no es fácil, pero que tras ponerlo en práctica varias veces, sobre todo, observándose frente al espejo, se le irá cogiendo el tiro. Así es el aprendizaje de las Habilidades para la Vida: no podemos pretender aprenderlas de la noche a la mañana. Como todo entrenamiento, es gradual y sólo con la práctica se avanza (no basta saber sobre ellas, es imprescindible saber-hacer).
  4. Una olla: ¿qué se lleva primero al fuego a la hora de preparar un cocido? ¿los garbanzos o la verdura? Algo similar sucede con nuestro tema: aunque éstos y otros alimentos van a parar a la misma olla, es conveniente revisar cuáles habilidades tenemos más o menos crudas, para iniciar por aquellas que requieran más entrenamiento, sin dejar por fuera ninguna para que adquiera ese sabor particular.
  5. Un rollo: puede que todo vaya de maravillas a la hora de entrenar a otras personas o de entrenarnos en Habilidades para la Vida. Pero, como dice nuestro queridísimo amigo y maestro, Miguel Costa Cabanillas, “siempre vamos a meter la pata”, como cuando estamos aprendiendo un idioma. En México dirán ‘siempre la vamos a ‘”regar”; en España a “liar” y en Colombia (estoy segura que en muchas otras partes también): “a cagar” (como lo recuerda el caganer catalán). Gracias a esos “errores”, vamos a seguir aprendiendo. Nunca sobrará este quinto elemento en la maleta.

Con la maleta hecha, EDEX está preparada para continuar su viaje, durante el 2015, por el país de las Habilidades para la Vida, que no es otro que el país de las relaciones humanas, justas, gratas, saludables, ciudadanas. Les deseamos unas fiestas en paz y llenas de mucho amor, suficiente para que queden reservas para los nuevos 365 días que tenemos por delante.

Contexto 2

Los cuerpos hablan. Su peso, los alimentos que consumen, la grasa que acumulan, los músculos que desarrollan, las enfermedades que padecen, aquellas a las que son más proclives. Los cuerpos de las personas hablan de sus contextos, de los mundos en donde nacen, crecen y se desarrollan hasta morir. Con sus “palabras”, los cuerpos expresan la desigualdad en que crecen, la inequidad que les ronda, la sociedad que los cría. Y cuando se observan las distancias en salud que reflejan los cuerpos de distintos lugares del mundo, del país, de la ciudad, sólo se puede decir que tales distancias son injustas, porque son evitables. La salud ya no es más algo “natural”, es un producto social.

Estos fueron algunos de los planteamientos que hizo la Dra. Nelly Salgado, Investigadora del Instituto Nacional de Salud Pública de México en el marco del III Congreso Internacional de Promoción de la Salud realizado en Monterrey, Nuevo León, entre el 9 y el 11 de diciembre pasados.

Los aportes de la Dra. Salgado apuntaban al tema central del Congreso, dedicado a reflexionar sobre los determinantes sociales de la salud, las estrategias más efectivas para transformarlos y algunas experiencias exitosas. Daba gusto ver la sala central con más de 500 personas inscritas y muchas más presentes. Lo mismo en las salas alternas y en los talleres pre-congreso.

De la persona a la sociedad, de la enfermedad a la salud

El Congreso abrió recordando cómo las formas de comprender la salud en occidente han venido evolucionando desde la visión centrada en la persona y en su curación, hasta un enfoque social, centrado en promover colectivamente la salud, además de prevenir y atender la enfermedad. Como antecedente más reciente se recordó la Octava Conferencia Mundial de Promoción de la Salud  y su invitación a países y ciudadanías a promover Salud desde todas las políticas públicas.

Luego se inició un paneo muy completo por experiencias diversas. Una de ellas fue la construcción de viviendas como estrategia de promoción de la salud en comunidades indígenas de Chiapas, que no sólo se ocupó de poner un ladrillo sobre otro. Además, trabajó con las comunidades que se iban a trasladar, abordaron el arraigo y el desarraigo que suponía dejar un lugar e ir a otro; sumaron apoyo de empresa privada, trabajaron con distintos sectores gubernamentales, sin jerarquías, coordinando, sumando. Un excelente ejemplo de cómo la salud puede estar presente y ser promovida desde cualquier escenario de las políticas públicas.

Otra experiencia significativa fue la Unidad de Vida Saludable desarrollada en Veracruz, creada para atender a personas sanas. En ella se realizan actividades dentro y fuera de sus muros, tales como actividad física, talleres de cocina, clases de ritmo y baile, formación en desarrollo humano. En la experiencia han visto que la persona que ingresa a la Unidad se siente feliz y vital y además logra romper su sedentarismo, y frenar el avance de algunas enfermedades no transmisibles. Como anécdota, en una mañana de noviembre un funcionario de la OPS fue de visita a la Unidad y encontró a un hombre joven, de 21 años, haciendo estimulación temprana a su hijo pequeño. Le miraba a los ojos, le hablaba con cariño. Al preguntarle cómo podía estar allí y no trabajando, el padre joven explicó que hacía ambas cosas, trabajar y aprender a paternar. Las memorias de estas y de todas las presentaciones pueden ser consultadas a partir de próximos días en la página del Congreso.

Las Habilidades para la Vida (HpV)

Fundación EDEX fue invitada a coordinar uno de los talleres pre-congreso, “Habilidades para la Vida, taller para aprenderlas y enseñarlas”. Con salón lleno, se exploró el sentido transformador de las HpV y algunas claves para facilitar su aprendizaje. Lo más interesante fue comprobar cómo este enfoque logra empoderar a las personas y las comunidades para intervenir en los determinantes de su salud integral, tanto física como espiritual y emocional. Algunos de los testimonios compartidos al final del taller lo dejan ver: “Las Habilidades para la Vida son herramientas esenciales para transformar”; “se aprenden con entrenamiento constante”; “Aprendimos lo maravilloso de la diversidad”; “Aprender a decir lo que sentimos”.

El jueves 11 de diciembre al mediodía se cerró el Congreso. Al mismo tiempo se abrió la oportunidad de profundizar y poner en la práctica lo escuchado y aprendido. Desde EDEX manifestamos nuestro profundo agradecimiento a las organizaciones y personas que lo convocaron y animaron.

Imagen post

El pasado 11 de diciembre, 40 profesionales de sectores como la educación, la salud pública y la acción social, entre otros, nos reunimos en Portugalete, para debatir acerca de las políticas públicas a promover para favorecer el desarrollo positivo de chicas y chicos en edad adolescente. Esta fue la tercera edición de un encuentro-debate bautizado como “Hackeando la prevención de las drogodependencias”, organizado conjuntamente por EDEX y el Área de Drogodependencias del Ayuntamiento de Portugalete en los últimos tres años.

De las sustancias…

La primera edición de esta serie de encuentros fue convocada en 2012 en torno al tema “Menores y alcohol”. En aquella ocasión conversamos acerca de las iniciativas desarrolladas en los últimos años para intervenir ante los consumos adolescentes de alcohol. Como resultado del debate elaboramos y difundimos el informe Menores y alcohol. Propuestas para continuar el debate. La segunda edición la convocamos en 2013 a propósito del tema “Menores y cannabis”, y permitió intercambiar reflexiones sobre las políticas y programas orientados a prevenir los consumos adolescentes de esta sustancia. También en esta ocasión finalizamos el proceso con la elaboración y distribución del informe Menores y cannabis. Propuestas para continuar el debate.

… a las personas

Esta tercera edición de 2014 la convocamos para conversar acerca del tema “Miradas desprejuiciadas de la adolescencia”. Haciéndonos eco de las reflexiones de los dos primeros encuentros, proponíamos levantar la vista de las drogas para centrarla en las personas, adolescentes en el caso que nos ocupa, e interrogarnos por las políticas necesarias para favorecer un desarrollo positivo, autónomo y saludable que promoviera su bienestar. Y que, como resultado, hiciera menos probables conductas de riesgo como el consumo abusivo de drogas. Profesionales de ayuntamientos, del Gobierno Vasco, de la Oficina de Infancia y Adolescencia del Ararteko, de ONG especializadas en la intervención con menores, de la mediación juvenil, del mundo educativo, etc., nos encontramos para reflexionar conjuntamente sobre este tema, de acuerdo con este programa.

Abrir el debate

Una vez presentado el informe Miradas desprejuiciadas de la adolescencia, esperamos que sirva de inspiración a todas aquellas instituciones públicas y organizaciones sociales interesadas en otro modo de acercarse a chicas y chicos para promover el bienestar en una etapa tan clave para el desarrollo como es la adolescencia.

Logo Casa Abierta Final-01Al concluir el año 2014, vemos con pesar que en el tema de las drogas en la República Dominicana seguiremos caminando en sentido contrario a lo que está ocurriendo en el mundo. Una política absurda e inhumana continuará enseñoreándose en nuestra sociedad, sin que parezca que esta noche oscura vaya a terminar. Un año más que termina sin que en nuestro país se muestre una real voluntad política de asumir seriamente el problema de las drogas.

Nuestro país parece condenado a continuar una política de los años 50, que solo genera muchos resultados negativos, como son el creciente aumento del consumo de sustancias, legales e ilegales, los índices de violencias asociados, la corrupción, tribunales saturados, y con mucha “materia” para la corrupción. Pero, lo que es peor aún, cárceles llena de personas jóvenes inocentes tratados como delincuentes, o pequeños distribuidores, a quienes se envía a hacer postgrados en delincuencias en cárceles dignas del infierno de Dante.

Se defiende el adefesio de una mal llamada política de “tolerancia cero” (que en realidad es una intolerancia selectiva), regodeándose en tener una ley muy dura (la inoperante y esperpéntica ley 50 -88), que tiene en la represión y la estrategia del miedo sus recursos privilegiados. Se recurre a demonizar las sustancias, a crear pánico en la población, mientras nuestra sociedad sufre las consecuencias de este cruel ejercicio de irresponsabilidad.

Recientemente el Dr. Fidias Aristy, presidente del Consejo Nacional de Drogas declaró: “…el Estado debe tener políticas públicas relativas a la prevención y tratamiento de los consumidores de sustancias”. Afirmó que “si el consumo de drogas es un problema de salud, entonces debe ser asumido con sus consecuencias “, a la vez que mostró la indigencia estatal en el tema, pues de las 92 propuestas de atención a usuarios de drogas del país, solo es estatal una modesta unidad de consulta externa. Evidentemente cambiar esta realidad no está en el nivel de decisión del presidente del Consejo Nacional de Drogas.

Esta es la triste realidad dominicana, mientras el mundo hoy vive un rico debate que se orienta a dejar atrás estos modelos ultraconservadores, ya fracasados, a la vez que surgen nuevos modelos basados en la salud, que priorizan las estrategias preventivas, fomentan los programas de atención basados en evidencias, y promueven humanas estrategias de reducción de riesgos y daños.

A nuestro alrededor son ya varios los países que han asumido que las políticas ultraprohibicionistas son peores que las drogas a las que dicen combatir: Uruguay, Brasil, Colombia, Argentina, 21 estados de los Estados Unidos (Washington y Colorado han dado un paso más), Canadá, han descriminalizado el consumo, mientras que en otros, como México, Argentina, Guatemala, han iniciado el debate. En Chile el ex presidente Lago ha llamado a debatir la legalización de las drogas. Desde la OEA, su secretario general ha instado a “los países del continente a descriminalizar el uso de drogas y a crear políticas públicas que traten a las personas adictas como “enfermos” y no como “cómplices del narcotráfico”. La ONU plantea que “La ‘despenalización’ del consumo de drogas puede ser una forma eficaz de ‘descongestionar’ las cárceles, redistribuir recursos para asignarlos al tratamiento y facilitar la rehabilitación”. En Europa en general, es un tema del pasado.

Es que se ha demostrado ya que las políticas que son exitosas son las que diferencian claramente al usuario, enfermo o no, del traficante. Son políticas que se centran en las personas, en la salud, en el respeto a los derechos. Políticas que promueven las habilidades para la vida, la educación para la salud, la inserción social, el empoderamiento de las comunidades, en clara diferenciación con políticas centradas en las sustancias, la represión y el miedo. Pero en la República Dominicana hay una ceguera y una sordera irresponsable, ante estos debates. Nuestros gobernantes y el llamado “liderazgo político” parecen insensibles a estas realidades, mientras alardean de sus miradas obtusas, que son las que mantienen a nuestro país anclado en el pasado en materia de drogas, con todas las consecuencias que de ello se deriva.

Para el año 2015 en el presupuesto nacional se ha ignorado el tema de las drogas, a pesar de que mediáticamente se sitúa como importante para el país. Esta nueva muestra de indolencia evidencia que el Estado Dominicano no hará más que reiterar su equivocada “política” contra las drogas. En el 2015, continuaremos siendo una de las naciones más atrasadas del Continente Americano, con los terribles daños que esto está causando a nuestra sociedad.

El próximo año, será un año difícil por las limitaciones financieras cada vez mayores. Pero en ese año y siempre, desde Casa Abierta, reiteramos nuestro compromiso de acompañar a la sociedad dominicana, desarrollando las más actuales estrategias preventivas, y ofreciendo servicios de atención y acompañamiento respetuoso y profesional. Renovamos también nuestra innegociable disposición a continuar insistiendo para que nuestro país se sitúe en el concierto de las naciones del mundo que han renegado de políticas de drogas absurdas, corruptas, violentas…, para avanzar hacia modelos y estrategias más humanas, eficaces e inclusivas.

Juan Raddamés de la Rosa Hidalgo.
Psicólogo.
Director Ejecutivo.
9 de diciembre de 2014

Grupo reducidaTestimonios

Esta historia inicia con testimonios  que introducen el hecho por comunicar: “me encantó, disfruté, aprendí, clarifiqué conceptos, compartí con muchas personas, establecí compromisos”; “El taller rompe con muchas cosas…sin embargo,¡siento tan fácil dar ese paso!”; “es la primera vez que todos crecemos sin penas, sin quejas”; “aprendí que lo más importante y primordial es el ser humano”;“el primer día quedé encantada, no me aburrí, el segundo día descubrí que el aprendizaje era haciendo, ¡qué riqueza!”; “he podido interiorizar el trabajo en habilidades, lo he vivido, comido y respirado”; “miro con esperanza mi futuro”; “se valoraron detalles que hicieron de esta experiencia algo para nunca olvidar”.

¿De dónde provienen?

Ahora agregamos contexto. Los testimonios provienen del trabajo realizado por 30 personas que durante una semana protagonizaron el evento “Habilidades para la Vida,taller para aprenderlas y enseñarlas”. Todas ellas son parte del equipo del Instituto Sobre Alcoholismo y Farmacodependencia, IAFA,  en distintas regiones de Costa Rica, cargadas de experiencia y conocimiento en el tema.  El escenario del encuentro fue inmejorable, un hotel en Heredia que luce en sus ventanas un letrero cierto: “Nuestro mejor cuadro son las ventanas”. Por donde te asomes, se ven flores, plantas y árboles llenos de color y diversidad.

Allí mismo fue  donde tuvimos la oportunidad de facilitar el citado taller. Iniciamos el día 17 de Noviembre y terminamos el 22 en la tarde. Fueron 40 horas de intenso aprendizaje sobre las Habilidades para la Vida. De la experiencia, surgieron los testimonios compartidos, todos ellos con acento en la capacidad de transformar-se: “Hoy, al concluir este proceso, me doy cuenta que a través de mi ser puedo impactar y transformar mi entorno…y eso no lo cambio por nada”.

IAFA, pasado y presente ejemplar

Para Fundación EDEX fue un honor ser convocado por IAFA para concebir y facilitar este taller, porque se trata de una organización gubernamental que ha marcado diferencias, antes y ahora. Del pasado llama la atención que celebra 60 años de existencia, como pocas (¿o ninguna otra?) en América Latina. Esto quiere decir que el propósito de prepararse para afrontar el desafío de las drogas tiene ese tiempo de experiencia acumulada en el país. En su presente destaca el programa Aprendo a Valerme por mi mismo, que promueve la enseñanza y práctica de las Habilidades para Vivir en la población de preescolar y escolar, como estrategia para prevenir y rechazar el consumo de drogas. Su cobertura es total en el país, alcanzando más de 300 mil niñas y niños y más de 18 mil docentes, cada año.

Un ejemplo de lo que significa este Instituto en Costa Rica se refleja en la información publicada el día 30 de Octubre de 2013 en el Semanario Universidad, en donde  IAFA aparece como la tercera mejor institución pública calificada por jóvenes entre 17 y 29 años de edad, con un 72,5%.

Sentar bases, el principal logro

Días después de terminado el taller, conversamos con Hellen Zúñiga, encargada del proceso de capacitación, asesoría y seguimiento de IAFA, quien destaca lo que este evento ha permitido: “compartir una misma experiencia de cómo trabajar, enseñar y vivir las habilidades, y a partir de ahí sentar una base más homogénea de lo que queremos. A veces sentíamos que estábamos jalando como una carreta de piedras y creo que ahora va a ser más liviana… se nos va a facilitar como institución, como personas y como profesionales”.

Desde Fundación EDEX tenemos la intuición de haber iniciado el tejido de una alianza que nos permita mantener vivo el intercambio de saberes y experiencias que desde cada lado hemos cosechado. Estos 5 días, este grupo y este taller, así lo sugieren y este testimonio parece confirmarlo: “llevo una semillita que tengo la oportunidad de hacerla crecer, porque cayó en tierra fértil”.

Una promesa que tiende a cumplirse

Desde hace varios años hemos acompañado experiencias de Costa Rica en campos diversos del desarrollo humano, como la prevención de las adicciones, los derechos de la infancia, la sexualidad, la prevención de la violencia y la formación en Habilidades para la Vida, entre otras. En 2000, la alianza con la organización Vida y Sociedad hizo posible la aplicación y evaluación del programa La Aventura de la Vida; en 2010, la colaboración con Fundación Paniamor facilitó la emisión de la serie de animación Cuentos para conversar en Canal 7, en el marco del mes de la infancia; desde ese mismo año y hasta ahora acompañamos a la OPS y al Ministerio de Salud en su iniciativa de Alianza Salud, Educación y Desarrollo en la Región Brunca; en 2013 apoyamos a un grupo de 7 instituciones que trabajan con gente joven en Curridabat en la prevención de violencias. Ahora hemos actuado de la mano de IAFA. Todo esto confirma que en Costa Rica se va forjando una promesa que se cumple y se renueva. Es, sin duda, una tierra llena de gente y condiciones fértiles donde nos sentimos como en casa.

  • Publicaciones Edex
  • eDucare
  • SocialDreamers
  • Los Nuevos Vecinos
  • Retomemos
  • EdexTV