Educar para vivir, educar para convivir.

Archivos por fecha

Actualmente estás viendo todos los mensajes publicados en el mes: septiembre 2015

Uno de los grupos formados por EDEX en el marco de la alianza SUMARSE y Alcaldía de Panamá.

Conectar

Unir parece ser la vocación de Panamá. Lo hizo geológicamente, cuando unió las américas. Luego, al juntar dos océanos. Siguió con la mezcla de culturas, lenguas y formas de vivir que apareció cuando navegantes de todo el mundo lo convirtieron en su paso obligado. Es la tierra de los árboles, las mariposas y las alianzas. Hace una semana pudimos comprobar que la vocación de unir y enlazar no sólo sigue viva sino que se renueva.

Las nuevas alianzas que se cuecen allí son las que conectan lo público con lo privado. La que conocimos es un puente tendido entre la Alcaldía de Panamá y SUMARSE, una asociación que impulsa la responsabilidad social empresarial en Panamá y el punto de encuentro entre diversos sectores de la sociedad para avanzar en el desarrollo sostenible del país.

El hilo de las habilidades

Según supimos, este tejido viene tramándose de hace algunos años, desde un colectivo de la Universidad Interamericana y SUMARSE, quienes promovieron un trabajo conjunto alrededor de una mesa de juventud que tuvo el acompañamiento de Jorge Melguizo, quien precisamente compartió con la mesa la experiencia de EDEX. Luego, la alianza sumó a la Alcaldía de la ciudad, a través de sus acciones de gestión cultural.

Nos convocaron para aportar un hilo nuevo, el de las Habilidades para la Vida y las formas de aprenderlas y enseñarlas. El deseo y necesidad sentido en Panamá se centraba en cómo se enseñan y se aprenden los valores, en especial con las personas jóvenes. Nuestro aporte encajaba con tal necesidad, porque la competencia psicosocial requiere tanto de valores como de habilidades, conocimientos, actitudes entre otras.

Aprovechando la experiencia ganada en la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida, acordamos realizar 4 talleres, 1 conferencia y 4 reuniones de trabajo en un lapso de 4 días. Centramos el trabajo en La Fiesta de la Conversación, nuestra propuesta pedagógica que a partir del encanto, la confianza y la investigación, implica a los grupos en el aprendizaje práctico de las habilidades, los hace protagonistas de su crecimiento personal y colectivo.

Compartimos con grupos de personas provenientes del mundo empresarial, de entidades públicas y de ONGs; nos encontramos con personas de los Puntos de Cultura, la Organización Panamericana de la Salud, CONAPRED, Cruz Blanca Panameña, Voces Vitales y APLAFA. Todo el tiempo con la compañía y energía de Alexandra Schjelderup, gestora cultural que forma parte de la Asociación Cultural Enredarte y actual subgerente de Cultura de la Alcaldía de Panamá.

En colectivo, exploramos el sentido que pueden tener las Habilidades para la Vida en los Puntos de Cultura, al interior de las empresas, en temas como equidad, género, adicciones y sexualidad, asuntos todos ellos que la gente de Panamá considera tan vitales como urgentes.

Abanico de posibilidades

Al cerrar el ciclo de trabajo propuesto quedamos con una agenda llena de contactos y posibilidades para seguir tejiendo, uniendo intereses para apostarle a un desarrollo personal y colectivo diferente para Panamá. También nos quedaron los rostros y testimonios de las poco más de 180 personas con quienes compartimos y construimos. Ellas le encuentran sentido a las habilidades, a aprenderlas implicando, en una celebración de la conversación y la participación.

Al mirar desde el avión el canal que comunica océanos, tuve la impresión de que el trabajo de la Alcaldía y Sumarse tiene una intención similar, juntar orillas públicas y privadas, que hasta ahora han bañado distintas orillas pero que conectadas pueden aproximarnos en forma más rápida al deseo de construir personas, comunidades y un país, a la medida de sus sueños, con espacio para crecer, para ser. Con razón que para muchas personas decir Panamá, significa unir, conectar, enlazar. Y fue inevitable recordar a nuestro amigo Leonardo Mantilla, pionero en el tema, investigador y maestro, quien nos orientó y compartió su saber sobre el tema y nos mostró el camino que ahora recorremos en Panamá, el de trabajar en alianza y construir desarrollo juntos usando el motor de las Habilidades para la Vida.

Familia Peréz- ArrospideEn el día de hoy, Nerea Pérez-Arróspide Navallas recibe cristiana sepultura en compañía de su familia y de numerosas amigas y amigos. Nerea contaba con tan solo 29 años cuando la muerte le sorprendió en Senegal, en forma de accidente de tráfico, el pasado día 12. Era hermana de Ainhoa e hija de Elena y de nuestro amigo y compañero Jesús Antonio, “Periko” para sus amigos.

No ha habido muchas ocasiones compartidas con Nerea, y todas ellas lo han sido en compañía de su familia, si bien hemos seguido de cerca sus pasos por boca de su padre, quien siempre y en todo momento tiene presentes a sus queridas hijas, y aún le queda cariño para interesarse por los hijos de sus amigos. De aquellas primeras ocasiones dan cuenta las fotografías que guardamos en las que las dos hermanas, todavía niñas, nadan junto a nuestros hijos.

Las últimas, dicen mucho de Nerea y de su familia. La más reciente tuvo lugar el pasado junio, con motivo del cumpleaños de Periko. Alcanzaba los 70, y su familia estaba volcada para que aquel fuera un aniversario muy especial. Varios meses antes, Elena se había puesto en contacto con el afortunado grupo de amigos que su casa podía acoger, para que despejáramos de compromisos nuestras agendas. Deseaban que no faltara ninguna de las personas más próximas, y darle una sorpresa. Y así fue. Con la excusa de que necesitaba su ayuda, y segura de que tampoco en esta ocasión se la negaría, Ainhoa había sacado a su padre de casa temprano, mientras Elena y Nerea ultimaban ilusionadas los preparativos y recibían a los invitados. No faltamos ninguno, y todos rompimos a aplaudir cuando Periko asomó por la puerta, tan sorprendido como emocionado, y fue abrazado por sus tres chicas. Esa fue la penúltima vez que vimos llorar a Periko, en este caso de felicidad contagiosa y envidiable, pues para él nada hay más importante que su familia, a la que se entrega por completo cada uno de sus días, y el calor de sus numerosos amigos.

Otro de los encuentros significativos que disfrutamos con Nerea se produjo en Portugalete, con ocasión del apoyo que prestaba a la “gira” que Mamadou Dia, un joven senegalés llegado a nuestras costas en cayuco, estaba haciendo por Euskadi con el fin de sensibilizar a la población acerca del fenómeno migratorio y contribuir al desarrollo de su lugar de origen mediante la ong Hahatay Son risas de Gandiol, con la que Nerea colaboraba. Entonces, pudimos observar de nuevo a la Nerea sonriente junto a un padre orgulloso, que le acompañaba en esa, como en tantas otras iniciativas. En efecto, era en la ayuda a los demás, en este caso concretada en la cooperación internacional, que le había llevado primero a Haití y más tarde a Senegal, donde Nerea encontraba sentido a su quehacer diario. Un compromiso ampliado a la esfera profesional como arquitecta, para lo cual continuaba preparándose concienzudamente sobre el terreno cuando le sobrevino el fatal accidente en compañía de una persona de la localidad. Desde Senegal, donde sembró alegría y entre cuyas gentes se sentía feliz, no dejan de llegar muestras de cariño que reconfortan a su familia.

“Era una buenaza”, repetía a modo de letanía Periko, sin poder reprimir el llanto cada vez que alguien le hablaba de ella durante el calvario que ha supuesto la espera de la repatriación del cadáver. ¡Quién sabe si el orgullo que siente al comprobar que su hija permanecerá en la memoria de tanta gente, y saber que ha caminado por la vida con alegría, generosidad y rectitud no sea un alivio para su profundo dolor! En efecto, Nerea, no podía negar que era hija de Elena y de Periko, y no solo por el parecido físico, sino también por su comportamiento, fraguado en los valores vividos en el seno familiar.

También Nerea tuvo no pocas ocasiones de sentirse orgullosa de ser parte de la familia Pérez-Arróspide – Navallas, como aquella que compartimos cuando le fuera concedido a su padre uno de los galardones Utopía con los que la Diputación Foral de Bizkaia reconoce una larga trayectoria de compromiso social como en el caso de Periko, antes desde la administración pública y siempre desde las organizaciones no lucrativas de acción social. Espacios ambos desde los que ha dado sobradas muestras de capacidad, dedicación, generosidad y honestidad, y atesorado centenares de amigos que hoy le acompañamos junto a Elena y Ainhoa.

Miguel Ángel Ortiz de Anda y Roberto Flores, en nombre de sus compañeras y compañeros de Fundación EDEX.

Centro Educativo San Juan Bosco, Puente TierraColumnistas invitados: Sandra Iveth Sánchez Cubillos y Fabio Enrique Barragán Santos[1]

 

Conocimos el programa La Aventura de la Vida (LAV) durante el año 2012 y desde aquella vez quedamos encantados con su gente, su enfoque, sus personajes y su material. En ese entonces UNISANGIL sostenía un convenio con EDEX para realizar un programa de prevención de riesgos psicosociales en colegios de San Gil, y a nosotros, integrantes del Grupo de Investigación TAREPE, se nos ocurrieron inquietudes de investigación que luego fuimos convirtiendo en proyectos articulados a nuestra línea de educación en competencias ciudadanas.

El primero de ellos, consistió en realizar una exploración sobre los géneros discursivos orales usados por los docentes de San Gil en el desarrollo del programa LAV. El artículo completo de dicha exploración puede descargarse acá. En ella encontramos que se empleó una significativa variedad de géneros discursivos (exposición, lectura en voz alta, dramatizado y participación en resolución de cuestionarios). La conversación, por supuesto, fue la invitada imprescindible; no obstante, nos dimos cuenta de que faltaba enfocarla mejor, según los lineamientos de LAV, publicados en varios materiales complementarios para el docente, como La Fiesta de la conversación, el Manual de Habilidades para la Vida y la Guía para el profesorado de LAV.

Encanto, confianza e investigación

Surgió entonces la inquietud de analizar las conversaciones que los docentes de San Gil entablaban con sus estudiantes en sesiones de LAV, buscando los tres pilares de la conversación propuestos por este programa (encanto, confianza e investigación). Los resultados confirmaron, entre otras cosas, que los docentes se esmeraron bastante por encantar a los estudiantes, aunque casi siempre enfocaron el encanto hacia actividades manuales o lúdicas más que hacia lo que cada persona expresaba en la sesión. También pudo verse que en muchas ocasiones los estudiantes confiaron a sus docentes y compañeros anécdotas y experiencias valiosas de su vida, pero estas no fueron escuchadas activamente ni integradas al discurso plenamente, y quedaron en la mera formalidad del turno de hablar. En cuanto a la investigación, resultó ser la gran ausente de las conversaciones analizadas porque no se favorecía la mirada del relato desde diferentes perspectivas, ni se vinculaban otras fuentes de información a la sesión, además de que los estudiantes no tuvieron oportunidad de consultar sobre los temas previamente ni luego de las sesiones. Primó la idea (moraleja) que el docente decidió transmitir en la sesión.

Ciudadanía desde el aula

Los hallazgos de estas dos investigaciones generaron un nuevo proyecto con la intención de desarrollar una estrategia didáctica que integre los Cuentos para conversar en la educación en competencias ciudadanas de los diecisiete municipios que conforman la provincia de Guanentá. Se espera que dicha estrategia les ayude a los docentes a lograr con sus estudiantes conversaciones adecuadas al enfoque de competencias ciudadanas, y al de LAV. Este proyecto se incluyó en el Programa Ciudadanía desde el Aula, que fue presentado a una convocatoria de COLCIENCIAS en 2014 y aprobado para su realización entre 2015 y 2018. Este programa es ejecutado actualmente por UNISANGIL y respaldado por una alianza estratégica de la que hace parte EDEX.

Así es como nuestro encanto inicial con LAV hoy en día se ha transformado en la construcción de una estrategia didáctica con participación de tres decenas de docentes de la provincia de Guanentá. Estamos convencidos de que los cambios didácticos que se consigan trascenderán la educación de niños y niñas, y, en consecuencia, el ejercicio de la ciudadanía en la región.

[1] Integrantes del Taller de Reflexión Pedagógica (Tarepe),grupo de investigación de Unisangil (Col.). ssanchez@unisangil.edu.co, fbarragan@unisangil.edu.co

  • Publicaciones Edex
  • eDucare
  • SocialDreamers
  • Los Nuevos Vecinos
  • Retomemos
  • EdexTV