Educar para vivir, educar para convivir.

Archivos por fecha

Actualmente estás viendo todos los mensajes publicados en el mes: marzo 2016
10 pasos reducidaMadres y padres somos autodidactas. Aprendemos a educar a diario, entre pañales, discusiones, mimos, deseos, dudas, alegrías, llantos, entre otras situaciones. A nadie le preparan lo suficiente para este oficio. La vida diaria nos toma por sorpresa y así nos brinda la oportunidad de aprender a cada instante. Cuando menos nos damos cuenta, hijas e hijos van tomando contacto y aprendiendo sobre alcohol, tabaco y otras drogas. ¿Cómo afrontar ese desafío? ¿Cómo ser parte de él?

Aprovechando que somos seres y familias educables, ansiosas de saber cómo hacer mejor las cosas, Fundación EDEX pone a disposición la guía 10 pasos para educar a sus hijas e hijos ante los riesgos del alcohol y las demás drogas. Se trata de un recurso didáctico particularmente indicado para la dinamización de las Escuelas de madres y padres, que busca fortalecer el vínculo que se tiene con la gente pre y adolescente (8 a 12 años) y ofrecer herramientas para afrontar en familia la omnipresencia del alcohol y las demás drogas en nuestra sociedad.

La primera edición de esta nueva versión de la cartilla 10 pasos se hizo en 2010, de la mano de Fe y Alegría Colombia, en el marco de la Cooperación proveniente del Gobierno Vasco. En aquella oportunidad, 45000 familias de estudiantes de 17 colegios ubicados en distintas ciudades recibieron su cartilla, reforzando desde casa el trabajo de prevención que se hacía en las escuelas.

Tres pilares

Nuestra propuesta se apoya en tres pilares claves para afrontar los desafíos en familia: el diálogo, como la estrategia central para educar, que hace posible expresar con claridad lo que pensamos y, al mismo tiempo, escuchar con atención lo que tienen que decirnos.

La autonomía, como objetivo esencial de la educación de nuestras hijas e hijos, para que puedan tomar decisiones que fortalezcan su bienestar. Autonomía que va de la mano de la confianza en que cada persona tiene la capacidad de resolver los desafíos de la vida diaria, siempre y cuando se le eduque para hacerlo.

El afecto familiar, como el lazo que acerca y aporta la seguridad necesaria para afrontar las dudas e incertidumbres. Este afecto pleno y desinteresado, no complaciente, es el que permitirá que hijas e hijos puedan recurrir a mamá o papá cuando lo requieran; es la certeza de la acogida, la confirmación permanente de saber que en la familia pueden obtener las fortalezas que la vida exige.

Diez pasos

Aunque se presentan numerados, no consideramos que alguno de los pasos sea más importante o prioritario que otro: 1) Aprender a escuchar; 2) Dialogar sobre todos los temas, incluidos el alcohol y las demás drogas; 3) Saber apreciarnos; 4) Dar ejemplo; 5) Adquirir valores firmes y adecuados; 6) Manejar la presión grupal; 7) Establecer normas familiares; 8) Fomentar un uso seguro y saludable del ocio; 9) Educar para la toma de decisiones; y 10) Actuar con responsabilidad ciudadana.

Cada uno de ellos se desarrolla a partir de ejemplos, reflexiones y acciones, para que se pueda aprender haciendo. Los pasos no se parecen a los que se dan a lo largo de una caminata, uno detrás de otro; más bien se aproximan a los que se usan para bailar, sin un orden secuencial, con armonía, mezclándose los unos con los otros. Le invitamos a conocer la guía y sus pasos, a apropiárselos y a ponerles la gracia que sólo usted puede darles.

Web-Cuentos3Los cuentos que protagonizan Yolanda, Javier, Marta, Héctor y Sergio llevan 15 años viajando en audios y videos. Lo han hecho a través de estaciones de radio tanto de España como de América y a través de televisiones de varios países en forma de dibujo animado. También, han sido escuchados, debatidos y reinventados por niñas y niños de aquí y de allá. Estos mismos relatos han llegado también a las escuelas de uno y otro lado del Atlántico, se han metido a las aulas y han creado condiciones para aprender de hábitos saludables y de Habilidades para la Vida. En esta publicación les contamos cómo ha sucedido y qué es lo que el material ofrece a quienes hacen educación en ámbitos formales e informales.

Algo pasa en la escuela

 En los Cuentos para conversar va a encontrar historias cotidianas: un amigo que quiere copiar la tarea de su compañera; otro que come más de la cuenta; alguno al que le molestan por tener los dientes grandes; aquella a la que le tocan su cuerpo mientras va en un autobús; uno que permanece solo y bajo llave en casa; otra que enferma y no puede ir a la escuela, y no falta quien pide a su papá que le ayude en las tareas. Situaciones comunes y corrientes, propias de la vida de muchas niñas y niños. Son 44 historias contadas en un máximo 3 minutos, de las cuales 38 están en dibujo animado, y pueden verse en el canal correspondiente de tv.edex.

Una vez que el relato es visto o escuchado, algo pasa en el salón de clases. Niñas y niños empiezan a recordar situaciones similares que han vivido; relacionan el relato con algo que sintieron, que no fue igual pero se le parece; hay quien no se aguanta las ganas y decide conversarla con quien tiene cerca.

Lo que parece y es un acto divertido y relajado (escuchar historias en un salón de clases) se transforma en la oportunidad de que la vida cotidiana ingrese al aula, para que niñas y niños empiecen a comentar lo que les pasa y a aprender de ello. Lo hacen en forma significativa al recordar, relacionar y conversar sus propias situaciones. A veces lo comentan en voz alta, delante de todo el grupo. Otras veces lo hacen en silencio, escribiendo en su cuaderno. Algunas más lo comparten en parejas, en pequeños grupos.

En esos momentos la persona docente escucha el doble de lo que habla; propone actividades, facilita que la conversación fluya para que niñas y niños le encuentren sentido a los hábitos saludables y fortalezcan sus Habilidades para la Vida. Por ejemplo, a veces aprenden por qué tiene sentido lavarse los dientes; otras veces aprenden cómo y cuándo pedir ayuda. Escuchándose, aprenden a solidarizarse, a comprenderse mejor, a conectar mejor consigo y con las demás personas. Esta información ayuda a sus docentes a conocerles mejor: quiénes son, qué piensan, qué sienten, cómo viven.

Cómo ponerlo en marcha

No hay magia para lograr este tipo de aprendizajes, lo que se hace es mezclar diversos elementos: por un lado, las historias que se narran con algunas ideas y ejercicios lúdicos asociados a cada una de ellas que vienen en la Guía didáctica que acompaña el estuche con el disco. Esto toma forma y color propio cuando cada persona docente le agrega su energía, experiencia y creatividad. La “fórmula” se completa con la participación activa de niñas y niños. El resultado: espacios cargados de buena energía para hablar, para aprender unas personas de otras y con otras.

Drogas saber +

El consumo de drogas es una conducta practicada por la humanidad desde tiempos  inmemoriales. Sin embargo, nunca se habían conocido consumos tan frecuentes como los actuales, ni habían sido realizados por adolescentes, en plena etapa de maduración. Ni siquiera los contextos de consumo o sus pautas tienen que ver con estas tradiciones.

Ante la variedad de drogas existentes, las constantes presiones ejercidas para su consumo y la compleja problemática que se deriva de su utilización, sólo una persona informada puede tomar decisiones responsables y autónomas. Una persona que conozca las implicaciones de los diversos consumos y, tras sopesarlas concienzudamente, decida qué hacer.

No existe una sociedad sin drogas

Hoy en día sabemos que todas las “drogas” o “sustancias psicoactivas” actúan sobre el cerebro de un modo similar, ya sean drogas ilícitas, alcohol, tabaco o psicofármacos. No se puede, sin embargo, negar que algunas de estas sustancias son más peligrosas que otras.

 También sabemos que los hábitos de consumo de drogas han cambiado profundamente, sobre todo entre los más jóvenes: banalización del consumo de los derivados del cannabis, aumento de la frecuencia de embriagueces, estabilización del consumo de tabaco en niveles elevados, descenso del consumo de heroína, consolidación del consumo de drogas de síntesis, toma de conciencia sobre los riesgos asociados a la práctica del dopaje, recurso elevado a psicofármacos, y, sobre todo, combinación de varias sustancias lícitas y/o ilícitas. Hoy sabemos, en fin, que para valorar los riesgos de una situación, los comportamientos y los contextos en los que se realiza el consumo son al menos tan determinantes como las propias sustancias.

¿Por qué es necesario informar?

Las políticas ante las drogas han sido objeto, desde hace años, de debates ideológicos apasionados. Por otra parte, la información ofrecida al público se ha basado a menudo en mensajes contradictorios e inexactos.

Esta situación ha reforzado los malentendidos, las inquietudes y los miedos, pero sobre todo el sentimiento de impotencia ante los consumidores de drogas. Ha alentado actitudes desmedidas, oscilando entre la indiferencia y el dramatismo.

También es cierto que durante mucho tiempo los conocimientos fueron escasos. Aunque desde hace algunos años disponemos de datos científicos mucho más fiables y abundantes, no siempre han sido puestos a disposición de las personas implicadas. Una situación tanto más preocupante en la medida en que los datos evolucionan con gran rapidez. Por ejemplo, la aparición regular de nuevas drogas exige una actualización permanente de la información.

¿Por qué una guía sobre drogas?

 La publicación de esta guía tiene varios objetivos. En primer lugar, trata de ofrecer la información actualmente disponible sobre las drogas y la dependencia. Para garantizar la objetividad y la fiabilidad de esta información, se basa en los estudios científicos más recientes y en la experiencia de numerosos especialistas.

A lo largo de sus 144 páginas, cuidadosamente editadas, ofrece información rigurosa en torno a epígrafes como: uso, abuso y dependencia; conocer más y mejor sobre las drogas: efectos y riesgos; las principales drogas; actuar, reaccionar, ayudar y recibir ayuda; Información y fuentes de datos; bibliografía; y glosario.

Es un objetivo ambicioso, porque sabemos hasta qué punto es difícil transmitir, de manera precisa y comprensible, conocimientos científicamente complejos. Pero deseamos que responda adecuadamente a la demanda existente de información objetiva.

Queremos igualmente que ayude a iniciar un diálogo útil entre los jóvenes y las personas que les rodean, especialmente padres y madres. En efecto, de nada sirve aconsejar a las familias que hablen con sus hijos sobre las drogas si no disponen de los argumentos y los conocimientos necesarios para ello.

A partir de este conocimiento podrán escuchar las necesidades de sus hijos, tomar conciencia de su vulnerabilidad y de la eventual gravedad de los riesgos que asumen. De esta forma estarán mejor preparados para desempeñar su papel educativo sin tener que recurrir a un especialista.

 No podemos olvidar, en cualquier caso, que la información, por buena que sea, no es suficiente por sí sola para modificar comportamientos. No existe una sociedad sin drogas; nunca ha existido. Tampoco existe una solución milagrosa a este fenómeno. Pero existen respuestas eficaces que tratan de evitar consumos peligrosos y reducir los riesgos cuando tales consumos se producen.

Sin poder responder a todo, esta guía permite a cada persona disponer de unas referencias adecuadas que le faciliten reconocer la realidad en toda su complejidad, comprenderla y actuar ante la misma de manera inteligente.

Una guía en papel y en la web

Así reza la presentación de Saber más, Arriesgar menos. Una muy interesante contribución del entonces Comité français d´éducation pour la santé et la Mission interministeriélle de lutte contre la drogue et la toxicomanie, con la participación de un comité científico. Autorizada la edición española a la FVSD, la colaboración de ésta con Fundación EDEX pone la publicación a tu disposición en el sitio web y en soporte papel, tanto en castellano como en euskera. Confiamos te sea de utilidad.

El Dr. Elías A. Góngora C. y compañeras de la UADY en su visita a Fundación EDEX

El Dr. Elías A. Góngora C. y compañeras de la UADY en su visita a Fundación EDEX

Elías Alfonso Góngora Coronado

 Planeación y propuesta del programa

Desde el año 2010, un grupo de profesionales de la UADY en coordinación con el equipo de Fundación EDEX, iniciamos el diseño de un programa formativo basado en Habilidades para la Vida (HpV) para la formación de psicólogos. Inicialmente concebimos dos fases: la primera enfocada en la formación de profesores que participarían en el mismo, y la segunda con contenidos y estrategias a incluir en el Plan de estudios para la formación de los alumnos.

A partir del año 2011 el Consejo Universitario de la Universidad Autónoma de Yucatán aprobó un nuevo plan de estudios con dicho Programa de Habilidades para la Vida integrado como un eje transversal para la formación de psicólogos en la Facultad de Psicología. Este programa tiene como objetivo dar a conocer y promover en estudiantes de psicología las diez HpV propuestas por la OMS (1993) que permitan contribuir a su formación integral y a una aplicación personal, universitaria y profesional, así como mejorar su bienestar.

Contenido básico del programa para la incorporación de HpV

El programa se desarrolla por etapas, y desde el punto de vista operativo se aplica formalmente en tres momentos durante la licenciatura, en primero, tercero y quinto año. En la etapa 1 (personal), el enfoque esyo como persona en mi vida cotidiana y en la universidad”, y se pretende que los estudiantes comprendan e identifiquen en su vida las oportunidades para poner en práctica las 10 HpV. En la etapa 2 (universitaria), el enfoque es “yo como universitario con responsabilidad social”, y se pretende que los estudiantes continúen fortaleciendo en sí mismos las HpV para su aplicación en contextos sociales más amplios vinculados a la responsabilidad social universitaria. Y en la etapa 3 (profesional), el enfoque es “yo como psicólogo y formador de habilidades para la vida”, y se pretende que los estudiantes apliquen el modelo de HpV como parte de su formación integral en diferentes ámbitos relacionados con su ejercicio profesional.

Las sesiones suponen un proceso metodológico de cuatro momentos importantes: ver, pensar, sentir y actuar, y tres componentes fundamentales: cognitivo, afectivo y conductual, de acuerdo con el enfoque de Habilidades para la Vida.

Resultados y expectativas

Durante este tiempo hemos tenido retroalimentación muy favorable en el cumplimiento de los objetivos que nos planteamos, tanto de los alumnos como de los profesores que han participado como facilitadores y de quienes lo han conocido.

Durante todo este proceso, al que se han incorporado actualmente nuevos facilitadores, nos ha sido de mucha utilidad tanto el acompañamiento presencial y digital de Fundación EDEX como los materiales elaborados por ella, que igualmente nos ha servido de inspiración para adaptarlos o crear nuevos.

Este programa, al cual se le está dando seguimiento, está ayudando de manera significativa a formar psicólogos con una visión más integral humana y profesional y toca la esencia de nuestro lema: “Non Scholae sed Vitae discimus” (No para la escuela sino para la vida aprendemos). En este año de 2016 deberá concluir la primera generación formada de manera explícita con este programa, y estamos ansiosos por tener los resultados completos de la evaluación en diferentes esferas de su formación. Sin embargo, podría anticipar con base en los resultados preliminares, que este programa podría proponerse como un modelo para su posible aplicación en otras facultades de nuestra Universidad, y contribuir de este modo a la formación más humana e integral de universitarios y profesionales que aporten lo mejor a nuestro mundo.

Orígenes de una experiencia compartida

En mis ya 41 años de experiencia docente en la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Yucatán México, he tenido la fortuna de vivir experiencias de gran satisfacción y plenitud. Pero una de ellas, definitivamente, es haber podido formar equipo con Fundación EDEX y contribuir en algo a una formación cada vez más humana y vinculada a la vida en la formación de profesionales de la psicología.

Desde su origen, esta experiencia fue muy rica desde el punto de vista tanto humano como profesional cuando dos colegas y yo mismo, desde luego con el apoyo de todo el cuerpo directivo de la Facultad de aquél entonces, hicimos contacto con el equipo de profesionales de Fundación EDEX, que dirige Roberto Flores en Bilbao, por nuestra inquietud por saber más y conocer cómo se ha aplicado este enfoque de Habilidades para la Vida en diferentes ámbitos y diferentes niveles de edad. Esta visita nos permitió no sólo compartir su experiencia sino convivir y conocer a seres humanos que tienen una gran pasión y dedicación a esta propuesta de la educación, la salud y la vida.

Pudimos constatar su generosidad para compartir su experiencia y el material que han producido en estos años y también, como sucede con países de gran aportación al mundo como Suiza, que no se necesita mucho espacio físico para realizar trabajo y productos de gran calidad. Conocimos la filosofía y visión teórica atrás de todos estos materiales didácticos y todas las actividades que realizan. Fueron días de gran motivación y entusiasmo y ahí se sembraron las semillas para adaptar un programa para la formación de psicólogos en nuestra Universidad de origen.

En esa visita a Bilbao también se sentaron las bases para iniciar la formación de profesores que fueran facilitadores en este programa. En esta etapa, fue clave la figura de Iván Darío Chahín, enviado por EDEX para impartir talleres a nuestros profesores y crear la base humana de este programa. Las visitas que realizó Iván Darío a nuestra Universidad resultaron fundamentales para la formación y diseño de un Programa de Habilidades para la Vida adaptado a nivel universitario en el contexto de la psicología, que para UADY será un placer compartir con las instituciones y personas interesadas.

  • Publicaciones Edex
  • eDucare
  • SocialDreamers
  • Los Nuevos Vecinos
  • Retomemos
  • EdexTV