Educar para vivir, educar para convivir.

Archivos por categoría

Actualmente estás viendo todos los mensajes publicados bajo Colombia.

fotografía de Ciudadanía desde el Aula

Sí…desde el aula

Cuando escuchamos la palabra ciudadanía es posible que a nuestra mente vengan con más rapidez  palabras como “voto”, “elecciones”, “impuestos” o “derechos”; y con mucha lentitud,  palabras como “escuela”, “conversación”,  “moral” o  “didáctica”.  Y éstas sí que tienen relación con la ciudadanía. Si a una niña o a un niño, en su paso por la escuela le han dejado siempre con la palabra en la boca, su manera de ejercer la ciudadanía será muy distinta de aquellos que han aprendido a expresar su pensamiento y a escuchar el de sus demás compañeras y compañeros de clase y el de sus docentes.  Una escuela donde se construye un ambiente de confianza, de concordia, en donde las personas que forman parte de esa comunidad se sienten escuchadas y con capacidad para expresar lo que piensan, sin dudas, aporta a la ciudadanía, al ejercicio de convivir entre personas diferentes en un mismo espacio, con iguales oportunidades de participación.

Es lo que han venido haciendo, desde marzo de 2015, en el oriente de Colombia, al sur del Departamento de Santander, 90 docentes  de la Provincia de Guanentá, en zonas rurales y urbanas, coordinados por el Grupo de Investigación Tarepe, de Unisangil, con apoyo de Colciencias y de una alianza estratégica de la que EDEX también ha formado parte.

Lo que más valoramos

En marzo de 2018 se completarán los 36 meses previstos para este programa denominado Ciudadanía desde el aula.  Tras haber sido invitados a  participar en varias de las formaciones ofrecidas al grupo de docentes del proyecto “Conversar es nuestro cuento“, a lo largo de estos años,  aprovechamos la ocasión para compartir lo que desde EDEX más valoramos de esta experiencia:

  1. Otra manera de ser autoridad: Las 24 personas que hacen parte del grupo docente de este proyecto hoy tienen varias horas de entrenamiento en algo que podríamos llamar “la serenidad de su autoridad”. Están en capacidad de poner sobre la mesa -no de imponer- su punto de vista, como uno más de entre los diferentes puntos de vista de sus estudiantes.  Igualmente, con más facilidad, hoy, cuando se encuentran con una pregunta por parte de sus estudiantes a la que no saben qué responder pueden decir: “no lo sé. Pero,  ¿qué les parece  si lo investigamos juntos y hablamos de ello la próxima clase?”.  De otra parte, han dejado de subir el volumen de sus voces para lograr la atención de sus grupos. Como lo expresaba una docente en la última reunión: “en mi escuela ya no se regaña”. Para qué gritar, desgastarse y mal-tratarse, si se puede conversar.
  2. Más innovación, menos repetición: Estas maestras y maestros de primaria no sólo hoy han fortalecido su pensamiento creativo para innovar en recursos didácticos que hagan más fácil la conexión con los contenidos. También, para descubrir otras inteligencias distintas a la matemática y la lingüística. Hoy, en sus grupos no pretenden que todas las niñas y niños sean buenas para lo mismo; buscan que cada quien pueda identificar su propio talento y fortaleza.
  3. Son más optimistas ante a sus estudiantes: A medida que avanzaban en los dos aspectos anteriores, las personas docentes de este proyecto iban descubriendo que su labor como formadoras era más efectiva si dedicaban más tiempo y espacio a destacar los aciertos de sus grupos que sus errores. En otras palabras, han logrado desarrollar confianza en la capacidad de aprender que tienen niñas y niños. Y como la confianza es un búmerang, niñas y niños han logrado más cercanía con sus docentes.
  4. Saber contar lo que se hace: Tan importante como hacer bien lo que hacemos lo es también contar bien lo que se hace. Destacamos la manera en que se ha socializado la información y todos los avances protagonizados en las diferentes escuelas participantes a través de los medios comunitarios de la región y a través de las redes sociales. Esto ha representado el aumento de la valoración de esta profesión docente entre los habitantes de los diferentes municipios que han sacado sus voces y la de sus estudiantes, públicamente, dando testimonio de lo trabajado en estos meses.

Empoderamiento docente

Esto es lo que se empieza a ganar cuando la conversación entra en la escuela. En el aula lo han hecho de la mano de la serie “Cuentos para Conversar”, que pone al alcance de niñas, niños y docentes, situaciones de la vida cotidiana en las cuales proyectarse. Y fuera del aula, desde la manera en que se ha llevado a cabo el acompañamiento y la asesoría por parte del grupo Tarepe, de Unisangil. Han sabido concertar con estos docentes y con sus directivas, de igual a igual, buscando poner en práctica los mismos criterios aquí descritos: sin imponer, con confianza en su capacidad transformadora y con mucha creatividad.

Hoy estos docentes saben que a la escuela no sólo van a enseñar matemáticas, geografía, historia, o lenguaje.  Que también les están enseñando a niñas, niños y jóvenes a relacionarse con las demás personas de una manera más tranquila,  colaborativa y respetuosa.

Seguro que son muchos más los aspectos por destacar de esta experiencia que sin duda aporta a la ciudadanía en un país como Colombia donde hemos tenido décadas de entrenamiento en relaciones atravesadas por la violencia.

Mano Ahimsa ColombiaUn taller de Habilidades para la Vida durante dos días, una reunión de intercambio entre dos fundaciones que trabajan con ellas, una visita al trabajo en terreno en una comunidad. Parecen tres acciones sueltas, pero son parte de un mismo tejido, el de una nueva alianza que ha iniciado a mediados de febrero en el occidente colombiano, entre la Fundación AHIMSA, la Institución Educativa Técnico Ambiental Fernández Guerra del municipio de Santander de Quilichao y la Fundación EDEX. Cada una de las actividades con que iniciamos la alianza, merece su propio comentario.

A la orilla del Cauca

En la orilla del Río Cauca está la comunidad de Piles. Una parte de ella pertenece a Cali y la otra a Palmira. Cualquier creciente del río les inunda. No tienen propiedad sobre sus tierras, ni calles pavimentadas, ni casas estables. Viven de la quema de madera con la que obtienen carbón, generan poco ingreso y mucho humo. Muchas carencias y también muchas potencias, entre ellas las personas que le habitan, las capacidades que pueden llegar a desarrollar y el disponer de un lugar que cuidan como propio, en donde construyen su esperanza.

Se trata de la sede de la Fundación AHIMSA (No violencia con amor, en sánscrito), que trabaja allí desde hace 5 años y que 4 tardes a la semana abre sus puertas para aprender, jugar, llorar juntos, reír uno junto al otro, comer algo y seguir comprendiendo cómo acabar con la pobreza que les acecha. Todas las actividades que se desarrollan en la casa con niñas, niños, jóvenes y madres, se impregnan del enfoque de HpV como una manera de lograr empoderamiento individual y colectivo, capaz de romper el círculo de la pobreza y construir vidas de mejor calidad.

Vimos al equipo de AHIMSA y a las personas que viven en Piles, escuchando con atención, ofreciendo apoyo emocional, refuerzo de tareas escolares, conversando sobre sexualidad, compartiendo alimentos, entrenando Kung fu, aprendiendo danzas, haciendo música, explorando el teatro, pintando paredes, cuidando huertas, abonando la autoestima de las madres, desarrollando motricidad fina en los más pequeños, creando lazos, tejiendo afectos, siempre con el amor como motor del trabajo, el amor por la humanidad y por el derecho de todas las personas a una vida digna. Fue una tarde llena de enseñanzas sobre el poder transformador de las habilidades cuando se les ve como motor de cambio de nuestras realidades.

Luego de compartir con el equipo de AHIMSA su trabajo en la comunidad de Piles, tuvimos un día de intercambio en Cali sobre las HpV, las maneras de tramar procesos formativos con ellas, los aprendizajes que cada quien ha cultivado en su experiencia y lo que podríamos aportar desde cada organización en alianzas futuras. Quedó sobre la mesa la conclusión de que podremos construir proyectos conjuntos en donde tales habilidades sean el hilo conductor.  También quedó en el recuerdo que el inicio de la relación con AHIMSA fue a partir de un correo de su director, interesado en tomar el Transcurso, algo que finalmente hicieron dos personas de la fundación.

En Santander de Quilichao

A 50 minutos de Cali se encuentra Santander de Quilichao, municipio con poco más de 50 mil habitantes. En los límites del área urbana tiene su sede principal la Institución Educativa Técnico Ambiental Fernández Guerra, una construcción nueva, imponente y rodeada de árboles y montañas. Allí trabaja una orientadora, que hace 7 meses nos escribió solicitando ayuda. Veía a las personas jóvenes del colegio expuestas a riesgos frente a la oferta de drogas, la vivencia de la sexualidad y las violencias. Sentía que no era suficiente lo que se hacía desde las aulas ante esos desafíos.

Su mensaje sirvió de hilo para tejer la alianza. Lo compartimos con AHIMSA, por su cercanía geográfica y su capacidad técnica, y logramos que cada parte pusiera su aporte, haciendo posible un taller de HpV dirigido a docentes de la Institución.

El salón al que fuimos convocados se llenó con 50 personas. Mirándonos a las caras dimos inicio al taller. Para muchas de ellas la motivación inicial era poca, “No tenía expectativas ya que no quería estar en el taller”, escribió una de las personas asistentes. Con mucha participación y buen humor, fuimos encontrando el sentido de las HpV en la vida personal y en el trabajo diario en las aulas con los estudiantes: “Pasó que me pusieron a pensar sobre muchas cosas que hago y digo”, escribió otra asistente.

Y apareció lo que buscamos en los talleres, que cada persona y colectivo construya sentido propio a las HpV: “Aprendí muchas cosas para practicarlo primero con mi hija, luego con mis estudiantes. Debo ser mucho, mucho, mucho, más flexible”, agregó alguien. Y dijo una más que “… aprendí que no siempre tengo la razón, debo escuchar y ser más tolerante”. Al revisar lo que fue la vivencia de los dos días, otra persona escribió que fue. “…otro cuento, participativo, de vivencias cotidianas, de aciertos y errores con conclusiones prácticas para mí, y nuestra vida en el lugar donde estamos”. Esta selección de testimonios (TALLER HPV SANTANDER DE QUILICHAO TESTIMONIOS), escritos al finalizar el taller, dan cuenta de lo que experimentaron y aprendieron las personas que asistieron.

Finalmente exploramos los materiales didácticos donados por EDEX (Retomemos Alcohol y Retomemos Adicciones) y el grupo encontró en ellos herramientas suficientes para iniciar el proceso de formación en habilidades con su estudiantado: “Los libros súper, enseño en los grados 10 y 11 y sé que les gustará porque es aprendiendo desde la cotidianidad…Me encantó todo lo que no se vio pero que estuvo allí dentro de nuestras historias de vida, despertando consciencia aquí y ahora”.

Al cierre, satisfechos y con ganas de empezar “a hacer” quedó sellado el compromiso de ir poco a poco, cada quien y desde su lugar, fortaleciendo la competencia psicosocial del alumnado. La motivación que les pone en movimiento es que cuando uno de sus estudiantes encuentre un desafío en su vida diaria, pueda disponer de mayor cantidad de opciones para actuar y de valores aplicables para orientar sus acciones.

A futuro exploraremos de qué manera es posible acompañar en su proceso al equipo docente de la Institución para que el deseo y la convicción logrados durante el taller no se marchiten.

Plantilla GironEl rol de las mujeres en el desarrollo humano y sostenible ha experimentado un gran avance, desde una mirada de las mismas como beneficiarias a otra en que son parte fundamental como líderes de sus comunidades.

De lo anterior se desprendió el interés por desarrollar un proyecto que incentivara a mujeres del sector rural al desarrollo de acciones en favor del cuidado de sí mismas como eje principal, articulado con el cuidado de otras personas y de sus entornos.

Sumando voluntades y capacidades

El pasado 1 de diciembre inició el proyecto Formación de mujeres líderes en prácticas claves en salud, con ellas mismas, sus familias y el ambiente en el área rural del municipio de Girón”, ubicado en el Departamento de Santander,  Colombia. El proyecto, en el marco de la Cooperación internacional, cuenta con la financiación del Ayuntamiento de Santurtzi y de EDEX, en España, y el Instituto de Programas Interdisciplinarios en Atención Primaria para la Salud de la Universidad Industrial de Santander, PROINAPSA – UIS.

El proyecto se inicia con la formación y capacitación a un grupo de 40 mujeres lideresas de las veredas Chocoita y La Parroquia en prácticas claves de salud, las cuales tienen como hilo conductor el “cuidado”: cuidarnos, cuidar a la otra persona y cuidar el ambiente. Para ello, inicialmente se identificará el estado actual de las mismas y se priorizará con el grupo de mujeres las prácticas a fortalecer durante el proyecto.

En cada encuentro se definirán acciones a realizar con ellas mismas, sus familias y sus entornos, de acuerdo a la metodología “aprender – haciendo”. Además, se incluirán prácticas en la elaboración de productos naturales para el aseo personal y de la casa, que puedan contribuir a la salud y al mismo tiempo, promuevan el emprendimiento, aportando a la mejora de su calidad de vida.

Posteriormente, cada una de ellas, mediante la estrategia de educación “par a par”, llegará a otras 5 mujeres, esperando una cobertura ampliada de 200 participantes. Así mismo, planearán, desarrollarán y evaluarán una actividad de movilización social con sus comunidades, en la que compartirán con otras personas los aprendizajes realizados, ejerciendo también su rol de mujer líder.

Se considera que el proyecto puede potenciar las acciones que este grupo de mujeres viene desarrollando como líderes de sus comunidades, de diferentes maneras:

  • El fortalecimiento de sí mismas y de sus relaciones con otras personas, mediante el conocimiento y la práctica de habilidades psicosociales para la vida, el ejercicio y fomento de derechos sexuales y derechos reproductivos, la equidad de género y el autocuidado, contribuyendo a la formación de personas empoderadas, saludables y líderes en sus comunidades.
  • El fomento de prácticas saludables, como la preparación, manipulación y conservación de alimentos, así como el lavado de las manos, favorecen el mejoramiento de las condiciones alimentarias y de nutrición.
  • El fortalecimiento de sus capacidades para desarrollar acciones que favorezcan el medio ambiente, como el manejo y uso de elementos de reciclaje, el uso de elementos de aseo, el control de vectores y plagas que representen un peligro para la salud y medidas adecuadas para tener agua segura para consumo.
  • La formación y capacitación en prácticas claves de salud facilitará  también, que otras mujeres se beneficien de este proceso, lo cual garantiza mayor sostenibilidad del mismo.

En marcha

En un ambiente de cordialidad, afectividad, optimismo y compromiso, se realizó la primera reunión con representantes de las mujeres de ambas veredas, se revisaron las acciones y se establecieron compromisos por cada una de las partes. Algunas de las expectativas que manifestado son: “este proyecto me gusta, aprenderemos para nosotras, pero también para nuestras familias”; “es una oportunidad para ser mejores cada día y para nuestras vidas”; “tenemos toda la voluntad de participar y aprender”.

Durante 6 meses estaremos compartiendo, aprendiendo y acompañando a este grupo de mujeres líderes en el fortalecimiento de las relaciones con ellas mismas, sus familias y su entorno, contribuyendo así a su salud y su calidad de vida.

Pintar 3El 2016 fue un año que pintó muy bien para Fundación EDEX. Vino con un cúmulo de días intensos, los proyectos llegaron en racimo, dulces, jugosos y llenos de nuevas semillas. Tanto así que muchas de las alianzas y andanzas de 2016 no alcanzamos a compartirlas en el blog. Esto nos animó a construir un texto resumen que a manera de inventario diera cuenta de aquellos trabajos que nos ilusionaron en el año que acaba de terminar y que sirven de impulso para este 2017 que arranca.

Diversidad de aliados y temas

En esta primera entrega compartimos, mes a mes, lo realizado en América Latina y el Caribe, así como en la oferta digital de la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida. Lo mejor del año fue la diversidad que trajo consigo. Ella se reflejó por una parte en la calidad y la cantidad de los aliados que tuvimos (colegios, universidades, organismos multilaterales, empresas privadas, gobiernos nacionales y locales, organizaciones comunitarias, cooperativas, radios comunitarias, proyectos y organizaciones de docentes).

También en los temas en que se le otorgó sentido al aporte de las Habilidades para la Vida (HpV): Salud en Todas las Políticas, calidad de la educación, extensión universitaria, formación integral de estudiantes universitarios, de secundaria y primaria, proyectos económicos liderados por comunidades, políticas públicas en el campo de la cultura, fortalecimiento de la Responsabilidad Social Empresarial, promoción de la Salud, empoderamiento personal y social, comunicación y educación, ciudadanía, convivencia, sexualidad, construcción de paz, comunicación para la paz…

Ha sido una fortuna establecer contacto y construir desarrollo junto a personas, organizaciones e intereses tan diferentes. Nos confirma aquella vieja idea que nos inspira: lo normal entre personas es que seamos distintas. Esa es nuestra riqueza, no nuestro problema.

Enero: Alianza con Enfermería y Educación

En alianza con la Escuela de Enfermería de la UIS, iniciamos el año formando al colectivo docente del Colegio Comuneros, de Bucaramanga, Colombia, en Habilidades para la Vida y en el uso del programa La Aventura de la Vida. En el mismo mes abrimos al público la webapp para compartir experiencias de Salud en Todas las Políticas, por encargo de la Organización Panamericana de la Salud.

Febrero. Arranca la formación digital en HpV

Se puso en marcha de la oferta digital de la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida.  En el año se realizaron 3 ediciones del TransCurso, espacio para formarnos en Habilidades para la Vida. En colaboración con la Cátedra de Promoción de la Salud de la Universidad de Girona, certificamos 129 personas en el año. De nuevo, los testimonios ofrecidos por los grupos de estudiantes nos sorprendieron por la profundidad, utilidad y sencillez de sus aprendizajes. También se realizó la primera edición de La Aventura de la crianza, dirigido a familias, certificando 18 personas.

Marzo: Aprender a convivir en el llano colombiano

Durante un par de días y en alianza con la GIZ (cooperación alemana en Colombia), fuimos a San Juan de Arama, a trabajar con personas de Asociaciones de Productores de Leche, deseosas de aprender a convivir.

Abril: Inicio de un trabajo de meses en Panamá

En el marco de la alianza con Sumarse y la Alcaldía de Panamá, formamos 43 personas en Habilidades para la Vida, en modalidad presencial y virtual, y adicionamos una asesoría personalizada para traducir lo aprendido en un proyecto de aplicación inmediata.

Mayo: Acuerdos y encuentros en Brasil

Empezamos en Franca, en donde se trabajó un taller de Habilidades para la Vida y firmamos un acuerdo de colaboración con la UNIFRAN. Luego asistimos a la 22ª.Conferencia Mundial de Promoción de la Salud en Curitiba en donde además de aprender de todas las experiencias, compartimos la nuestra  con la Escuela e hicimos un Taller y un Simposio de HpV. Cerramos nuestra presencia en Brasil celebrando un taller con UNICOM en Río de Janeiro y un intercambio de  experiencias con Visión Mundial en Sao Paulo.

Junio: En el oriente de Colombia

Nos encontramos con los docentes de Ciudadanía desde el aula, un proyecto del que formamos parte desde 2015 y que promueve el uso de los Cuentos para Conversar en el aula para aprender ciudadanía.  Luego fuimos a Contratación, Santander, a trabajar con todo el equipo docente del Instituto Técnico Industrial San Juan Bosco. En el mismo mes se cerró el trabajo que durante 1 año se realizó en 2 instituciones educativas de Chima y Simacota, empoderando a niñas y niños en equidad de género, ciudadanía y convivencia.  Este trabajo desarrollado por PROINAPSA -UIS tuvo la cooperación del Ayuntamiento de Bilbao. Cerramos el mes en Bucaramanga, aportando a Impacto ciudad, una iniciativa ciudadana para mejorar la movilidad.

Julio: Con comunidades que ofrecen turismo sostenible y ecológico.

Por invitación de la GIZ, durante dos semanas estuvimos en La Macarena, Colombia, trabajando Habilidades para la Vida con organizaciones comunitarias que trabajan turismo sostenible. Además, aprovechamos para trabajar con los estudiantes del colegio de secundaria del municipio.

Agosto: Radios Comunitarias emitiendo paz

Con la Asociación de Radios Amigas Comunitarias de Norte de Santander (RADAR) pusimos en marcha un proceso de formación presencial y digital en Habilidades para la Vida, Comunicación y Paz, dirigido a 28 corresponsales y editores provenientes de 14 emisoras comunitarias de la zona, en el oriente de Colombia.

Septiembre: Sexualidad juvenil

Desde Bilbao llega la buena noticia de que el ayuntamiento aporta recursos de cooperación para desarrollar el proyecto Participación de adolescentes y jóvenes del municipio de Floridablanca (Colombia) en el Fomento de los Derechos Sexuales y Reproductivos y la Equidad de Género, en alianza con PROINAPSA-UIS.

Octubre: Más cerca de las Universidades

Invitados por la Red de Universidades Promotoras de la Salud de México, asistimos a su VI Congreso en Sonora, en donde compartimos un taller y una conferencia, buscando los nexos entre las Habilidades para la Vida, la Promoción de la Salud y el empoderamiento personal y colectivo.

Luego trabajamos en Querétaro, de la mano de la Dirección de Profesiones de la Secretaría de Educación del Estado. Compartimos el enfoque de HpV en cuatro conferencias y dos talleres, además de diversos encuentros con autoridades de la región. Fuimos testigos del interés que este trabajo despierta.

Simultáneamente, en Bucaramanga, se trabajaron conferencias de Habilidades para la Vida con poco más de 1000 estudiantes de primer semestre de la Universidad Industrial de Santander.

Noviembre: Inicio de trabajos en Honduras

Luego de acercamientos durante más de un año, logramos darle vida a la alianza entre el programa CONVIVIR de Honduras y EDEX. Esto nos permitió un taller inicial en Tegucigalpa y dos talleres de formación de formadores en Siguatepeque. En ambos, contamos con personas y organizaciones que apuestan por las HpV como estrategia para aprender a convivir.

Diciembre: La convivencia, prioridad escolar mexicana

En acuerdo con La Secretaría de Educación Pública, a través de la Dirección General de Innovación y Fortalecimiento Académica, DGIFA, acudimos a la Ciudad de México a trabajar con docentes provenientes de 626 escuelas priorizadas por el Programa Nacional de Convivencia.  Además de un taller presencial de 6 horas, cada escuela recibió materiales de La Aventura de la Vida y en 2017 se complementará la formación con un curso digital de Habilidades para la Vida y Convivencia, de 8 semanas de duración. La ejecución se hizo de la mano de nuestra aliada, Seguridad Humana.

En el mismo mes cerramos el trabajo en República Dominicana para el fortalecimiento de colectivos sociales, mediante la promoción de estilos de vida saludables, género y derechos humanos en las provincias de Santiago y Duarte, en alianza con Casa Abierta y con apoyo de los Ayuntamientos de Leioa y Portugalete. En un año de trabajo se logró llegar a 6.823 participantes directos y 13.646 indirectos, mediante la formación de animadores y mediadores.

Y como semilla para 2017, se obtuvo el respaldo del Ayuntamiento de Portugalete para mejorar la calidad de la educación de  adolescentes del municipio de Zaragoza, departamento de La Libertad, en El Salvador, en alianza con CIDEP.

Nuevo calendario

El que pasó fue un año cargado de buenas noticias, alianzas y perspectivas, que nos llena de ilusión para un 2017 que promete continuidad a los procesos en Colombia, México, Honduras, Panamá, Costa Rica, así como la apertura de nuevos trabajos en El Salvador y Paraguay, siempre en alianza con gobiernos y organizaciones de la sociedad civil, como nos gusta y creemos que tiene sentido construir desarrollo.

LAV-25-Aniversario

A la invitación que la Secretaría de Drogodependencias del Gobierno Vasco hiciera a EDEX en 1989, cuando la preocupación ante el fenómeno del abuso de drogas era muy notable, respondimos con la creación y aplicación del programa Osasunkume, a cuyos primeros 25 años de vida se aproxima la Memoria de la que damos cuenta AQUÍ.

Tras su favorable acogida y evaluación en cuatro municipios vascos durante el curso escolar 1989-90, Osasunkume encontraría acomodo generalizado en los Planes municipales de prevención comunitaria de las drogodependencias del País Vasco. Baste señalar al respecto que diez años después, el programa era solicitado y utilizado por el 57,8% del profesorado de Educación Primaria, con presencia equilibrada en el territorio y en las redes educativas de diferente titularidad.

Hablamos de un programa de prevención universal destinado a escolares de 8 a 11 años, basado en la evidencia. Una iniciativa que busca normalizar la prevención en las aulas, otorgando protagonismo al profesorado y al alumnado, a quienes facilita acompañamiento y recursos didácticos atractivos capaces de favorecer aprendizajes significativos. Un proyecto que persigue, también, hacer partícipes a las familias y movilizar los activos de las comunidades locales.

 Desarrollar competencias en la niñez

Alineado con la iniciativa internacional Escuelas Promotoras de Salud, promovida por la O.M.S., el programa busca que las niñas y los niños “deseen estar sanos, sepan cómo alcanzar la salud, hagan lo posible individual y colectivamente para mantenerla y busquen ayuda cuando la necesiten”.

Más específicamente, a lo largo de los dos ciclos de Educación Primaria en los que se aplica, Osasunkume – La Aventura de la Vida acompaña el progreso de los escolares en relación a dos ejes y doce tópicos: habilidades para la vida (auto-respeto, afrontar los desafíos, manejar la tensión, relacionarse y tomar decisiones) y hábitos saludables (uso de medicamentos, alcohol, tabaco, actividad y descanso, alimentación, seguridad e higiene).

En sintonía con los objetivos generales en materia de educación, la aplicación del programa contribuye al desarrollo de competencias, en particular, conocimiento e interacción con el mundo físico, social y ciudadana y autonomía e iniciativa personal.

Amplio y variado abanico de materiales didácticos

A lo largo del tiempo, el programa ha ido incorporando una completa batería de herramientas, con objeto de presentar una propuesta diversificada y acomodable a las posibilidades y necesidades cambiantes de la escuela. Un abanico de materiales didácticos capaces de atraer el interés del alumnado y el profesorado participantes, y de favorecer aprendizajes significativos.

Una  Caja de Herramientas que se actualiza y amplia de manera constante, en la que encontramos recursos en formato impreso, audiovisual y digital que el programa pone en manos de educadoras y educadores, del alumnado, de las familias y, también, de otros agentes comunitarios. Herramientas básicas y suficientes, como es el caso de los álbumes de cromos, diferentes para cada uno de los cuatro cursos, así como de guías para el profesorado y para las familias; herramientas complementarias con capacidad para impactar en otros colectivos; y herramientas que ponen el acento en determinadas temáticas que convocan el interés de la sociedad.

 El trabajo en red se extiende fuera del País Vasco

Con el nombre de La Aventura de la Vida, el programa se extendió a partir de 1994 a muchas Comunidades autónomas. Organizaciones como Fundesplai, que desde hace más de 15 años impulsa el programa en Cataluña, gobiernos autonómicos como los de Aragón, Asturias o Comunidad Valenciana, cabildos como el de Lanzarote, y ayuntamientos como los de Portugalete, Vitoria-Gasteiz, Agüimes, Cartagena o Murcia son exponentes de una dilatada relación de complicidad. Otras administraciones públicas, como la Diputación de Girona (Dipsalut), que apenas hace dos años lo incorporó a sus políticas de salud pública, lo revitalizan con su entusiasmo y profesionalidad.

Fuera de nuestras fronteras, el programa exhibe una trayectoria de más de 20 años. Iniciada en Perú, Colombia, Venezuela y Cuba, se extendió progresivamente por 17 paises de habla hispana y Brasil de la mano de organizaciones de la sociedad civil, en muchos casos, y de los gobiernos locales, regionales y nacionales en otros, con el respaldo continuado de diversas Agencias de Cooperación Internacional al Desarrollo.

En unos y otros escenarios, La Aventura de la Vida se aplica durante un tiempo más o menos prolongado, con mayores o menores impactos, con variados acentos y con liderazgos de diferente signo, haciendo gala de un trabajo en red que tiene una de sus expresiones más relevantes en los Seminarios Iberoamericanos La Aventura de la Vida, de los que hemos celebrado once ediciones, la primera en Medellín, Colombia, en 1996, y la última en Portugalete, País Vasco, en 2015.

 Evaluaciones que mejoran su diseño y aplicación y miden resultados

Desde el origen del programa, en el terreno de la evaluación han tenido lugar al menos dieciocho iniciativas de muy diversa naturaleza: Evaluaciones de proceso y de resultados; de corte cuantitativo, cualitativo y mixto; evaluaciones internas y otras realizadas por instituciones externas; de ámbito local, autonómico e iberoamericano; con profesorado, alumnado, familias y profesionales del sector.

En efecto, en casi todos los territorios en los que La Aventura de la Vida se ha aplicado con cierta intensidad y continuidad se ha realizado y publicado algún tipo de acercamiento evaluativo (País Vasco, Aragón, Asturias, Cataluña, Comunidad Valenciana, Cartagena, Cuba, Costa Rica, Medellín, Bogotá, etc).

Destaca entre ellas la Evaluación multicéntrica realizada en diez países iberoamericanos en 2002. En el prólogo de su edición, Gregor Burkhart, Projet manager del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías, señalaría: “La Aventura de la Vida ha sido uno de los primeros programas con evaluación, y sirvió de ejemplo para otros en Europa. Ha sido un ejemplo positivo en demostrar a otros proyectos que: a) la evaluación es posible, no solo para departamentos universitarios o evaluadores profesionales; b) la prevención puede y tiene que ser realizada de una manera profesional y fundamentada. No es una actividad basada en convicciones instintivas o activismo social”.

Evaluaciones que han permitido conocer el impacto del programa y su desenvolvimiento en las aulas, en orden a introducir elementos de mejora en sus materiales didácticos y procesos de implementación, y comprender los motivos de la adherencia al mismo: pertinencia, atractivo, facilidad de uso, integralidad, desarrollo personal e innovación.

 Reconocimientos y apoyos

El programa La Aventura de la Vida ha sido objeto de reconocimientos de ámbito nacional e internacional. En ocasiones, en forma de premio, como el Reina Sofía en materia de prevención escolar; en otros, de distinción, como la otorgada por la Comisión Europea con motivo de la I Semana Europea de Prevención; no han faltado menciones que destacaron algunos de sus aspectos, como el tratamiento del género, en el caso del premio Berdintasuna, otorgado por la Diputación Foral de Bizkaia, o la comunicación, como hiciera el Gobierno de Aragón en 2015.

La “declaración de interés” por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas (DGPNSD), la colaboración con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y con el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías, la exclusiva invitación cursada por el Gobierno de los EE.UU. a su Conferencia Nacional sobre Drogas y Escuela,  o el apoyo recibido por la Agencia Sueca de Cooperación al Desarrollo (ASDI) son, igualmente, expresiones de reconocimiento. Con todo, nada nos resulta más valioso que los testimonios de niñas, niños, profesorado, familias y profesionales, procedente de escenarios tan diversos.

Nuestro profundo agradecimiento a todos aquellos que nos han acompañado a lo largo de esta singular aventura, en particular al Gobierno Vasco y a la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, por su apoyo económico continuado, así como a las maestras, maestros y demás profesionales de la educación y de la salud de quienes tanto seguimos aprendiendo.

Fiesta jóvenes recortadaCerrar los ojos e imaginar una fiesta hace pensar en alegría, movimiento, música, gente implicada. Volverlos a cerrar e imaginar una animada conversación, atrae otras imágenes: personas que se expresan y se escuchan, que lo hacen con sentimiento, que se mueven al ritmo de las palabras. Fueron estas imágenes las que dieron origen a La Fiesta de la conversación, una manera de hacer comunicación educativa en salud y que se expresa en formas distintas: una pedagogía, un taller y un libro.

Un viejo invento

Vamos por partes. La Fiesta de la conversación existe hace muchos años, y se viene celebrando en aulas escolares, en grupos juveniles, en organizaciones comunitarias de un lado y otro del Atlántico. Hablamos de los espacios en donde las personas se sientan en círculo, invitan a los hechos de la vida cotidiana, reflexionan sobre ellos y así, socializando, aprenden a vivir y a convivir, haciéndose protagonistas de la construcción de su salud personal y colectiva.

EDEX la animó en 17 países, con más de 2 millones y medio de niñas y niños y en alianza con organizaciones y gobiernos, a través del programa La Aventura de la Vida. No la llamábamos Fiesta de la conversación, pero en la práctica lo era: un lugar en donde se tomaba la palabra, se escuchaba, se construía, en donde con alegría se celebraban la solidaridad y el compañerismo, se aprendían hábitos saludables y Habilidades para la Vida.

El libro

Hace una década, EDEX hizo evidente que sus programas enfocados en fortalecer Habilidades para la Vida tenían una pedagogía muy particular, adecuada a la exigencia de estos aprendizajes. Nos pusimos en la tarea de escribirla, precisarla y nombrarla. Así surgió el libro La Fiesta de la conversación – Un ambiente y una pedagogía para la comunicación educativa. En él se expone nuestra manera de aprender y enseñar habilidades, y se cuentan experiencias de uso de la conversación en el campo de la salud, el desarrollo, la educación y la producción radial. A partir de ellas se comparten diez pasos para construir materiales educativos que empoderan a personas y colectivos, en los que a partir de la conversación es posible la transformación.

Los talleres

Luego vinieron los talleres, con distintos acentos y pretensiones. Algunos enfocados a personas formadoras de Salud, Educación y Desarrollo para  entrenar en Habilidades para la Vida. Tenemos en el recuerdo talleres en Panamá, Colombia, México, Mallorca y Aragón, entre otros.

Otros talleres se enfocaron al mundo de la comunicación educativa. Trabajamos con comunicadores sociales, con equipos de producción de material educativo, con estrategias de comunicación, privilegiando la conversación por encima de la persuasión, la implicación por encima de la explicación.  Buena parte de los trabajos se centraron en la comunicación educativa en salud, tema en el que más experiencia hemos acumulado. Recordamos las sesiones compartidas en Girona,  Ciudad de PanamáMedellín, Bucaramanga y  Bilbao, entre otros.

De algunos de ellos guardamos especial recuerdo. El taller realizado en 2010 con periodistas comunitarios de Antioquia, promovido por EPM,  que incluso realizó una edición especial del libro para compartir con sus asociados. También los realizados con radialistas comunitarios de AMARC ALC, en distintos países, entre 2008 y 2011.

Un anticipo de cavilacciones

A manera de anticipo, les dejamos algunas de las cavilacciones que contiene el Libro La Fiesta de la Conversación. No es un error de escritura, son eso, cavilacciones, mezcla de cavilaciones y de acciones alrededor de la comunicación educativa en salud. Acá, tres de ellas:

  • ¿Convencer o conversar? ¿Qué tipo de comunicación nos aproxima más al tipo de sociedad que nos interesa? Optamos por una basada en la conversación y no en la persuasión, que promueva la inteligencia y no la obediencia. Una sociedad con capacidad de conversar, escuchar y expresar. En una sociedad así, pensar y actuar diferente no será visto como un “ruido” en la comunicación, sino como la expresión de un sentido distinto al propio.
  • Sembrar el deseo, aprender a comunicarnos de manera que provoquemos ganas, no resultando previsibles y aburridos sino atractivos y deseables. Esto es fundamento de una comunicación educativa que no pretende modificar a nadie sino conectar mundos distintos, invitando a curiosearnos más y prejuzgarnos menos.
  • Un camino para casar emociones y pensamientos. Esta cavilacción empieza por comprender cómo funciona una sociedad del espectáculo (aquella que lo convierte todo en espectáculo) para luego proponer que el aprendizaje no abandone la emoción y el placer, sino que los incorpore como ruta hacia la inteligencia y la reflexión. De esta manera pretende casar emociones con pensamientos.

Proinapsa 30 años

Colaboración de Blanca Patricia Mantilla Uribe, Directora Instituto Proinapsa, Universidad Industrial de Santander-UIS, Centro colaborador de la OMS en Promoción de la Salud y Salud Sexual y Reproductiva. Bucaramanga, Colombia

En la última semana de noviembre de 2015, el Instituto PROINAPSA celebró 30 años de existencia. Se hizo en Bucaramanga, en el marco del 3er Congreso Internacional y 5to Congreso Nacional de Promoción de la Salud, con la participación de 203 personas asistentes, profesionales de salud y educación especialmente, provenientes de 8 países de Latinoamérica y España. Así, rodeados de amigos, aliados y colegas, celebramos los tres decenios ya recorridos y definimos algunos de los desafíos que tenemos por delante.

Un poco de historia

El Instituto Proinapsa cumple 30 años de aprendizajes acumulados al trasegar por la Atención Primaria en Salud de la que nacimos, al profundizar en la educación y la comunicación para la salud, la prevención de las enfermedades en los colectivos humanos, la participación comunitaria y el trabajo intersectorial.

Nuestra  apuesta, desde 1996, ha sido por la Promoción de la Salud, enfoque propuesto en la Carta de Ottawa en 1986, y que a nuestra manera de ver se convierte en un cambio de paradigma para el abordaje de la salud colectiva, la garantía de los derechos humanos y los determinantes sociales de la salud, especialmente los determinantes distales e intermedios de las inequidades en salud. Creemos que las cinco áreas estratégicas de la Promoción de la Salud: la formulación de políticas públicas favorables a la salud, el desarrollo de habilidades personales, la creación de ambientes sanos, el fortalecimiento de la participación social y comunitaria y la reorientación de los servicios de salud, son la clave para hacer realidad mejores condiciones para la salud  y el desarrollo de la población.

Novedad metodológica

Nuestra metodología general de intervención parte de la escucha activa de las personas interlocutoras, de lo que ellas piensan, sienten y hacen sobre su salud y su vida. Creemos en la capacidad de logro de las personas, y por ello nuestra labor ha sido la de facilitadores, de acompañantes, tanto de procesos educativos como de mejoramiento de las prácticas institucionales.

Las intervenciones educativas están basadas en el constructivismo, es decir, que construimos nuestros aprendizajes a partir de las reflexiones  propias, con base en nuestros saberes previos, pero también lo hacemos en el compartir con los otros en colectivo. Es por ello, que utilizamos con frecuencia el formato taller y los acompañamientos para  fortalecer los nuevos aprendizajes.

Cerca de muchas y muy diversas personas

Nuestra treintañez se ha hecho realidad trabajando con más de 725.000 personas pertenecientes a equipos institucionales, municipales, departamentales, nacionales de salud, educación y desarrollo social, así como con niñas, niños, adolescentes, mujeres, hombres, familias y  comunidades organizadas.

En estos años, 727 docentes y profesionales han hecho parte de este equipo humano interdisciplinario, convencido que la salud es un resultado personal y, sobretodo, social, la cual se construye diariamente y está determinada por las condiciones en que nace, crece, aprende, trabaja y envejece la gente. Es, en efecto, sobre el trípode salud, educación y ambiente que se construye el desarrollo humano sostenible. Por eso, nuestras labores de investigación, extensión y formación se han dedicado a construir una forma diferente de pensar, sentir y hacer la salud en los diversos ámbitos de la vida cotidiana.

Hemos colaborado con diferentes colegas e instituciones de Naciones Unidas, académicas, gubernamentales y no gubernamentales, nacionales e internacionales. Con unas y otras hemos compartido e intercambiado, construyendo en lo local y pensando en lo global. Un trabajo colaborativo que ha buscado en todo momento las alianzas, empezando al interior de nuestra universidad, donde las hemos establecido con 9 Facultades y Escuelas de la misma, así como con 15 universidades nacionales e internacionales para la ejecución de proyectos de investigación o de formación.

El nexo con Fundación EDEX

Durante los 10 últimos años, hemos encontrado en EDEX un gran aliado en tareas relacionadas con la Promoción de la Salud en el ámbito escolar, la estrategia Escuelas Promotoras de la Salud,  la educación para la salud en el ámbito escolar, las habilidades psicosociales para la vida y la educación para la sexualidad. Un total de 15 proyectos compartidos, que han fructificado con diferentes comunidades educativas de áreas urbanas y rurales de más de 20 municipios de Colombia.

En este momento, estamos ejecutando los proyectos “Capacitación de niñas y niños para la mejora de los derechos sexuales y reproductivos”, en Oiba y Simacota, y “Programa de empoderamiento de niñas, niños y adolescentes en equidad de género”, en Chima y Simacota, que, como tantos otros, son posibles en el marco de la Cooperación Internacional al Desarrollo, en estas ocasiones en alianza con la Diputación Foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Barakaldo y el Ayuntamiento de Bilbao, respectivamente. En este marco, resulta significativo el proyecto Fortalecimiento de la política pública -Salud a la Escuela- en 26.588 niñas y niños que habitan en barrios vulnerables de la localidad de Engativá, Bogotá“, con la Secretaría de Educación de la ciudad, la Agencia Vasca de Cooperación, el Ayuntamiento de Portugalete, EDEX y PROINAPSA. Un trabajo realizado a lo largo de tres años en esta localidad de la capital del país, con 904 docentes, en 50 instituciones educativas de primaria, que permitió mejorar la calidad de la tarea docente y logró transformaciones en hábitos y habilidades psicosociales para la vida de niñas y niños de estas instituciones educativas, así como aportes en materia de investigación.

Nuevos desafíos

Tal vez el mayor reto que enfrentamos en este momento es el de seguir contribuyendo en la identificación y el abordaje de las inequidades, a que se haga realidad el derecho a la educación, a la salud, al desarrollo de la gente en lo local, especialmente aquella que ha estado por años en esa brecha de inequidad: la población de las áreas rurales dispersas,  afrodescendiente, indígena y la población desplazada por la violencia sociopolítica. Hay mucho que hacer, y nos comprometemos a seguir articulando las instituciones, la Academia y la comunidad para cerrar, también, la brecha entre lo que sabemos y lo que hacemos.

Profe abrazando niños 57Columnistas invitadas: Blanca Patricia Mantilla Uribe, María del Pilar Oviedo Cáceres, Andrea Hernández Quirama y María Constanza Hakspiel Plata. Instituto PROINAPSA UIS.

La Aventura de la Vida es un programa que busca fortalecer Habilidades para la Vida y Hábitos Saludables en niñas y niños entre 8 y 12 años de edad. Fue creado hace 25 años por Fundación EDEX y se viene aplicando en múltiples países de la región. Con alguna frecuencia, exploramos el impacto del programa en niñas y niños. Sin embargo, quienes hacen posible dicho fortalecimiento son hombres y mujeres docentes que se forman en el programa, sus temas y su pedagogía. ¿Cómo es su experiencia en el proceso formativo? ¿Cómo es el proceso de implementación de la metodología en el aula? ¿Cómo se sienten? ¿Cómo perciben la respuesta de niñas y niños?

Estas fueron algunas de las preguntas de investigación que se formularon alrededor de la experiencia de Engativá, Bogotá, en donde una alianza entre la Alcaldía Mayor de la ciudad, la Agencia Vasca de Cooperación, el Ayuntamiento de Portugalete, EDEX y el Instituto PROINAPSA UIS, promovió la aplicación del programa. Durante el proceso formativo realizado entre 2012 y 2013 se contó con la participación de 32 instituciones educativas del sector público y 904 docentes, quienes a su vez trabajan con aproximadamente 26.882 estudiantes de básica primaria. Con este colectivo, se realizó un estudio de investigación cualitativo con enfoque descriptivo, usando grupos focales. Para el análisis de la información se tuvo en cuenta el enfoque propuesto por Taylor y Bogdan,  y para apoyar el análisis se utilizó el software ATLAS ti (v. 6.2).

El artículo completo se encuentra publicado en la Revista de la Facultad Nacional Salud Pública de la Universidad de Antioquia y forma parte de la investigación realizada por el Instituto PROINAPSA UIS[1] en las fechas señaladas. Acá adelantamos y comentamos algunas de las conclusiones que llaman especialmente la atención.

La novedad de una formación distinta, humana y de proceso

“En este proyecto están muy pendientes…nos escuchan, nos orientan, nos tienen paciencia y nos acompañan, no nos dicen hagan este proceso y nos dejan solas”. Por otro lado, les involucró desde el ser, más allá de la formación conceptual “las capacitaciones engancharon porque daban mucho para uno como persona, la sonrisa, la acogida, hablábamos de lo nuestro”.

El aumento de la creatividad

“Nos sirvió para cambiar nuestra manera de pensar, nos enriqueció en aprender nuevas formas de hacer y aprender jugando, divirtiéndose”. A partir del proceso, mencionan, “se nos ocurren cosas que no se tenían en cuenta antes para trabajar”. Por ejemplo, “yo revisaba esta semana tengo tal tema para Ciencias, buscaba cuál de las historias se adapta para trabajarla y era correlacionarlo”.

Las Habilidades para la Vida y la convivencia escolar

La implementación del programa ha sido percibida por la gente docente como positiva para el clima escolar. Lo que sucede en el aula, es importante, pues nos afecta a todos, de lo contrario no podemos ver los temas, por eso lo primero son las habilidades para la vida y después los temas, de lo contrario seguimos con esos cursos agrediéndose y pegándose”.  

 Solidaridad en la implementación

Cuentan que a los docentes que no estaban en el proceso los invitaban a participar y les ofrecían apoyo: “los profes que estaban en el proceso nos decían a los que no, miren es bonito, se trabaja muy bien, si quiere le explico y le presto el material”. Esta solidaridad promovió lazos: “fue interesante que el material se compartía entre los profes y eso generó otras relaciones”.

Satisfacción por la respuesta percibida en niñas y niños

 “A los niños les gusta mucho, lo piden, y si por algún motivo no se realiza, los estudiantes lo piden y eso es un buen indicador, pues no les gusta perder ese espacio. Están contentos, se ha mejorado la capacidad de escuchar”. Otra docente lo reitera: están motivados, porque los conocimientos los relacionan con la vida real, con la vivencia en los hogares, por ejemplo la historia de consumo de alcohol lo relacionan con lo que pasa en sus hogares, las historias los educan para la vida.  Es bastante educativo y formativo”.

Hábitos saludables que se proyectan a la familia

Se han evidenciado cambios, “por ejemplo con la alimentación, cogen el refrigerio y lo miran y dicen este refrigerio esta vencido y la fruta no está buena, también ha mejorado su autoestima”. “A pesar de la presión de los medios de comunicación de consumir paquetes, ellos ya casi no comen en el colegio, la compra de productos chatarra ha disminuido, están más pendientes del valor nutritivo del refrigerio, eso es algo enriquecedor del programa”.

También perciben ecos del aprendizaje en la familia: “hay padres que han tomado conciencia con lo que los niños les dicen en la casa, ahora les mandan el jugo, cuando el papá fumaba, los niños le dicen que se salga de la sala, pues les perjudica su salud y su vida”.

Adherencia

Según reportan los docentes, el programa genera adherencia en ellos mismos, en niñas, y niños, por la mezcla de los aspectos reseñados: metodologías participativas y humanas utilizadas en el proceso formativo, fortalecimiento de la creatividad, disponibilidad de materiales educativos atractivos, flexibles y fáciles de usar en distintas circunstancias y contextos, mejora percibida en el clima escolar, así como por la apropiación de las habilidades psicosociales para la vida y hábitos saludables en su cotidianidad.

[1]Mantilla-Uribe BP, Oviedo-Cáceres MP, Hernández-Quirama A, Hakspiel-Plata MC. Intervención educativa con docentes: Fortalecimiento de habilidades psicosociales para la vida y hábitos saludables con escolares en Bogotá. Rev. Fac. Nac. Salud Pública 2015; 33(3): 406-413. DOI: 10.17533/udea.rfnsp.v33n3a10

 

Gestos 3Los días 28 y 29 de Septiembre de 2015, la Agencia Alemana de Cooperación Internacional GIZ nos convocó para facilitar un taller de Habilidades para la Vida en Villavicencio, capital del Departamento del Meta en Colombia. Lo hizo en el marco del proyecto PRODES y tuvo como público protagonista a 30 personas que lideran tres proyectos pilotos de la zona: mercados campesinos del Meta, ecoturismo en el municipio de La Macarena y producción sostenible de leche en San Juan de Arama.

Para nosotros como Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida,  fue una gran novedad encontrarnos con un grupo empeñado en fortalecer procesos productivos comunitarios, conformado por personas de ocupaciones tan diversas, en medio del llano colombiano, una zona que trabaja intensamente para ser constructora y protagonista de la paz que el país busca. Un desafío que asumimos con deseo.

Cálido y cercano

El calor fue intenso, como suele ser en esta zona del país, llegando a 35 grados centígrados al mediodía y a la sombra. En círculo, con calidez y durante 16 horas, estuvimos aprendiendo 4 de las habilidades: autoconocimiento, comportamiento creativo, manejo de problemas y conflictos y manejo de emociones y sentimientos.  Nadie estuvo sentado escuchando, por el contrario, todos en movimiento: observando imágenes, revisando videos, escribiendo, jugando, explorando, bailando, masajeando, pintando, reflexionando, debatiendo, sonriendo y, claro, sudando. Fue un intenso entrenamiento práctico, salpicado con momentos de pausa y análisis para poner en limpio lo aprendido.

Lo que hicimos fue “usar” el aprendizaje de las habilidades para fortalecer algunos desafíos que los procesos comunitarios habían identificado: la mejora de la propia estima, el aumento de la confianza en sí mismos, la capacidad de emprender, el liderazgo democrático y la convivencia.

Fue muy interesante conectar con estos procesos que contemplan la formación de capacidades como algo más que lo técnico relacionado con el tema del emprendimiento. El grupo valoró como un acierto de la Agencia Alemana de Cooperación internacional GIZ el no perder de vista que siempre, en cualquier contexto, somos seres humanos, conviviendo, creciendo juntos, que además de conocimiento “duro” sobre el tema del proyecto, también requerimos las llamadas “habilidades blandas”.  Quisimos dejar constancia de esta experiencia construyendo una memoria que mezclara conocimientos, fotos, testimonios y vivencias. Puede descargarla de acá: VIVA LA MEMORIA Web

Palabras significativas

Cerramos el taller con un buen sabor de boca. Las personas asistentes nos lo hicieron saber con testimonios que hablan de la variedad de aprendizajes que cocinamos, como:

  • “Entender a los demás y respetar el punto de vista de cada quien, sobre todo a mi hija que lleva la peor parte por el estrés”.
  • “Gracias, justo a tiempo”.
  • “Agradezco a GIZ por ser parte de nuestra formación personal, por brindarnos este espacio que nos permite crecer como individuo y de la misma forma nuestra organización”.
  • “Aprendí que todos tenemos formas diferentes de ver las cosas y no siempre tenemos la razón”.
  • “Mueve las fibras adormiladas por la costumbre”.
  • “Quiero ser más cuidadosa para leer las emociones de los demás y las propias”.
  • “Tratar de ser, en lo posible, una persona más alegre, más feliz, más contenta”.

En  EDEX seguimos aprendiendo que las habilidades tienen sentido y cabida en muchos escenarios de la vida humana, en contextos distintos, porque nos refuerzan la capacidad personal y colectiva de transformar lo que nos pasa en la vida, los contextos en donde vivimos.

Familias Simacota veredas 4¿Cómo sintetizar lo vivido durante estos tres meses en tan pocas palabras? Hay experiencias únicas en la vida para las que aún no se han inventado lenguajes. Así de intenso ha sido mi recorrido en el proyecto de cooperación entre EDEX y el Instituto Proinapsa – UIS. En muchos aspectos inefable. Aún con la frustración de saber que todo lo que cuente se quedará corto, quiero compartir esa pequeña parte que las palabras me permitan.

Ha trascurrido un mes desde que regresé de allá. He necesitado de estos días para digerir, reubicarme y poder mirar desde la distancia.

El pasado 8 de julio, gracias a EDEX y al Programa Juventud Vasca Cooperante del Gobierno Vasco, me trasladé a Bucaramanga, en el departamento de Santander (Colombia). Allí me esperaba un increíble equipo de trabajo, sito en la tercera planta de la Facultad de Salud de la Universidad Industrial de Santander, pero con movimiento constante de aquí para allá, donde sus objetivos se ubicasen.

El proyecto por el cual llegué allá fue el de “Capacitación de niñas y niños para la mejora de los derechos sexuales y reproductivos en los municipios de Oiba y Simacota, Departamento de Santander, Colombia”. Como parte del mismo, desarrollamos encuentros con las familias del estudiantado de los municipios, en los que charlábamos sobre cómo resolver las inquietudes sobre sexualidad que pueden plantear las niñas y niños, así como adaptábamos los significados de los derechos sexuales y reproductivos para niñas y niños, y los dábamos a conocer.

Trabajo con docentes, estudiantado y familias

El enfoque basado en las habilidades psicosociales para la vida estaba siempre presente, y acercábamos a las familias el material producido por EDEX para la ocasión “Cuentos para conversar… en familia”, una propuesta de diálogos y juegos en familia, para sembrar bonito. Todo esto se desarrollaba en las mismas sedes donde las niñas y niños estudian, algunas en veredas perdidas en montes cafeteros, paisajes tropicales y escarpados caminos. Las familias de aquellos lugares tan inaccesibles se mostraban sumamente agradecidas, ya que no parece lo común que se les facilite este tipo de actividades en sus entornos.

También tuve ocasión de participar en la realización de asistencias técnicas a las mesas institucionales y municipales, así como en la preparación de las Ferias de sexualidad que días atrás se han llevado a cabo con la implicación de ambos municipios en el proyecto, cada uno con sus peculiaridades y sus formas de entender la vida.

Y una de mis últimas experiencias en los terrenos de Oiba y Simacota, fue la participación en los últimos talleres con las y los docentes, con quienes se ha venido realizando el grueso del trabajo para que el enfoque de educación para la sexualidad, derechos sexuales y reproductivos y habilidades psicosociales para la vida se haga extensivo a las siguientes generaciones de estudiantes.

En buena compañía

La creatividad del equipo de profesionales de Proinapsa – UIS, su enfoque lúdico e innovador, su cercanía y su organización, hacen que todo el desarrollo del proyecto sea un placer y llegue a las personas, que los municipios se involucren, y que de allí salgan grupos de personas que darán continuidad a todo más allá de este año.

El proyecto en sí es ilusionante, pero no puedo dejar de hablar del país que lo ha enmarcado. Si abres tus poros a Colombia, inevitablemente la fascinación debe traspasarte. El potencial humano, paisajístico y cultural es tan impresionante como injustamente invisibilizado. Y de allí me traje la promesa de ampliar las miras de toda persona a la que pueda llegar, gritar a los cuatro vientos que Colombia es mucho más que esa imagen de violencia y droga que nos venden desde el cine y los medios. Es sabor (¡menuda maravilla de gastronomía!) y color (¡qué diversidad étnica y cultural!). Es baile y gracia, vallenato, salsa, champeta, cumbia y guabina. Es una millonada de frutas desconocidas para quienes sobrevivimos estos meses con las cuatro frutas de invierno de este lado del charco. Es empatía, expresión emocional y abrazos espontáneos, reconocimientos y humanismo. Es alegría y resiliencia, carpe diem y fuerza en la fragilidad. Es madurez en la juventud, responsabilidad y creatividad en la apuesta por la convivencia. Es un lugar del que indudablemente, tenemos mucho que aprender.

Y es, inevitablemente, ganas de regresar.

Eva Rodríguez García

Porinapsa e ICBF 1Crear equipos, formar personas y colectivos y replicar en personas niñas y adolescentes a través de procesos formativos. Esa fue la estrategia acordada por el Instituto PROINAPSA-UIS y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, en el marco del proyecto Fortalecimiento de equipos intersectoriales departamentales y municipales para la implementación de la estrategia de prevención de embarazo en la adolescencia, desde el marco de derechos sexuales y reproductivos, habilidades psicosociales para la vida y equidad de género.

El proyecto se sustenta en el conocimiento y apropiación de temas como sexualidad, derechos, habilidades para la vida y equidad. La formación y conformación de equipos locales garantiza que la capacidad de cada zona se fortalece, que los contenidos se apropian y adquieren sentido de acuerdo a las particularidades de cada lugar. De esta manera no se transmiten fórmulas sino que se empoderan colectivos para abordar integralmente la prevención de embarazos en la adolescencia.

El trabajo se desarrolla en 5 departamentos y 24 municipios de Colombia durante 6 meses. Llega con formación y material educativo para profesionales de Salud y Educación del ICBF, y, a través de ellos, a niñas, niños y adolescentes.

Cambio de lentes

Para el equipo técnico de PROINAPSA, trabajar en la prevención de embarazo en la adolescencia desde un enfoque de género, de habilidades psicosociales para la vida y de derechos sexuales y reproductivos significa ver con otros lentes,  pararse en una orilla más humana y menos intervencionista. “Más humana significa reconocer a las y los adolescentes desde sus capacidades, desde el enorme potencial que tienen, dejar de verles como un problema y centrarse en identificar lo que es necesario trasformar del contexto, de tal forma que se protejan sus derechos y se generen mayores oportunidades para soñar y construir la vida que quieren tener”, señala Alba Janeth Rincón, integrante del equipo técnico del proyecto.

Los lentes nuevos también aumentan la comprensión del llamado “problema” del embarazo en la adolescencia. Para Karen Arias, comunicadora del proyecto, “esto no es un problema de este grupo de edad. Es la resultante entre otros aspectos, de la ausencia de oportunidades, de escenarios y apoyos para desarrollar habilidades psicosociales que les permitan agenciar su propia vida, de las construcciones sociales alrededor del género y de la dificultad para reconocerles como sujetos de derechos”.

Dotación de materiales

Los equipos de trabajo que se formarán en las distintas regiones de Colombia serán dotados de materiales educativos con los que puedan “materializar” estas ideas en el trabajo diario. Uno de ellos es Habilidades para la vida, manual de entrenamiento, producido por EDEX. El uso de este material es una manifestación más del trabajo en alianza que EDEX y PROINAPSA vienen realizando desde 2006, y que ha permitido intervenir en distintos lugares de Colombia, entre ellos Engativá, Piedecuesta, Cundinamarca, y Socorro.

A partir del trabajo en equipo, la capacitación y formación, el cambio de lentes y la dotación de material educativo, el ICBF y PROINAPSA-UIS se proponen mejorar la oferta de programas y servicios dirigidos a niñas, niños, adolescentes y jóvenes hasta los 19 años en el componente de salud sexual y reproductiva. El protagonismo de las personas en cada región, de la gente joven y adolescente, es un sello de calidad para sus acciones y compromete a distintos sectores de la población colombiana frente al desafío del embarazo adolescente.

Centro Educativo San Juan Bosco, Puente TierraColumnistas invitados: Sandra Iveth Sánchez Cubillos y Fabio Enrique Barragán Santos[1]

 

Conocimos el programa La Aventura de la Vida (LAV) durante el año 2012 y desde aquella vez quedamos encantados con su gente, su enfoque, sus personajes y su material. En ese entonces UNISANGIL sostenía un convenio con EDEX para realizar un programa de prevención de riesgos psicosociales en colegios de San Gil, y a nosotros, integrantes del Grupo de Investigación TAREPE, se nos ocurrieron inquietudes de investigación que luego fuimos convirtiendo en proyectos articulados a nuestra línea de educación en competencias ciudadanas.

El primero de ellos, consistió en realizar una exploración sobre los géneros discursivos orales usados por los docentes de San Gil en el desarrollo del programa LAV. El artículo completo de dicha exploración puede descargarse acá. En ella encontramos que se empleó una significativa variedad de géneros discursivos (exposición, lectura en voz alta, dramatizado y participación en resolución de cuestionarios). La conversación, por supuesto, fue la invitada imprescindible; no obstante, nos dimos cuenta de que faltaba enfocarla mejor, según los lineamientos de LAV, publicados en varios materiales complementarios para el docente, como La Fiesta de la conversación, el Manual de Habilidades para la Vida y la Guía para el profesorado de LAV.

Encanto, confianza e investigación

Surgió entonces la inquietud de analizar las conversaciones que los docentes de San Gil entablaban con sus estudiantes en sesiones de LAV, buscando los tres pilares de la conversación propuestos por este programa (encanto, confianza e investigación). Los resultados confirmaron, entre otras cosas, que los docentes se esmeraron bastante por encantar a los estudiantes, aunque casi siempre enfocaron el encanto hacia actividades manuales o lúdicas más que hacia lo que cada persona expresaba en la sesión. También pudo verse que en muchas ocasiones los estudiantes confiaron a sus docentes y compañeros anécdotas y experiencias valiosas de su vida, pero estas no fueron escuchadas activamente ni integradas al discurso plenamente, y quedaron en la mera formalidad del turno de hablar. En cuanto a la investigación, resultó ser la gran ausente de las conversaciones analizadas porque no se favorecía la mirada del relato desde diferentes perspectivas, ni se vinculaban otras fuentes de información a la sesión, además de que los estudiantes no tuvieron oportunidad de consultar sobre los temas previamente ni luego de las sesiones. Primó la idea (moraleja) que el docente decidió transmitir en la sesión.

Ciudadanía desde el aula

Los hallazgos de estas dos investigaciones generaron un nuevo proyecto con la intención de desarrollar una estrategia didáctica que integre los Cuentos para conversar en la educación en competencias ciudadanas de los diecisiete municipios que conforman la provincia de Guanentá. Se espera que dicha estrategia les ayude a los docentes a lograr con sus estudiantes conversaciones adecuadas al enfoque de competencias ciudadanas, y al de LAV. Este proyecto se incluyó en el Programa Ciudadanía desde el Aula, que fue presentado a una convocatoria de COLCIENCIAS en 2014 y aprobado para su realización entre 2015 y 2018. Este programa es ejecutado actualmente por UNISANGIL y respaldado por una alianza estratégica de la que hace parte EDEX.

Así es como nuestro encanto inicial con LAV hoy en día se ha transformado en la construcción de una estrategia didáctica con participación de tres decenas de docentes de la provincia de Guanentá. Estamos convencidos de que los cambios didácticos que se consigan trascenderán la educación de niños y niñas, y, en consecuencia, el ejercicio de la ciudadanía en la región.

[1] Integrantes del Taller de Reflexión Pedagógica (Tarepe),grupo de investigación de Unisangil (Col.). ssanchez@unisangil.edu.co, fbarragan@unisangil.edu.co

Cuentos para conversar en familiaLa Universidad de la Vida

Muchas de los saberes esenciales de la vida se aprenden en lo que la gente mayor llama la Universidad de la Vida. Si existiera tal claustro, podría decirse que su primer nivel es la familia, ese grupo de personas con quienes convivimos por años y con las que aprendemos imitando comportamientos, escuchando relatos, argumentos, consejos, observando, jugando, preguntando.

Hoy son muchos los tipos de familia que tenemos: con sólo papá, sólo mamá, dos papás, dos mamás, con abuelas, abuelos, con tías y tíos, con otras personas cuidadoras. Todas ellas son distintas pero con algo en común: es con ellas con quienes aprendemos a vivir.

Herramientas educativas para la familia

Desde EDEX nos hemos propuesto acercar al mundo familiar una serie de herramientas educativas que animen su propósito de educar para la vida a sus hijas e hijos.  La más reciente de ellas, editada hace apenas un par de semanas, Cuentos para conversar en familia. Guía de entrenamiento.

Como su nombre lo sugiere, apuesta por la conversación como el motor del aprendizaje. Eso significa que no propone alguien que “enseña” y otras personas que aprenden. Por el contrario, apuesta por un tipo de familia en donde todas las personas que le conforman enseñan y aprenden desde sus distintas experiencias, saberes, preguntas e intuiciones.

Para lograrlo, la guía propone diez sesiones de entrenamiento salpicadas de propuestas para dibujar, escribir, buscar, jugar, reflexionar e investigar, para aprender juntos. Cada sesión se anima con uno de los Cuentos para conversar, historias protagonizadas por un grupo de niñas y niños que animan a tomar la palabra y aprender sobre la vida.

Este material educativo está siendo usado por primera vez en el oriente de Colombia, en los municipios de Oiba y Simacota, en el marco de un proyecto de cooperación que cuenta con el apoyo financiero de la Diputación Foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Barakaldo, y con el soporte técnico de EDEX y el Instituto PROINAPSA-UIS.

Otras herramientas

En el pasado, EDEX publicó la cartilla 10 pasos para educar a sus hijas e hijos ante los riesgos del alcohol y las demás drogas. Los pasos que contiene fueron pensados con un doble propósito: por un lado, fortalecer el vínculo que tienen padres y madres con hijas e hijos; y por otro, ofrecer herramientas para afrontar en familia la omnipresencia del alcohol y las demás drogas en nuestra sociedad. Es una publicación hecha a la medida de madres y padres con ganas de aprender, con deseos de transformarse.

Mirando al futuro próximo, a partir de 2016, la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida ofrecerá su segundo curso en línea, diseñado para papás, mamás y personas cuidadoras. Se llamará Acompañantes: un título para criar con Habilidades para la vida, tendrá tres unidades y se cursará en un total de 7 semanas. Si desde ahora tiene interés por este curso, escríbanos a comunicacion@edex.es

Manos¿Qué habrá pasado?

Han pasado ya 365 días desde que se cerró el trabajo realizado en dos provincias rurales de Cundinamarca, región del centro de Colombia. Durante 10 meses del año 2013, se consolidó un equipo de trabajo promovido por la Secretaría de Salud de Cundinamarca (y su programa de Escuela Saludable), apoyada por la Secretaría de Educación, y con el liderazgo técnico y operativo del Instituto PROINAPSA UIS y de Fundación EDEX. Este equipo formó a docentes de instituciones educativas de las provincias de Rionegro y Magdalena Centro, para hacer Promoción de la salud y educación para la sexualidad en el ámbito escolar, utilizando los programas La Aventura de la Vida (educación primaria)  y MateriaVida (educación secundaria). Hubo talleres de formación, socialización de experiencias y entrega de materiales pedagógicos a cada institución educativa.

Un año después, una sana pregunta rondó a quienes lideraron el trabajo: ¿qué habrá pasado con lo realizado? Por los mismos días, el Ayuntamiento de Portugalete y Fundación EDEX aportaron recursos de cooperación internacional para fortalecer este trabajo con herramientas centradas en la promoción de la convivencia. Se volvió a convocar a las personas y escuelas que trabajaron en 2013 y se aprovechó la oportunidad para explorar los avances habidos 12 meses después.

Cambio de clima

El 69% de las personas docentes de secundaria afirmaron que “su rol docente ha mejorado mucho a partir del proceso iniciado y del uso de las herramientas pedagógicas señaladas”. Al detallar los motivos para decirlo, mencionaron aspectos como “Incluir la lúdica en el aprendizaje, mejorar la convivencia y abordar los problemas de la vida cotidiana en un ambiente de confianza y asertividad”.

En el caso de las personas docentes de primaria, al preguntarles por los beneficios que su estudiantado obtuvo, “el 85% dicen que el uso de La Aventura de la Vida les ayudan a relacionarse mejor, a solucionar problemas cotidianos y a mejorar su salud; un 79% destaca que les ayuda a mejorar su auto-concepto y a tomar decisiones asertivas; y un 76% afirman que les ayuda a ser críticos”.

Los aspectos señalados dejan ver que un cambio de clima se ha producido en las aulas de las escuelas rurales que formaron parte del trabajo en 2013. Confianza, lúdica y buen trato, son componentes esenciales de lo que se ha denominado el clima escolar, “las relaciones humanas armoniosas y positivas al interior de las escuelas para crear un ambiente propicio para el aprendizaje”[1]. No es un asunto menor, por cuanto UNESCO ha reiterado en 2008 algo que desde 1997 ha destacado: “el clima escolar es la variable que mayor influencia ejerce sobre el rendimiento de los estudiantes. Por tanto, la generación de un ambiente de respeto, acogedor y positivo es esencial para promover el aprendizaje entre los estudiantes”[2].

Este cambio climático es resultado del arraigo que el trabajo de 2013 tuvo en el seno de docentes, instituciones y estudiantado. Para confirmarlo, un par de datos más:

  • Un 85% de las personas docentes de primaria y un 94% de secundaria dicen que están empleando los conocimientos adquiridos durante los talleres realizados en 2013. El 94% de docentes de primaria y el 69% de bachillerato, refiere haber mejorado su rol docente a partir de los aprendizajes y herramientas ofrecidas en el proceso.
  • La aceptación de los materiales ha sido muy positiva: un 82% del estudiantado de primaria ha valorado como alta la aceptación para La Aventura de la Vida y un 75% del estudiantado de secundaria ha valorado como alta la aceptación de MateriaVida.

Tomar la temperatura

La recolección de la información se realizó mediante el diseño y la aplicación, de manera voluntaria, de un instrumento de auto-diligenciamiento, los días 22 de agosto y 29 de agosto de 2014. En el caso de Primaria, se contó con representación del 80% de las instituciones educativas participantes del proceso de 2013. En Secundaria, el 93% de las instituciones educativas que formaron parte del trabajo diligenciaron el instrumento. El estudio estuvo a cargo del equipo de PROINAPSA UIS.

[1]UNESCO, Los aprendizajes de los estudiantes de América Latina y el Caribe, SERCE: Segundo estudio regional comparativo y explicativo, primer reporte, 2008. Página 157.

[2]UNESCO, Resumen Ejecutivo. Los aprendizajes de los estudiantes de América Latina y el Caribe, SERCE: Segundo estudio regional comparativo y explicativo, primer reporte, 2008. Página 45

 

Puede pasar en este siglo, en esta ciudad, en nuestra casa y escuela, que aparezca la peste del olvido y no recordemos para qué son las cosas, cómo se usan y para qué sirven, como cuenta García Márquez que sucedió en Macondo. Ésta ficción puede ser real, y para evitarla no hay mejor antídoto que tomar nota de lo hecho, compartirlo y mantenerlo vigente.

Es el caso del trabajo realizado desde 2009 por 904 docentes de 32 instituciones educativas de Engativá, Bogotá, cuando se inició el programa de fortalecimiento de Habilidades para la Vida y de Hábitos saludables con niñas y niños de educación primaria, de la mano de la Secretaría de Educación del Distrito en alianza con EDEX y el Instituto PROINAPSA UIS. Sus logros se consolidaron en cada aula de primaria de la localidad, llegando a más de 60 mil niñas y niños. Fueron cinco años llenos de aprendizajes que merecen su propia memoria, la misma que se tejió en estos meses y que hoy presentamos como Texto de Memoria, para que lo realizado y aprendido pueda ser consultado cada vez que se considere necesario, valorando sus desarrollos y reflexionando sobre sus dificultades.

La sorpresa de la continuidad

Cada Institución Educativa de Engativá y cada una de las personas rectoras, coordinadoras y docentes de las mismas, han recibido una copia impresa del Texto de Memoria, un material enriquecido con los testimonios, las fotos, los datos y los aprendizajes que se construyeron colectivamente, en cada aula, en cada institución, en la localidad completa.

En el curso de la entrega del Texto de Memoria, realizada meses después de cerradas las actividades del proyecto, se recordaron las vivencias satisfactorias de los cinco años de trabajo, pero sobre todo, nos sorprendimos mutuamente al saber que en cada aula sigue vivo el programa La Aventura de la Vida, y que a partir de él se sigue promoviendo salud en cada escuela, con el liderazgo de los equipos docentes formados en el proceso.

Fue emocionante escuchar estas historias de continuidad reflejadas en frases como: “Durante el mundial de Futbol, todos los niños se identificaron con uno de los personajes, Javier, el deportista”;Este programa ya quedó inmerso en el colegio“; “Aprendimos a aceptarnos las críticas”; “Cada semana, por los televisores del colegio, pasamos una de las historias de La Aventura de la Vida, la ven todos los estudiantes y luego, en cada salón se trabaja su contenido; no se ha dejado de trabajar“. En Engativá, la gente docente se acuerda de lo hecho, lo valora y mantiene vivo, hace memoria al andar.

Cerrar es abrir

La entrega del material se realizó en un encuentro sencillo y cálido. Este acto pudo parecer el punto final a un proceso de 5 años. Sin embargo, todo cierre puede ser también una apertura.  Nos hemos despedido con la convicción de que ya hay nuevos procesos en marcha en cada institución, en donde la gente docente cuida con esmero las semillas sembradas.

Ha sido decisivo el apoyo de la cooperación internacional, proveniente de la Agencia Vasca de Cooperación al Desarrollo y del Ayuntamiento de Portugalete; También la rigurosidad técnica y la riqueza humana del equipo de la SED, PROINAPSA y EDEX; Y sobre todo, la capacidad y voluntad de cada una de las personas docentes que participaron de la experiencia. A todas ellas, ¡Gracias!

Fue en el parque principal del municipio, el martes 26 de Agosto. Los preparativos iniciaron desde las 4:00 am. Las actividades arrancaron a las 8:00 de la mañana, con presencia de más de 500 personas jóvenes, algunos cientos de personas curiosas que se preguntaban qué era todo aquello, y las autoridades del municipio. A su lado, el amplio equipo técnico del Instituto PROINAPSA UIS, acompañado de las personas de EDEX en América Latina. Pero la Feria no fue un evento suelto sino una manifestación pública de un extenso y cuidado trabajo que desde meses atrás se viene desarrollando en colegios del municipio colombiano y con varias de sus organizaciones juveniles.

Esta historia empezó hace 14 meses cuando las entidades convocantes del proyecto (PROINAPSA UIS y EDEX) formularon un proyecto que se llamó “Piedecuesta joven, trae tu afecto que eso tiene su efecto”, avalado por la Alcaldía de Piedecuesta y sus Secretarías de Educación y Desarrollo Social.

Se buscaba la formación de grupos y organizaciones juveniles como líderes promotores de derechos sexuales y reproductivos y equidad de género, en un país en donde, en el 2011, poco más del 11% de mujeres entre los 15 y los 17 años fueron forzadas por hombres (novios, amigos, compañeros) a tener relaciones sexuales, y algo más del 14% entre los 18 y los 26 años han vivido situación similar; en una región (Santander) en donde sólo el 38% de las mujeres están económicamente activas, aun cuando representan poco más del 50% de la población; en un municipio (Piedecuesta) en donde los casos de maltrato en personas menores de 18 años aumentaron un 30% entre 2010 y 2011.

La Diputación Foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao encontraron que un proyecto de liderazgo juvenil centrado en sexualidad y equidad de género, era terreno propicio para invertir recursos de cooperación internacional, y así se puso en marcha.

Liderazgo juvenil

Luego vinieron encuentros de trabajo, formaciones a docentes y a líderes juveniles, réplicas con otras personas jóvenes, acompañamientos a colegios y organizaciones juveniles, pintada de murales, visitas a medios de comunicación, recolección de preguntas de la gente joven sobre sexualidad, búsqueda colectiva y cuidadosa de respuestas a esas preguntas. Desde Noviembre de 2013, muchos pequeños actos se fueron presentando, todos alrededor del tema de interés, la educación para la sexualidad y liderado por quienes son sus protagonistas, las personas jóvenes de Piedecuesta. Hoy el municipio dispone de 260 personas jóvenes líderes en el tema y de 63 docentes que les acompañan y asesoran. Además tienen el aval de las directivas y docentes de 10 Instituciones educativas del municipio y de 5 organizaciones juveniles.

Dialogando en público sobre sexualidad

El pasado 26 de agosto, el trabajo previo tuvo resonancia pública. La sexualidad, libre y responsable, fue el tema de cotilleo en el parque principal. La gente joven fue quien lo puso en la mesa, contando lo que se han preguntado, debatido y aprendido sobre ella en estos meses. Muy cerca, los equipos docentes y quienes lideran las organizaciones juveniles, les estaban acompañando y apoyando. Para que cada colectivo contara su historia, se instalaron 16 stand.

Hacia las 8 de la mañana más de 500 personas jóvenes se fueron juntando en dos puntos de Piedecuesta y empezaron a caminar con destino al parque. Frente a la marcha iba una banda musical repleta de alegría; luego saltimbanquis, más atrás banderas, pendones, un acordeón, grupos de baile, de canto, y gente, mucha gente joven vinculada a este aprendizaje colectivo en el campo de la sexualidad.

A las 9:00 am todos estábamos en el parque. Empezaron los actos públicos, la instalación y la presentación de los actos culturales que la gente joven había preparado para la ocasión. Mientras tanto, en los stand, se conversaba, aprendía y jugaba a partir de cada experiencia expositora. Y en las graderías, cientos de personas jóvenes seguían la jornada bajo un intenso sol, felices, bebiendo agua, compartiendo. Detrás de todos, una exposición fotográfica que contaba en detalle la manera en que se ha tejido este trabajo y este encuentro, 14 meses atrás.

Un silencio que se rompe

La impresión más fuerte que nos queda para el recuerdo es la del contraste. En el pasado, el tema de la sexualidad se trataba poco en escuelas y familias, mucho menos en las calles, y en las pocas ocasiones en que se hacía estaba liderado por una persona que enseñaba a otras. Ahora, la Feria de la Sexualidad lo colocaba en el centro del municipio, mostrando que personas adultas y jóvenes lo estaban estudiando con seriedad, aprendiendo a vivirlo con responsabilidad, libertad y autonomía y en un ambiente de alegría y solidaridad. Esa es la impresión que nos queda como aprendizaje: romper el silencio para conversar pedagógicamente sobre el tema, aprender colectivamente sobre las formas diversas de vivir una sexualidad plena.

En la historia de Colombia se enseña que en el municipio de El Socorro se produjo el primer levantamiento en contra de la colonia española. Fue liderado por una mujer que un día manifestó públicamente su desacuerdo con los impuestos ordenados por la Corona española. En pleno día de mercado, rasgó el edicto e hizo nacer la revolución comunera. Se llamaba Manuela Beltrán y era el mes de marzo de 1781, y la gesta de sus coterráneos le dio el nombre a la provincia de la que hoy es capital el Socorro, la Comunera.

Allí mismo, en El Socorro, se puso en marcha en el 2013 el proyecto “Promoción de la salud y garantía de derechos sexuales y reproductivos en 7 instituciones educativas” en el marco de la alianza entre el Instituto PROINAPSA UIS, EDEX y con el apoyo de la cooperación internacional proveniente de la Diputación Foral de Bizkaia. Desde que se presentó la posibilidad del proyecto, se contó con el deseo, el apoyo y el trabajo de 7 instituciones educativas del municipio, además de las Secretarías de Salud y Educación de El Socorro y de la Gobernación de Santander, así como de las personas de la sede de la UIS en El Socorro.

Para emprender un proyecto de derechos sexuales y reproductivos en un municipio colombiano de 30.000 habitantes, se necesita conciencia de la necesidad de este trabajo formativo, así como el espíritu combativo y libertario de quienes allí han habitado, para poder desprenderse de conceptos que han llevado a la juventud socorrana a vivir su sexualidad exponiéndose a riesgos. Gracias a ese deseo de soltar amarras, se pudo trabajar durante 19 meses con 5.171 estudiantes de secundaria de las 7 instituciones educativas. El proyecto buscó una vivencia de la sexualidad sana, responsable y autónoma.

El pasado 17 de Junio se cerró el proceso con el encuentro de experiencias. Fue un encuentro lleno de color, de música y creatividad, en donde se presentaron los resultados del proceso adelantado a lo largo de 18 meses.  Cada institución educativa, presentó las miradas e impacto que tuvo el proceso para su quehacer cotidiano y fue evidente la comunión y el trabajo conjunto de la comunidad educativa: padres de familia, docentes y alumnado.

Estuvieron presentes cerca de 400 personas quienes desde las 7:00 a.m. presenciaron la jornada.  Fue un momento para evidenciar los balances: se trabajó con 117  jóvenes líderes, 226 docentes de preescolar al grado once, 3 profesionales de la sede UIS-Socorro y la directora de núcleo educativo del municipio.  Así mismo mediante la formación entre pares, se impactó en 5171 estudiantes.

Al cerrar esta etapa, una de las conclusiones de mayor contundencia es que se requiere darle sostenibilidad al proceso, aprovechando la capacidad que ya forjaron docentes y personas jóvenes del municipio. Además, el renovado compromiso de la Diputación Foral de Bizkaia, PROINAPSA-UIS y EDEX facilitará la extensión del trabajo de promoción de derechos sexuales y reproductivos, en esta ocasión con niñas y niños de Oiba y Simacota.

En anterior entrada dábamos cuenta de cómo habían tenido lugar nuestros primeros encuentros con organizaciones de iniciativa social en Latinoamérica y el Caribe, así como de la naturaleza y alcance de los más de cien proyectos que a lo largo de los últimos 20 años hemos desarrollado en el marco de la Cooperación Internacional al Desarrollo. Nos referiremos en la presente a otros aspectos que, en alguna medida, van más allá de dicho marco.

Acuerdos y contratos con administraciones

En no pocas ocasiones, las organizaciones del Sur con las que colaboramos en la aplicación de los programas educativos han recibido apoyo o han sido contratadas por administraciones públicas de sus respectivos países o por agencias de diverso tipo. En otras, tales contratos han sido ejecutados en asociación con las mismas, y no han faltado acuerdos firmados directamente entre EDEX y gobiernos nacionales o locales de diferentes países.

Es el caso Naciones Unidas, que nos contrató como parte del equipo internacional de expertos que visitaría 17 instituciones penitenciarias colombianas para redactar un Informe acerca del modo en el que habían sido empleados los fondos destinados a mitigar los problemas asociados al abuso de drogas en el interior de las mismas; de la Junta Nacional de Drogas del Uruguay, para la emisión en la televisión pública de nuestra serie en dibujo animado Cuentos para Conversar, así como para la edición de material didáctico correspondiente al programa La Aventura de la Vida; del Gobierno de Cuba, para la aplicación, desde 1998, del mencionado programa, al igual que sucediera entre 2001 y 2011 en el caso de la Municipalidad de Las Condes, en Chile. También la Alcaldía Mayor de Bogotá contrató con la alianza PROINAPSA-UIS/EDEX, en 2009 y 2010, la aplicación de programa La Aventura de la Vida. Otra alianza, en este caso de instituciones públicas y privadas lideradas por la OPS y el Ministerio de Salud de Costa Rica, nos ha venido contratando desde 2010 para formar en Habilidades para la Vida a agentes de salud y a docentes, e implementar los programas La Aventura de la Vida y Retomemos en la Región Brunca. En 2013, la Secretaría de Educación Pública del Gobierno de México contó con EDEX para dar apoyo al Proyecto de incorporación de la perspectiva de género en escuelas secundarias e impulso a la política de igualdad sustantiva de género.

La colaboración con la Organización Panamericana de la Salud

Particular relevancia ha tenido para nuestro trabajo la relación que a lo largo de estas dos décadas hemos sostenido con la Organización Panamericana de la Salud (OPS). El mismo, se inició en 1994 cuando fuimos invitados a colaborar, junto con un reducido grupo de profesionales de cuatro continentes, en la elaboración del Manual para crear, utilizar y evaluar actividades y materiales preventivos. Fue esta la manera en la que OPS daba respuesta a la sugerencia de los participantes en la reunión sobre el Proyecto Niños de la Calle celebrada en Ginebra ese mismo año, acerca de la necesidad de concebir una herramienta basada en un planteamiento participativo.

Desde entonces, se sucedieron con intermitencia las oportunidades para la colaboración entre EDEX y la OPS, como la habida en el seno del grupo de trabajo que diseñara la nueva Estrategia de la Red de escuelas promotoras de salud, hasta que en 2003 tuvo lugar una muy positiva inflexión. Ese año se afianzó y formalizó tal colaboración con la firma, en Washington, del Memorándum de entendimiento EDEX-OPS. Dicho acuerdo, asistido económicamente por el Gobierno Vasco, tuvo como objeto el Refuerzo de la promoción de la salud y la educación para la salud en el ámbito escolar en América Latina y el Caribe,  y facilitó el desarrollo de una panoplia de intervenciones realizadas en alianza con Proinapsa-UIS (Colombia), Fundación Convivir (Argentina), Universidad de Los Lagos (Chile) e Instituto de Educación Popular El Abrojo (Uruguay).

Posteriormente, el Memorándum fue renovado, y prestamos asistencia técnica a la Unidad de Determinantes Sociales de la Salud de la OPS, en el marco de la iniciativa Rostros, Voces y Lugares. Lo hicimos en materia de formación en cuatro países de Centroamérica bajo el epígrafe Fortalecimiento de la alianza salud, educación y desarrollo;  realizamos producciones de comunicación educativa, como la radial El árbol de los abrazos y La Canasta de buenas prácticas para la consecución de los ODM; y elaboramos memorias multimedia, como fue el caso reciente de Experiencias de las Américas, para la 8ª Conferencia Mundial de Promoción de la Salud en todas las políticas en las Américas (Helsinki 2013).

Una casa para otras citas

A lo largo de estas dos décadas, hemos tenido ocasión de recibir en nuestra casa a numerosas organizaciones, que nos visitaron para conocer nuestro trabajo, para hacer seguimiento de los proyectos que compartíamos, o con motivo de la realización de cortos períodos de formación, como fue el caso de los profesionales de las ong argentinas Convivir y Anpuy, o las mexicanos Fundación Comunitaria Querétaro, Universidad Autónoma del Yucatán y Saber Se, entre otras muchas. Hubo ocasiones, igualmente, en las que procuramos asistencia a instituciones, como sucedió en el caso de la Banda de Música de Jardín – Ciudad Bolivar (Antioquia, Colombia), integrada por medio centenar de jóvenes, para quienes organizamos e hicimos sostenible una gira artística en el País Vasco. Y no faltaron, tampoco, las oportunidades para prestar apoyo a personas llegadas al margen de organización alguna, como sucedió con la pareja que llamó a nuestra puerta en su condición de refugiados, a quienes  acogimos y proporcionamos empleo en el seno de nuestra organización durante dos años.

De igual modo, hemos dado la bienvenida a responsables políticos, como el Intendente de Canelones y el Secretario de la Junta Nacional de Drogas (Uruguay), el Viceministro de Prevención y Rehabilitación Antidroga del Ministerio del Gobierno de Bolivia, el  Coordinador Provincial del Plan de Prevención de Mendoza (Argentina), o el Prefecto de Tres Ríos (Brasil), lo que ha contribuido notablemente a nuestro crecimiento personal, profesional e institucional.

No faltaron quienes se incorporaron como profesionales a nuestro equipo durante varios meses, mientras realizaban sus estudios de postgrado en las universidades del País Vasco y Deusto, como fueron los casos de jóvenes de Chile, Colombia y Brasil, ni tampoco quienes hicieron pasantías remuneradas durante un año, como sucedió en los casos de dos técnicos de una organización amiga; incluso tuvimos entre nosotros durante cinco años, al frente del Área de Cooperación, al que fuera hasta entonces Director de una de nuestras organizaciones contrapartes. Por último, es significativo señalar que desde hace una década forman parte de nuestra plantilla, en tareas de formación y comunicación, dos personas que no renuncian a vivir en su Bucaramanga de origen. Por el contrario, jamás hemos sentido la necesidad de tener “desplazados sobre el terreno”, quizás porque siempre pensamos que  nuestras contrapartes sabían muy bien el terreno que pisan.

Lo mucho que hemos tenido ocasión de aprender

A todos acogimos y de todos aprendimos. De profesionales de la talla de Amanda Bravo y Víctor Martínez conocimos algo de lo mucho que saben sobre Habilidades para la Vida; de expertas de la OPS, como Mª Teresa Cerqueira o Sofialeticia Morales supimos más, no únicamente sobre Promoción de la Salud, sino acerca del saber ser y del saber estar; de la mano de profesionales de la comunicación educativa, como Gladys Herrera e Iván Darío Chahín creamos apetecibles materiales didácticos y disfrutamos de la fiesta de la conversación en forma de talleres y sobremesas; de dirigentes como Cirelda Carvajal, Juan Raddamés de la Rosa, Carmen Masías, Alberto Croce, Josefa Ippolito-Shepherd, Julio Calzada, Blanca Patricia Mantilla, Carla Mella, Jorge Melguizo, Ángela Tello, Mercedes Aranguren, Diana Mena y tantas otras personas que sería largo citar, nos nutrimos de su ejemplo y amistad. De quienes fallecieron,  Leonardo Mantilla y Aníbal Morales, guardamos los mejores recuerdos. De entre las ong con las que compartimos buena parte de este largo camino, solo perdimos la amistad de una, como se lamentara García Márquez en alusión a Mario Vargas Llosa.

“Las diferencias centrales de desempeño nacional en el escenario económico mundial presente se basan en la “calidad de la población” de un país. Las dos expresiones fundamentales de esa calidad son los niveles de educación y de salud. La segunda, fuertemente influida por la primera, es a la vez la base en la que se apoya la primera”. Bernardo Kliksberg. Primero la gente.

Fue en 1994 cuando pusimos en marcha nuestro primer proyecto en el marco de la Cooperación Internacional al Desarrollo. Desde entonces,  continuamos sin interrupción hasta sumar 118 proyectos, realizados en 17 países de Latinoamérica y el Caribe, con 44 ONG amigas. A la fecha, mayo de 2014, cinco de ellos están en curso y entregamos relato e informe final de otro. Un camino recorrido durante 20 años, que hemos dado en llamar Alianza Salud, Educación y Desarrollo.

En el transcurrir de estas dos décadas, los proyectos, educativos en su mayor parte, han contribuido a la formación de más de 55.000 agentes de Educación y Salud, e impactado directamente sobre una población superior a 1.500.000 escolares de educación primaria y secundaria, así como decenas de miles de madres y padres.

La historia comenzó en 1992 en Guayaquil, Ecuador, con ocasión del taller en el que participaron organizaciones especializadas en drogodependencias de la Región Andina. Celebrado en el marco de un programa de cooperación auspiciado por la Comisión Europea, EDEX acudió como invitada para impartir una sesión sobre Elaboración de materiales para la prevención. Lo hicieron, probablemente, porque para entonces nuestra Caja de herramientas para la prevención ya estaba bien provista.

Debió de resultar interesante nuestro enfoque, tan alejado de la “guerra contra las drogas” como centrado en la educación para la vida como estrategia para afrontar tal desafío, al punto que ese mismo año la organización peruana CEDRO, aplicó de manera experimental el programa La Aventura de la Vida, creado por EDEX y aplicado en el País Vasco desde 1990. El mismo, había sido distinguido en Londres con motivo de la I Semana Europea de la Prevención, y un año antes recibido uno de los Premios Reina Sofía en materia de prevención escolar de las drogodependencias.

No fuimos, nos encontramos

Este fue el modo en que se inició, en muchos casos, la relación con nuestras contrapartes en el Sur, después de que éstas se interesaran en aplicar programas para la promoción de hábitos saludables entre escolares, con énfasis en prevención de las drogodependencias, desarrollados por EDEX, al entender que, convenientemente adaptados, encontraban sentido en el seno de sus comunidades.

En efecto, la Cooperación al Desarrollo no fue un propósito fundacional. Nacimos hace 40 años para promover el bienestar de niñas, niños y adolescentes en nuestro entorno más cercano,  y una década después nuestro trabajo se amplió, de la mano de organizaciones amigas y administraciones públicas, al conjunto del País Vasco y al conjunto de España. Andando el tiempo, encontramos sentido a hacerlo, también, en Latinoamérica, algo que no resulta extraño tratándose de vascos.

Cooperación al Desarrollo, en nuestro caso entendida como un camino de doble vía, en el que se aporta y se recibe, en el que se enseña y se aprende, en el que permanentemente se lleva y se trae. Un camino en el que no sólo se construye lo de “allá”, pues lo de “allá” sirve, también, para construir y reconstruir lo de “acá”.

Alianza Salud, Educación y Desarrollo

A lo largo de estas dos décadas, hemos colaborado con decenas de ONG de muy diverso tamaño, recorrido, filiación y ámbito de trabajo. En lo que se refiere a este último aspecto, si bien durante los primeros años nos relacionamos con organizaciones orientadas hacia el fenómeno de las Drogodependencias y su prevención, como Cedro en Perú, Seamos y Cese, en Bolivia, Fundación Faro, Corporación Caminos, Corporación Surgir y Niños de Papel, en Colombia, o Pam-Drogas Iquique, en Chile, pronto el abanico se amplió a otras con énfasis en lo Comunitario, como la dominicana Casa Abierta, o a las que se desempeñan en Educación, como Fe y Alegría Venezuela y Colombia,  Salud, como Proinapsa-UIS, o Comunicación, como sucede con la Asociación Mundial de Radios Comunitarias-ALC, y aún a gobiernos, como es el caso de la República de Cuba.

De igual modo, a los primeros desarrollos en los países de la Región Andina, que también compartimos con organizaciones como Vivir, en Venezuela, con Fundación Ayuda, en Ecuador, y con la peruana CEPESJU, le sucedieron proyectos con otras en el Cono Sur, como las argentinas Anpuy, Convivir, Fundación SES, Programa Cambio y la AEA, la paraguaya Prever o las uruguayas El Abrojo y Puente al Sur, así como de Centroamérica (Cruz Blanca Panameña, Fundasalva, Vida y Sociedad, Grupo Coordinación de Drogas y Casa Alianza), el Caribe (Casa Abierta y Gobierno de Cuba) y México (Fundación Comunitaria El Bajío, Fundación Comunitaria Querétaro, Sistemas de Información para la Seguridad Humana y Saber Se. Por otra parte, al partenariado con ONG sumamos la colaboración directa con la Organización Panamericana de la Salud, OPS y  gobiernos locales y nacionales, como el de la República de Cuba, desde 1997.

Proyectos centrados en el fortalecimiento institucional de las organizaciones y la formación de agentes de educación y de salud comunitaria para la más adecuada aplicación por su parte de programas educativos que buscan anclaje en las políticas públicas y grandes impactos. Programas orientados al entrenamiento en Habilidades para la Vida de niñas, niños y adolescentes para un mayor empoderamiento, que atienda al cuidado de uno mismo, de las demás personas y del entorno; con un marcado enfoque de derechos y énfasis en Salud sexual y reproductiva, Prevención de las drogodependencias, Género o Convivencia,  según el caso; y con frecuencia articulados alrededor de los programas Cuentos para conversar, La Aventura de la Vida, Órdago y Retomemos, algunos de ellos creados y recreados desde ambos lados, cuando no desde “el Sur”.

El trabajo en red

Si bien los proyectos realizados en el marco de la Cooperación Internacional acostumbran a ser bilaterales, en ocasiones hemos logrado desarrollarlos a un tiempo con varias ong de un país, consiguiendo no solo mayor impacto sino importantes aprendizajes, también en términos de desarrollo institucional. De igual modo, el hecho de trabajar colaborativamente organizaciones muy diversas, en realidades igualmente diferentes, tanto en España como en varias regiones de Latinoamérica, y hacerlo en torno a un mismo programa, nos proporcionó una formidable plataforma para el aprendizaje.

En efecto, desde el primer momento actuamos en red, si bien ésta no se formalizó como Red iberoamericana de educación sobre drogas hasta 1998, en el curso del II Seminario Iberoamericano La Aventura de la Vida, celebrado en Bilbao. El primero de ellos,  que nos reunión en 1996, en Medellín, tuvo continuidad en España, Guatemala, Bolivia y Ecuador, hasta un total de diez citas, la última de las cuales se realizó en colaboración con el Gobierno de Aragón. Seminarios que nos permitieron no solo avanzar en cuestiones como la evaluación, el papel de las madres y padres, la formación de las personas docentes, la revisión de los materiales didácticos o el funcionamiento de la propia Red, y de este modo mejorar el programa que compartíamos y que cada quien recreaba, sino forjar sólidas relaciones personales e institucionales.

La Red Iberoamericana de ONG que intervienen en Drogodependencias (RIOD) es otro de los espacios de colaboración en el que participamos desde su creación, en 1999, cuando EDEX fue elegida para formar parte de su primera Junta Directiva, en la que asumió responsabilidades en las áreas de Secretaría y Comunicación. Fue gracias al impulso de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas de España y al apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional,  que ONG de 19 países articulamos este espacio de encuentro e incidencia política. Un lugar para debatir y construir juntos que hoy, 5 de mayo, nos convoca en Montevideo con motivo del XVI Seminario Iberoamericano sobre Drogas y Cooperación.

La Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida

Como no podía ser de otra manera, dada la naturaleza de los programas compartidos, han sido muchas las ocasiones en las que nos hemos encontrado en torno a la formación, la cual ha evolucionado en sus acentos, dirección y formato. En efecto, las drogodependencias y su prevención fueron dejando espacio a otros asuntos, como la comunicación educativa, la equidad de género, la salud sexual y reproductiva, la promoción de la convivencia o las Habilidades para la Vida.

De igual modo, cambió el sentido en el que caminábamos al encuentro por el sendero que juntos habíamos abierto. Si al inicio de la primera década, la mayor parte de las pisadas se orientaban en dirección Norte-Sur, a partir de la segunda la relación fue más bidireccional, primero, y en sentido inverso más adelante. No podía ser de otra manera, habida cuenta de que el enfoque que despertaba nuestro interés de manera creciente desde que en 1993 fuera impulsado por la Organización Mundial de la Salud, Habilidades para la Vida, contaba con un apreciable recorrido por parte de la OPS como de profesionales de algunas de las organizaciones con las que veníamos trabajando.  

También hemos avanzado en lo que se refiere a los formatos en los que tiene lugar este diálogo de saberes. A los Talleres, desplegados en decenas de ciudades en todas las regiones de Latinoamérica, los Encuentros, como el I Encuentro Vasco-Colombiano de Educadores para la Prevención del uso indebido de Drogas celebrado en Medellín, los Seminarios, como los diez aludidos en torno a La Aventura de la Vida y los tres Seminarios Iberoamericanos sobre HpV, se añade la Formación on line, y la apuesta por las HpV de los últimos diez años cristaliza en la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida.

Construido pacientemente desde ambas orillas, este espacio cuenta desde hace dos años con el primero de sus desarrollos, que denominamos TransCURSO, un espacio on line para formarnos en HpV, mediante el que minimizamos las limitaciones de espacio, tiempo y presupuesto.

Su Claustro de tutoras y tutores, integrado al 50% por especialistas de Latinoamérica y del País Vasco, ha acompañado a lo largo de las seis ediciones realizadas, procesos de crecimiento personal y profesional de 187 personas de la Educación, la Salud y la Intervención social, en 17 países.

El apoyo de las administraciones públicas

En algunos casos, la colaboración resulta suficiente con recursos de las respectivas organizaciones, si bien la mayor parte de los proyectos han precisado de co-financiaciación por parte de organismos públicos  y privados del Sur y Agencias de Cooperación Internacional al Desarrollo. Entre las que nos han acompañado a lo largo de estos 20 años se encuentran la Comisión Europea, la Agencia Sueca para el Desarrollo Internacional, la AECI, el Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Bizkaia y los ayuntamientos de Bilbao, Portugalete, Leioa, Sestao, Barakaldo, Andoain, Basauri y Elche, así como la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas.

Continúa en próxima entrada

Cañón del Chicamocha, Santander, Colombia

Cañón del Chicamocha, Santander, Colombia

San Agustín decía que el mundo era un libro y que las personas que no viajaban sólo leían la primera página. Y mucha razón tenía porque conocer otras culturas, geografías y maneras de hacer la vida,  es no sólo un placer y un privilegio sino además una oportunidad para ampliar la mirada frente al propio punto de vista y para disminuir los prejuicios que impiden reconocer el valor que tiene la diversidad propia de la vida y de los seres humanos.

Nagore García, en 2012 y Alicia del Álamo, en 2013, han podido leer una página más del libro de sus vidas. Las dos han viajado por tres meses a Bucaramanga, Colombia, durante el verano, en el marco del Programa Juventud Vasca Cooperante. Lo han hecho con EDEX como ONG responsable en Euskadi y con Proinapsa-UIS como ONG local, en donde han participado en proyectos de formación docente relacionados con la Educación para la Sexualidad y la promoción de los Derechos Sexuales y Reproductivos.

“Yo creo que he aprendido un poco más a vivir”, comenta Nagore. Y lo ha hecho después de afrontar en Colombia desafíos relacionados con el tráfico, la inseguridad ciudadana y las inclemencias naturales: “De  alguna  manera,  vivir  la  cotidianidad  de  allá  me  ha  abierto  la  mente  a  otras perspectivas y realidades. En ocasiones somos conscientes de la pluralidad de realidades, y sin embargo, no es lo mismo ser consciente a nivel intelectual/racional que vivirlo, ver como se traduce en experiencia encarnada”. Por su parte, Alicia destaca la actitud positiva de la gente colombiana  que se reinventa: “aunque estés en crisis te pintas los labios, te pones tu mejor vestido y venga…Para’lante”; así mismo, invita a Colombia a trabajar más por la calidad y el acceso a los servicios de salud, a los que concibe no como un “lujo” sino como algo a lo que debe acceder todo el mundo.

Han sido dos experiencias distintas en un mismo lugar,  vividas por dos mujeres jóvenes de Euskadi, diferentes también, que puedes conocer un poco más, en sus propias voces, escuchando sus testimonios, aquí abajo.

EDEX comparte los objetivos del Programa Juventud Vasca Cooperante y por eso desde 1997 ha participado acogiendo participantes y formando parte de la Comisión de Selección. En estos años ha compartido con 35 personas que como Nagore y Alicia han conocido “in situ” algunos de los proyectos en los que viene trabajando en diversos países. Han sido jóvenes y profesionales que han hecho aportes significativos a las experiencias visitadas y a las ONG involucradas, así como a la sociedad vasca en general. Algunas de ellas, tras continuar la lectura de más páginas de ese libro de la vida,  aún continúan en este mundo de la cooperación al desarrollo.

Nagore García

Alicia del Álamo

El salón se llenó por completo desde temprano. Podían ser unas 450 personas provenientes de distintas regiones de Colombia, representando al gobierno nacional, a gobiernos locales y departamentales, y a ONG nacionales e internacionales. Todas con un deseo en común: participar del primer Foro Internacional de Prevención de Embarazo en la Adolescencia, celebrado en Bogotá el 24 de septiembre.

La mañana se concentró en revisar resultados de investigaciones cualitativas y cuantitativas sobre el tema. Fueron muchos datos, testimonios y reflexiones, que ayudaron a entender mejor la situación actual y a formular preguntas sobre lo que se ha hecho. Por ejemplo, una de cada tres mujeres ha sido madre antes de cumplir 20 años de edad y eso es algo que estadísticamente no ha cambiado en los últimos 20 años en el área andina, según lo compartió Jorge Rodríguez, demógrafo de la CEPAL. Él mismo se preguntaba, ¿por qué las personas adolescentes no han logrado tomar el control de su reproducción? Bien vale la pena emprender la búsqueda de respuestas, porque mientras las mujeres mayores de 20 años sí han logrado asumir el control de la reproducción, no pasa lo mismo con las que tienen menos de dicha edad.

En la tarde se abrió espacio para escuchar 9 experiencias exitosas desarrolladas en Colombia, las cuales fueron seleccionadas previamente por el Comité organizador. La de EDEX y PROINAPSA-UIS fue seleccionada como experiencia exitosa por su trabajo de Promoción de la salud con énfasis en educación para la sexualidad en instituciones educativas de Santander.

Este trabajo inició en 2007 y se mantiene en marcha, cubriendo 6 municipios santandereanos: Bucaramanga. Lebrija, Floridablanca, Piedecuesta, Socorro y Puente Nacional. Se ha contado con recursos de las organizaciones citadas y de Cooperación internacional vasca provenientes de la Diputación Foral de Bizkaia, y los Ayuntamientos de Sestao y Bilbao.

Los resultados muestran que se ha trabajado con 36 instituciones educativas de áreas urbanas y rurales, 1.088 docentes de primaria y secundaria, 8.405 estudiantes de primaria y 19.540 estudiantes de bachillerato. El proceso ha incluido el uso de diversos materiales, como Habilidades para la Vida, Manual para aprenderlas y enseñarlas, Materiavida sexualidad y Lo hacemos, una propuesta de educación para la sexualidad.

La convocatoria a este foro fue realizada por el Observatorio Nacional Intersectorial de Prevención del Embarazo en la Adolescencia, el Fondo de Poblaciones de las Naciones Unidas –UNFPA– y el Ministerio de Salud y Protección Social.

El salón se llenó por completo desde temprano. Podían ser unas 450 personas provenientes de distintas regiones de Colombia, representando al gobierno nacional, a gobiernos locales y departamentales, y a ONG nacionales e internacionales. Todas con un deseo en común: participar del primer Foro Internacional de Prevención de Embarazo en la Adolescencia, celebrado en Bogotá el 24 de septiembre.

La mañana se concentró en revisar resultados de investigaciones cualitativas y cuantitativas sobre el tema. Fueron muchos datos, testimonios y reflexiones, que ayudaron a entender mejor la situación actual y a formular preguntas sobre lo que se ha hecho. Por ejemplo, una de cada tres mujeres ha sido madre antes de cumplir 20 años de edad y eso es algo que estadísticamente no ha cambiado en los últimos 20 años en el área andina, según lo compartió Jorge Rodríguez, demógrafo de la CEPAL. Él mismo se preguntaba, ¿por qué las personas adolescentes no han logrado tomar el control de su reproducción? Bien vale la pena emprender la búsqueda de respuestas, porque mientras las mujeres mayores de 20 años sí han logrado asumir el control de la reproducción, no pasa lo mismo con las que tienen menos de dicha edad.

En la tarde se abrió espacio para escuchar 9 experiencias exitosas desarrolladas en Colombia, las cuales fueron seleccionadas previamente por el Comité organizador. La de EDEX y PROINAPSA-UIS fue seleccionada como experiencia exitosa por su trabajo de Promoción de la salud con énfasis en educación para la sexualidad en instituciones educativas de Santander. Este trabajo inició en 2007 y se mantiene en marcha, cubriendo 6 municipios santandereanos: Bucaramanga. Lebrija, Floridablanca, Piedecuesta, Socorro y Puente Nacional. Se ha contado con recursos de las organizaciones citadas y de Cooperación internacional vasca provenientes de la Diputación Foral de Bizkaia, y los Ayuntamientos de Sestao y Bilbao.

Los resultados muestran que se ha trabajado con 36 instituciones educativas de áreas urbanas y rurales, 1.088 docentes de primaria y secundaria, 8.405 estudiantes de primaria y 19.540 estudiantes de bachillerato. El proceso ha incluido el uso de diversos materiales, como Habilidades para la Vida, Manual para aprenderlas y enseñarlas, Materiavida sexualidad y Lo hacemos, una propuesta de educación para la sexualidad.

La convocatoria a este foro fue realizada por el Observatorio Nacional Intersectorial de Prevención del Embarazo en la Adolescencia, el Fondo de Poblaciones de las Naciones Unidas –UNFPA- y el Ministerio de Salud y Protección Social.

La palabra “pre-pago” en Colombia está muy desprestigiada porque está asociada a la prostitución ejercida por mujeres jóvenes, universitarias, que cobran por una noche, altas sumas de dinero y por adelantado. Por eso, cuando María Consuelo nos contó que en su barrio Santo Domingo Savio, en Medellín, funcionaba la energía pre-pago, nos sorprendió. Ella es una mujer  que tiene un puesto ambulante, a pocos metros de la entrada al Parque Biblioteca España, donde vende desde sombreros, llaveros, collares pulseras, hasta recargas para teléfonos celulares y para la energía pre-pago.  Lo interesante de este servicio es que, ahora, cuando las personas no pueden pagar el consumo de luz y les suspenden el servicio, tienen la opción de hacer una recarga  por mínimo de tres mil pesos (1,20 €) y al digitar el pin que se les entrega en el contador de sus casas, automáticamente reactivan el servicio.

Anteriormente, no había opción. Sin el pago total de la deuda, la prestación del servicio era imposible. Este es un ejemplo de manejo de problemas y conflictos, una de las 10 Habilidades para la Vida, puesto en el ámbito social. Ya la pobreza, en muchos barrios de América Latina, es suficientemente extrema como para que la relación entre las organizaciones prestadoras de los servicios, el Estado y la comunidad, también lo sea.  Esto de la energía pre-pago propone una relación flexible, justa, en donde se procura que ninguna de las partes se perjudique.

Y como las Habilidades para la Vida son interdependientes, dar un manejo adecuado al problema de no tener el dinero para pagar la luz, es también disminuir los niveles de tensión y estrés de la población, por un lado y, por otro, aumentar la capacidad de las entidades públicas o privadas para conectar con las necesidades de las comunidades (empatía).

 Pocas ciudades se han transformado como lo hizo Medellín entre el 2004 y el 2011. El equipo de gobierno, luego de analizar críticamente el destino de los presupuestos, tomó las decisiones necesarias para lograr un objetivo: transformar la etiqueta de la criminalidad que caracterizaba a esta ciudad, en la etiqueta de la convivencia, las oportunidades, la educación  y la cultura. Esto fue lo que motivó recientemente que se le premiara como la ciudad más innovadora del mundo.

La innovación o creatividad de esta ciudad  son hijas de la claridad que se obtiene cuando somos capaces de pensarnos como personas ciudadanas con derechos, antes que como personas que tienen o no tienen el dinero para comprar servicios como la luz, el agua o el gas, o como la educación, la salud y el transporte. Este es sólo un ejemplo de la dimensión política de las Habilidades para la Vida, es decir, de la capacidad que tenemos para transformarnos en aquello que queremos ser, no sólo como personas, sino también como sociedades.

 Aquí podrá escuchar las palabras de María Consuelo que explican cómo  se recarga la energía en su puesto de venta y cómo la construcción del parque biblioteca España le dio luz a su barrio: dejó de ser el sector del miedo y se convirtió en uno de los lugares más visitados en Medellín por turistas de todo el mundo.


 

Cundinamarca publicada 2016

Este es un relato de gente grande que cada día enseña en salones pequeños. Son hombres y mujeres docentes de Cundinamarca, región colombiana, quienes desde Febrero de 2013 han sumado a su experiencia la formación en Habilidades para la Vida y hábitos saludables.

En 2012 las Secretarías de Salud y de Educación de la Gobernación de Cundinamarca, se propusieron trabajar juntas. Buscaron a PROINAPSA UIS, porque ellas sabían cómo lograr que estos dos sectores juntaran esfuerzos y multiplicaran resultados promoviendo la salud en la Escuela. E invitaron a “La Aventura de la Vida”, el programa internacional creado por Fundación EDEX, para que fuera la herramienta que pusiera en marcha el proceso dentro de las aulas.

En Marzo de 2013 convocaron a 129 docentes de 21 instituciones y 71 sedes. Estas personas asistieron a los talleres, a pesar de que algunas de ellas necesitaron de 2, 3, 5 y hasta 7 horas para llegar al sitio de encuentro. Una vez allí, escucharon la propuesta de trabajo, comprendieron de qué se trata la promoción de la salud, y se asomaron a “La Aventura de la Vida”. Enseguida comentaron entre ellas: “Es transversal, involucra todos los actores, favorece el trabajo en equipo”; “Estas historias son cercanas a la realidad de los niños”; “Cuando uno escucha o ve la historia se le empiezan a ocurrir formas para hacerlo en el aula”.

Impregnadas de buen ánimo, 21 instituciones educativas decidieron ser parte del proceso formativo liderado por PROINAPSA y se comprometieron a usar “La Aventura de la Vida” como herramienta de apoyo en sus Proyectos Educativos Institucionales y en sus planes de aula. A medida que fueron conociendo el programa y planificando, surgieron más comentarios en los pasillos: “Permite la transversalidad entre las áreas”. “Los estudiantes participan de manera activa a través del diálogo”; “Aporta a la construcción de ciudadanía”; “No me canso de escuchar las historias, son sencillas y divertidas”.

Cada institución educativa estudió el material, hizo su propio plan y decidió cómo incorporarlo a su trabajo. Se apostó por la autonomía como clave para enraizar el proceso: “Me gusta la propuesta que me hacen, que esto sea una guía y que yo con mi criterio como maestra pueda decidir cómo hacer las cosas, no es algo impuesto sino una propuesta para desarrollar las temáticas en la escuela”.

Desde Mayo el trabajo llegó a las aulas. Niñas y niños han ido conociendo los personajes de La Aventura de la Vida, escuchando sus historias, mirándose entre sí y empezando a contarse sus propias vivencias, a escuchar las del compañero de silla, las de la niña de adelante. Por su parte la gente docente ha estado disfrutando de poder enseñar de otra forma, más horizontal, juguetona, cercana y profunda.

Los espacios para conversar sobre la vida diaria se han ido instalando en algunas de las aulas de Cundinamarca, la oportunidad de reflexionar sobre la vida cotidiana se va afianzando y así, socializando, niñas, niños y docentes han iniciado un nuevo aprendizaje en Habilidades para la Vida y hábitos saludables. Cosas grandes las que aprenden en los pequeños municipios del centro de Colombia.

Sin embargo, la mejor parte está por venir. Como dicen en las series de televisión, “esta historia continuará”. Ya se ha iniciado una segunda fase del trabajo, proyectada a 2 meses y aspirando a fortalecer el trabajo en 15 municipios de 2 provincias, con 120 docentes de primaria y 105 de secundaria. Y la Gobernación de Cundinamarca ya trabaja en la posibilidad de proyectar el proceso a 10 meses más para llegar, además, a 3 provincias, y aumentar la cobertura a 16 instituciones educativas, 54 sedes, 66 docentes de secundaria y 110 de primaria.

En visita a la ciudad de Medellín, estuvimos conversando con Janed RiveraRestrepo. Ella  es coordinadora de proyectos de “Con la Gente” y docente de la asignatura “Democracia y afectividad” de la licenciatura en educación pre-escolar de la Universidad San Buenaventura de Medellín. El texto que guía el desarrollo de su asignatura, es el de  “Habilidades para la Vida, Manual para aprenderlas y enseñarlas”, de la Fundación EDEX.

EDEX: ¿Qué haces con este texto?

JANED: Lo que hago con este material es contribuir a la formación de las maestras en su vida o en su ser humano.  Cualquier otro profesional podrá restarle sensibilidad y humanidad a su quehacer, pero un docente no. Y un docente que trabaja con primera infancia, menos. Entonces, el Manual de Habilidades para la Vida lo que brinda es esa posibilidad para revisar tu ser humano, revisar tus niveles, tus posibilidades, en términos de empatía, de relaciones con el otro, de pensamiento reflexivo, crítico, de autoconocimiento, de todas las habilidades; ponerlas en ti, revisarlas en ti, pasarlas por tu cuerpo y tu corazón para poderlas potenciar en los niños.

EDEX: Cuéntanos del trabajo final que realizan tus estudiantes.

JANED: Al final del semestre realizan una práctica con un grupo de niñas y niños entre los 3 y los 5 años, de una escuela de Medellín. Con ellos ponen a prueba un juego que han diseñado, previamente y a lo largo del semestre, con mi asesoría y acompañamiento. El objetivo de este ejercicio es  desarrollar en el grupo, a partir del juego, una de las 10 Habilidades para la Vida.  Se han diseñado loterías, rondas, carruseles y parqués (o parchís), entre otros.

EDEX: ¿Cómo ven tus estudiantes el enfoque de las Habilidades para la Vida?

JANED: Como la asignatura es “Democracia y afectividad” y democracia es formar ciudadanía, entonces, en ese orden, si formamos en Habilidades para la Vida, estaremos garantizando la formación de ciudadanía. Hace poco una alumna me dijo: gracias. No solamente  por enseñarme a ser maestra sino a ser humana. Ellas sienten que trabajar en Habilidades para la Vida les fortalece el ser humano, el componente espiritual. Mis estudiantes tienen que referirse a la página de la Fundación EDEX todo el tiempo y esa es la biblioteca. Allí trabajamos.  A parte, referencio también la experiencia que estamos trabajando “Con la Gente”. Como estamos haciendo la narrativa para la formación ciudadana y de capacidades para la vida en niños de transición a quinto de primaria, también estamos haciendo una apuesta para que los maestros reconozcan esas Habilidades para la Vida y que, al igual que hacemos con las estudiantes en la Universidad, las puedan pasar por la vida y trabajar con los niños. Nadie da de lo que no tiene.

“Como firme defensor de la educación, la salud y los derechos de las niñas y con la convicción imperecedera de que las jóvenes pueden transformar nuestro mundo, acojo con beneplácito que el Día Mundial de la Población este año se centre en el embarazo en las adolescentes, una cuestión delicada que requiere la atención mundial”. De este modo se manifiesta el Director General de Naciones Unidas en referencia al día de hoy, 11 de Julio de 2013.

En efecto, según señala NN.UU, un porcentaje demasiado alto de los 16 millones de adolescentes que, según se estima, dan a luz cada año nunca tuvo la oportunidad de planificar su embarazo. Entre los países de la subregión andina prevalece una alta tasa de fecundidad adolescente. Así, el porcentaje de madres o embarazadas por primera vez (15 a 19 años) se sitúa en niveles inaceptables que, por otra parte, no han dejado de aumentar en los últimos años. Colombia ocupa el primer lugar entre ellos, con una tasa del 19,5 (encuestas 2005 a 2010) lo que representa un incremento de 5.9 puntos en relación a las encuestas realizadas en el período 1985-1999.

Persuadidas de la necesidad de afrontar con determinación tal problemática, las principales fuerzas políticas colombianas firmaron, el 27 de julio de 2011, un gran acuerdo en relación a la aplicación de políticas públicas efectivas para la prevención del embarazo adolescente. “A los 12, 15 ó 18 años los jóvenes deberían estar estudiando, jugando, aprendiendo, y no trabajando para poder criar un hijo. ¡Queremos que nuestros niños y jóvenes vivan su infancia y su juventud con plenitud de sus derechos!”, afirmaba J.M. Santos, Presidente de la República de Colombia, con motivo de la firma de dicho acuerdo.

No resulta extraño que el compromiso de EDEX con el bienestar de la infancia y la adolescencia, y con Colombia, país en el que estamos presentes desde hace 20 años, se concretara en el trabajo educativo en materia de Derechos sexuales y reproductivos, que desempeñamos desde 2008. Para el mismo, contamos con la complicidad de las áreas de Cooperación al Desarrollo de la Diputación Foral de Bizkaia y de los ayuntamientos de Sestao, Portugalete y Bilbao. Ello nos ha permitido investigar, desarrollar estrategias y materiales didácticos apropiados al contexto, lo que ha resultado enriquecedor gracias al talento local con el que hemos tenido oportunidad de compartir.

En esta ocasión, ha sido el Ayuntamiento de Bilbao el que ha renovado su confianza en el proyecto formulado por EDEX junto con el Instituto PROINAPSA-UIS, centro colaborador de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), titulado “Capacitación para la mejora de derechos sexuales y derechos reproductivos – Santander – Colombia”, al que ha dotado de 55.996 € sobre un total de 78.777 € que representará el coste de su implementación. A través del nuevo proyecto, que es parte de una intervención de largo aliento, se formará a 230 jóvenes líderes de instituciones educativas y organizaciones juveniles y a 60 docentes de 10 instituciones educativas de, Municipio de Piedecuesta.

Una vez formados, docentes y jóvenes líderes realizarán procesos de réplica con adolescentes y jóvenes escolarizados y no escolarizados del municipio. Se llegará a 2.100 jóvenes formados por el colectivo docente y 4.600 jóvenes formados mediante educación entre pares. Para desarrollar la tarea, nos serviremos de algunas herramientas didácticas, como MateriaVida, una propuesta de comunicación educativa que enfatiza en Habilidades para la Vida, y se sirve de historias animadas como la titulada “No llega”.

Este proceso estará articulado al trabajo que se realiza desde el municipio por los sectores salud, educación, organizaciones juveniles y el consejo municipal de juventud.

“Como firme defensor de la educación, la salud y los derechos de las niñas y con la convicción imperecedera de que las jóvenes pueden transformar nuestro mundo, acojo con beneplácito que el Día Mundial de la Población este año se centre en el embarazo en las adolescentes, una cuestión delicada que requiere la atención mundial”. De este modo se manifiesta el Director General de Naciones Unidas en referencia al día de hoy, 11 de Julio de 2013.

En efecto, según señala NN.UU, un porcentaje demasiado alto de los 16 millones de adolescentes que, según se estima, dan a luz cada año nunca tuvo la oportunidad de planificar su embarazo. Entre los países de la subregión andina prevalece una alta tasa de fecundidad adolescente. Así, el porcentaje de madres o embarazadas por primera vez (15 a 19 años) se sitúa en niveles inaceptables que, por otra parte, no han dejado de aumentar en los últimos años. Colombia ocupa el primer lugar entre ellos, con una tasa del 19,5 (encuestas 2005 a 2010) lo que representa un incremento de 5.9 puntos en relación a las encuestas realizadas en el período 1985-1999.

Persuadidas de la necesidad de afrontar con determinación tal problemática, las principales fuerzas políticas colombianas firmaron, el 27 de julio de 2011, un gran acuerdo en relación a la aplicación de políticas públicas efectivas para la prevención del embarazo adolescente. “A los 12, 15 ó 18 años los jóvenes deberían estar estudiando, jugando, aprendiendo, y no trabajando para poder criar un hijo. ¡Queremos que nuestros niños y jóvenes vivan su infancia y su juventud con plenitud de sus derechos!”, afirmaba J.M. Santos, Presidente de la República de Colombia, con motivo de la firma de dicho acuerdo.

No resulta extraño que el compromiso de EDEX con el bienestar de la infancia y la adolescencia, y con Colombia, país en el que estamos presentes desde hace 20 años, se concretara en el trabajo educativo en materia de Derechos sexuales y reproductivos, que desempeñamos desde 2008. Para el mismo, contamos con la complicidad de las áreas de Cooperación al Desarrollo de la Diputación Foral de Bizkaia y de los ayuntamientos de Sestao, Portugalete y Bilbao. Ello nos ha permitido investigar, desarrollar estrategias y materiales didácticos apropiados al contexto, lo que ha resultado enriquecedor gracias al talento local con el que hemos tenido oportunidad de compartir.

En esta ocasión, ha sido el Ayuntamiento de Bilbao el que ha renovado su confianza en el proyecto formulado por EDEX junto con el Instituto PROINAPSA-UIS, centro colaborador de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), titulado “Capacitación para la mejora de derechos sexuales y derechos reproductivos – Santander – Colombia”, al que ha dotado de 78.777 €, sobre un total de 92.776 € que representará el coste de su implementación.

A través del nuevo proyecto, que es parte de una intervención de largo aliento, se formará a 230 jóvenes líderes de instituciones educativas y organizaciones juveniles y a 60 docentes de 10 instituciones educativas de Piedecuesta.

Una vez formados, docentes y jóvenes líderes realizarán procesos de réplica con adolescentes y jóvenes escolarizados y no escolarizados del municipio. Se llegará a 2.100 jóvenes formados por el colectivo docente y 4.600 jóvenes formados mediante educación entre pares. Para desarrollar la tarea, nos serviremos de algunas herramientas didácticas, como MateriaVida, una propuesta de comunicación educativa que enfatiza en Habilidades para la Vida, y se sirve de historias animadas como la titulada “No llega”.

Este proceso estará articulado al trabajo que se realiza desde el municipio por los sectores salud, educación, organizaciones juveniles y el consejo municipal de juventud.

Desde que en 2009 inauguramos los Encuentros “Desarrollo y Cooperación”, hemos tenido ocasión de contar entre nosotros con seis profesionales latinoamericanos que han compartido sus iniciativas en los campos de la educación, la promoción de la salud y el bienestar social. Profesionales de la Organización Panamericana de la Salud como Sofialeticia Morales, del Tecnológico de Monterry (México), como Ernesto Benavides, o de la Junta Nacional de Drogas del Gobierno de Uruguay como Julio Calzada, quien compartió con nosotros las políticas de despenalización del cannabis que se proponían acometer en su país.

Hoy, 14 de mayo, celebramos el séptimo de estos Encuentros. Contamos en esta ocasión con Claudia Victoria Téllez, de la Secretaría de Educación de la Alcaldía Mayor de Bogotá. Claudia Victoria presentará el trabajo que están desarrollando en el campo de la educación para la ciudadanía y la convivencia. El Encuentro tendrá lugar en Adaka – Servicio de Promoción del Voluntariado de Portugalete a las 18:00 horas, y están invitados profesionales de ONGD o de administraciones públicas vinculadas con la cooperación, la convivencia o la ciudadanía, y, en general, todas las personas sensibles a estos temas.

El Encuentro ha sido organizado por EDEX con el Ayuntamiento de Portugalete, y cuenta con la colaboración de la Agencia Vasca de Cooperación al Desarrollo y la mencionada Adaka.

Engativá era un antiguo poblado cercano a Bogotá. Su nombre significa ciudad azul y lo ganó por las aguas que guardaba. Pero los tiempos cambiaron y ahora es una localidad de la Capital de Colombia, urbanizada y con una amplia red de escuelas. Allí se está desarrollando, desde el 2009, la Alianza Salud, Educación y Desarrollo en colegios de Engativá, a través del Programa La Aventura de la Vida. En esta alianza participan la Secretaría de Educación Distrital SED– de la Alcaldía de Bogotá, EDEX y PROINAPSA UIS.

Contando con los aportes de la Agencia Vasca de Cooperación y del Ayuntamiento de Portugalete ha sido posible proyectar el trabajo a diciembre de 2013. Hoy, en el marco del Proyecto de Educación para la Ciudadanía y la Convivencia (PECC), este proceso lo construyen 32 instituciones educativas, cerca de 1000 docentes y más de 40 mil niñas y niños.

Escrito por Gladys Herrera Patiño  |  Pincha aquí para saber más

  • Publicaciones Edex
  • eDucare
  • SocialDreamers
  • Los Nuevos Vecinos
  • Retomemos
  • EdexTV