Educar para vivir, educar para convivir.

Archivos por categoría

Actualmente estás viendo todos los mensajes publicados bajo Honduras.

Foto de Children International, cedida a FUNDACION EDEX para ilustrar esta publicación

Durante el primer semestre de 2018, el equipo de la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida, promovida por Fundación EDEX, tuvo la oportunidad de liderar 4 talleres de formación en Habilidades para la Vida con cerca de 180 educadores de Children International, en Barranquilla, Cartagena y San Pedro Sula.

Children International es una organización líder del movimiento para erradicar la pobreza. Apoya a niños y jóvenes mediante un equipo sensible, un lugar seguro y programas enfocados en la salud, la educación, el empoderamiento y el empleo. La transformación que estos niños y jóvenes emprenden en sus vidas, y el impacto positivo que repercute en sus familias y comunidades por generaciones, es fuente de inspiración para quienes apadrinan y contribuyen con su causa.

Su modelo de apadrinamiento valora la educación en las habilidades para la vida HpV como una herramienta de empoderamiento personal y colectivo, capaz de afirmar el poder de la persona y de la comunidad para romper el círculo de la pobreza y contagiar su capacidad a otras personas. Algo a lo que ellos llaman “efecto en cadena en futuras generaciones”.

Un taller a la medida

El diseño del taller a trabajar con sus equipos tenía entonces diversidad de desafíos interesantes, pero uno de ellos atrajo nuestra atención: se trataba de un grupo de profesionales con amplia experiencia y conocimiento de las HpV aplicadas a un objetivo preciso, romper el círculo de la pobreza. Nuestro reto era poder usar su experiencia como materia prima de nuevos aprendizajes.

Pusimos sobre la mesa varios de los objetivos que suelen animar el desarrollo de nuestros talleres: que toquen a las personas en su dimensión individual, profesional y colectiva; que le hablen a sus emociones, necesidades y pensamientos; que hermane la emoción y la reflexión para construir nuevos saberes; que el diálogo entre iguales fuera el recurso para conectar saberes distintos y crear nuevos; que permitiera ver en el enfoque de HpV una manera de fortalecer la capacidad de transformación de la vida personal y colectiva; que cada actividad cohesionara el grupo; y sobre todo, que las personas salieran empoderadas, con deseos y dispuestas a liderar este tipo de procesos, sintiéndose capaces de hacerlo.

Los talleres tuvieron 14 horas de duración cada uno, trabajadas a lo largo de dos días y con un promedio de 45 personas por evento. Si alguien escuchaba tras la pared, “vería” que en instantes se pasaba del silencio absoluto a la algarabía total, del murmullo a la conversación entre muchas personas, del trabajo individual,  al grupal y al colectivo. Si echaba un ojo a lo que sucedía en el salón, ese alguien podría ver al grupo concentrado en una imagen, explorando una mezcla de baile y canto,  compartiendo su vida personal, soñando cómo hacer distinto su trabajo,  jugando o escribiendo.

Mucha piel, mucha cabeza

El grupo de Children International puso todo en el desarrollo de los talleres: su saber hacer, sus conocimientos, su historia personal, su alegría, sus dudas, sus creaciones… Eso hizo fácil, divertida y relajada la propuesta de aprender juntos. Y así se notó cuando al cerrar el taller le pedimos a las personas que nos hicieran un relato de su experiencia, y entonces nos llegaron a la mano palabras que daban cuenta de lo que había sucedido. Más abajo compartimos algunos de sus testimonios.

Gracias de corazón al equipo de Children por confiar en nosotros y por darnos la oportunidad de renovar el aprendizaje sobre las Habilidades para la Vida como motor de transformación.

Reflejos desde los testimonios

“Una cosa piensa el burro y otro el que lo enjalma”, reza el dicho popular. ¿Cómo vivieron las personas el taller? Sus propias palabras lo reflejan, acá una selección de algunas de ellas:

  • “Me siento feliz y a la expectativa conmigo misma. ¡Voy subiendo de nivel!!”
  • “Pude gozar, reír, divertirme con todos mis compañeros, pude tener nuevas conexiones con ellos y lo más importante, conmigo mismo. Me iluminó la mente, me fortaleció como persona…hoy me voy como otra persona de aquí, transformada y con un punto de vista muy distinto a cómo veía las cosas”.
  • “Qué rico es poder aprender de manera creativa y poder dejar a un lado el trajín y el estrés laboral”
  • “Tenía expectativas de aprender qué eran las habilidades para la vida, cuáles eran y cómo enseñarlas desde mi trabajo. Sin embargo, no las aprendí, las VIVÍ y ahora las siento como propias. Aprendí haciendo, me llevo vivencias, experiencias de otros. Nada enriquece más que la interacción con otros”.
  • “Fui muy feliz y eso no tiene precio”.
  • “Llevo tranquilidad, paz, sentir humanista para las demás personas, pienso y deseo tener más tolerancia, autocontrol, ser flexible y no juzgar antes de conocer… hay algo que me ha costado, expresar mis sentimientos, pienso que esta capacitación me será de mucho aprendizaje para emprender y poner en práctica las ganas de poder decir, “amor, te amo”, de frente”.
  • “Me mantuve activa todo el tiempo, ni cuenta me di de las horas”.
  • “Me siento un profesional más humano, aterrizado en conceptos y metodologías lúdicas de trabajo. Me llevo alegría, un sabor agradable de pleno goce en trabajo en equipo y creatividad”.
  • “Aprendí que la vida es un recorrido y que nunca nos sabremos todo, así que seguiré siendo una aprendiz emocionada y vibrante”.
  • “Fue un tiempo sanador…pude identificar una de las emociones con las que he estado luchando, estaba molesta por todo lo que me está pasando…más que un taller siento que me dieron posibilidades, oportunidades. Me siento liberada, interesada, curiosa, emocionada y podría decir que hasta en paz”.
  • “Prometo no ser la misma después de este taller”
  • “Me mostró que la relación facilitador-aprendiz es más enriquecedora cuando es una relación horizontal y en un entorno de confianza”.
  • “Durante estos dos días me sentí libre, siendo yo, sin prejuicios y juicios a los que siempre estamos acostumbrados a escuchar cuando se comparte con un grupo grande de personas”.
IMG-20170814-WA0005 preubaEquipo motor de Mmb en Omoa y Puerto Cortes, en compañia del equipo consultor de EDEX, celebrando el trabajo realizado.
 

Una vez en una escuela de Medellín entrevistamos a una maestra que llevaba meses trabajando Habilidades para la vida en su aula. Enseñaba a sus estudiantes a tomar decisiones propias, a construirse a sí mismos, a sí mismas. Su hijo de 10 años era uno de ellos. Un día, tras una discusión en casa por el deseo del chico de abandonar el equipo de fútbol se anotó la siguiente pregunta: Mamá, ¿por qué no haces en casa lo que nos enseñas en el colegio?

Este relato nos vino a la mente hace unos meses al constatar que si bien somos una organización que incluimos la cooperación al desarrollo en nuestro quehacer, en pocas ocasiones cooperamos con otras similares. Nos referimos, claro está, a la cooperación horizontal entre organizaciones del “norte”, porque es evidente que sí cooperamos constantemente con las del “sur”.

En nuestro caso, compartimos en el seno de la Coordinadora de ONGD de Euskadi, pero no es habitual que trabajemos conjuntamente con otras ONGD, aunque el trabajo tenga lugar en escenarios, con colectivos o en temáticas similares a los nuestros.

Cooperar entre quienes cooperamos

La tarea compartida durante años con alguno de los miembros de medicusmundi bizkaia (MMB) nos proporcionó múltiples ocasiones para conocer y reconocer su trabajo, constatar una labor común en materia de salud sexual y reproductiva (SSyR) y apreciar las fortalezas y debilidades en el tema de las respectivas organizaciones.

Hace algo más de un año EDEX y MMB identificaron un proyecto en el cual las necesidades detectadas por medicusmundi bizkaia encajaban muy bien con las fortalezas de EDEX en el enfoque de Habilidades para la vida y la creación de programas educativos para promover una educación afectivo-sexual en las aulas de los colegios. Ocurrió en el marco del proyecto de MMB “Fortalecimiento a la Red Integrada de Servicios de Salud de Puerto Cortés y Omoa (Honduras)”, que sería financiado por la Agencia Vasca de Cooperación al Desarrollo, y que se desarrollará hasta finales de 2018.

En concreto, se propuso trabajar en 6 colegios de la zona con docentes y adolescentes, promoviendo la educación para la sexualidad y los derechos sexuales y reproductivos. Los indicadores de la zona, cuya fuente era el propio Ministerio de Salud, señalaban la pertinencia e idoneidad del trabajo educativo en SSyR en los centros escolares.

Motor propio

Iniciamos el año tejiendo un plan de trabajo que tuvo como principal objetivo el fortalecer un equipo motor en la zona, que liderara y acompañara la propuesta. Se juntaron seis personas provenientes de las administraciones locales y de MM Honduras, inmersas en los sectores salud, educación y juventud. Una triada poderosa y con asiento en la zona. Este grupo realizó el TransCurso, espacio on line de formación, en el cual durante tres meses conocieron las Habilidades para la vida y la capacidad de las mismas en lo que a empoderamiento y transformación en las personas se refiere.

Luego se produjo una visita de 10 días a la zona en donde un abanico de acciones amplió la intervención. Abrimos con un evento de lanzamiento de la consultoría y una rueda de prensa para hacer público el proyecto a través de los medios de comunicación de la zona de influencia y un taller introductorio a las Habilidades para la vida y su relación con la sexualidad. En los dos eventos contamos con la presencia del Alcalde de Omoa, las autoridades de la Secretaría Salud y Secretaría Educación de los dos municipios. A continuación tuvimos dos días de taller con un equipo de 30 docentes provenientes de 15 Centros de educación básica. Fueron 16 horas de alegría, silencio, emoción, reflexión, aprendizaje personal y profesional que tuvo un resultado que valoramos muy positivamente: la motivación a trabajar en sus aulas en torno a un tema del que usualmente huían, el de la sexualidad.

Un día después nos llegó una invitación no prevista que aceptamos con alegría. Ir a trabajar con un equipo de 30 docentes del Instituto Franklin Delano Roosevelt, del municipio de Puerto Cortés, que tiene 4500 estudiantes de secundaria. Tuvimos escasas 3 horas de taller, en las que de nuevo la motivación de las personas para emprender un trabajo de Habilidades y sexualidad fue el mejor resultado.

A cada escuela y colegio que participó se le entregaron materiales educativos que muestran cómo iniciar actividades en el aula: Retomemos/Afectivo sexual  que apoyan y orientan la labor docente, el bloc Retomemos afectivo sexual dirigido al estudiantado, y Habilidades para la vida, Manual de entrenamiento. Luego, cada quien hizo su propio plan de trabajo, dándose tiempo para ir comprendiendo cómo se hace e ir desarrollando su destreza.

Acompañamiento

Los días finales los empleamos en sesiones de trabajo con el equipo motor. Se analizaron los talleres, lo expresado por las personas docentes, las programaciones de actividades, el modo en que como equipo motor se les puede acompañar y se dedicó un día completo a examinar “Lo Hacemos, una propuesta de educación para la sexualidad”, texto que va más allá de la experiencia del docente en el aula, buscando consolidar un programa de educación para la sexualidad para todo el colegio.

Como reflexión propia el grupo motor definió algunas ideas fuerza para orientar el trabajo a realizar en las escuelas y su proyección a la comunidad: El fortalecer Habilidades para la vida en adolescentes busca que cada quien pueda tomar sus propias decisiones en todas las dimensiones de su vida, para que aflore todo su potencial; se quiere promover convivencia entre personas que pueden ser distintas; la estrategia educativa será la conversación en donde cada quien pone su punto de vista, no lo impone; las decisiones sobre la propia sexualidad se enriquecen con los derechos sexuales y reproductivos; la sexualidad no es solo genitalidad. Estos postulados irán madurando con el tiempo y serán compartidos con metodologías participativas en donde las personas jóvenes y adolescentes serán protagonistas.

Luego de semana y media de trabajo nos dimos un abrazo de despedida sabiendo que el acompañamiento seguirá en línea y convencidos de que el trabajo no sólo dará frutos en las aulas de Omoa y Puerto Cortés sino también en el seno de EDEX y MMB, dos organizaciones vascas que aprendimos que cooperar tiene sentido entre quienes cooperamos.

Pintar 3El 2016 fue un año que pintó muy bien para Fundación EDEX. Vino con un cúmulo de días intensos, los proyectos llegaron en racimo, dulces, jugosos y llenos de nuevas semillas. Tanto así que muchas de las alianzas y andanzas de 2016 no alcanzamos a compartirlas en el blog. Esto nos animó a construir un texto resumen que a manera de inventario diera cuenta de aquellos trabajos que nos ilusionaron en el año que acaba de terminar y que sirven de impulso para este 2017 que arranca.

Diversidad de aliados y temas

En esta primera entrega compartimos, mes a mes, lo realizado en América Latina y el Caribe, así como en la oferta digital de la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida. Lo mejor del año fue la diversidad que trajo consigo. Ella se reflejó por una parte en la calidad y la cantidad de los aliados que tuvimos (colegios, universidades, organismos multilaterales, empresas privadas, gobiernos nacionales y locales, organizaciones comunitarias, cooperativas, radios comunitarias, proyectos y organizaciones de docentes).

También en los temas en que se le otorgó sentido al aporte de las Habilidades para la Vida (HpV): Salud en Todas las Políticas, calidad de la educación, extensión universitaria, formación integral de estudiantes universitarios, de secundaria y primaria, proyectos económicos liderados por comunidades, políticas públicas en el campo de la cultura, fortalecimiento de la Responsabilidad Social Empresarial, promoción de la Salud, empoderamiento personal y social, comunicación y educación, ciudadanía, convivencia, sexualidad, construcción de paz, comunicación para la paz…

Ha sido una fortuna establecer contacto y construir desarrollo junto a personas, organizaciones e intereses tan diferentes. Nos confirma aquella vieja idea que nos inspira: lo normal entre personas es que seamos distintas. Esa es nuestra riqueza, no nuestro problema.

Enero: Alianza con Enfermería y Educación

En alianza con la Escuela de Enfermería de la UIS, iniciamos el año formando al colectivo docente del Colegio Comuneros, de Bucaramanga, Colombia, en Habilidades para la Vida y en el uso del programa La Aventura de la Vida. En el mismo mes abrimos al público la webapp para compartir experiencias de Salud en Todas las Políticas, por encargo de la Organización Panamericana de la Salud.

Febrero. Arranca la formación digital en HpV

Se puso en marcha de la oferta digital de la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida.  En el año se realizaron 3 ediciones del TransCurso, espacio para formarnos en Habilidades para la Vida. En colaboración con la Cátedra de Promoción de la Salud de la Universidad de Girona, certificamos 129 personas en el año. De nuevo, los testimonios ofrecidos por los grupos de estudiantes nos sorprendieron por la profundidad, utilidad y sencillez de sus aprendizajes. También se realizó la primera edición de La Aventura de la crianza, dirigido a familias, certificando 18 personas.

Marzo: Aprender a convivir en el llano colombiano

Durante un par de días y en alianza con la GIZ (cooperación alemana en Colombia), fuimos a San Juan de Arama, a trabajar con personas de Asociaciones de Productores de Leche, deseosas de aprender a convivir.

Abril: Inicio de un trabajo de meses en Panamá

En el marco de la alianza con Sumarse y la Alcaldía de Panamá, formamos 43 personas en Habilidades para la Vida, en modalidad presencial y virtual, y adicionamos una asesoría personalizada para traducir lo aprendido en un proyecto de aplicación inmediata.

Mayo: Acuerdos y encuentros en Brasil

Empezamos en Franca, en donde se trabajó un taller de Habilidades para la Vida y firmamos un acuerdo de colaboración con la UNIFRAN. Luego asistimos a la 22ª.Conferencia Mundial de Promoción de la Salud en Curitiba en donde además de aprender de todas las experiencias, compartimos la nuestra  con la Escuela e hicimos un Taller y un Simposio de HpV. Cerramos nuestra presencia en Brasil celebrando un taller con UNICOM en Río de Janeiro y un intercambio de  experiencias con Visión Mundial en Sao Paulo.

Junio: En el oriente de Colombia

Nos encontramos con los docentes de Ciudadanía desde el aula, un proyecto del que formamos parte desde 2015 y que promueve el uso de los Cuentos para Conversar en el aula para aprender ciudadanía.  Luego fuimos a Contratación, Santander, a trabajar con todo el equipo docente del Instituto Técnico Industrial San Juan Bosco. En el mismo mes se cerró el trabajo que durante 1 año se realizó en 2 instituciones educativas de Chima y Simacota, empoderando a niñas y niños en equidad de género, ciudadanía y convivencia.  Este trabajo desarrollado por PROINAPSA -UIS tuvo la cooperación del Ayuntamiento de Bilbao. Cerramos el mes en Bucaramanga, aportando a Impacto ciudad, una iniciativa ciudadana para mejorar la movilidad.

Julio: Con comunidades que ofrecen turismo sostenible y ecológico.

Por invitación de la GIZ, durante dos semanas estuvimos en La Macarena, Colombia, trabajando Habilidades para la Vida con organizaciones comunitarias que trabajan turismo sostenible. Además, aprovechamos para trabajar con los estudiantes del colegio de secundaria del municipio.

Agosto: Radios Comunitarias emitiendo paz

Con la Asociación de Radios Amigas Comunitarias de Norte de Santander (RADAR) pusimos en marcha un proceso de formación presencial y digital en Habilidades para la Vida, Comunicación y Paz, dirigido a 28 corresponsales y editores provenientes de 14 emisoras comunitarias de la zona, en el oriente de Colombia.

Septiembre: Sexualidad juvenil

Desde Bilbao llega la buena noticia de que el ayuntamiento aporta recursos de cooperación para desarrollar el proyecto Participación de adolescentes y jóvenes del municipio de Floridablanca (Colombia) en el Fomento de los Derechos Sexuales y Reproductivos y la Equidad de Género, en alianza con PROINAPSA-UIS.

Octubre: Más cerca de las Universidades

Invitados por la Red de Universidades Promotoras de la Salud de México, asistimos a su VI Congreso en Sonora, en donde compartimos un taller y una conferencia, buscando los nexos entre las Habilidades para la Vida, la Promoción de la Salud y el empoderamiento personal y colectivo.

Luego trabajamos en Querétaro, de la mano de la Dirección de Profesiones de la Secretaría de Educación del Estado. Compartimos el enfoque de HpV en cuatro conferencias y dos talleres, además de diversos encuentros con autoridades de la región. Fuimos testigos del interés que este trabajo despierta.

Simultáneamente, en Bucaramanga, se trabajaron conferencias de Habilidades para la Vida con poco más de 1000 estudiantes de primer semestre de la Universidad Industrial de Santander.

Noviembre: Inicio de trabajos en Honduras

Luego de acercamientos durante más de un año, logramos darle vida a la alianza entre el programa CONVIVIR de Honduras y EDEX. Esto nos permitió un taller inicial en Tegucigalpa y dos talleres de formación de formadores en Siguatepeque. En ambos, contamos con personas y organizaciones que apuestan por las HpV como estrategia para aprender a convivir.

Diciembre: La convivencia, prioridad escolar mexicana

En acuerdo con La Secretaría de Educación Pública, a través de la Dirección General de Innovación y Fortalecimiento Académica, DGIFA, acudimos a la Ciudad de México a trabajar con docentes provenientes de 626 escuelas priorizadas por el Programa Nacional de Convivencia.  Además de un taller presencial de 6 horas, cada escuela recibió materiales de La Aventura de la Vida y en 2017 se complementará la formación con un curso digital de Habilidades para la Vida y Convivencia, de 8 semanas de duración. La ejecución se hizo de la mano de nuestra aliada, Seguridad Humana.

En el mismo mes cerramos el trabajo en República Dominicana para el fortalecimiento de colectivos sociales, mediante la promoción de estilos de vida saludables, género y derechos humanos en las provincias de Santiago y Duarte, en alianza con Casa Abierta y con apoyo de los Ayuntamientos de Leioa y Portugalete. En un año de trabajo se logró llegar a 6.823 participantes directos y 13.646 indirectos, mediante la formación de animadores y mediadores.

Y como semilla para 2017, se obtuvo el respaldo del Ayuntamiento de Portugalete para mejorar la calidad de la educación de  adolescentes del municipio de Zaragoza, departamento de La Libertad, en El Salvador, en alianza con CIDEP.

Nuevo calendario

El que pasó fue un año cargado de buenas noticias, alianzas y perspectivas, que nos llena de ilusión para un 2017 que promete continuidad a los procesos en Colombia, México, Honduras, Panamá, Costa Rica, así como la apertura de nuevos trabajos en El Salvador y Paraguay, siempre en alianza con gobiernos y organizaciones de la sociedad civil, como nos gusta y creemos que tiene sentido construir desarrollo.

  • Publicaciones Edex
  • eDucare
  • Los Nuevos Vecinos
  • Retomemos
  • EdexTV