Educar para vivir, educar para convivir.

Archivos por categoría

Actualmente estás viendo todos los mensajes publicados bajo Panamá.

Pintar 3El 2016 fue un año que pintó muy bien para Fundación EDEX. Vino con un cúmulo de días intensos, los proyectos llegaron en racimo, dulces, jugosos y llenos de nuevas semillas. Tanto así que muchas de las alianzas y andanzas de 2016 no alcanzamos a compartirlas en el blog. Esto nos animó a construir un texto resumen que a manera de inventario diera cuenta de aquellos trabajos que nos ilusionaron en el año que acaba de terminar y que sirven de impulso para este 2017 que arranca.

Diversidad de aliados y temas

En esta primera entrega compartimos, mes a mes, lo realizado en América Latina y el Caribe, así como en la oferta digital de la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida. Lo mejor del año fue la diversidad que trajo consigo. Ella se reflejó por una parte en la calidad y la cantidad de los aliados que tuvimos (colegios, universidades, organismos multilaterales, empresas privadas, gobiernos nacionales y locales, organizaciones comunitarias, cooperativas, radios comunitarias, proyectos y organizaciones de docentes).

También en los temas en que se le otorgó sentido al aporte de las Habilidades para la Vida (HpV): Salud en Todas las Políticas, calidad de la educación, extensión universitaria, formación integral de estudiantes universitarios, de secundaria y primaria, proyectos económicos liderados por comunidades, políticas públicas en el campo de la cultura, fortalecimiento de la Responsabilidad Social Empresarial, promoción de la Salud, empoderamiento personal y social, comunicación y educación, ciudadanía, convivencia, sexualidad, construcción de paz, comunicación para la paz…

Ha sido una fortuna establecer contacto y construir desarrollo junto a personas, organizaciones e intereses tan diferentes. Nos confirma aquella vieja idea que nos inspira: lo normal entre personas es que seamos distintas. Esa es nuestra riqueza, no nuestro problema.

Enero: Alianza con Enfermería y Educación

En alianza con la Escuela de Enfermería de la UIS, iniciamos el año formando al colectivo docente del Colegio Comuneros, de Bucaramanga, Colombia, en Habilidades para la Vida y en el uso del programa La Aventura de la Vida. En el mismo mes abrimos al público la webapp para compartir experiencias de Salud en Todas las Políticas, por encargo de la Organización Panamericana de la Salud.

Febrero. Arranca la formación digital en HpV

Se puso en marcha de la oferta digital de la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida.  En el año se realizaron 3 ediciones del TransCurso, espacio para formarnos en Habilidades para la Vida. En colaboración con la Cátedra de Promoción de la Salud de la Universidad de Girona, certificamos 129 personas en el año. De nuevo, los testimonios ofrecidos por los grupos de estudiantes nos sorprendieron por la profundidad, utilidad y sencillez de sus aprendizajes. También se realizó la primera edición de La Aventura de la crianza, dirigido a familias, certificando 18 personas.

Marzo: Aprender a convivir en el llano colombiano

Durante un par de días y en alianza con la GIZ (cooperación alemana en Colombia), fuimos a San Juan de Arama, a trabajar con personas de Asociaciones de Productores de Leche, deseosas de aprender a convivir.

Abril: Inicio de un trabajo de meses en Panamá

En el marco de la alianza con Sumarse y la Alcaldía de Panamá, formamos 43 personas en Habilidades para la Vida, en modalidad presencial y virtual, y adicionamos una asesoría personalizada para traducir lo aprendido en un proyecto de aplicación inmediata.

Mayo: Acuerdos y encuentros en Brasil

Empezamos en Franca, en donde se trabajó un taller de Habilidades para la Vida y firmamos un acuerdo de colaboración con la UNIFRAN. Luego asistimos a la 22ª.Conferencia Mundial de Promoción de la Salud en Curitiba en donde además de aprender de todas las experiencias, compartimos la nuestra  con la Escuela e hicimos un Taller y un Simposio de HpV. Cerramos nuestra presencia en Brasil celebrando un taller con UNICOM en Río de Janeiro y un intercambio de  experiencias con Visión Mundial en Sao Paulo.

Junio: En el oriente de Colombia

Nos encontramos con los docentes de Ciudadanía desde el aula, un proyecto del que formamos parte desde 2015 y que promueve el uso de los Cuentos para Conversar en el aula para aprender ciudadanía.  Luego fuimos a Contratación, Santander, a trabajar con todo el equipo docente del Instituto Técnico Industrial San Juan Bosco. En el mismo mes se cerró el trabajo que durante 1 año se realizó en 2 instituciones educativas de Chima y Simacota, empoderando a niñas y niños en equidad de género, ciudadanía y convivencia.  Este trabajo desarrollado por PROINAPSA -UIS tuvo la cooperación del Ayuntamiento de Bilbao. Cerramos el mes en Bucaramanga, aportando a Impacto ciudad, una iniciativa ciudadana para mejorar la movilidad.

Julio: Con comunidades que ofrecen turismo sostenible y ecológico.

Por invitación de la GIZ, durante dos semanas estuvimos en La Macarena, Colombia, trabajando Habilidades para la Vida con organizaciones comunitarias que trabajan turismo sostenible. Además, aprovechamos para trabajar con los estudiantes del colegio de secundaria del municipio.

Agosto: Radios Comunitarias emitiendo paz

Con la Asociación de Radios Amigas Comunitarias de Norte de Santander (RADAR) pusimos en marcha un proceso de formación presencial y digital en Habilidades para la Vida, Comunicación y Paz, dirigido a 28 corresponsales y editores provenientes de 14 emisoras comunitarias de la zona, en el oriente de Colombia.

Septiembre: Sexualidad juvenil

Desde Bilbao llega la buena noticia de que el ayuntamiento aporta recursos de cooperación para desarrollar el proyecto Participación de adolescentes y jóvenes del municipio de Floridablanca (Colombia) en el Fomento de los Derechos Sexuales y Reproductivos y la Equidad de Género, en alianza con PROINAPSA-UIS.

Octubre: Más cerca de las Universidades

Invitados por la Red de Universidades Promotoras de la Salud de México, asistimos a su VI Congreso en Sonora, en donde compartimos un taller y una conferencia, buscando los nexos entre las Habilidades para la Vida, la Promoción de la Salud y el empoderamiento personal y colectivo.

Luego trabajamos en Querétaro, de la mano de la Dirección de Profesiones de la Secretaría de Educación del Estado. Compartimos el enfoque de HpV en cuatro conferencias y dos talleres, además de diversos encuentros con autoridades de la región. Fuimos testigos del interés que este trabajo despierta.

Simultáneamente, en Bucaramanga, se trabajaron conferencias de Habilidades para la Vida con poco más de 1000 estudiantes de primer semestre de la Universidad Industrial de Santander.

Noviembre: Inicio de trabajos en Honduras

Luego de acercamientos durante más de un año, logramos darle vida a la alianza entre el programa CONVIVIR de Honduras y EDEX. Esto nos permitió un taller inicial en Tegucigalpa y dos talleres de formación de formadores en Siguatepeque. En ambos, contamos con personas y organizaciones que apuestan por las HpV como estrategia para aprender a convivir.

Diciembre: La convivencia, prioridad escolar mexicana

En acuerdo con La Secretaría de Educación Pública, a través de la Dirección General de Innovación y Fortalecimiento Académica, DGIFA, acudimos a la Ciudad de México a trabajar con docentes provenientes de 626 escuelas priorizadas por el Programa Nacional de Convivencia.  Además de un taller presencial de 6 horas, cada escuela recibió materiales de La Aventura de la Vida y en 2017 se complementará la formación con un curso digital de Habilidades para la Vida y Convivencia, de 8 semanas de duración. La ejecución se hizo de la mano de nuestra aliada, Seguridad Humana.

En el mismo mes cerramos el trabajo en República Dominicana para el fortalecimiento de colectivos sociales, mediante la promoción de estilos de vida saludables, género y derechos humanos en las provincias de Santiago y Duarte, en alianza con Casa Abierta y con apoyo de los Ayuntamientos de Leioa y Portugalete. En un año de trabajo se logró llegar a 6.823 participantes directos y 13.646 indirectos, mediante la formación de animadores y mediadores.

Y como semilla para 2017, se obtuvo el respaldo del Ayuntamiento de Portugalete para mejorar la calidad de la educación de  adolescentes del municipio de Zaragoza, departamento de La Libertad, en El Salvador, en alianza con CIDEP.

Nuevo calendario

El que pasó fue un año cargado de buenas noticias, alianzas y perspectivas, que nos llena de ilusión para un 2017 que promete continuidad a los procesos en Colombia, México, Honduras, Panamá, Costa Rica, así como la apertura de nuevos trabajos en El Salvador y Paraguay, siempre en alianza con gobiernos y organizaciones de la sociedad civil, como nos gusta y creemos que tiene sentido construir desarrollo.

image (76)
Estudiantes de Panamá celebran su certificación, en compañía de la Directora de SUMARSE, Maria Teresa Moll de Alba de Alfaro y del Alcalde de la ciudad, José I. Blandón.

El martes 13 de septiembre se cerró el primer proceso de formación en Habilidades para la Vida con el apoyo de la Alcaldía de Panamá y SUMARSE. Esta alianza permitió que 43 personas tomaran El Transcurso, un curso en línea de tres meses para explorar en detalle las Habilidades para la Vida, así como talleres presenciales para explorar cómo se enseñan y se aprenden. Además, con el acompañamiento de EDEX, cada participante construyó un proyecto sencillo y viable para compartir el nuevo saber en su trabajo. El resultado es que hoy se dispone de 43 personas y proyectos que desde ahora y hasta diciembre compartirán su saber en empresas y en proyectos culturales y comunitarios. Un semillero alentador.

Un taller para aprender

Desde las 8:00 am del martes 13 de septiembre de 2016 nos juntamos para dar cierre al proceso iniciado en mayo. Empezamos por conocer y explorar La Fiesta de Conversación, una pedagogía desarrollada por EDEX que propone abordar estos aprendizajes con un toque de encanto, con mucha confianza en la capacidad de las personas y los colectivos, y con gran curiosidad y deseo de investigación ante quienes piensan y actúan en forma distinta. Fueron 7 horas escuchando, viendo, jugando, sintiendo, escribiendo, callando y analizando, para enriquecer los proyectos de Habilidades para la Vida con esta forma de aprender basada en la conversación.

Al finalizar La Fiesta, se le propuso al grupo diseñar algunos titulares de periódicos (al estilo de los diarios sensacionalistas) en los que contaran con gracia y alegría, lo que habían experimentado en este proceso formativo. Titulares exagerados y significativos como “Niño crece 20 años en 4 meses”, “Un grupo de estudiantes sufren lavado de cerebro por EDEX”, y “Alerta, Panameños encuentran la cura”, nos hicieron valorar los meses pasados con un toque de humor. Otros testimonios confirmaron que las personas y el colectivo, habían fortalecido su capacidad de transformar sus vidas y sus relaciones en el campo laboral y ciudadano.

Un encuentro para certificarnos

Sobre las 4 de la tarde se inició la certificación de quienes cumplieron todos los requisitos. Estuvieron presentes el alcalde de la ciudad, José I. Blandón, la Directora de Sumarse, Teresa Moll de Alba de Alfaro y sus coequiperas técnicas, Alexandra Schjelderup y Markova Concepción. Con ellas en la mesa directiva se inició una ronda en donde la palabra del grupo de estudiantes se alternó con la de las directivas que promovieron esta alianza.

Quedó rondando en la mente la intervención del Alcalde, quien recordó una conversación que tuvo con el ex alcalde de Bogotá, Antanas Mockus, de la cual salió convencido de que las grandes transformaciones se dan en la mente de la ciudadanía y no sólo en las obras de infraestructura, como tradicionalmente ha sido visto. Estas palabras reforzaron el sentimiento de apoyo que se apreciaba en el aula.

Esto tiene su raíz

Todo surgió a partir del puente de comunicación que inició Jorge Melguizo en 2013, cuando asesoró la mesa juvenil en ciudad de Panamá. Él nos puso en comunicación y nos sembró la curiosidad. ¿Qué pueden hacer juntos? Por un lado, un colectivo de empresas y ONG (SUMARSE) buscando caminos novedosos para la RSE. Por otro, una Alcaldía (la de Ciudad de Panamá), con una apuesta por la Cultura como motor de desarrollo. Y por el otro, una organización internacional como EDEX, con experiencia y propuestas de formación en el campo de las Habilidades para la Vida. Inspirados en esa pregunta se produjo el primer encuentro en 2015, en donde durante tres días promovimos talleres y conferencias.

Luego surgió la idea de formar a 50 personas de Panamá, 25 proveniente de cada uno de los sectores. Se propuso realizar dos talleres presenciales y una formación virtual, y que cada persona diseñara un proyecto que pudiera llevar a la práctica y que permitiera que su saber fuera replicado en su mundo laboral y comunitario. El sueño era crear un semillero. Con el acompañamiento de EDEX, 43 personas cumplieron lo esperado y eso fue lo que, el 13 de septiembre, nos ofrecieron: su trabajo como primer fruto de esta siembra.

Distintas miradas, acciones conjuntas

El proceso resultó muy interesante porque puso cerca dos visiones distintas de la realidad: la empresarial y la cultural. Codo a codo compartieron, debatieron y aprendieron. Desde EDEX nos sentimos complacidos por el trabajo realizado. La iniciativa de las Habilidades para la Vida sigue explorando caminos más allá de las aulas escolares y del trabajo con niñas, niños y adolescentes. Poco a poco comprobamos que, en efecto, pueden ser aprendidas a lo largo de la vida y tiene mucho sentido hacerlo, porque mejora nuestros desempeño ciudadano, comunitario y laboral.

Fiesta jóvenes recortadaCerrar los ojos e imaginar una fiesta hace pensar en alegría, movimiento, música, gente implicada. Volverlos a cerrar e imaginar una animada conversación, atrae otras imágenes: personas que se expresan y se escuchan, que lo hacen con sentimiento, que se mueven al ritmo de las palabras. Fueron estas imágenes las que dieron origen a La Fiesta de la conversación, una manera de hacer comunicación educativa en salud y que se expresa en formas distintas: una pedagogía, un taller y un libro.

Un viejo invento

Vamos por partes. La Fiesta de la conversación existe hace muchos años, y se viene celebrando en aulas escolares, en grupos juveniles, en organizaciones comunitarias de un lado y otro del Atlántico. Hablamos de los espacios en donde las personas se sientan en círculo, invitan a los hechos de la vida cotidiana, reflexionan sobre ellos y así, socializando, aprenden a vivir y a convivir, haciéndose protagonistas de la construcción de su salud personal y colectiva.

EDEX la animó en 17 países, con más de 2 millones y medio de niñas y niños y en alianza con organizaciones y gobiernos, a través del programa La Aventura de la Vida. No la llamábamos Fiesta de la conversación, pero en la práctica lo era: un lugar en donde se tomaba la palabra, se escuchaba, se construía, en donde con alegría se celebraban la solidaridad y el compañerismo, se aprendían hábitos saludables y Habilidades para la Vida.

El libro

Hace una década, EDEX hizo evidente que sus programas enfocados en fortalecer Habilidades para la Vida tenían una pedagogía muy particular, adecuada a la exigencia de estos aprendizajes. Nos pusimos en la tarea de escribirla, precisarla y nombrarla. Así surgió el libro La Fiesta de la conversación – Un ambiente y una pedagogía para la comunicación educativa. En él se expone nuestra manera de aprender y enseñar habilidades, y se cuentan experiencias de uso de la conversación en el campo de la salud, el desarrollo, la educación y la producción radial. A partir de ellas se comparten diez pasos para construir materiales educativos que empoderan a personas y colectivos, en los que a partir de la conversación es posible la transformación.

Los talleres

Luego vinieron los talleres, con distintos acentos y pretensiones. Algunos enfocados a personas formadoras de Salud, Educación y Desarrollo para  entrenar en Habilidades para la Vida. Tenemos en el recuerdo talleres en Panamá, Colombia, México, Mallorca y Aragón, entre otros.

Otros talleres se enfocaron al mundo de la comunicación educativa. Trabajamos con comunicadores sociales, con equipos de producción de material educativo, con estrategias de comunicación, privilegiando la conversación por encima de la persuasión, la implicación por encima de la explicación.  Buena parte de los trabajos se centraron en la comunicación educativa en salud, tema en el que más experiencia hemos acumulado. Recordamos las sesiones compartidas en Girona,  Ciudad de PanamáMedellín, Bucaramanga y  Bilbao, entre otros.

De algunos de ellos guardamos especial recuerdo. El taller realizado en 2010 con periodistas comunitarios de Antioquia, promovido por EPM,  que incluso realizó una edición especial del libro para compartir con sus asociados. También los realizados con radialistas comunitarios de AMARC ALC, en distintos países, entre 2008 y 2011.

Un anticipo de cavilacciones

A manera de anticipo, les dejamos algunas de las cavilacciones que contiene el Libro La Fiesta de la Conversación. No es un error de escritura, son eso, cavilacciones, mezcla de cavilaciones y de acciones alrededor de la comunicación educativa en salud. Acá, tres de ellas:

  • ¿Convencer o conversar? ¿Qué tipo de comunicación nos aproxima más al tipo de sociedad que nos interesa? Optamos por una basada en la conversación y no en la persuasión, que promueva la inteligencia y no la obediencia. Una sociedad con capacidad de conversar, escuchar y expresar. En una sociedad así, pensar y actuar diferente no será visto como un “ruido” en la comunicación, sino como la expresión de un sentido distinto al propio.
  • Sembrar el deseo, aprender a comunicarnos de manera que provoquemos ganas, no resultando previsibles y aburridos sino atractivos y deseables. Esto es fundamento de una comunicación educativa que no pretende modificar a nadie sino conectar mundos distintos, invitando a curiosearnos más y prejuzgarnos menos.
  • Un camino para casar emociones y pensamientos. Esta cavilacción empieza por comprender cómo funciona una sociedad del espectáculo (aquella que lo convierte todo en espectáculo) para luego proponer que el aprendizaje no abandone la emoción y el placer, sino que los incorpore como ruta hacia la inteligencia y la reflexión. De esta manera pretende casar emociones con pensamientos.

Uno de los grupos formados por EDEX en el marco de la alianza SUMARSE y Alcaldía de Panamá.

Conectar

Unir parece ser la vocación de Panamá. Lo hizo geológicamente, cuando unió las américas. Luego, al juntar dos océanos. Siguió con la mezcla de culturas, lenguas y formas de vivir que apareció cuando navegantes de todo el mundo lo convirtieron en su paso obligado. Es la tierra de los árboles, las mariposas y las alianzas. Hace una semana pudimos comprobar que la vocación de unir y enlazar no sólo sigue viva sino que se renueva.

Las nuevas alianzas que se cuecen allí son las que conectan lo público con lo privado. La que conocimos es un puente tendido entre la Alcaldía de Panamá y SUMARSE, una asociación que impulsa la responsabilidad social empresarial en Panamá y el punto de encuentro entre diversos sectores de la sociedad para avanzar en el desarrollo sostenible del país.

El hilo de las habilidades

Según supimos, este tejido viene tramándose de hace algunos años, desde un colectivo de la Universidad Interamericana y SUMARSE, quienes promovieron un trabajo conjunto alrededor de una mesa de juventud que tuvo el acompañamiento de Jorge Melguizo, quien precisamente compartió con la mesa la experiencia de EDEX. Luego, la alianza sumó a la Alcaldía de la ciudad, a través de sus acciones de gestión cultural.

Nos convocaron para aportar un hilo nuevo, el de las Habilidades para la Vida y las formas de aprenderlas y enseñarlas. El deseo y necesidad sentido en Panamá se centraba en cómo se enseñan y se aprenden los valores, en especial con las personas jóvenes. Nuestro aporte encajaba con tal necesidad, porque la competencia psicosocial requiere tanto de valores como de habilidades, conocimientos, actitudes entre otras.

Aprovechando la experiencia ganada en la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida, acordamos realizar 4 talleres, 1 conferencia y 4 reuniones de trabajo en un lapso de 4 días. Centramos el trabajo en La Fiesta de la Conversación, nuestra propuesta pedagógica que a partir del encanto, la confianza y la investigación, implica a los grupos en el aprendizaje práctico de las habilidades, los hace protagonistas de su crecimiento personal y colectivo.

Compartimos con grupos de personas provenientes del mundo empresarial, de entidades públicas y de ONGs; nos encontramos con personas de los Puntos de Cultura, la Organización Panamericana de la Salud, CONAPRED, Cruz Blanca Panameña, Voces Vitales y APLAFA. Todo el tiempo con la compañía y energía de Alexandra Schjelderup, gestora cultural que forma parte de la Asociación Cultural Enredarte y actual subgerente de Cultura de la Alcaldía de Panamá.

En colectivo, exploramos el sentido que pueden tener las Habilidades para la Vida en los Puntos de Cultura, al interior de las empresas, en temas como equidad, género, adicciones y sexualidad, asuntos todos ellos que la gente de Panamá considera tan vitales como urgentes.

Abanico de posibilidades

Al cerrar el ciclo de trabajo propuesto quedamos con una agenda llena de contactos y posibilidades para seguir tejiendo, uniendo intereses para apostarle a un desarrollo personal y colectivo diferente para Panamá. También nos quedaron los rostros y testimonios de las poco más de 180 personas con quienes compartimos y construimos. Ellas le encuentran sentido a las habilidades, a aprenderlas implicando, en una celebración de la conversación y la participación.

Al mirar desde el avión el canal que comunica océanos, tuve la impresión de que el trabajo de la Alcaldía y Sumarse tiene una intención similar, juntar orillas públicas y privadas, que hasta ahora han bañado distintas orillas pero que conectadas pueden aproximarnos en forma más rápida al deseo de construir personas, comunidades y un país, a la medida de sus sueños, con espacio para crecer, para ser. Con razón que para muchas personas decir Panamá, significa unir, conectar, enlazar. Y fue inevitable recordar a nuestro amigo Leonardo Mantilla, pionero en el tema, investigador y maestro, quien nos orientó y compartió su saber sobre el tema y nos mostró el camino que ahora recorremos en Panamá, el de trabajar en alianza y construir desarrollo juntos usando el motor de las Habilidades para la Vida.

Imagen Post

Integrantes y colaboradores de EDEX

Esta historia entre Fundación EDEX y las Habilidades para la Vida tiene ya dos décadas de recorrido. Y para celebrarlo como se merece, acabamos de vivir el más intenso mes de trabajo centrado en el tema. Entre mediados de abril y mayo de este 2015 hemos promovido tres eventos internacionales, nueve talleres de formación en cuatro Comunidades Autónomas de España y la concertación y puesta en marcha de nuevos y/o renovados acuerdos de colaboración con distintas instituciones de Hispanoamérica y Europa. Ha sido un notable esfuerzo humano y económico que sin duda nos está siendo recompensado. Uno a uno, podemos detallar mejor lo sucedido.

Empoderamiento, salud y bienestar social

El Seminario Internacional Habilidades para la vida (HpV), que celebró su IV edición en Bilbao los días 22 y 23 de abril, logró reunir en el auditorio Mitxelena del Bizkaia Aretoa a 250 personas, una buena parte de ellas procedentes de diversas Comunidades Autónomas y varios países de Latinoamérica. Organizado por Fundación EDEX, promotor de las tres citas anteriores, y por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), a través de su Servicio de Psicología Aplicada, contó con el auspicio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Denso programa de la mano de especialistas de 12 países

Convocada bajo el leitmotiv Empoderamiento, salud y bienestar social, la cita se articuló, con el común denominador de las Habilidades para la vida, en los siguientes cinco bloques: promoción de la salud, educación afectivo-sexual, convivencia y ciudadanía inclusiva, prevención del abuso de drogas y herramientas para la intervención.

La sesión inaugural estuvo a cargo de Itziar Alkorta, Viceconsejera de Universidades e Investigación del Gobierno Vasco, del Vicerrector del Campus de Bizkaia de la UPV/EHU, Carmelo Garitaonandia, de Iván Dario Chahín, director de EDEX para América Latina y el Caribe, y de Kira Fortune, de OPS. Por su parte, la Vicerrectora de Estudiantes, Empleo y Responsabilidad Social de la UPV/EHU, Maite Zelaia, clausuró el evento.

Entre un momento y otro hubo ocasión de compartir cinco ponencias y otros tantos paneles, de los que se hicieron cargo 31 especialistas de 12 países: Argentina, Bélgica, Colombia, Costa Rica, España, Estados Unidos, México, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana y Uruguay. La sesión de Klownclusiones, muy celebrada, corrió a cargo de Virginia Imaz, de OihulariKlown. Tres ponentes nos ofrecen sus impresiones sobre algunos aspectos de su participación en este IV Seminario: Rafael Cofiño, Jefe del Servicio de Evaluación de la Salud, Calidad y Programas en la Consejería de Sanidad de Asturias;  Roser Batlle, pedagoga especializada en aprendizaje-servicio y emprendedora social de la red Ashoka y Jorge Flores, licenciado en Informática, director de la iniciativa PantallasAmigas, que previene los principales riesgos de internet.

Hacia el V Seminario Internacional HpV

La buena acogida dispensada a la iniciativa, los favorables comentarios recibidos en relación a la organización y contenidos de los diferentes Seminarios y Talleres, así como los contactos y acuerdos alcanzados entre profesionales y organizaciones de diversos países, mueven a Fundación EDEX a ponerse a la tarea de forjar alianzas con universidades, administraciones públicas y organizaciones de la sociedad civil para hacer posible, en cualquier país de Iberoamérica, la celebración de la próxima edición.

Talleres de formación en Habilidades para la vida

Como continuación del IV Seminario, un total de 9 talleres se sucedieron en cuatro Comunidades Autónomas, a demanda de administraciones públicas y organizaciones profesionales. Dinamizados por Gladys Herrera e Iván Darío Chahín, tutores de la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la vida, convocaron a más de 200 personas, integrantes de colectivos profesionales muy variados.

En Girona, promovidas por Dipsalut y por la Cátedra de Promoción de la Salud de la Universidad de Girona,se celebraron seis de estas citas, con participación de más de un centenar de personas, desde alumnado del Máster de Promoción de la salud hasta dinamizadores de organizaciones ciudadanas colaboradoras en las políticas públicas, pasando por personal sanitario, de farmacia, técnicos de las administraciones públicas y educadores de primaria y secundaria, cuya valoración ha sido recogida por Dipsalut.

En Mallorca, la iniciativa corrió a cargo de la Asociación Balear de Enfermería Comunitaria, cuyo colectivo completó el aforo disponible y dejó plasmada su satisfactoria vivencia del taller.

En Zaragoza, la convocatoria corrió a cargo del Instituto Aragonés de la Juventud y de la Dirección de Salud Pública del Gobierno, incondicionales desde hace muchos años, que nos obsequiaron con sus palabras.

La última cita tuvo lugar en el punto de partida: Bilbao. En nuestra ciudad fueron una veintena los profesionales de la salud que participaron en La Fiesta de la conversación, tras la invitación compartida con la Dirección de Salud Pública y Adicciones del Gobierno Vasco.

Agradecimientos

Agradecemos a los compañeros y amigos que han sabido dar lo mejor de sí, a las personas que en calidad de ponentes, moderadores y participantes nos han acompañado, y confiado en Fundación EDEX, tanto en el XI Seminario Iberoamericano La Aventura de la vida, como en el IV Seminario Internacional Habilidades para la Vida, el Seminario Unplugged, como en los Talleres sobre Hpv celebrados en cuatro capitales de nuestro país. Hablamos de la Universidad del País Vasco, el Plan Nacional sobre Drogas, el Ayuntamiento de Portugalete, el Observatorio Vasco de la Juventud, Dipsalut, la Cátedra de Promoción de la Salud de la Universidad de Girona, la Asociación Balear de Enfermería Comunitaria, el Instituto Aragonés de la Juventud, la Dirección de Salud Pública del Gobierno de Aragón, la Dirección de Salud Pública y Adicciones del Gobierno Vasco, la Escuela Graduada de Salud Pública del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, el Instituto Proinapsa-Universidad Industrial de Santander y, de forma especial, de la Organización Panamericana de la Salud, que auspició el IV Seminario Internacional Habilidades para la vida y nos obsequió con la participación de Kira Fortune, Asesora Regional en Determinantes Sociales de la Salud.

 

 

 

 

En anterior entrada dábamos cuenta de cómo habían tenido lugar nuestros primeros encuentros con organizaciones de iniciativa social en Latinoamérica y el Caribe, así como de la naturaleza y alcance de los más de cien proyectos que a lo largo de los últimos 20 años hemos desarrollado en el marco de la Cooperación Internacional al Desarrollo. Nos referiremos en la presente a otros aspectos que, en alguna medida, van más allá de dicho marco.

Acuerdos y contratos con administraciones

En no pocas ocasiones, las organizaciones del Sur con las que colaboramos en la aplicación de los programas educativos han recibido apoyo o han sido contratadas por administraciones públicas de sus respectivos países o por agencias de diverso tipo. En otras, tales contratos han sido ejecutados en asociación con las mismas, y no han faltado acuerdos firmados directamente entre EDEX y gobiernos nacionales o locales de diferentes países.

Es el caso Naciones Unidas, que nos contrató como parte del equipo internacional de expertos que visitaría 17 instituciones penitenciarias colombianas para redactar un Informe acerca del modo en el que habían sido empleados los fondos destinados a mitigar los problemas asociados al abuso de drogas en el interior de las mismas; de la Junta Nacional de Drogas del Uruguay, para la emisión en la televisión pública de nuestra serie en dibujo animado Cuentos para Conversar, así como para la edición de material didáctico correspondiente al programa La Aventura de la Vida; del Gobierno de Cuba, para la aplicación, desde 1998, del mencionado programa, al igual que sucediera entre 2001 y 2011 en el caso de la Municipalidad de Las Condes, en Chile. También la Alcaldía Mayor de Bogotá contrató con la alianza PROINAPSA-UIS/EDEX, en 2009 y 2010, la aplicación de programa La Aventura de la Vida. Otra alianza, en este caso de instituciones públicas y privadas lideradas por la OPS y el Ministerio de Salud de Costa Rica, nos ha venido contratando desde 2010 para formar en Habilidades para la Vida a agentes de salud y a docentes, e implementar los programas La Aventura de la Vida y Retomemos en la Región Brunca. En 2013, la Secretaría de Educación Pública del Gobierno de México contó con EDEX para dar apoyo al Proyecto de incorporación de la perspectiva de género en escuelas secundarias e impulso a la política de igualdad sustantiva de género.

La colaboración con la Organización Panamericana de la Salud

Particular relevancia ha tenido para nuestro trabajo la relación que a lo largo de estas dos décadas hemos sostenido con la Organización Panamericana de la Salud (OPS). El mismo, se inició en 1994 cuando fuimos invitados a colaborar, junto con un reducido grupo de profesionales de cuatro continentes, en la elaboración del Manual para crear, utilizar y evaluar actividades y materiales preventivos. Fue esta la manera en la que OPS daba respuesta a la sugerencia de los participantes en la reunión sobre el Proyecto Niños de la Calle celebrada en Ginebra ese mismo año, acerca de la necesidad de concebir una herramienta basada en un planteamiento participativo.

Desde entonces, se sucedieron con intermitencia las oportunidades para la colaboración entre EDEX y la OPS, como la habida en el seno del grupo de trabajo que diseñara la nueva Estrategia de la Red de escuelas promotoras de salud, hasta que en 2003 tuvo lugar una muy positiva inflexión. Ese año se afianzó y formalizó tal colaboración con la firma, en Washington, del Memorándum de entendimiento EDEX-OPS. Dicho acuerdo, asistido económicamente por el Gobierno Vasco, tuvo como objeto el Refuerzo de la promoción de la salud y la educación para la salud en el ámbito escolar en América Latina y el Caribe,  y facilitó el desarrollo de una panoplia de intervenciones realizadas en alianza con Proinapsa-UIS (Colombia), Fundación Convivir (Argentina), Universidad de Los Lagos (Chile) e Instituto de Educación Popular El Abrojo (Uruguay).

Posteriormente, el Memorándum fue renovado, y prestamos asistencia técnica a la Unidad de Determinantes Sociales de la Salud de la OPS, en el marco de la iniciativa Rostros, Voces y Lugares. Lo hicimos en materia de formación en cuatro países de Centroamérica bajo el epígrafe Fortalecimiento de la alianza salud, educación y desarrollo;  realizamos producciones de comunicación educativa, como la radial El árbol de los abrazos y La Canasta de buenas prácticas para la consecución de los ODM; y elaboramos memorias multimedia, como fue el caso reciente de Experiencias de las Américas, para la 8ª Conferencia Mundial de Promoción de la Salud en todas las políticas en las Américas (Helsinki 2013).

Una casa para otras citas

A lo largo de estas dos décadas, hemos tenido ocasión de recibir en nuestra casa a numerosas organizaciones, que nos visitaron para conocer nuestro trabajo, para hacer seguimiento de los proyectos que compartíamos, o con motivo de la realización de cortos períodos de formación, como fue el caso de los profesionales de las ong argentinas Convivir y Anpuy, o las mexicanos Fundación Comunitaria Querétaro, Universidad Autónoma del Yucatán y Saber Se, entre otras muchas. Hubo ocasiones, igualmente, en las que procuramos asistencia a instituciones, como sucedió en el caso de la Banda de Música de Jardín – Ciudad Bolivar (Antioquia, Colombia), integrada por medio centenar de jóvenes, para quienes organizamos e hicimos sostenible una gira artística en el País Vasco. Y no faltaron, tampoco, las oportunidades para prestar apoyo a personas llegadas al margen de organización alguna, como sucedió con la pareja que llamó a nuestra puerta en su condición de refugiados, a quienes  acogimos y proporcionamos empleo en el seno de nuestra organización durante dos años.

De igual modo, hemos dado la bienvenida a responsables políticos, como el Intendente de Canelones y el Secretario de la Junta Nacional de Drogas (Uruguay), el Viceministro de Prevención y Rehabilitación Antidroga del Ministerio del Gobierno de Bolivia, el  Coordinador Provincial del Plan de Prevención de Mendoza (Argentina), o el Prefecto de Tres Ríos (Brasil), lo que ha contribuido notablemente a nuestro crecimiento personal, profesional e institucional.

No faltaron quienes se incorporaron como profesionales a nuestro equipo durante varios meses, mientras realizaban sus estudios de postgrado en las universidades del País Vasco y Deusto, como fueron los casos de jóvenes de Chile, Colombia y Brasil, ni tampoco quienes hicieron pasantías remuneradas durante un año, como sucedió en los casos de dos técnicos de una organización amiga; incluso tuvimos entre nosotros durante cinco años, al frente del Área de Cooperación, al que fuera hasta entonces Director de una de nuestras organizaciones contrapartes. Por último, es significativo señalar que desde hace una década forman parte de nuestra plantilla, en tareas de formación y comunicación, dos personas que no renuncian a vivir en su Bucaramanga de origen. Por el contrario, jamás hemos sentido la necesidad de tener “desplazados sobre el terreno”, quizás porque siempre pensamos que  nuestras contrapartes sabían muy bien el terreno que pisan.

Lo mucho que hemos tenido ocasión de aprender

A todos acogimos y de todos aprendimos. De profesionales de la talla de Amanda Bravo y Víctor Martínez conocimos algo de lo mucho que saben sobre Habilidades para la Vida; de expertas de la OPS, como Mª Teresa Cerqueira o Sofialeticia Morales supimos más, no únicamente sobre Promoción de la Salud, sino acerca del saber ser y del saber estar; de la mano de profesionales de la comunicación educativa, como Gladys Herrera e Iván Darío Chahín creamos apetecibles materiales didácticos y disfrutamos de la fiesta de la conversación en forma de talleres y sobremesas; de dirigentes como Cirelda Carvajal, Juan Raddamés de la Rosa, Carmen Masías, Alberto Croce, Josefa Ippolito-Shepherd, Julio Calzada, Blanca Patricia Mantilla, Carla Mella, Jorge Melguizo, Ángela Tello, Mercedes Aranguren, Diana Mena y tantas otras personas que sería largo citar, nos nutrimos de su ejemplo y amistad. De quienes fallecieron,  Leonardo Mantilla y Aníbal Morales, guardamos los mejores recuerdos. De entre las ong con las que compartimos buena parte de este largo camino, solo perdimos la amistad de una, como se lamentara García Márquez en alusión a Mario Vargas Llosa.

  • Publicaciones Edex
  • eDucare
  • SocialDreamers
  • Los Nuevos Vecinos
  • Retomemos
  • EdexTV