Educar para vivir, educar para convivir.
Grupo en Fiesta

Con estudiantes del Máster de Promoción de la Salud de la Universidad de Girona-2015

En abril pasado, la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida (HpV), promovida por Fundación EDEX, sobrepasó los 1.000 días de trabajo. En este escrito celebramos estos primeros pasos compartiendo datos y relatos que dan cuenta de lo hecho.

Proceso de maduración

2003 marcó uno de los modestos hitos, con la celebración de un taller en las dependencias del Ministerio de Sanidad al que convocamos responsables técnicos de salud pública de las Comunidades Autónomas para participar del conocimiento de uno de nuestros maestros, Leonardo Mantilla Castellanos. Le siguieron conferencias, talleres, seminarios, la producción de programas educativos, materiales de trabajo y libros para aprender más sobre cómo hacer cotidiano, productivo y eficaz el uso de las Habilidades.

De la mano de organizaciones de uno y otro lado del Atlántico, gubernamentales y de la sociedad civil, fue madurando nuestra oferta de formación. Hace tres años, en 2012, juntamos los saberes del camino recorrido y creamos la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida, un espacio de enseñanza-aprendizaje centrado en HpV y con ofertas presenciales y digitales.

En lo presencial

Este ha sido el escenario de mayor recorrido. El trabajo con programas como La Aventura de la Vida, Órdago , Retomemos o Unplugged, ha permitido que año a año se haya formado a docentes y otros mediadores educativos tanto para que conozcan cómo están hechos y cómo se implementan como también para que los usen como herramientas de aprendizaje en Habilidades para la Vida.

Sólo en el caso del programa de educación primaria La Aventura de la Vida calculamos que 55 mil docentes han recibido formación por parte de las organizaciones que han implementado dicho programa en sus 25 años de existencia.

Aprendiendo de esa experiencia compartida, hemos consolidado una oferta formativa que se construye a la medida de quien la necesita, acentuando los temas que se requieren, con coberturas significativas (en los últimos tres años hemos compartido formaciones con cerca de 1.400 personas en 6 países de América Latina y 9 Comunidades Autónomas de España) y en alianza con gobiernos, con ONG, con cooperación internacional y con organizaciones del sector privado, siempre juntando esfuerzos, sumando.

En lo digital

Es el área de más reciente exploración, y fue la que nos motivó a crear la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida. Sucedió el 23 de abril de 2012, cuando se abrió la primera edición del TransCurso, un espacio para formarnos en Habilidades para la Vida. Tres años después, ya se han realizado 8 ediciones, con 225 personas que tienen diversidad de profesiones y oficios, de 17 países. Esta variedad de personas y contextos, confirma que las Habilidades se pueden aprender y enseñar a lo largo de toda la vida, en escenarios muy distintos, en ámbitos profesionales diversos, y que este tipo de oferta formativa adquiere sentido en grupos con realidades y expectativas poco parecidas.

Hoy, en nuestro tercer aniversario hemos firmado un prometedor Acuerdo de colaboración con la Universidad de Girona y su Cátedra de Promoción de la Salud, que hicimos público en el cierre de la octava edición del TransCurso, el día 23 de mayo, de modo que quienes formaron parte de la misma son la primera cohorte en recibir el certificado con esta doble acreditación por la citada Cátedra y por EDEX.

Objetivos comunes, mediaciones distintas, testimonios similares

Tanto en lo presencial como en lo digital, los objetivos de los procesos formativos de la Escuela son similares: que cada persona experimente y otorgue sentido a las HpV, que se asuma como aprendiz permanente, que fortalezca su capacidad de transformación, que aprenda a crear situaciones de aprendizaje para que otros grupos inicien o fortalezcan su propósito.

Trabajar cara a cara o hacerlo mediado por una computadora son situaciones muy distintas; sin embargo, sorprende encontrar testimonios tan similares en quienes han estado compartiendo en un salón o tras de una pantalla. La siguiente muestra, mezcla los testimonios:

  • Sentido en la vida propia: “En definitiva el curso ha sido lo que desde un principio creí y por ello, me motivó a matricularlo: una experiencia vivencial y personal. Por lo que cada semana inicio con ganas de conocer cuál será el nuevo reto personal a realizar o reflexionar”
  • Transformador: “Este TransCurso fue muy movilizante. Me queda la vivencia de una experiencia transformadora que se construyó entre todos…sin duda me ha renovado, me ha dado energía positiva , me ha despertado la curiosidad y las ganas de seguir en este camino de mejorar como persona y de cultivar relaciones y contextos cada vez más plenos y satisfactorios tanto para mí como para los demás”.
  • Refrescante: “Me llevo un rato para mí. En ocasiones estamos tan volcados en las demás personas que no nos damos oportunidades a nosotros mismos. Y me llevo una sensación de agradable sorpresa por todo lo que me llevo”.
  • Resultados observables: “Definitivamente mi mirada cambió, es como si me hubiera puesto unos lentes y ahora voy viendo habilidades y no habilidades por todos lados, en mí y en l@sotr@s… como cuando estaba embarazada y veía embarazadas por dondequiera”.
  • Sin aburrir, implicando: “Me sentí bien,  a gusto. Me encantó conocer a gente que veo de refilón en mi trabajo. Me sentí bien al conocerlos y comprenderlos un poco más. Y me gustó la metodología.  A través del grupo, jugando se puede aprender mucho”.
  • En primera persona: “El hecho de haber aprendido a trabajar las habilidades en primera persona, te hace reconocer la dificultad y riqueza de ese trabajo de cara a planteárselo a los chicos y las chicas”.
  • Enriqueciendo: “Ha sido una mañana de trabajo diferente con gente desconocida donde me he reconocido un poco tras tantos años de vida y me he soltado a decirme a mí mismo cómo voy y qué me gusta de mí. Experiencia recomendable y necesaria”.

1.000 días, otros tantos propósitos

Ya son poco más de tres años construyendo la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida. Tenemos números, palabras, procesos y acuerdos que nos gustan. También tenemos muchos más propósitos y desafíos. En este segundo semestre de 2015 la Escuela ofrecerá la IX edición del TransCurso, y trabajará procesos formativos en Honduras, Panamá, Colombia, Costa Rica y España, en asocio con muy variadas organizaciones de los gobiernos y de la sociedad civil, locales, nacionales e internacionales.

Con el inicio del año próximo asoma en el horizonte digital el segundo curso en línea que ofrecerá la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida. Se llamará “Acompañantes: un título para criar con Habilidades para la vida”, y está pensado para mamás, papás y personas cuidadoras. De los nuevos pasos iremos dando cuenta en este blog.


0 Comentarios | "La Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida cumple su tercer aniversario"

¿Le gustaría dejar un comentario?

  • Publicaciones Edex
  • eDucare
  • SocialDreamers
  • Los Nuevos Vecinos
  • Retomemos
  • EdexTV