Educar para vivir, educar para convivir.
IMG-20150421-WA0001baja

Participantes en la celebración del XXV Aniversario de La aventura de la vida.

Tras la celebración en Portugalete el pasado 21 de abril del XI Seminario Iberoamericano La aventura de la vida, nos dispusimos a conmemorar el XXV aniversario de Osasunkume, que es el nombre que tomó dicho programa de prevención universal de las drogodependencias cuando fue creado por Fundación EDEX en el País Vasco.

Compartíamos el espacio de sobremesa 40 profesionales, miembros de organizaciones de la sociedad civil, universidades y gobiernos llegados de España y de otros 8 países de Iberoamérica, a quienes deseábamos agradecer su contribución y su compañía. Echamos en falta la presencia de otros muchos que no pudieron acompañarnos por problemas de agenda o por falta de recursos económicos.

Como no sabíamos por cual orden proceder en la entrega de un sencillo recuerdo, la mascota del programa, por temor a resultar injustos a la hora de reconocer los méritos de tantas personas como han obrado el pequeño milagro de que un programa de prevención siga vivo en las aulas 25 años después, recurrimos al alfabeto. Éste se mostró generoso con nosotros al no dejar a nadie fuera y ofrecernos la letra “A” para iniciar la celebración con la persona que se encontró en el origen del programa. Y así comenzamos, en un ambiente de complicidad y emoción, entre risas y bromas, como corresponde a una fiesta entre amigos, con los compañeros Iván y Gladys en calidad de maestros de ceremonia.

a. Arrospide, Periko, quien desde la máxima responsabilidad de la entonces Secretaría de drogodependencias  del Gobierno Vasco, en el pasado milenio, confió a EDEX el diseño e implementación del programa de prevención comunitaria que nos convoca.

c . Carlos, el dibujante y animador que dio a Osasunkume, La aventura de la vida no solo línea, color y movimiento, sino la pasión y el compromiso de quien no trabaja por encargo sino en complicidad.

Ch. Charo, la amiga catalana universal que primero creyó que el programa habría de ser aplicado en nuestro país por otras organizaciones de la sociedad civil, quien tan pronto como llegó de vuelta a su casa nos correspondió obsequiándonos en su blog.

d. Dirección de Salud Pública y Drogodependencias del Gobierno Vasco, de quien esperamos reanude su apuesta por la prevención universal y dote a Osasunkume de los tan necesarios apoyos que en otro tiempo tuvo.

e. EDEX, en la persona de Itxaso, en representación del equipo integrado por Eva, María, Nerea, Juan Carlos, Ohiana, Emilio, Iván, Gladys, Miguel Ángel y Roberto, y de cuantos se vinculan al mismo o lo han hecho a lo largo de todos estos años.

f. Fundesplai, representada por Isabel, una organización extraña por cuanto que desde hace 15 años no tiene reparo alguno en hacer suyo y enriquecer un programa creado por otra organización.

g. Girona y su organismo Dipsalut recién incorporado a nuestra particular aventura, en la persona de Pau Batlle, a quienes dimos la bienvenida y de quienes tanto esperamos.

h. Habilidades para la vida, en la persona de Amanda, de Fe y Alegría Colombia, de quien tanto hemos aprendido sobre un componente esencial del programa.

i. Iván y Gladys, dos de los pilares de nuestro puente con Iberoamérica, quienes incorporaron a Osasunkume, La aventura de la vida buena parte de su encanto.

j. Javier Ruiz, el profesional de la intervención social que primero “hizo las Américas” cuando en 1994 dio a conocer el programa a organizaciones andinas que trabajaban en prevención, reunidas en Guayaquil.

k. Kira, en representación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), de cuya mano La aventura de la vida llegó a comunidades muy empobrecidas de Centroamérica en el marco de la iniciativa Rostros, Voces y Lugares.

m. Ministerio de Sanidad y Consumo, porque su constante apoyo en el marco del Plan Nacional sobre Drogas facilita que La aventura de la vida se aplique en diferentes Comunidades Autónomas.

n. Noé, del Ayuntamiento de Agüimes, y a tantos otros técnicos de prevención que no se cansan ni de serlo ni de incluir el programa en las políticas públicas de sus ayuntamientos o Comunidades autónomas, como Anjelo, de Canarias, Manoli, del Ayuntamiento de Cartagena y María Jesús, de la Generalitat Valenciana.

o. Organizaciones latinoamericanas hermanas, que lo recrean en sus escenarios, como Rosa María, de la peruana Cedro, primera organización latinoamericana en aplicarlo; a Pedro y Roxana, de El Abrojo, Uruguay, quienes lo hicieron suyo; Norma Edith, de Convivencia y Ciudadanía, Paraguay, que recién se suma a nuestra red; María del Rosario, de Vivir, Venezuela, que le buscó las vueltas a la financiación privada; Julia, de Cepesju, Perú, que nos sorprende con su obsequio;  Victoria Eugenia, de Caminos, Colombia, con quienes nos reencontramos; Raydiris y Juan Radhamés, de Casa Abierta, República Dominicana, quienes nunca han dejado de acompañarnos; y Edda, del Ministerio de Salud de su país, “pura vida” costarricense.

p. Portugalete, representado por su alcalde Mikel, por su contribución continuada al programa desde el ámbito de la Cooperación internacional y por la acogida dispensada al Seminario.

s. Salud Pública de Aragón, en la persona de Javier, quienes han integrado el programa en la estrategia Escuelas promotoras de salud, y a quien agradecimos el premio que hace unos días nos otorgaron en el marco de su espléndido programa Cine y Salud.

t. Técnicos municipales de prevención del País Vasco, representados por Marta y Rai, de Portugalete, municipio en el que por vez primera se plasmó la iniciativa y donde 25 años después algunas de sus escuelas siguen aplicando el programa.

u. Universidades, que continúan aportando conocimiento, como Proinapsa-UIS, en la persona de Blanca Patricia, y Unisangil, representada por Carlos H., ambas de Colombia; Universidad Autónoma del Yucatán, UADY, en México, de la mano de Jorge Carlos; la Universidad de Girona y la Universidad de Puerto Rico, que desplazaron a Dolors e Hiram, respectivamente.

x. Las personas educadoras anónimas que encuentran en Osasunkume, La aventura de la vida un  recurso valioso para realizar su labor, y que con sus aportaciones contribuyen a que el programa se mantenga vivo y en continuo desarrollo después de tantos años.

El acto concluyó con un abrazo fraterno entre los directores de dos organizaciones que recientemente cumplieron 40 años de trabajo, quince de ellos compartidos: Fundación EDEX y Casa Abierta, que la organización dominicana plasmó en una placa conmemorativa.

A todas las personas y organizaciones, ¡gracias!


0 Comentarios | "“La aventura de la vida”: nos sobran los motivos para continuar."

¿Le gustaría dejar un comentario?

  • Publicaciones Edex
  • eDucare
  • SocialDreamers
  • Los Nuevos Vecinos
  • Retomemos
  • EdexTV