Educar para vivir, educar para convivir.
portada SergioEs sábado 14 de febrero. Estamos a punto de finalizar un nuevo desarrollo de la iniciativa educativa con la que EDEX pretende contribuir a promover la convivencia, combatiendo la xenofobia y el racismo entre la población infantil y adolescente, que lleva por título Los nuevos vecinos.

Al otro lado de la red se encuentra nuestro dibujante, con quien intercambio opiniones en torno a la nueva página que vamos a incorporar al Cuaderno de Sergio. Se trata de un apéndice de la historieta gráfica que adquiere la forma de un cuaderno en el que nuestro protagonista, con aptitudes para el dibujo, completa varias páginas con ilustraciones y comentarios acerca de sus amigos, entre ellos, los procedentes de Colombia, Sierra Leona, Bulgaria y Marruecos.

Entre las actuaciones de dinamización del citado programa, habíamos dispuesto realizar una edición en papel de dicho cuaderno en respuesta a la demanda realizada por algunos educadores que todavía tienen dificultades para manejarse en el mundo digital. Aprovecharíamos para completar el material impreso que poner a disposición de cada niña y niño con actividades sugeridas para los docentes, así como con espacios en los que el alumnado plasmaran sus aportaciones.

Conocer mejor el Islam

Estábamos a punto de poner en circulación la propuesta tras el paréntesis navideño, cuando sucedió la matanza de Charlie Hebdo. Decidimos, entonces, dar un giro a la misma con el propósito de orientar la labor de educación en Derechos Humanos hacia la temática del islam, para facilitar una mejor comprensión del mismo por niñas y niños. Alumnado que en su mayor parte supo de la tragedia, como saben por los medios de comunicación de otros asesinatos, que invocan la misma sinrazón. Alumnado, que en no pocos casos convive con la comunidad musulmana o es parte de ella.

¿Islamofobia creciente?

Es fin de semana, pero el citado cambio de orientación nos ha retrasado, y el lunes hemos de entregar el trabajo. Mientras esperaba los bocetos, leía la prensa digital, y reparaba en un titular que me remitía a la edición catalana de El País. El mismo hacía referencia a la fragmentación de las fuerzas políticas en la localidad de Vic, y aludía al clima de convivencia en la ciudad catalana y a la respuesta de los partidos políticos. Tentado, voy a la noticia y reparo en una formación política de nuevo cuño, SOM Catalans, que en su web  se presenta de esta guisa: “Per la identitat de Catalunya, per la independència del nostre poble. Ni colonització espanyola ni invasió migratòria. Som una identitat. Som un poble. Som una nació. Som la força d’una Catalunya catalana”.

Dedico unos minutos a visitar sus contenidos, y tras cada clic topo con una señora, o señorita, envuelta en una bandera en toda suerte de poses y escenarios, y con perlas envenenadas como la siguiente: Mollet: Un nou símptoma de la creixent violència musulmana. Ya en anteriores post habían arremetido contra la “colonización” que para ellos representa la celebración de la Feria de abril o de la fiesta Sikh de Khasla en “su” ciudad.

Tras echar un vistazo a lo que recoge el OPRAX, Observatorio de SOS Racisme, de monitorio y visualización del racismo y la xenofobia en los municipios catalanes, pienso que la Fiscalía Especial contra los Delitos de Odio estará muy ocupada. Releo las Conclusiones de la Conferencia Juntos contra el discurso y los delitos de odio, que se celebró en Madrid del pasado 27 de noviembre, y tomo prestado como título de esta entrada: “Prevenir, sensibilizar y perseguir estos delitos debe ser una prioridad conjunta”.

Mucha tarea por delante

Es domingo en la mañana cuando recibo del dibujante  la página completa. Intercambiamos comentarios acerca de la pertinencia y oportunidad de la iniciativa a tenor de  los acontecimientos habidos en la media tarde del día anterior en Copenhague, cuando un hombre disparó en el centro cultural Krudttonden, donde se celebraba el debate “El arte, la blasfemia y la libertad de expresión“, causando terror y un muerto, y más tarde arrancó otra vida en una sinagoga. Comentamos, igualmente, la espléndida Cuarta página de El País, titulada Religión y violencia con la que ese día nos obsequia José Álvarez Junco.

Cae la noche, y los digitales recogen titulares como Cientos de tumbas profanadas en un cementerio judío de Francia o “El IS decapita a 21 cristianos egipcios secuestrados en Libia“. Termino de escribir esta entrada. Es ya momento de acostarse, que no de “echarse a dormir”.

 

 


0 Comentarios | "Prevenir, sensibilizar y perseguir los delitos de odio"

¿Le gustaría dejar un comentario?

  • Publicaciones Edex
  • eDucare
  • SocialDreamers
  • Los Nuevos Vecinos
  • Retomemos
  • EdexTV