Educar para vivir, educar para convivir.

Tags Archives

You are currently viewing all posts tagged with burnout.

El pasado mes de abril publicamos en el blog la entrada Habilidades para la vida y salud laboral: herramientas para afrontar la incertidumbre. En ella hacíamos referencia a algunos de los cambios experimentados en los últimos tiempos en el mundo del trabajo que están alimentando un desasosiego creciente: precariado, edadismo, robotización

Si nos centramos en la profesión docente, es preciso reconocer que ha sido tradicionalmente una de las que más ha padecido riesgos psicosociales de diversa naturaleza. Asociados a múltiples factores que sería demasiado prolijo enumerar, tienen como consecuencia dosis elevadas de malestar que afectan a una parte nada desdeñable de este colectivo. A la elevada responsabilidad que socialmente se asigna a la escuela, viene a sumarse el desconcierto que genera en no pocas ocasiones la merma sufrida en la valoración social de la profesión.

Además, cabría citar las relaciones con las familias, no siempre caracterizadas por la colaboración; la presencia en las aulas de una diversidad a veces compleja de manejar; el propio espacio escolar como pantalla en la que se proyectan todos los conflictos que la sociedad no ha resuelto (relacionadas con la diversidad cultural, el género, la desmotivación, las drogas…); el desgaste al que dan lugar las reformas y contrarreformas periódicas… Una paleta con demasiados colores como para no sufrir en el intento (siquiera de vez en cuando).

Es evidente que estos factores son contextuales, estructurales, relacionados con el funcionamiento actual del sistema educativo. No se trata de malestares individuales que puedan capearse en soledad. Sin embargo, no es menos cierto que la destreza en el manejo de ciertas habilidades puede contribuir a afrontar tales situaciones de una manera más equilibrada y menos dolorosa. Hablamos de las habilidades para la vida. Habilidades para pensar de manera innovadora, como el pensamiento creativo y el pensamiento crítico; habilidades para desarrollar el equilibrio emocional, como la empatía o el manejo de emociones; habilidades para relacionarse, trabajar en equipo, e interactuar positivamente con los diversos colectivos que se dan cita en torno a la escuela… Habilidades que permitan a maestras y maestros vivir con mayor armonía y disfrutar más de su actividad profesional.

De todo esto hablamos en Educar para contarlo. Prevención de riesgos psicosociales en la profesión docente. Una guía que presenta los principales riesgos que afectan al profesorado, así como las habilidades que pueden contribuir a prevenirlos y hacerles frente de manera saludable. Todo ello, de acuerdo con esta estructura:

  • Riesgos psicosociales en la comunidad educativa.
  • Habilidades para la vida y prevención de riesgos psicosociales.
  • En estrés en el lugar de trabajo.
  • El burnout o síndrome de estar quemado.
  • Mobbing o acoso psicológico en el trabajo.
  • La violencia en las aulas.
  • Doce propuestas de mejora.

Como todos los años, la Organización Internacional del Trabajo, OIT, convoca este 28 de abril el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo. Y lo hace en esta ocasión animando a reflexionar acerca del impacto que sobre tales realidades pueda tener el futuro imaginable, bajo el eslogan: «Un futuro del trabajo seguro y saludable». Con este motivo ha publicado el informe Seguridad y salud en el centro del futuro del trabajo, en el que repasa las principales acciones desarrolladas en esta materia en los 100 años de vida que cumple este año la institución y hace propuestas para adaptar esa tarea a los cambios que ya se dejan ver.

Son tantas, tan rápidas y de tal envergadura las transformaciones que se están dando en el mundo del trabajo que hasta resulta atrevido tratar de imaginar cómo será en un futuro próximo y cómo afectará a la salud y la seguridad en las empresas. Precariado, industria 4.0, inteligencia artificial, robotización… De seguir algunas voces, estaríamos a las puertas de una situación que hace solo una década era inimaginable: unas plantillas (?) reducidas y formadas por especialistas (llámense knowmads o como se acaben denominando), funcionariado más o menos ajustado y una gran parte de la población que sería, a efectos laborales, innecesaria, inempleable, y para la que se habilitaría una renta vitalicia que permitiera cubrir las necesidades más básicas. Otras voces, como la de Steven Pinker, plantean, sin embargo, que podríamos entrar (incluso estar ya) en el mejor de los mundos imaginables, con posibilidades inéditas en todos los campos, incluida la innovación, el emprendimiento y el bienestar.

Sea de uno u otro modo, o aun de otras formas que ahora ni siquiera podemos atisbar, de lo que sí podemos estar seguros es de que en el futuro de la empresa van a ser cada vez más necesarias las destrezas que en el mundo del management se conocen como «habilidades blandas», y que a nosotros nos gusta más denominar habilidades para la vida. Habilidades como las que venimos promoviendo desde hace años con propuestas como la que presentamos en el folleto Riesgos psicosociales en el entorno laboral, del que podemos extractar, a modo de ejemplos, las siguientes herramientas:

Hablamos de habilidades para pensar de manera innovadora y efectiva, como el pensamiento creativo y el pensamiento crítico; habilidades para desarrollar la inteligencia emocional, como la empatía o el manejo de emociones, claves insustituibles ya en el mundo laboral de hoy; habilidades para relacionarse y trabajar en equipo estableciendo sinergias enriquecedoras entre talentos y talantes. Habilidades que ayuden, en fin, a disfrutar del trabajo bien hecho, trabajando a la vez para humanizar contextos y cuestionar condiciones laborales que no tengan a las personas en su centro.

  • Publicaciones Edex
  • eDucare
  • Los Nuevos Vecinos
  • Retomemos