Educar para vivir, educar para convivir.

Tags Archives

You are currently viewing all posts tagged with Empoderamiento.

Foto de Children International, cedida a FUNDACION EDEX para ilustrar esta publicación

Durante el primer semestre de 2018, el equipo de la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida, promovida por Fundación EDEX, tuvo la oportunidad de liderar 4 talleres de formación en Habilidades para la Vida con cerca de 180 educadores de Children International, en Barranquilla, Cartagena y San Pedro Sula.

Children International es una organización líder del movimiento para erradicar la pobreza. Apoya a niños y jóvenes mediante un equipo sensible, un lugar seguro y programas enfocados en la salud, la educación, el empoderamiento y el empleo. La transformación que estos niños y jóvenes emprenden en sus vidas, y el impacto positivo que repercute en sus familias y comunidades por generaciones, es fuente de inspiración para quienes apadrinan y contribuyen con su causa.

Su modelo de apadrinamiento valora la educación en las habilidades para la vida HpV como una herramienta de empoderamiento personal y colectivo, capaz de afirmar el poder de la persona y de la comunidad para romper el círculo de la pobreza y contagiar su capacidad a otras personas. Algo a lo que ellos llaman “efecto en cadena en futuras generaciones”.

Un taller a la medida

El diseño del taller a trabajar con sus equipos tenía entonces diversidad de desafíos interesantes, pero uno de ellos atrajo nuestra atención: se trataba de un grupo de profesionales con amplia experiencia y conocimiento de las HpV aplicadas a un objetivo preciso, romper el círculo de la pobreza. Nuestro reto era poder usar su experiencia como materia prima de nuevos aprendizajes.

Pusimos sobre la mesa varios de los objetivos que suelen animar el desarrollo de nuestros talleres: que toquen a las personas en su dimensión individual, profesional y colectiva; que le hablen a sus emociones, necesidades y pensamientos; que hermane la emoción y la reflexión para construir nuevos saberes; que el diálogo entre iguales fuera el recurso para conectar saberes distintos y crear nuevos; que permitiera ver en el enfoque de HpV una manera de fortalecer la capacidad de transformación de la vida personal y colectiva; que cada actividad cohesionara el grupo; y sobre todo, que las personas salieran empoderadas, con deseos y dispuestas a liderar este tipo de procesos, sintiéndose capaces de hacerlo.

Los talleres tuvieron 14 horas de duración cada uno, trabajadas a lo largo de dos días y con un promedio de 45 personas por evento. Si alguien escuchaba tras la pared, “vería” que en instantes se pasaba del silencio absoluto a la algarabía total, del murmullo a la conversación entre muchas personas, del trabajo individual,  al grupal y al colectivo. Si echaba un ojo a lo que sucedía en el salón, ese alguien podría ver al grupo concentrado en una imagen, explorando una mezcla de baile y canto,  compartiendo su vida personal, soñando cómo hacer distinto su trabajo,  jugando o escribiendo.

Mucha piel, mucha cabeza

El grupo de Children International puso todo en el desarrollo de los talleres: su saber hacer, sus conocimientos, su historia personal, su alegría, sus dudas, sus creaciones… Eso hizo fácil, divertida y relajada la propuesta de aprender juntos. Y así se notó cuando al cerrar el taller le pedimos a las personas que nos hicieran un relato de su experiencia, y entonces nos llegaron a la mano palabras que daban cuenta de lo que había sucedido. Más abajo compartimos algunos de sus testimonios.

Gracias de corazón al equipo de Children por confiar en nosotros y por darnos la oportunidad de renovar el aprendizaje sobre las Habilidades para la Vida como motor de transformación.

Reflejos desde los testimonios

“Una cosa piensa el burro y otro el que lo enjalma”, reza el dicho popular. ¿Cómo vivieron las personas el taller? Sus propias palabras lo reflejan, acá una selección de algunas de ellas:

  • “Me siento feliz y a la expectativa conmigo misma. ¡Voy subiendo de nivel!!”
  • “Pude gozar, reír, divertirme con todos mis compañeros, pude tener nuevas conexiones con ellos y lo más importante, conmigo mismo. Me iluminó la mente, me fortaleció como persona…hoy me voy como otra persona de aquí, transformada y con un punto de vista muy distinto a cómo veía las cosas”.
  • “Qué rico es poder aprender de manera creativa y poder dejar a un lado el trajín y el estrés laboral”
  • “Tenía expectativas de aprender qué eran las habilidades para la vida, cuáles eran y cómo enseñarlas desde mi trabajo. Sin embargo, no las aprendí, las VIVÍ y ahora las siento como propias. Aprendí haciendo, me llevo vivencias, experiencias de otros. Nada enriquece más que la interacción con otros”.
  • “Fui muy feliz y eso no tiene precio”.
  • “Llevo tranquilidad, paz, sentir humanista para las demás personas, pienso y deseo tener más tolerancia, autocontrol, ser flexible y no juzgar antes de conocer… hay algo que me ha costado, expresar mis sentimientos, pienso que esta capacitación me será de mucho aprendizaje para emprender y poner en práctica las ganas de poder decir, “amor, te amo”, de frente”.
  • “Me mantuve activa todo el tiempo, ni cuenta me di de las horas”.
  • “Me siento un profesional más humano, aterrizado en conceptos y metodologías lúdicas de trabajo. Me llevo alegría, un sabor agradable de pleno goce en trabajo en equipo y creatividad”.
  • “Aprendí que la vida es un recorrido y que nunca nos sabremos todo, así que seguiré siendo una aprendiz emocionada y vibrante”.
  • “Fue un tiempo sanador…pude identificar una de las emociones con las que he estado luchando, estaba molesta por todo lo que me está pasando…más que un taller siento que me dieron posibilidades, oportunidades. Me siento liberada, interesada, curiosa, emocionada y podría decir que hasta en paz”.
  • “Prometo no ser la misma después de este taller”
  • “Me mostró que la relación facilitador-aprendiz es más enriquecedora cuando es una relación horizontal y en un entorno de confianza”.
  • “Durante estos dos días me sentí libre, siendo yo, sin prejuicios y juicios a los que siempre estamos acostumbrados a escuchar cuando se comparte con un grupo grande de personas”.
Mano Ahimsa ColombiaUn taller de Habilidades para la Vida durante dos días, una reunión de intercambio entre dos fundaciones que trabajan con ellas, una visita al trabajo en terreno en una comunidad. Parecen tres acciones sueltas, pero son parte de un mismo tejido, el de una nueva alianza que ha iniciado a mediados de febrero en el occidente colombiano, entre la Fundación AHIMSA, la Institución Educativa Técnico Ambiental Fernández Guerra del municipio de Santander de Quilichao y la Fundación EDEX. Cada una de las actividades con que iniciamos la alianza, merece su propio comentario.

A la orilla del Cauca

En la orilla del Río Cauca está la comunidad de Piles. Una parte de ella pertenece a Cali y la otra a Palmira. Cualquier creciente del río les inunda. No tienen propiedad sobre sus tierras, ni calles pavimentadas, ni casas estables. Viven de la quema de madera con la que obtienen carbón, generan poco ingreso y mucho humo. Muchas carencias y también muchas potencias, entre ellas las personas que le habitan, las capacidades que pueden llegar a desarrollar y el disponer de un lugar que cuidan como propio, en donde construyen su esperanza.

Se trata de la sede de la Fundación AHIMSA (No violencia con amor, en sánscrito), que trabaja allí desde hace 5 años y que 4 tardes a la semana abre sus puertas para aprender, jugar, llorar juntos, reír uno junto al otro, comer algo y seguir comprendiendo cómo acabar con la pobreza que les acecha. Todas las actividades que se desarrollan en la casa con niñas, niños, jóvenes y madres, se impregnan del enfoque de HpV como una manera de lograr empoderamiento individual y colectivo, capaz de romper el círculo de la pobreza y construir vidas de mejor calidad.

Vimos al equipo de AHIMSA y a las personas que viven en Piles, escuchando con atención, ofreciendo apoyo emocional, refuerzo de tareas escolares, conversando sobre sexualidad, compartiendo alimentos, entrenando Kung fu, aprendiendo danzas, haciendo música, explorando el teatro, pintando paredes, cuidando huertas, abonando la autoestima de las madres, desarrollando motricidad fina en los más pequeños, creando lazos, tejiendo afectos, siempre con el amor como motor del trabajo, el amor por la humanidad y por el derecho de todas las personas a una vida digna. Fue una tarde llena de enseñanzas sobre el poder transformador de las habilidades cuando se les ve como motor de cambio de nuestras realidades.

Luego de compartir con el equipo de AHIMSA su trabajo en la comunidad de Piles, tuvimos un día de intercambio en Cali sobre las HpV, las maneras de tramar procesos formativos con ellas, los aprendizajes que cada quien ha cultivado en su experiencia y lo que podríamos aportar desde cada organización en alianzas futuras. Quedó sobre la mesa la conclusión de que podremos construir proyectos conjuntos en donde tales habilidades sean el hilo conductor.  También quedó en el recuerdo que el inicio de la relación con AHIMSA fue a partir de un correo de su director, interesado en tomar el Transcurso, algo que finalmente hicieron dos personas de la fundación.

En Santander de Quilichao

A 50 minutos de Cali se encuentra Santander de Quilichao, municipio con poco más de 50 mil habitantes. En los límites del área urbana tiene su sede principal la Institución Educativa Técnico Ambiental Fernández Guerra, una construcción nueva, imponente y rodeada de árboles y montañas. Allí trabaja una orientadora, que hace 7 meses nos escribió solicitando ayuda. Veía a las personas jóvenes del colegio expuestas a riesgos frente a la oferta de drogas, la vivencia de la sexualidad y las violencias. Sentía que no era suficiente lo que se hacía desde las aulas ante esos desafíos.

Su mensaje sirvió de hilo para tejer la alianza. Lo compartimos con AHIMSA, por su cercanía geográfica y su capacidad técnica, y logramos que cada parte pusiera su aporte, haciendo posible un taller de HpV dirigido a docentes de la Institución.

El salón al que fuimos convocados se llenó con 50 personas. Mirándonos a las caras dimos inicio al taller. Para muchas de ellas la motivación inicial era poca, “No tenía expectativas ya que no quería estar en el taller”, escribió una de las personas asistentes. Con mucha participación y buen humor, fuimos encontrando el sentido de las HpV en la vida personal y en el trabajo diario en las aulas con los estudiantes: “Pasó que me pusieron a pensar sobre muchas cosas que hago y digo”, escribió otra asistente.

Y apareció lo que buscamos en los talleres, que cada persona y colectivo construya sentido propio a las HpV: “Aprendí muchas cosas para practicarlo primero con mi hija, luego con mis estudiantes. Debo ser mucho, mucho, mucho, más flexible”, agregó alguien. Y dijo una más que “… aprendí que no siempre tengo la razón, debo escuchar y ser más tolerante”. Al revisar lo que fue la vivencia de los dos días, otra persona escribió que fue. “…otro cuento, participativo, de vivencias cotidianas, de aciertos y errores con conclusiones prácticas para mí, y nuestra vida en el lugar donde estamos”. Esta selección de testimonios (TALLER HPV SANTANDER DE QUILICHAO TESTIMONIOS), escritos al finalizar el taller, dan cuenta de lo que experimentaron y aprendieron las personas que asistieron.

Finalmente exploramos los materiales didácticos donados por EDEX (Retomemos Alcohol y Retomemos Adicciones) y el grupo encontró en ellos herramientas suficientes para iniciar el proceso de formación en habilidades con su estudiantado: “Los libros súper, enseño en los grados 10 y 11 y sé que les gustará porque es aprendiendo desde la cotidianidad…Me encantó todo lo que no se vio pero que estuvo allí dentro de nuestras historias de vida, despertando consciencia aquí y ahora”.

Al cierre, satisfechos y con ganas de empezar “a hacer” quedó sellado el compromiso de ir poco a poco, cada quien y desde su lugar, fortaleciendo la competencia psicosocial del alumnado. La motivación que les pone en movimiento es que cuando uno de sus estudiantes encuentre un desafío en su vida diaria, pueda disponer de mayor cantidad de opciones para actuar y de valores aplicables para orientar sus acciones.

A futuro exploraremos de qué manera es posible acompañar en su proceso al equipo docente de la Institución para que el deseo y la convicción logrados durante el taller no se marchiten.

Tierra fértil Costa RicaEn Costa Rica existe un grupo musical llamado “Malpaís” que intenta rescatar y destacar las principales características y tradiciones del país a través de su música; en una de sus canciones menciona la frase “Nos falta (…) tierra para sembrar, pero aquí con hidroponía un catre es un lechugal”, haciendo alusión a que a pesar que no se cuente con espacio o recursos suficientes, se buscan los medios necesarios para hacer germinar una semilla hasta en los lugares menos pensados.

Semillas Humanas

Si hablamos de metáforas, quizás la frase anterior es la que mejor puede ejemplificar lo que el Proyecto Tierra Fértil pretende alcanzar, pues su nombre es reflejo de su principal objetivo, ya que éste es un proyecto social y educativo, que busca promover un desarrollo afectivo, personal, social e intelectual, prioritariamente en niños y niñas de la comunidad de Guararí, Heredia; siendo una de las comunidades urbano-marginales del país en donde se presentan altos índices de consumo de drogas, homicidios, violencia, narcotráfico, deserción escolar, entre otras problemáticas sociales.

Dicho Proyecto desarrolla una serie de actividades que pretenden brindar un aprendizaje y formación integral para los niños y niñas, tales como talleres de pintura, literatura, juegos educativos, apoyo escolar, participación en giras socioeducativas, comedor infantil, campañas de salud preventiva y el taller de Habilidades para la Vida; todo lo anterior a partir del apoyo de diversos voluntarios y voluntarias que sábado tras sábado brindan su aporte a esta labor.

El taller de Habilidades para la Vida (HpV) surge a partir de la detección de ciertas necesidades en los niños y niñas de la comunidad a raíz de la zona de vulnerabilidad en la que se encuentran y el poco apoyo o acompañamiento que reciben ante las principales problemáticas sociales que presenta la comunidad y a las cuales se encuentran expuestos a diario.

Todo empezó en un trabajo final

A partir de una propuesta de trabajo final de graduación que abordaba la temática de HpV, desarrollada por Silvia Martínez, una de las voluntarias del Proyecto, se comienza a gestar la idea de implementar dicha metodología con los niños y niñas de la comunidad de Guararí, como una estrategia para que ellos y ellas “construyan actitudes que fortalezcan su autoestima, el aprendizaje, el deseo de superación personal y una visión positiva del mundo”; tal y como lo expresa la misión del Proyecto Tierra Fértil.

De este modo, año tras año, la estrategia va tomando forma y se va consolidando a partir de los logros observados en los niños y niñas que reciben dicho taller. ¿El proceso? Al principio se inició con un solo grupo de aproximadamente 8 niños que tuvieran edades similares (entre 9 y 11 años), los cuales debían matricularse en el taller con el apoyo de sus padres. Actualmente, 7 grupos de niños y niñas han recibido el taller de HpV.

¿Quiénes lo imparten?

El Taller se lleva a cabo con el apoyo de un grupo específico de voluntarios y voluntarias, quienes han recibido el “TransCurso, un espacio para formarnos en Habilidades para la Vida”, impartido por la Fundación EDEX y la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida, por lo que ponen en práctica lo aprendido en dicho curso, aunado a las experiencias y conocimientos personales y profesionales de cada uno de ellos.

¿En qué consisten los talleres?

Son 11 sesiones que se desarrollan durante un lapso de dos horas cada una. La primera sesión es un espacio para conocerse mutuamente entre niños y facilitadores, “romper el hielo” y generar los primeros vínculos. Durante las siguientes 10 sesiones se trabajan las 10 HpV, una por sesión, a través, principalmente, de la ludoterapia; es decir, utilizando el juego como principal metodología de aprendizaje. Finalmente, se realiza una sesión de cierre, a modo de convivio, en la cual se rescatan los principales aprendizajes adquiridos durante el taller.

¿Cuáles son los principales logros?

Podrían enumerarse una serie de aprendizajes que los niños y niñas obtuvieron; sin embargo, lo más maravilloso de las HpV es que nunca se termina de aprender y hasta el grupo de voluntarios y voluntarias ha tenido experiencias muy gratificantes. El hecho de ver a una niña, en un principio tímida, logrando expresar sus emociones y pensamientos con facilidad y confianza; un niño potenciando su habilidad de liderazgo positivo y definiendo metas claras para su futuro; varios niños expresando su deseo de desarrollar estrategias que les brinden mejores oportunidades a las personas de su comunidad; y la mayoría de los niños y niñas participantes a lo largo de los años manifestando su deseo de contar con más espacios similares para seguir aprendiendo y expresándose con libertad, demuestran que las HpV en Guararí de Costa Rica están siendo sembradas sobre Tierra Fértil.

__________

Escrito elaborado por: Stefanie Vargas Carvajal, Trabajadora Social, Asociación Roblealto, Hogar Bíblico, Costa Rica; voluntaria en el Proyecto Tierra Fértil, tefy-3110@hotmail.com

Mexico Nov 2017Las más recientes semanas que pasamos en México(finales de noviembre) ,  nos permitieron trabajar con docentes de primaria y secundaria, así como con funcionarios públicos y técnicos de ONG en Tenancingo y en Toluca, en ambos casos de la mano de nuestra aliada, Seguridad Humana S.C. También nos llevaron a Puebla en donde compartimos con profesionales de un par de universidades y del Colegio de Bachilleres de Quintana Roo. Y nos condujeron, finalmente, a Querétaro en donde nos aproximamos a experiencias locales de promoción de la convivencia y el tejido social y a los casi 2000 profesionales que se hicieron presentes en el “Congreso 5.0 el hombre en busca de sentido”.

Al cerrar este ciclo de trabajo tuvimos la convicción de habernos asomado a otras realidades de la vida mexicana, las que hablan de cómo se construye un país nuevo y se teje una sociedad distinta; cómo surgen y se mueven ciudadanías nuevas, propuestas novedosas, ejemplos de coordinación y de gente que trama convivencia día a día.

A manera de ejemplo, les compartimos algunos detalles de lo que vimos y vivimos en México, un gran país que siembra futuro.

El nuevo modelo educativo: horizonte con experiencia pasada

Luego de varios años de trabajo, México dispone de un nuevo modelo educativo. Lo han concebido como respuesta a los desafíos de este nuevo siglo. En él se destaca que “adicional a los campos de la formación académica, el desarrollo personal y social de los alumnos se incorpora como parte integral del currículo con énfasis especial en el desarrollo de las habilidades socioemocionales”.

Si bien el nuevo modelo empezará a implementarse de lleno a mediados de 2018, ya existen experiencias que han logrado sumar la educación en habilidades dentro del proceso formativo.  En Querétaro vimos cómo promueven el desarrollo socioemocional  en una de las instituciones del CONALEP Querétaro. Participamos de una sesión de 30 minutos en donde con más de 40 estudiantes la docente logra hacer una pausa, promover reflexión y crear un cálido ambiente de participación. También supimos que el Colegio de Bachilleres de Quintana Roo se ha propuesto formar a sus docentes para que aprovechen cada minuto de convivencia para fortalecer el desarrollo emocional de la comunidad educativa, incluyendo familias, estudiantes y equipos docentes.

Nuestra propia experiencia con la SEP en la Ciudad de México, iniciada en 2014 y reforzada desde hace poco más de un año con la Dirección General de Fortalecimiento académico (DGIFA), nos ha mostrado la capacidad de los equipos docentes mexicanos para afrontar este nuevo desafío

Un Congreso que congregó

El Congreso Educación 5.0 El hombre en busca de sentido tuvo muchos matices destacables. El primero de ellos es que se trató de un Congreso que logró congregar a dos Congresos: el de la Comisión de Educación de COPARMEX y, el de la Confederación Nacional de Escuelas Particulares, este último en asocio con la Secretaría de Educación del Estado de Querétaro, la Diócesis de Querétaro y la Unión Nacional de Padres de familia. Quienes los organizaban, al ver que coincidían en fechas y sitio de realización, dejaron los egos a un lado, construyeron una agenda conjunta y crearon un solo gran evento con poco más de 2000 personas como asistentes. Un claro ejemplo del sentido y ganancia que promete la cooperación, que además debilita el espíritu de competencia que en ocasiones anima las decisiones.

La Agenda del evento tuvo también un interesante atractivo. La organizaron en tres momentos: el primero de ellos centrado en conferencias diagnóstico que mostraron la situación actual de la Educación en México. La segunda parte giró sobre el sentido de educar, con música, imágenes y muchas palabras inspiradoras. Y en la tercera convocó talleres que mostraron “cómos” posibles para asumir el desafío.  En los tres momentos más que soluciones, se aportó aire nuevo, otras miradas que invitaban a la pausa, la creatividad y la reflexión, como pasos previos a la apropiación de los nuevos saberes.

Una experiencia que nos emocionó

En Querétaro nos juntamos con el equipo técnico del Colegio de Pedagogos, el cual hemos acompañado en el último año a través de formación y algunos encuentros presenciales. En esta ocasión fuimos a escucharles, para conocer de cerca el programa que han creado y aplicado recientemente. Se trata del ImplicaT. En él juntan el Aprendizaje Servicio con las Habilidades para la Vida invitando a jóvenes estudiantes de licenciatura a que presten su servicio social los días sábado en escuelas de primaria, formando en habilidades a niñas y niños, aprendiendo de ellos, aprendiendo a servir y compartiendo su saber. Este trabajo voluntario lo hacen con el aval de sus universidades y con apoyos de algunas empresas que apoyan la iniciativa.

A través de un encuentro de una hora con un grupo de 15 jóvenes que son parte del programa ImplícaT, conocimos cómo es el día a día de este programa. Uno de los estudiantes de licenciatura, Leopoldo Salinas, nos contó emocionado que un día acudió a la escuela cubierto con una máscara, para celebrar el día de muertos con niñas y niños. Uno de ellos escuchó, en broma, que alguien decía que su tutor usaba máscara porque era muy feo. El niño espontáneamente se acerca, le abraza y le habla: No eres feo… si tú eres feo te debes de aceptar tal y como eres solo así serás feliz (puede leer el relato completo acá: RELATO LEOPOLDO SALINAS ).

Por cosas como estas fue que nos alegró y no nos extrañó que precisamente el 1 de diciembre el programa Implícate ganara la Medalla al Mérito Municipalista en la categoría de Municipio Incluyente. Otorgada por la Asociación Nacional de Alcaldes ANAC. ¡Enhorabuena!

Un México de posibilidades

En este 2017 hemos trabajado con muchas personas en México. Todas ellas están llenas de historias diarias, cotidianas, que pasan desapercibidas cuando se mira el bosque pero que resultan significativas cuando se observa el árbol: 980 docentes de la Ciudad de México, 280 docentes en el estado de México, 300 personas en la conferencia en Querétaro, y muchos encuentros con personas y colectivos que acá y allá tejen esta red social capaz de afrontar sus desafíos de manera positiva. Por ello decimos que es México un país de posibilidades en donde se siembran y cosechan las habilidades. Hay mucho por aprender de su experiencia y bastante trabajo por hacer para cuidar los frutos y seguir la siembra.

 

 

Costa Rica, 2017, portadaEn el inicio de noviembre tuvimos la oportunidad de trabajar con personas del programa Ponele a la vida, convocados por el Ministerio de Salud de Costa Rica y en el marco de un contrato con la Organización Panamericana de la salud, OPS/OMS. En tres días apostamos por crear un nuevo grupo de personas formadoras en Habilidades para la Vida, que promuevan el enfoque en las regiones y lo enriquezcan con su propia experiencia. Salimos muy contentos al comprobar que los objetivos humanos, laborales y ciudadanos que nos propusimos se lograron, y que el programa Ponele a la vida  puede fortalecer su propuesta de actividad física y mejoras de alimentación, con el enfoque de Habilidades para la Vida (HpV).  Una selección de los testimonios finales aportados por las personas deja ver los tipos de aprendizajes que se alcanzaron: TESTIMONIOS COSTA RICA, Ponele a la Vida, Nov de 2017.

Más allá del taller, un hallazgo

Sin embargo, más allá de los resultados del taller de formadores, el hallazgo más interesante que hicimos se produjo al dialogar con las 45 participantes en el mismo. Un amplio abanico de personas provenientes de distintas regiones del país y sectores del gobierno y la sociedad civil: profesionales de salud, educación, líderes de comunidades, animadores de grupos juveniles, infantiles, de tercera edad, personas que trabajan con familias, con programas de protección familiar, de equidad de género, de prevención de violencias, de promoción de la convivencia, de promoción de nuevas masculinidades, de grupos deportivos, de nutricionistas…

Hablar con tanta gente, que se mueve en distintas orillas, nos permitió comprobar que las Habilidades para la Vida son ahora parte íntegra de los programas de gobierno y de las agendas de los distintos sectores. Están presentes en los programas del Ministerio de Salud, de Educación Pública, en la Política Pública de la Persona Joven, en la manera en que el Ministerio de Justicia y Paz promueve la reinserción de las personas privadas de la libertad, entre otros. En ellos se abre paso el enfoque de Habilidades, entendido como estrategia y motor para que cada persona y colectivo haga conciencia de su capacidad de intervenir positivamente en su vida. Enhorabuena. Costa Rica ha logrado potenciar sus distintos programas e iniciativas empleando este enfoque educativo para mejorar la calidad de las relaciones entre personas y empoderarlas frente a sus mundos, llenándolas de capacidad para afrontar sus desafíos.

Mirando al recuerdo

Nuestra primera vez en Costa Rica para trabajar en Habilidades para la Vida se remonta a agosto de 2010. Convocados por la OPS/OMS en el marco del programa Rostros, Voces y Lugares, estuvimos con docentes de 3 escuelas y 1 colegio del Cantón de Corredores, en el sur del país. Allí conectamos con el área rectora del Ministerio de Salud en la región Brunca y de su mano empezamos a promover las Habilidades para la Vida (HpV) con docentes de primaria y secundaria.

La experiencia fue intensa y productiva, tanto que apenas unos meses después la iniciativa rodaba por los cantones de Coto Brus y Golfito, y convocaba a mayor cantidad de actores, hasta lograr incluirse en la Agenda de Desarrollo de la Región, lo que le ha permitido sostener trabajos durante 7 años. También es cierto que en aquel momento el enfoque de HpV no estaba presente en muchas de las agendas de salud, de educación y de desarrollo del país. Aunque también lo es que ya existían en el país trabajos consolidados en el tema, como el realizado por IAFA en el campo de la prevención de adicciones.

Recordamos con cariño la historia de un docente de secundaria de Pérez Zeledón, llamado Maynor Fallas (su apellido era como una premonición, conversamos meses después con él y en medio de sonrisas). En 2012 tomó el taller de HpV y enseguida se propuso trabajar con sus jóvenes estudiantes las Habilidades para la Vida.  En el primer intento las cosas salieron muy mal; en el segundo peor; en el tercero los alumnos le pidieron que dejara de intentarlo. Sin embargo, él tuvo una buena idea, pidió ayuda a una de sus compañeras docentes y juntos empezaron el trabajo que hoy ya tiene 5 años de continuidad y buenos resultados. Una historia inolvidable y que muestra cómo es que en este país le han ido dando sentido propio al enfoque, apropiándolo.

Otra mirada al futuro

Nos compartía Elías Góngora, amigo y tutor de la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida, que hay tres verbos claves para poder saborear la vida. Hacer (estar en acción); amar a alguien y esperar, tener esperanza. Los tres verbos están vivos en Costa Rica, vimos personas y colectivos haciendo trabajo serio y continuado en el campo de las habilidades; sabemos que son seres que cultivan amor por su trabajo, por las personas con quienes lo construyen, por sí mismas; y sabemos que cultivan la esperanza de estar sembrando una semilla de futuro distinta, más solidaria, equitativa y humana.  Por eso, la mirada al futuro de este país tiene su sello de esperanza, están actuando, cada quien desde su orilla y con sus recursos y posibilidades, todos buscando formar personas y colectivos capaces de intervenir sus vidas y contextos. Para EDEX Es un privilegio haber estado y estar cerca de este proceso, aprendiendo y aportando.

Astronauta 2017El próximo noviembre nos convoca al equipo de formadores de la Escuela iberoamericana de habilidades para la vida con una variedad de temas, países y talleres, Con las HpV como hilo conductor, los temas pasan por la escuela como foco de convivencia en contextos adversos; por la promoción de estilos de vida saludables en personas jóvenes y por el uso de las tecnologías de la información y la comunicación para que cada persona construya el sentido de su existencia, respectivamente.

Las invitaciones han llegado tanto desde administraciones públicas como desde organizaciones de la sociedad civil y organismos multilaterales en 2 países de las Américas: Costa Rica y México. Todos ellos se preguntan, ¿cómo pueden las habilidades para la vida aportar al logro de sus objetivos? Ese es nuestro desafío. A continuación, una mirada rápida a esta agenda de cierre:

  • En Costa Rica nos convoca el programa Ponele a la Vida, con el que el Ministerio de Salud busca motivar a jóvenes de entre 13 y 15 años a que tengan una vida más activa, que lleven una alimentación sana y puedan prevenir el tabaquismo. Acudiremos los días 31 de Octubre, 1 y 2 de Noviembre para dinamizar un taller de formación de formadores con 45 profesionales provenientes de distintas regiones del país. Personas que trabajan en entidades aliadas del programa: el Ministerio de Educación, la Caja Costarricense del Seguro Social, el Consejo de la Persona Joven y el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación. Desde Ponele a la Vida han encontrado en las habilidades una posibilidad de reforzar sus procesos pedagógicos, de manera que una persona joven adopte comportamientos de cuidado de sí misma, de otras personas y de sus entornos.
  • En el estado de México las administraciones municipales de Tenancingo y Toluca han confiado en Sistemas de Información para la Seguridad Humana S.C. para contribuir al desafío de hacer de la escuela un espacio de convivencia a partir de la vivencia y aprendizaje permanente de las habilidades para la vida. De su mano, iniciamos un proceso con 280 docentes, que incluye formación presencial y en línea, puesta a su disposición de materiales educativos para el personal docente y sus escuelas (Manual de habilidades y la colección completa del programa para el desarrollo positivo de adolescentes Retomemos) que se extenderá hasta marzo de 2018.
  • En Querétaro participaremos en el XIII Congreso Internacional de Educación 5.0 “El hombre digital en busca de sentido”, convocado por La Confederación Nacional de Escuelas Particulares (CNEP), COPARMEX Querétaro, Diócesis de Querétaro, Federación de Escuelas Particulares del Estado de Querétaro (FEPQ) y la Secretaría de Educación del Estado de Querétaro (SEDEQ). En esta ocasión compartiremos una conferencia y un taller, mostrando lo que pueden aportar las habilidades para la vida en la búsqueda de sentido a las personas jóvenes y docentes. Además, mantendremos diversas sesiones de trabajo con organizaciones aliadas y autoridades locales.

Estas sesiones de formación confirman lo que la práctica nos ha estado enseñando: que las habilidades para la vida no son un contenido por enseñar, sino una manera de enfocar la educación que valora tanto los aprendizajes “académicos” como el aprender a convivir valorando otros puntos de vista, aprendiendo a trabajar en equipo y a cuidarse y cuidar, entre otras.

Trabajando en equipoLuego de participar de un taller presencial de 6 horas sobre Habilidades para la Vida y la manera en que pueden aportar a la convivencia escolar, 626 docentes de la ciudad de México se hicieron propósitos personales y laborales como estos: “Quiero sembrar inteligencia emocional en mis alumnos para la resolución de conflictos en sus vidas y que respondan de manera más asertiva a las dificultades que tienen en lo cotidiano”; “Me propongo ser mejor persona y por lo tanto mejor profesora, para influir de manera positiva en la vida de muchos niños, para que sean seres humanos felices”; “Quiero ser más asertiva, tanto en la escuela como en lo personal. Mostrarme como soy sin miedo a que los demás me juzguen. Creerme lo que soy”.

Iniciativa de la Secretaría de Educación Pública

En noviembre del año anterior, en Ciudad de México, convocados por la Secretaría de Educación Pública y la Dirección General de Innovación y Fortalecimiento Académico (DGIFA), se realizaron 18 talleres con docentes representantes de 626 escuelas priorizadas por el Programa Nacional de Convivencia Escolar. El objetivo: aprender en la práctica las Habilidades Psicosociales para la Vida y explorar colectivamente cómo le aportan a la convivencia escolar. La formación ha sido desarrollada por el equipo docente de la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida de Fundación EDEX, en alianza con Seguridad Humana.

Además de la formación presencial, cada escuela recibió un kit de materiales didácticos correspondientes al programa La Aventura de la Vida: la Guía para el profesorado,  Cuentos para Conversar y los Encuentros para la convivencia. Estas herramientas facilitarán llevar al aula lo aprendido.

Esto es sólo el inicio

En seis horas, por muy buenas que sean, y con tres materiales de apoyo a la labor docente, por excelentes que resulten, no se logra el objetivo de aprender habilidades y aplicarlas a la convivencia escolar. Estos aprendizajes se afianzan con tiempo, estudio y mucho entrenamiento. Son procesos. La gran mayoría de estas personas docentes ya han iniciado ese proceso en sus aulas y en el marco del Programa Nacional de Convivencia Escolar.

Con la intención de seguirles fortaleciendo, esta semana iniciamos el Curso digital “Habilidades para la Vida y Convivencia Escolar” con participación de las 626 personas representantes del mismo número de escuelas de la Ciudad de México. Durante 8 semanas estaremos aprendiendo más sobre estos temas, en colectivo, desde la propia piel, con alegría. Esperamos que al finalizar estos dos meses se vuelvan a escuchar testimonios como los que escuchamos al concluir la formación presencial: “Me regresaron las ganas de ser mejor”; “Me propongo solucionar problemas sin regaño”; “Me propongo llevar esta alegría que siento a mis colegiados”. “Quiero entablar más diálogo, crear clases activas que les motiven y les hagan asistir contentos a clase”.

Pintar 3El 2016 fue un año que pintó muy bien para Fundación EDEX. Vino con un cúmulo de días intensos, los proyectos llegaron en racimo, dulces, jugosos y llenos de nuevas semillas. Tanto así que muchas de las alianzas y andanzas de 2016 no alcanzamos a compartirlas en el blog. Esto nos animó a construir un texto resumen que a manera de inventario diera cuenta de aquellos trabajos que nos ilusionaron en el año que acaba de terminar y que sirven de impulso para este 2017 que arranca.

Diversidad de aliados y temas

En esta primera entrega compartimos, mes a mes, lo realizado en América Latina y el Caribe, así como en la oferta digital de la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida. Lo mejor del año fue la diversidad que trajo consigo. Ella se reflejó por una parte en la calidad y la cantidad de los aliados que tuvimos (colegios, universidades, organismos multilaterales, empresas privadas, gobiernos nacionales y locales, organizaciones comunitarias, cooperativas, radios comunitarias, proyectos y organizaciones de docentes).

También en los temas en que se le otorgó sentido al aporte de las Habilidades para la Vida (HpV): Salud en Todas las Políticas, calidad de la educación, extensión universitaria, formación integral de estudiantes universitarios, de secundaria y primaria, proyectos económicos liderados por comunidades, políticas públicas en el campo de la cultura, fortalecimiento de la Responsabilidad Social Empresarial, promoción de la Salud, empoderamiento personal y social, comunicación y educación, ciudadanía, convivencia, sexualidad, construcción de paz, comunicación para la paz…

Ha sido una fortuna establecer contacto y construir desarrollo junto a personas, organizaciones e intereses tan diferentes. Nos confirma aquella vieja idea que nos inspira: lo normal entre personas es que seamos distintas. Esa es nuestra riqueza, no nuestro problema.

Enero: Alianza con Enfermería y Educación

En alianza con la Escuela de Enfermería de la UIS, iniciamos el año formando al colectivo docente del Colegio Comuneros, de Bucaramanga, Colombia, en Habilidades para la Vida y en el uso del programa La Aventura de la Vida. En el mismo mes abrimos al público la webapp para compartir experiencias de Salud en Todas las Políticas, por encargo de la Organización Panamericana de la Salud.

Febrero. Arranca la formación digital en HpV

Se puso en marcha de la oferta digital de la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida.  En el año se realizaron 3 ediciones del TransCurso, espacio para formarnos en Habilidades para la Vida. En colaboración con la Cátedra de Promoción de la Salud de la Universidad de Girona, certificamos 129 personas en el año. De nuevo, los testimonios ofrecidos por los grupos de estudiantes nos sorprendieron por la profundidad, utilidad y sencillez de sus aprendizajes. También se realizó la primera edición de La Aventura de la crianza, dirigido a familias, certificando 18 personas.

Marzo: Aprender a convivir en el llano colombiano

Durante un par de días y en alianza con la GIZ (cooperación alemana en Colombia), fuimos a San Juan de Arama, a trabajar con personas de Asociaciones de Productores de Leche, deseosas de aprender a convivir.

Abril: Inicio de un trabajo de meses en Panamá

En el marco de la alianza con Sumarse y la Alcaldía de Panamá, formamos 43 personas en Habilidades para la Vida, en modalidad presencial y virtual, y adicionamos una asesoría personalizada para traducir lo aprendido en un proyecto de aplicación inmediata.

Mayo: Acuerdos y encuentros en Brasil

Empezamos en Franca, en donde se trabajó un taller de Habilidades para la Vida y firmamos un acuerdo de colaboración con la UNIFRAN. Luego asistimos a la 22ª.Conferencia Mundial de Promoción de la Salud en Curitiba en donde además de aprender de todas las experiencias, compartimos la nuestra  con la Escuela e hicimos un Taller y un Simposio de HpV. Cerramos nuestra presencia en Brasil celebrando un taller con UNICOM en Río de Janeiro y un intercambio de  experiencias con Visión Mundial en Sao Paulo.

Junio: En el oriente de Colombia

Nos encontramos con los docentes de Ciudadanía desde el aula, un proyecto del que formamos parte desde 2015 y que promueve el uso de los Cuentos para Conversar en el aula para aprender ciudadanía.  Luego fuimos a Contratación, Santander, a trabajar con todo el equipo docente del Instituto Técnico Industrial San Juan Bosco. En el mismo mes se cerró el trabajo que durante 1 año se realizó en 2 instituciones educativas de Chima y Simacota, empoderando a niñas y niños en equidad de género, ciudadanía y convivencia.  Este trabajo desarrollado por PROINAPSA -UIS tuvo la cooperación del Ayuntamiento de Bilbao. Cerramos el mes en Bucaramanga, aportando a Impacto ciudad, una iniciativa ciudadana para mejorar la movilidad.

Julio: Con comunidades que ofrecen turismo sostenible y ecológico.

Por invitación de la GIZ, durante dos semanas estuvimos en La Macarena, Colombia, trabajando Habilidades para la Vida con organizaciones comunitarias que trabajan turismo sostenible. Además, aprovechamos para trabajar con los estudiantes del colegio de secundaria del municipio.

Agosto: Radios Comunitarias emitiendo paz

Con la Asociación de Radios Amigas Comunitarias de Norte de Santander (RADAR) pusimos en marcha un proceso de formación presencial y digital en Habilidades para la Vida, Comunicación y Paz, dirigido a 28 corresponsales y editores provenientes de 14 emisoras comunitarias de la zona, en el oriente de Colombia.

Septiembre: Sexualidad juvenil

Desde Bilbao llega la buena noticia de que el ayuntamiento aporta recursos de cooperación para desarrollar el proyecto Participación de adolescentes y jóvenes del municipio de Floridablanca (Colombia) en el Fomento de los Derechos Sexuales y Reproductivos y la Equidad de Género, en alianza con PROINAPSA-UIS.

Octubre: Más cerca de las Universidades

Invitados por la Red de Universidades Promotoras de la Salud de México, asistimos a su VI Congreso en Sonora, en donde compartimos un taller y una conferencia, buscando los nexos entre las Habilidades para la Vida, la Promoción de la Salud y el empoderamiento personal y colectivo.

Luego trabajamos en Querétaro, de la mano de la Dirección de Profesiones de la Secretaría de Educación del Estado. Compartimos el enfoque de HpV en cuatro conferencias y dos talleres, además de diversos encuentros con autoridades de la región. Fuimos testigos del interés que este trabajo despierta.

Simultáneamente, en Bucaramanga, se trabajaron conferencias de Habilidades para la Vida con poco más de 1000 estudiantes de primer semestre de la Universidad Industrial de Santander.

Noviembre: Inicio de trabajos en Honduras

Luego de acercamientos durante más de un año, logramos darle vida a la alianza entre el programa CONVIVIR de Honduras y EDEX. Esto nos permitió un taller inicial en Tegucigalpa y dos talleres de formación de formadores en Siguatepeque. En ambos, contamos con personas y organizaciones que apuestan por las HpV como estrategia para aprender a convivir.

Diciembre: La convivencia, prioridad escolar mexicana

En acuerdo con La Secretaría de Educación Pública, a través de la Dirección General de Innovación y Fortalecimiento Académica, DGIFA, acudimos a la Ciudad de México a trabajar con docentes provenientes de 626 escuelas priorizadas por el Programa Nacional de Convivencia.  Además de un taller presencial de 6 horas, cada escuela recibió materiales de La Aventura de la Vida y en 2017 se complementará la formación con un curso digital de Habilidades para la Vida y Convivencia, de 8 semanas de duración. La ejecución se hizo de la mano de nuestra aliada, Seguridad Humana.

En el mismo mes cerramos el trabajo en República Dominicana para el fortalecimiento de colectivos sociales, mediante la promoción de estilos de vida saludables, género y derechos humanos en las provincias de Santiago y Duarte, en alianza con Casa Abierta y con apoyo de los Ayuntamientos de Leioa y Portugalete. En un año de trabajo se logró llegar a 6.823 participantes directos y 13.646 indirectos, mediante la formación de animadores y mediadores.

Y como semilla para 2017, se obtuvo el respaldo del Ayuntamiento de Portugalete para mejorar la calidad de la educación de  adolescentes del municipio de Zaragoza, departamento de La Libertad, en El Salvador, en alianza con CIDEP.

Nuevo calendario

El que pasó fue un año cargado de buenas noticias, alianzas y perspectivas, que nos llena de ilusión para un 2017 que promete continuidad a los procesos en Colombia, México, Honduras, Panamá, Costa Rica, así como la apertura de nuevos trabajos en El Salvador y Paraguay, siempre en alianza con gobiernos y organizaciones de la sociedad civil, como nos gusta y creemos que tiene sentido construir desarrollo.

HpV Visión MUndial Costa RicaPor Cristhiam Álvarez, Coordinador de Estrategia e Innovación de Visión Mundial Costa Rica. (cristhiam_alvarez@wvi.org)

En el 2014, World Vision Costa Rica (World Vision) aplicó tres herramientas estándares con la población patrocinada de sus programas en tres regiones del país, con el fin de medir las habilidades para la vida de niñas y niños de forma objetiva y científica, enfocando tres áreas del bienestar en particular: las habilidades fundamentales y esenciales para la vida, los elementos o activos[1] del desarrollo y el alfabetismo funcional.

Los datos tabulados a partir de la aplicación de las herramientas brindan información pertinente, relevante y oportuna tanto para World Vision en el país,  como también para otras partes socias involucradas en el trabajo en pro del bienestar de la niñez y la adolescencia. Se espera que la información de dicho estudio contribuya con los espacios de análisis de distintas instancias, a nivel local y nacional, sobre la situación del bienestar de los niños y las niñas en Costa Rica, con el fin de generar sinergias y esfuerzos conjuntos para reducir las brechas que ponen en condiciones de vulnerabilidad a la niñez y la adolescencia del país.

El enfoque de habilidades para la vida

World Vision define las «habilidades para la vida», como un conjunto integrado de competencias personales, interpersonales y de pensamiento crítico que las niñas y los niños requieren para su desarrollo pleno y productivo. Estas competencias preparan a los niños y las niñas desde que nacen hasta los dieciocho años para que gestionen sus pensamientos, sentimientos y expresiones en la vida cotidiana así como en situaciones difíciles tales como pobreza, crisis, conflicto o marginalización. Para World Vision las habilidades para la vida son un componente central del desarrollo complementarias a las habilidades numéricas y de alfabetismo, pues sin las primeras las últimas son difícilmente adquiridas.

En su marco teórico, World Vision distingue las habilidades para la vida fundamentales, esenciales y aplicadas, desde un enfoque etario. Las habilidades fundamentales se desarrollan en la temprana infancia (de los 0 a los 5 años): percepción, propiocepción, destrezas motoras, ritmo, expresión oral e integración sensorial, que son críticas para el proceso de alfabetización inicial y para las subsecuentes etapas. Las habilidades esenciales se desarrollan de los 6 a los 11 años, enfocándose en: pensamiento crítico, manejo emocional, comunicación, relaciones sociales y responsabilidad social. En la etapa de adolescencia (de los 12 a los 18 años) se distinguen las habilidades aplicadas: estilos de vida saludables, participación y ciudadanía, emprendimiento, construcción de paz, autoprotección, resiliencia y cuidado del medioambiente.

HpV

El enfoque de World Vision sobre las habilidades para la vida considera cuatro principios esenciales: que la mayor parte del aprendizaje de los niños y las niñas sucede en etapas iniciales de su desarrollo, que requieren ambientes seguros para que ese aprendizaje sea efectivo, por medio de la atención amorosa y consistente, la aceptación y la ternura de al menos una persona adulta, y que aprenden jugando y explorando, observando y emulando lo que las demás personas hacen. No obstante, y desde una perspectiva ecológica, ese proceso de aprendiencia toma lugar por medio de interacciones con los distintos ambientes en los cuales los niños y las niñas crecen, por ello World Vision aplica un enfoque basado en la comunidad, haciendo conciencia sobre la importancia del desarrollo de esas habilidades en los niños, niñas y adolescentes.

En ese sentido, Search Institute®[2] define los «elementos del desarrollo» como el conjunto de destrezas, experiencias, relaciones y conductas que potencian el crecimiento de niñas y niños, contribuyendo con su formación como personas adultas, desde la premisa de que si las personas adolescentes y jóvenes cuentan con abundantes elementos del desarrollo tendrán mayores oportunidades de crecer en forma saludable y positiva, previniendo al mismo tiempo la aparición de trastornos emocionales o de comportamiento.

Sobre los resultados

Del estudio se concluye que, en general, los elementos internos y externos que inciden en el desarrollo y bienestar de los niños y las niñas tienen puntajes aceptables pero no óptimos, en los cuales aún queda mucho trabajo por hacer. Uno de las dimensiones que genera mayor preocupación es la del uso positivo del tiempo libre, donde las personas adolescentes manifiestan mayores desafíos y limitados espacios en sus distintos contextos familiares, comunitarios, escolares y sociales. Lo anterior subraya –al igual que otros estudios que se han acercado al tema– la importancia de identificar estrategias de acompañamiento que generen mayores espacios desde la recreación, la cultura, el arte y el deporte para los distintos grupos etarios.

Por su parte, las habilidades esenciales y fundamentales para la vida (aquellas que empiezan a desarrollarse desde muy temprano en la infancia) evidencian serios rezagos acorde con las edades de los niños y las niñas a quienes se aplicó la herramienta, logrando un promedio general de 2,26 (a todos luces deficiente si se compara con el promedio esperado para la edad de 3,0). Habilidades tales como expresión figurativa (uso de la imaginación y la creatividad), análisis y aplicación de distintos lenguajes simbólicos y literales, así como el uso de las habilidades numéricas evidenciaron promedios por debajo de lo esperado para las distintas edades. Lo anterior preocupa no solo por sus implicaciones para el desarrollo de otras destrezas de índole académica sino por su impacto en el desarrollo integral de los niños y las niñas.

Finalmente, se confirma un importante rezago en términos de las destrezas de lectoescritura de los niños y las niñas; es preocupante que solamente el 17% de ellos y ellas puedan inferir a partir de lo leído, es decir, hacer uso del pensamiento crítico a partir de la comprensión lectora, en una etapa en la que dicha habilidad ya tiene que estar lo suficientemente desarrollada para su desempeño en el sistema educativo pero también para su integración productiva como ciudadano.

 [1] Del inglés assets. En este documento se define como todo bien o recurso no material que forma el capital social del cual disponen las personas adolescentes y jóvenes en sus entornos o contextos (familiares, comunitarios, sociales), así como en el nivel personal (elementos internos y externos del desarrollo).
[2] Para mayor información, por favor dirigirse a: http://www.search-institute.org/research/developmental-assets
Fiesta jóvenes recortadaCerrar los ojos e imaginar una fiesta hace pensar en alegría, movimiento, música, gente implicada. Volverlos a cerrar e imaginar una animada conversación, atrae otras imágenes: personas que se expresan y se escuchan, que lo hacen con sentimiento, que se mueven al ritmo de las palabras. Fueron estas imágenes las que dieron origen a La Fiesta de la conversación, una manera de hacer comunicación educativa en salud y que se expresa en formas distintas: una pedagogía, un taller y un libro.

Un viejo invento

Vamos por partes. La Fiesta de la conversación existe hace muchos años, y se viene celebrando en aulas escolares, en grupos juveniles, en organizaciones comunitarias de un lado y otro del Atlántico. Hablamos de los espacios en donde las personas se sientan en círculo, invitan a los hechos de la vida cotidiana, reflexionan sobre ellos y así, socializando, aprenden a vivir y a convivir, haciéndose protagonistas de la construcción de su salud personal y colectiva.

EDEX la animó en 17 países, con más de 2 millones y medio de niñas y niños y en alianza con organizaciones y gobiernos, a través del programa La Aventura de la Vida. No la llamábamos Fiesta de la conversación, pero en la práctica lo era: un lugar en donde se tomaba la palabra, se escuchaba, se construía, en donde con alegría se celebraban la solidaridad y el compañerismo, se aprendían hábitos saludables y Habilidades para la Vida.

El libro

Hace una década, EDEX hizo evidente que sus programas enfocados en fortalecer Habilidades para la Vida tenían una pedagogía muy particular, adecuada a la exigencia de estos aprendizajes. Nos pusimos en la tarea de escribirla, precisarla y nombrarla. Así surgió el libro La Fiesta de la conversación – Un ambiente y una pedagogía para la comunicación educativa. En él se expone nuestra manera de aprender y enseñar habilidades, y se cuentan experiencias de uso de la conversación en el campo de la salud, el desarrollo, la educación y la producción radial. A partir de ellas se comparten diez pasos para construir materiales educativos que empoderan a personas y colectivos, en los que a partir de la conversación es posible la transformación.

Los talleres

Luego vinieron los talleres, con distintos acentos y pretensiones. Algunos enfocados a personas formadoras de Salud, Educación y Desarrollo para  entrenar en Habilidades para la Vida. Tenemos en el recuerdo talleres en Panamá, Colombia, México, Mallorca y Aragón, entre otros.

Otros talleres se enfocaron al mundo de la comunicación educativa. Trabajamos con comunicadores sociales, con equipos de producción de material educativo, con estrategias de comunicación, privilegiando la conversación por encima de la persuasión, la implicación por encima de la explicación.  Buena parte de los trabajos se centraron en la comunicación educativa en salud, tema en el que más experiencia hemos acumulado. Recordamos las sesiones compartidas en Girona,  Ciudad de PanamáMedellín, Bucaramanga y  Bilbao, entre otros.

De algunos de ellos guardamos especial recuerdo. El taller realizado en 2010 con periodistas comunitarios de Antioquia, promovido por EPM,  que incluso realizó una edición especial del libro para compartir con sus asociados. También los realizados con radialistas comunitarios de AMARC ALC, en distintos países, entre 2008 y 2011.

Un anticipo de cavilacciones

A manera de anticipo, les dejamos algunas de las cavilacciones que contiene el Libro La Fiesta de la Conversación. No es un error de escritura, son eso, cavilacciones, mezcla de cavilaciones y de acciones alrededor de la comunicación educativa en salud. Acá, tres de ellas:

  • ¿Convencer o conversar? ¿Qué tipo de comunicación nos aproxima más al tipo de sociedad que nos interesa? Optamos por una basada en la conversación y no en la persuasión, que promueva la inteligencia y no la obediencia. Una sociedad con capacidad de conversar, escuchar y expresar. En una sociedad así, pensar y actuar diferente no será visto como un “ruido” en la comunicación, sino como la expresión de un sentido distinto al propio.
  • Sembrar el deseo, aprender a comunicarnos de manera que provoquemos ganas, no resultando previsibles y aburridos sino atractivos y deseables. Esto es fundamento de una comunicación educativa que no pretende modificar a nadie sino conectar mundos distintos, invitando a curiosearnos más y prejuzgarnos menos.
  • Un camino para casar emociones y pensamientos. Esta cavilacción empieza por comprender cómo funciona una sociedad del espectáculo (aquella que lo convierte todo en espectáculo) para luego proponer que el aprendizaje no abandone la emoción y el placer, sino que los incorpore como ruta hacia la inteligencia y la reflexión. De esta manera pretende casar emociones con pensamientos.
10 pasos reducidaMadres y padres somos autodidactas. Aprendemos a educar a diario, entre pañales, discusiones, mimos, deseos, dudas, alegrías, llantos, entre otras situaciones. A nadie le preparan lo suficiente para este oficio. La vida diaria nos toma por sorpresa y así nos brinda la oportunidad de aprender a cada instante. Cuando menos nos damos cuenta, hijas e hijos van tomando contacto y aprendiendo sobre alcohol, tabaco y otras drogas. ¿Cómo afrontar ese desafío? ¿Cómo ser parte de él?

Aprovechando que somos seres y familias educables, ansiosas de saber cómo hacer mejor las cosas, Fundación EDEX pone a disposición la guía 10 pasos para educar a sus hijas e hijos ante los riesgos del alcohol y las demás drogas. Se trata de un recurso didáctico particularmente indicado para la dinamización de las Escuelas de madres y padres, que busca fortalecer el vínculo que se tiene con la gente pre y adolescente (8 a 12 años) y ofrecer herramientas para afrontar en familia la omnipresencia del alcohol y las demás drogas en nuestra sociedad.

La primera edición de esta nueva versión de la cartilla 10 pasos se hizo en 2010, de la mano de Fe y Alegría Colombia, en el marco de la Cooperación proveniente del Gobierno Vasco. En aquella oportunidad, 45000 familias de estudiantes de 17 colegios ubicados en distintas ciudades recibieron su cartilla, reforzando desde casa el trabajo de prevención que se hacía en las escuelas.

Tres pilares

Nuestra propuesta se apoya en tres pilares claves para afrontar los desafíos en familia: el diálogo, como la estrategia central para educar, que hace posible expresar con claridad lo que pensamos y, al mismo tiempo, escuchar con atención lo que tienen que decirnos.

La autonomía, como objetivo esencial de la educación de nuestras hijas e hijos, para que puedan tomar decisiones que fortalezcan su bienestar. Autonomía que va de la mano de la confianza en que cada persona tiene la capacidad de resolver los desafíos de la vida diaria, siempre y cuando se le eduque para hacerlo.

El afecto familiar, como el lazo que acerca y aporta la seguridad necesaria para afrontar las dudas e incertidumbres. Este afecto pleno y desinteresado, no complaciente, es el que permitirá que hijas e hijos puedan recurrir a mamá o papá cuando lo requieran; es la certeza de la acogida, la confirmación permanente de saber que en la familia pueden obtener las fortalezas que la vida exige.

Diez pasos

Aunque se presentan numerados, no consideramos que alguno de los pasos sea más importante o prioritario que otro: 1) Aprender a escuchar; 2) Dialogar sobre todos los temas, incluidos el alcohol y las demás drogas; 3) Saber apreciarnos; 4) Dar ejemplo; 5) Adquirir valores firmes y adecuados; 6) Manejar la presión grupal; 7) Establecer normas familiares; 8) Fomentar un uso seguro y saludable del ocio; 9) Educar para la toma de decisiones; y 10) Actuar con responsabilidad ciudadana.

Cada uno de ellos se desarrolla a partir de ejemplos, reflexiones y acciones, para que se pueda aprender haciendo. Los pasos no se parecen a los que se dan a lo largo de una caminata, uno detrás de otro; más bien se aproximan a los que se usan para bailar, sin un orden secuencial, con armonía, mezclándose los unos con los otros. Le invitamos a conocer la guía y sus pasos, a apropiárselos y a ponerles la gracia que sólo usted puede darles.

Jóvenes Paraguay R

*Relato de Norma Edith Lopez, Directora de Convivencia y Ciudadanía, Paraguay, sobre el proyecto desarrollado con jóvenes de Asunción en 2015.

Desde su inicio, el Proyecto de Fortalecimiento de Capacidades Ciudadanas, promovido por Convivencia y Ciudadanía en Asunción, Paraguay, contó con el apoyo entusiasta del grupo coordinador, compuesto por Directivos del Ministerio de Educación y Cultura, el cuerpo Directivo de las Instituciones Educativas Públicas y el plantel de formadores que habrían de desarrollar los contenidos con los estudiantes. A la finalización del mismo, grata fue la sorpresa del equipo promotor al comprobar  que nos estábamos despidiendo de un grupo que duplicaba al del comienzo del proyecto.

En ese periodo, que casi nos lleva 12 meses, se capacitó en Habilidades para la Vida y Aprendizaje- Servicio a más de 150 personas en forma directa, entre ellos estudiantes, profesores y directores de 20 instituciones públicas. Ellas fueron protagonistas de varias actividades de réplica que permitieron llegar a toda la comunidad educativa de cada colegio participante, desarrollando proyectos sociales que contribuyeron a mejorar las condiciones de sus respectivos entornos.

Mejorando el entorno nos hacemos mejores

Los jóvenes tuvieron ocasión de desarrollar proyectos que contribuyeron a mejorar las condiciones sociales de sus respectivos entornos. Mejorando estéticamente sus instituciones o alrededores, realizando campañas de concientización sobre problemáticas comunes en la adolescencia, experimentaron con intensidad el trabajo en equipo, fortalecieron el marco de relacionamiento y lograron mejorar la autoestima individual y colectiva al saberse parte de la transformación social que todos anhelamos para nuestro Paraguay.

Las Jornadas en las que los grupos de jóvenes estudiantes expusieron soluciones a problemáticas cotidianas, aportaron riqueza invaluable al Proyecto. Todos, directores, representantes de las familias, estudiantes y docentes, tuvieron ocasión de exponer sus preocupaciones, compartir sus distintos puntos de vista, conocer más acerca de las diferentes condiciones de vida en diferentes puntos del país, e inspirarse en soluciones para un mañana mejor. Fueron, igualmente, inspiradoras del espíritu de grupos como el Colegio de la Ciudad de Lambaré, que a pesar de padecer el derrumbe de su estructura edilicia a mitad de año, logró concretar sus actividades asistiendo a otro Colegio para alcanzar las metas que se había propuesto en el marco del Proyecto.

Mejorar las estrategias pedagógicas

El Proyecto ha contribuido, igualmente, a la incorporación de estrategias pedagógicas participativas que permitieron a los distintos agentes intervinientes actuar en un contexto de libertad para aplicar los materiales cada quien a su manera, como sucedió con el programa Retomemos, o con las diferentes Guías de Zerbikas. Lecturas grupales, actividades inter-escolares, réplicas, creación de cuentos, relatos cotidianos y muchas otras actividades surgieron inspiradas en los puntos de partida que nos sugieren unos materiales especialmente útiles a la hora de hacer volar la imaginación de niñas, niños y jóvenes acostumbrados a los métodos tradicionales, mostrándonos que las técnicas educativas interactivas dan excelentes resultados en lo que a respuesta del alumnado se refiere.

Los frutos de las alianzas

 El Proyecto Fortalecimiento de capacidades ciudadanas que recién concluimos, ha sido llevado a cabo en el marco de la cooperación internacional a través del Ayuntamiento de Portugalete y de Fundación EDEX, que aportaron material educativo de gran calidad, así como la experiencia de profesionales altamente calificados, como Iván Darío Chahín, en Habilidades para la Vida y Roser Batlle en Aprendizaje-Servicio. Ellos han apoyado al equipo de Convivencia y Ciudadanía a lo largo de todo el ciclo del proyecto, y su entusiasmo contagioso ha sido fundamental para asegurar la aprehensión de los temas.

Foto de Jesus Abad Colorado.

Foto de Jesus Abad Colorado.

Impregnar de Salud Todas las Políticas

En México construyeron un proyecto de vivienda implicando directamente a la comunidad en la adecuación de los espacios privados y públicos. En Brasil, el programa Bolsa Familia se propuso reducir la pobreza y reunió políticas públicas, fortalecimiento de capacidades, participación vecinal y apoyo alimentario, promoviendo la salud integral de todas las personas hacia quienes se enfocó el programa. En Ecuador el plan nacional “Buen Vivir” incorporó la mejora de la salud como criterio de acción y decisión de todas sus acciones.

Experiencias como las descritas contienen los elementos propios de “Salud en Todas las Políticas” (SeTP), un enfoque que examina los determinantes sociales de la salud, y que entiende que estos no sólo son controlados por el sector sanitario, sino, principalmente, por las políticas de otros sectores ajenos al mismo.

Este enfoque fue el tema central de la Octava Conferencia Mundial de Promoción de la Salud realizada en Helsinki en 2013.  Las Américas iniciaron su preparación hacia la misma desde febrero del mismo año cuando se reunieron en Brasil representantes de 30 países de la Región. Allí se examinaron experiencias que reflejaban este enfoque y además se formuló una recomendación clave, que la OPS elaborara un plan de acción para promover Salud en todas las Políticas.

Meses más tarde, en junio y en desarrollo de la Conferencia Mundial de Promoción de la Salud, la OPS/OMS presentó una recopilación de 26 estudios de casos de 15 países de la Región en la que se narraban las mejores prácticas regionales en relación con SeTP. Casos de alcance local y nacional, liderados por salud o por otros sectores, con fuerte participación de la ciudadanía, en temas tan diversos como seguridad alimentaria, seguridad humana o gobernabilidad; todos con un aspecto en común: valorar el impacto de las decisiones políticas en la salud de las personas y las comunidades.

Terminada la Conferencia de Helsinki, la OPS realizó varias consultas a personas, gobiernos y organizaciones de los países de la región, reunió evidencia sólida sobre cómo se impregna de salud a todas las políticas, y  estudió las mejores prácticas identificadas. Esto permitió construir el Plan de acción sobre Salud en todas las Políticas, con líneas estratégicas e indicadores a 2019. El mismo fue aprobado por los Estados Miembros de la Organización en Septiembre del 2014, haciendo de la región de las Américas la primera de la OMS que contó con este tipo de instrumento y cumpliendo la recomendación hecha año y medio antes en Brasil.

En la actualidad, año 2015, el desafío es nuevo: hay que convertir los lineamientos del plan en acciones concretas, abordando y afectando los determinantes sociales de la salud, promoviendo la equidad en salud mediante la acción política, reconociendo y fortaleciendo un enfoque sinérgico con otros sectores.

Consulta a expertos clave

Con tal fin, La Organización Panamericana de la Salud ha convocado para los días 30 de marzo y 1 de abril, en Washington, a un total de 70 personas, representantes de 40 Centros colaboradores y centros de referencia de la Región, para una Consulta de alto nivel sobre Salud en Todas las Políticas. Se buscan recomendaciones concretas sobre la mejor manera de poner en práctica el citado Plan.

Fundación EDEX ha sido invitada a participar de la consulta, lo cual fortalece nuestro compromiso con la Salud en las Américas iniciado hacia 1994 con los primeros pasos en materia de Cooperación internacional. La cercanía con la OPS se plasmó en la firma del Memorándum de entendimiento realizada en 2003, que dio paso a diversas iniciativas de colaboración en aquellas dos apuestas en las que coincidimos plenamente: Habilidades para la Vida y Escuelas Promotoras de la Salud.

La consulta en Washington permitirá aproximarse a la experiencia que la Región ha atesorado en el campo de Salud en Todas las Políticas; llegaremos a ella como quien se acerca a un libro abierto e inspirador, al que leeremos con preguntas como: ¿Qué experiencias han tenido los mejores resultados en términos de ganar salud? ¿Se han logrado reducir las brechas de inequidad al promover Salud en Todas las Políticas? ¿Cuáles han sido los procesos más eficaces? ¿Qué tiene sentido seguir haciendo? ¿Qué prácticas dejar de lado?

Las conclusiones más significativas de esta consulta tendremos la oportunidad de escucharlas en el Cuarto Seminario Internacional de Habilidades para la Vida, que hemos convocado en Bilbao para los días 22 y 23 de Abril. Lo haremos en la voz de Kira Fortune, organizadora de la Consulta de Alto Nivel y Asesora Regional de la OPS/OMS en Determinantes Sociales de la Salud.

Contexto 2

Los cuerpos hablan. Su peso, los alimentos que consumen, la grasa que acumulan, los músculos que desarrollan, las enfermedades que padecen, aquellas a las que son más proclives. Los cuerpos de las personas hablan de sus contextos, de los mundos en donde nacen, crecen y se desarrollan hasta morir. Con sus “palabras”, los cuerpos expresan la desigualdad en que crecen, la inequidad que les ronda, la sociedad que los cría. Y cuando se observan las distancias en salud que reflejan los cuerpos de distintos lugares del mundo, del país, de la ciudad, sólo se puede decir que tales distancias son injustas, porque son evitables. La salud ya no es más algo “natural”, es un producto social.

Estos fueron algunos de los planteamientos que hizo la Dra. Nelly Salgado, Investigadora del Instituto Nacional de Salud Pública de México en el marco del III Congreso Internacional de Promoción de la Salud realizado en Monterrey, Nuevo León, entre el 9 y el 11 de diciembre pasados.

Los aportes de la Dra. Salgado apuntaban al tema central del Congreso, dedicado a reflexionar sobre los determinantes sociales de la salud, las estrategias más efectivas para transformarlos y algunas experiencias exitosas. Daba gusto ver la sala central con más de 500 personas inscritas y muchas más presentes. Lo mismo en las salas alternas y en los talleres pre-congreso.

De la persona a la sociedad, de la enfermedad a la salud

El Congreso abrió recordando cómo las formas de comprender la salud en occidente han venido evolucionando desde la visión centrada en la persona y en su curación, hasta un enfoque social, centrado en promover colectivamente la salud, además de prevenir y atender la enfermedad. Como antecedente más reciente se recordó la Octava Conferencia Mundial de Promoción de la Salud  y su invitación a países y ciudadanías a promover Salud desde todas las políticas públicas.

Luego se inició un paneo muy completo por experiencias diversas. Una de ellas fue la construcción de viviendas como estrategia de promoción de la salud en comunidades indígenas de Chiapas, que no sólo se ocupó de poner un ladrillo sobre otro. Además, trabajó con las comunidades que se iban a trasladar, abordaron el arraigo y el desarraigo que suponía dejar un lugar e ir a otro; sumaron apoyo de empresa privada, trabajaron con distintos sectores gubernamentales, sin jerarquías, coordinando, sumando. Un excelente ejemplo de cómo la salud puede estar presente y ser promovida desde cualquier escenario de las políticas públicas.

Otra experiencia significativa fue la Unidad de Vida Saludable desarrollada en Veracruz, creada para atender a personas sanas. En ella se realizan actividades dentro y fuera de sus muros, tales como actividad física, talleres de cocina, clases de ritmo y baile, formación en desarrollo humano. En la experiencia han visto que la persona que ingresa a la Unidad se siente feliz y vital y además logra romper su sedentarismo, y frenar el avance de algunas enfermedades no transmisibles. Como anécdota, en una mañana de noviembre un funcionario de la OPS fue de visita a la Unidad y encontró a un hombre joven, de 21 años, haciendo estimulación temprana a su hijo pequeño. Le miraba a los ojos, le hablaba con cariño. Al preguntarle cómo podía estar allí y no trabajando, el padre joven explicó que hacía ambas cosas, trabajar y aprender a paternar. Las memorias de estas y de todas las presentaciones pueden ser consultadas a partir de próximos días en la página del Congreso.

Las Habilidades para la Vida (HpV)

Fundación EDEX fue invitada a coordinar uno de los talleres pre-congreso, “Habilidades para la Vida, taller para aprenderlas y enseñarlas”. Con salón lleno, se exploró el sentido transformador de las HpV y algunas claves para facilitar su aprendizaje. Lo más interesante fue comprobar cómo este enfoque logra empoderar a las personas y las comunidades para intervenir en los determinantes de su salud integral, tanto física como espiritual y emocional. Algunos de los testimonios compartidos al final del taller lo dejan ver: “Las Habilidades para la Vida son herramientas esenciales para transformar”; “se aprenden con entrenamiento constante”; “Aprendimos lo maravilloso de la diversidad”; “Aprender a decir lo que sentimos”.

El jueves 11 de diciembre al mediodía se cerró el Congreso. Al mismo tiempo se abrió la oportunidad de profundizar y poner en la práctica lo escuchado y aprendido. Desde EDEX manifestamos nuestro profundo agradecimiento a las organizaciones y personas que lo convocaron y animaron.

En la historia de Colombia se enseña que en el municipio de El Socorro se produjo el primer levantamiento en contra de la colonia española. Fue liderado por una mujer que un día manifestó públicamente su desacuerdo con los impuestos ordenados por la Corona española. En pleno día de mercado, rasgó el edicto e hizo nacer la revolución comunera. Se llamaba Manuela Beltrán y era el mes de marzo de 1781, y la gesta de sus coterráneos le dio el nombre a la provincia de la que hoy es capital el Socorro, la Comunera.

Allí mismo, en El Socorro, se puso en marcha en el 2013 el proyecto “Promoción de la salud y garantía de derechos sexuales y reproductivos en 7 instituciones educativas” en el marco de la alianza entre el Instituto PROINAPSA UIS, EDEX y con el apoyo de la cooperación internacional proveniente de la Diputación Foral de Bizkaia. Desde que se presentó la posibilidad del proyecto, se contó con el deseo, el apoyo y el trabajo de 7 instituciones educativas del municipio, además de las Secretarías de Salud y Educación de El Socorro y de la Gobernación de Santander, así como de las personas de la sede de la UIS en El Socorro.

Para emprender un proyecto de derechos sexuales y reproductivos en un municipio colombiano de 30.000 habitantes, se necesita conciencia de la necesidad de este trabajo formativo, así como el espíritu combativo y libertario de quienes allí han habitado, para poder desprenderse de conceptos que han llevado a la juventud socorrana a vivir su sexualidad exponiéndose a riesgos. Gracias a ese deseo de soltar amarras, se pudo trabajar durante 19 meses con 5.171 estudiantes de secundaria de las 7 instituciones educativas. El proyecto buscó una vivencia de la sexualidad sana, responsable y autónoma.

El pasado 17 de Junio se cerró el proceso con el encuentro de experiencias. Fue un encuentro lleno de color, de música y creatividad, en donde se presentaron los resultados del proceso adelantado a lo largo de 18 meses.  Cada institución educativa, presentó las miradas e impacto que tuvo el proceso para su quehacer cotidiano y fue evidente la comunión y el trabajo conjunto de la comunidad educativa: padres de familia, docentes y alumnado.

Estuvieron presentes cerca de 400 personas quienes desde las 7:00 a.m. presenciaron la jornada.  Fue un momento para evidenciar los balances: se trabajó con 117  jóvenes líderes, 226 docentes de preescolar al grado once, 3 profesionales de la sede UIS-Socorro y la directora de núcleo educativo del municipio.  Así mismo mediante la formación entre pares, se impactó en 5171 estudiantes.

Al cerrar esta etapa, una de las conclusiones de mayor contundencia es que se requiere darle sostenibilidad al proceso, aprovechando la capacidad que ya forjaron docentes y personas jóvenes del municipio. Además, el renovado compromiso de la Diputación Foral de Bizkaia, PROINAPSA-UIS y EDEX facilitará la extensión del trabajo de promoción de derechos sexuales y reproductivos, en esta ocasión con niñas y niños de Oiba y Simacota.

Cada nueva experiencia de trabajo grupal nos reitera que el camino de aprender Habilidades para la Vida se recorre a paso lento y sin un punto de destino determinado. La lentitud aparece por no tratarse de un aprendizaje inmediato y al estilo del salto con pértiga, de un solo brinco.  Además, cada día nuestro GPS personal y social se va encontrando con novedades que nos hacen cambiar de ruta, reorganizar los planes y, siempre, ir respondiendo en presente a los desafíos de la vida diaria.

Esa fue la vivencia de la semana anterior en el Cantón de Curridabat, Costa Rica. Allí estuvo EDEX, por invitación de las ocho organizaciones que promueven el proyecto de prevención de violencias en la vida de la gente joven del cantón:  Ministerio de Salud de Costa Rica, Ministerio de Educación Pública, Caja Costarricense de Seguro Social, Instituto Nacional de las mujeres, Municipalidad de Curridabat, La Fundación PANIAMOR, y la Organización Panamericana de la Salud, con el apoyo de Open Society Foundation.

Trabajamos dos días con jóvenes y tres días con las personas adultas que les acompañan en su proceso de formación en el colegio, en los centros culturales y en las organizaciones de la zona. Durante la semana caminamos paso a paso, pensando, sintiendo, actuando. Se exploró dentro de cada persona y también en el contexto en donde se vive, jugando y analizando críticamente, buscando que la semana se pareciera a la forma en que siempre las personas hemos aprendido estas habilidades, es decir socializando.

Y lo cierto es que lo logramos. Los escritos de cada persona, las palabras compartidas, los hechos colectivos de solidaridad y reflexión, entre otros, mostraron que juntos podemos aprender habilidades con intención de transformar los contextos injustos e inequitativos en los que nos desenvolvemos,  las violencias que hemos normalizado, los roles que hemos aprendido según seamos hombres o mujeres.

Mientras que el taller se iba desarrollando, al fondo del salón se gestaba una sorpresa. Allí estaba instalada el área de refrigerios y almuerzos. Cada vez que disponía de un tiempo, la mujer que tenía aquello a su cargo se sentaba y escuchaba en silencio, observaba con cuidado, pensaba, asentía, celebraba, hasta que no se aguantó más y al cerrar la sesión del jueves me dijo: “si esto lo hubiera vivido hace 20 años, no hubiera permitido lo que pasó en mi matrimonio”.

Luego, ella contó de la aceptación con que asumió el mal trato de parte de su marido, su infidelidad y descaro, las palabras con que le hacía sentir que era una mala persona, que no le merecía… Todo fue aceptado con culpa, porque sentía que no lograba ser la mujer que le pedían. Hasta que hace un año él se marchó y ella quedó deprimida, sintiendo que no tenía cómo seguir viviendo después de haber defraudado a su esposo, de no haber podido ser mujer y esposa de la forma en que la enseñaron.  Sus hijas, ya mayores, lograron cubrirla de fuerza y afecto, la sacaron de la cama, le ofrecieron confianza y así, poco a poco, se pudo desprender de esa relación de más de 20 años.

A lo largo del taller observó a las personas jóvenes y adultas aprendiendo a conocerse, a fijar límites en las relaciones, a expresar afecto, a dudar de la violencia y el sufrimiento como destino, dispuestas a emprender juntas cambios que permitan establecer mejores relaciones, más equidad y, sobre todo, derechos. Le pedí que me dejara grabar sus palabras y algunas de ellas se pueden escuchar acá:

Fue una grata sorpresa saber que esta mujer estuvo caminando con nosotros en el aprendizaje. Nos hizo notar que las habilidades tienen poder de contagio, que cuando una persona ve a otra que ha emprendido el reto de fortalecer sus habilidades, siente deseos de sumarse, que cuando aparece un cambio en el contexto a manera de oportunidad para expresarnos, para conocernos, se acepta con gusto, se responde positivamente a la invitación de caminar juntos y transformar aquello que impide que cada ser florezca en plenitud.

En Curridabat, Costa Rica, hay ahora un colectivo juvenil, un colectivo docente y un colectivo institucional (y una emprendedora mujer que atiende eventos), dispuestos a contagiar límites a la violencia, a propagar la equidad en las relaciones, la creatividad para relacionarnos sin prejuicios, comprendiendo que el reto no es tener privilegios sino derechos. Intuyo que ese contagio producirá pequeños cambios en el contexto que irán poniendo en duda las formas en que nos violentamos e invitando a relacionarnos en forma asertiva. Bienvenidos tales contagios, nos faltan con urgencia.

“Como firme defensor de la educación, la salud y los derechos de las niñas y con la convicción imperecedera de que las jóvenes pueden transformar nuestro mundo, acojo con beneplácito que el Día Mundial de la Población este año se centre en el embarazo en las adolescentes, una cuestión delicada que requiere la atención mundial”. De este modo se manifiesta el Director General de Naciones Unidas en referencia al día de hoy, 11 de Julio de 2013.

En efecto, según señala NN.UU, un porcentaje demasiado alto de los 16 millones de adolescentes que, según se estima, dan a luz cada año nunca tuvo la oportunidad de planificar su embarazo. Entre los países de la subregión andina prevalece una alta tasa de fecundidad adolescente. Así, el porcentaje de madres o embarazadas por primera vez (15 a 19 años) se sitúa en niveles inaceptables que, por otra parte, no han dejado de aumentar en los últimos años. Colombia ocupa el primer lugar entre ellos, con una tasa del 19,5 (encuestas 2005 a 2010) lo que representa un incremento de 5.9 puntos en relación a las encuestas realizadas en el período 1985-1999.

Persuadidas de la necesidad de afrontar con determinación tal problemática, las principales fuerzas políticas colombianas firmaron, el 27 de julio de 2011, un gran acuerdo en relación a la aplicación de políticas públicas efectivas para la prevención del embarazo adolescente. “A los 12, 15 ó 18 años los jóvenes deberían estar estudiando, jugando, aprendiendo, y no trabajando para poder criar un hijo. ¡Queremos que nuestros niños y jóvenes vivan su infancia y su juventud con plenitud de sus derechos!”, afirmaba J.M. Santos, Presidente de la República de Colombia, con motivo de la firma de dicho acuerdo.

No resulta extraño que el compromiso de EDEX con el bienestar de la infancia y la adolescencia, y con Colombia, país en el que estamos presentes desde hace 20 años, se concretara en el trabajo educativo en materia de Derechos sexuales y reproductivos, que desempeñamos desde 2008. Para el mismo, contamos con la complicidad de las áreas de Cooperación al Desarrollo de la Diputación Foral de Bizkaia y de los ayuntamientos de Sestao, Portugalete y Bilbao. Ello nos ha permitido investigar, desarrollar estrategias y materiales didácticos apropiados al contexto, lo que ha resultado enriquecedor gracias al talento local con el que hemos tenido oportunidad de compartir.

En esta ocasión, ha sido el Ayuntamiento de Bilbao el que ha renovado su confianza en el proyecto formulado por EDEX junto con el Instituto PROINAPSA-UIS, centro colaborador de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), titulado “Capacitación para la mejora de derechos sexuales y derechos reproductivos – Santander – Colombia”, al que ha dotado de 55.996 € sobre un total de 78.777 € que representará el coste de su implementación. A través del nuevo proyecto, que es parte de una intervención de largo aliento, se formará a 230 jóvenes líderes de instituciones educativas y organizaciones juveniles y a 60 docentes de 10 instituciones educativas de, Municipio de Piedecuesta.

Una vez formados, docentes y jóvenes líderes realizarán procesos de réplica con adolescentes y jóvenes escolarizados y no escolarizados del municipio. Se llegará a 2.100 jóvenes formados por el colectivo docente y 4.600 jóvenes formados mediante educación entre pares. Para desarrollar la tarea, nos serviremos de algunas herramientas didácticas, como MateriaVida, una propuesta de comunicación educativa que enfatiza en Habilidades para la Vida, y se sirve de historias animadas como la titulada “No llega”.

Este proceso estará articulado al trabajo que se realiza desde el municipio por los sectores salud, educación, organizaciones juveniles y el consejo municipal de juventud.

“Como firme defensor de la educación, la salud y los derechos de las niñas y con la convicción imperecedera de que las jóvenes pueden transformar nuestro mundo, acojo con beneplácito que el Día Mundial de la Población este año se centre en el embarazo en las adolescentes, una cuestión delicada que requiere la atención mundial”. De este modo se manifiesta el Director General de Naciones Unidas en referencia al día de hoy, 11 de Julio de 2013.

En efecto, según señala NN.UU, un porcentaje demasiado alto de los 16 millones de adolescentes que, según se estima, dan a luz cada año nunca tuvo la oportunidad de planificar su embarazo. Entre los países de la subregión andina prevalece una alta tasa de fecundidad adolescente. Así, el porcentaje de madres o embarazadas por primera vez (15 a 19 años) se sitúa en niveles inaceptables que, por otra parte, no han dejado de aumentar en los últimos años. Colombia ocupa el primer lugar entre ellos, con una tasa del 19,5 (encuestas 2005 a 2010) lo que representa un incremento de 5.9 puntos en relación a las encuestas realizadas en el período 1985-1999.

Persuadidas de la necesidad de afrontar con determinación tal problemática, las principales fuerzas políticas colombianas firmaron, el 27 de julio de 2011, un gran acuerdo en relación a la aplicación de políticas públicas efectivas para la prevención del embarazo adolescente. “A los 12, 15 ó 18 años los jóvenes deberían estar estudiando, jugando, aprendiendo, y no trabajando para poder criar un hijo. ¡Queremos que nuestros niños y jóvenes vivan su infancia y su juventud con plenitud de sus derechos!”, afirmaba J.M. Santos, Presidente de la República de Colombia, con motivo de la firma de dicho acuerdo.

No resulta extraño que el compromiso de EDEX con el bienestar de la infancia y la adolescencia, y con Colombia, país en el que estamos presentes desde hace 20 años, se concretara en el trabajo educativo en materia de Derechos sexuales y reproductivos, que desempeñamos desde 2008. Para el mismo, contamos con la complicidad de las áreas de Cooperación al Desarrollo de la Diputación Foral de Bizkaia y de los ayuntamientos de Sestao, Portugalete y Bilbao. Ello nos ha permitido investigar, desarrollar estrategias y materiales didácticos apropiados al contexto, lo que ha resultado enriquecedor gracias al talento local con el que hemos tenido oportunidad de compartir.

En esta ocasión, ha sido el Ayuntamiento de Bilbao el que ha renovado su confianza en el proyecto formulado por EDEX junto con el Instituto PROINAPSA-UIS, centro colaborador de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), titulado “Capacitación para la mejora de derechos sexuales y derechos reproductivos – Santander – Colombia”, al que ha dotado de 78.777 €, sobre un total de 92.776 € que representará el coste de su implementación.

A través del nuevo proyecto, que es parte de una intervención de largo aliento, se formará a 230 jóvenes líderes de instituciones educativas y organizaciones juveniles y a 60 docentes de 10 instituciones educativas de Piedecuesta.

Una vez formados, docentes y jóvenes líderes realizarán procesos de réplica con adolescentes y jóvenes escolarizados y no escolarizados del municipio. Se llegará a 2.100 jóvenes formados por el colectivo docente y 4.600 jóvenes formados mediante educación entre pares. Para desarrollar la tarea, nos serviremos de algunas herramientas didácticas, como MateriaVida, una propuesta de comunicación educativa que enfatiza en Habilidades para la Vida, y se sirve de historias animadas como la titulada “No llega”.

Este proceso estará articulado al trabajo que se realiza desde el municipio por los sectores salud, educación, organizaciones juveniles y el consejo municipal de juventud.

Desde hace una década, EDEX impulsa en nuestro país el modelo de educación en habilidades para la vida propuesto en 1993 por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Un modelo que persigue desarrollar en niñas, niños y adolescentes un repertorio de destrezas para mejorar su competencia personal y social a la hora de afrontar los retos del entorno.

Las 10 habilidades propuestas por la OMS son las siguientes:
•    Autoconocimiento.
•    Empatía.
•    Comunicación asertiva.
•    Relaciones interpersonales.
•    Toma de decisiones.
•    Solución de problemas y conflictos.
•    Pensamiento creativo.
•    Pensamiento crítico.
•    Manejo de emociones y sentimientos.
•    Manejo de tensiones y estrés.

Ninguna de ellas es en sí misma suficiente para garantizar la salud emocional, sino que es su presentación equilibrada en una persona la que puede suponer una contribución notable a su competencia social y ciudadana.

Todos nuestros programas educativos se basan en este modelo:
•    Educación para la salud: La aventura de la vida
•    Prevención de adicciones: ¡Órdago!
•    Promoción del bienestar adolescente: Retomemos
•    Educación antirracista: Los nuevos vecinos
•    Fomento del Emprendizaje social juvenil: Social Dreamers
•    Etc.

Para avanzar en este proceso, presentamos ahora una nueva propuesta dirigida a adolescentes. En lugar de responder a un tema específico (drogas, sexualidad, convivencia…), pretende promover la salud emocional de chicas y chicos. Se centra, por lo tanto, en el desarrollo de las habilidades mencionadas, en busca de un mayor protagonismo en la gestión de su propia vida. La herramienta se llama Habilidades para la Vida y Adolescencia, y ha sido posible gracias al apoyo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través de su Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas.

“Habilidades para la Vida y Adolescencia” da continuidad a la propuesta dirigida a niñas y niños bajo el título Habilidades para la Vida e Infancia. Al igual que esta, incluye dos componentes:
•    10 animaciones breves en soporte CD en las que se presentan 10 historias vividas por un grupo de amigas y amigos en torno a diversos asuntos relacionados con la socialización adolescente.
•    Una guía que presenta 20 actividades a dinamizar en espacios educativos, a partir del visionado de las animaciones.

Todas estas propuestas y alguna otra que dejamos fuera para no resultar prolijos, conforman el “Proyecto Habilidades para la Vida” mediante el cual nos proponemos contribuir al fomento de la salud socioemocional de niñas, niños y adolescentes.

  • Publicaciones Edex
  • eDucare
  • Los Nuevos Vecinos
  • Retomemos
  • EdexTV