Educar para vivir, educar para convivir.

Tags Archives

You are currently viewing all posts tagged with Evidencia.
IMG_7533

Participantes en el II Seminario Unplugged – Formación para la prevención del abuso de drogas.

En octubre de 2015, once profesionales de los ámbitos de la promoción de la salud y/o la prevención del abuso de drogas de seis comunidades autónomas, nos reunimos en Bilbao con el propósito de acordar criterios para la formación del profesorado vinculado al programa Unplugged. Profesionales procedentes de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Aragón, de Promoción de la salud en el ámbito educativo del Ayuntamiento de Móstoles, del Instituto Foral de Bienestar Social de Álava, del Instituto Provincial de Bienestar Social de la Diputación de Córdoba, del Centro Provincial de Drogodependencias de la Diputación de Jaén, de Promoción de la salud de la Fundación Catalana de l’Esplai y de EDEX. De aquel primer Seminario nació la Guía para la formación, una herramienta para la capacitación de equipos técnicos y profesorado responsable de la dinamización del programa.

Los días 23 y 24 de febrero de 2017 volvimos a juntarnos en un segundo encuentro al que se sumaron las responsables técnicas del Servicio de prevención de las adicciones del Ayuntamiento de Llodio y de la Sección de Drogodependencias de la Junta de Castilla y León que implementa Unplugged en centros educativos de León, Salamanca, Soria y Valladolid. Compartir las experiencias dinamizadas por cada equipo y reflexionar acerca del modo más efectivo de acomodar la formación a las necesidades y posibilidades del profesorado, constituyó el leit motiv de este encuentro, celebrado, al igual que el anterior, en Bilbao.

Principales conclusiones

Si hiciéramos una nube de palabras con los conceptos más repetidos en el I Seminario, el término prevalente sería “flexibilidad”. La necesidad de adaptar el desarrollo de programas como Unplugged a las características de cada territorio, exige un proceso de apertura que, sin sacrificar lo sustancial, garantice la adaptación óptima en cada caso. Desde el punto de vista más específico de la formación tampoco podemos movernos en el terreno inalcanzable del desiderátum. Antes bien, teniendo claras las necesidades del profesorado a atender para que se sienta en condiciones de dinamizar las sesiones de Unplugged, esta formación tiene que estar sujeta a un proceso constante de adaptación.

Pues si en 2015 la palabra clave fue “flexibilidad”, en 2017 la elegida sería el verbo “enamorar”, a partir de la creciente evidencia acerca de que solo se enseña y, sobre todo, solo se aprende, aquello que apasiona, que motiva, que activa la curiosidad. No está de más recordar a estos efectos que la “filosofía”, tiene el significado etimológico de amor por el saber. Como afirma el neurocientífico Francisco Mora en el subtítulo de su libro “Neuroeducación”, “solo se puede aprender aquello que se ama”. Y esto nos interpela como responsables de formación en varios sentidos:

  • Sin emoción no hay aprendizaje. No hacía falta esperar a la eclosión de la “inteligencia emocional” para saberlo, pero esta y sus constantes desarrollos han venido a verificarlo. El aprendizaje convencional (cognitivo, informacional, unidireccional, estático…) carece de la capacidad necesaria para activar procesos de aprendizaje significativos.
  • Hablamos de un saber práctico. Los procesos formativos que dinamizamos en el marco de Unplugged no se centran en mejorar la capacidad teórica del profesorado. No se trata de que sean grandes conocedores de los últimos avances en prevención. Se trata de un saber hacer orientado a incorporar a su estilo educativo una praxis diferente que facilite procesos educativos con su alumnado.
  • La interacción requiere emoción. Desde el punto de vista metodológico, solo de propuestas interactivas cabe esperar resultados positivos en prevención. De ahí la enorme trascendencia de que la formación del profesorado participante consiga encender la chispa de la emoción. Sin ella, ¿por qué cambiar de estilo didáctico?
  • Pretendemos compartir emociones. Un educador, una educadora, solo pueden comprometerse con el cambio si se sienten emocionados por una forma diferente de conducir los procesos educativos. Del mismo modo, chicas y chicos solo se interesarán por los contenidos que Unplugged propone si el profesorado es capaz de sacudirles, de activar su curiosidad, interés, expectativa… hacia el tema que nos ocupa.

Avanzando hacia el futuro

En un proceso de reflexión necesariamente abierto, intercambiar procesos, compartir datos de seguimiento y sugerir posibles ajustes a incluir en los materiales didácticos, fueron otros componentes de este II Seminario. Un segundo encuentro que sirvió, en fin, para renovar el sentimiento de participar de una iniciativa relevante. Una iniciativa emocionante cuyos procesos y dinámicas básicos construimos conjuntamente. Una iniciativa con nombres y apellidos que esperamos fortalecer en los próximos tiempos con nuevas incorporaciones.

La foto corresponde al seminario sobre formación celebrado en Bilbao en octubre de 2015.

La foto corresponde al seminario sobre formación celebrado en Bilbao en octubre de 2015.

Sobre la evidencia

Hubo un tiempo, felizmente superado, en el que casi cualquier acción cabía en el escurridizo concepto de “prevención”. La buena intención de quienes trabajaban en el ámbito de las drogas parecía aval suficiente para poner en marcha cualquier propuesta, sin reparar en su respaldo conceptual ni en su eficacia. Seguramente algo queda aún de ese periodo, pero, por fortuna, las crecientes exigencias técnicas han ido depurando la mayoría de las intervenciones e identificando las buenas prácticas en las que merecía la pena invertir. Así, paso a paso, hemos llegado a la era de la evidencia, en la que se espera de quienes promueven programas preventivos que demuestren su vinculación con el saber científico disponible (siempre provisional) y la evaluación realizada (aun aceptando múltiples acercamientos). Un avance que no podemos más que aplaudir.

Llegado este momento, tampoco sería buena noticia que la apelación a la evidencia se convirtiera en un desfiladero estrecho que frenara el paso de iniciativas potencialmente valiosas que, por distintos motivos, no hubieran podido mostrar el rigor conceptual y metodológico que hoy en día se reclama. No vayamos ahora a pasarnos de frenada, bloqueando el desarrollo de programas que pueden acabar resultando sugerentes. Como en tantos otros asuntos de la vida humana, estamos ante una cuestión de equilibrio entre el “todo vale” de otras épocas y el “rigor mortis” de una exigencia desmedida que podría acabar degenerando en arma arrojadiza. No olvidemos que también el concepto de evidencia tiene sus condiciones y limitaciones, como recuerda Domingo Comas en su texto ¿Qué es la evidencia científica y cómo utilizarla? No vaya a ser que, como reza la conocida sentencia, acabemos tirando al niño junto con el agua sucia.

En todo caso, bienvenida esta exigencia de calidad que pasa, entre otras cosas, por mejorar la base conceptual en la que los programas deben basarse y en el desarrollo de evaluaciones que ayuden a determinar los logros que cada intervención permite.

El programa Unplugged

En esta lógica se inscribe nuestra vinculación desde su nacimiento en 2002 al proyecto europeo EU-Dap, en cuyo seno se creó el programa Unplugged. Unplugged es uno de los programas que aparecen en todas las revisiones de evaluaciones realizadas en los últimos años, como una iniciativa sólida a la hora de abordar en la escuela la prevención con alumnado de 13 años. Como todos los programas necesitará progresivos ajustes y actualizaciones, si bien su potencial es reconocido por los diversos estudios y evaluaciones realizados.

Algunas referencias internacionales a Unplugged:

  1. Bests practices portal. Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías.
  2. Alcohol and drug education and prevention information service. Mentor UK.
  3. Process evaluation of the implementation of the Unplugged Program for drug use prevention in Brazilian schools. Ministerio de Salud de Brasil.
  4. Positive Choices – Recommended programmes. Drugs and Alcohol.
  5. Defining prevention science. Advances y prevention sciencie (coordinado por Zili Sloboda y Hanno Petras).
  6. Resultados del programa de prevención escolar Unplugged sobre el uso del tabaco en la República Checa. Charles University in Prague.
  7. Psychosocial and Developmental Alcohol Misuse Prevention in Schools can be effective. Revisión sistemática realizada por David Foxcroft.
  8. Jeunes and adictions. OFDT (Observatoire Français des Drogues et des Toxicomanies).
  9. What works in prevention? Scottish Government.
  10. Evaluation du programme européen UNPLUGGED. Résseau de prévention des addictions – Respadd.

De Unplugged ya hemos presentado en entradas anteriores de este blog sus principales señas de identidad, los seminarios dinamizados para darla a conocer, algunos de los apoyos recibidos y la app creada para complementar la dimensión informativa del programa, InfoDrogApp. En esta ocasión queremos destacar su continuidad en España gracias al apoyo de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas al que, posteriormente, se han ido sumando diversas administraciones hasta convertirlo en una realidad que se concreta este curso escolar en la participación de 10.000 escolares y 500 educadores y educadoras. Un apoyo que hace posible el desarrollo del programa y la necesaria formación del profesorado participante.

La formación del profesorado, clave del éxito

Para reflexionar en torno a la formación del profesorado que puede hacer efectiva la dinamización en el aula de las 12 sesiones que dan forma a Unplugged, nos reuniremos en febrero de 2017 en Bilbao las personas vinculadas al desarrollo del programa en diversos territorios de nuestro país: Andalucía, Aragón, Castilla y León, Madrid y País Vasco. ¿Cómo organizar procesos formativos que, reconociendo las dificultades formales del profesorado para participar en este tipo de propuestas, permitan abordar con un mínimo de rigor aquellos contenidos que desde la prevención consideramos esenciales: manejo de técnicas interactivas que contribuyan al desarrollo en chicas y chicos de las habilidades para la vida en las que se basa el programa? Abordar estos procesos a partir de la experiencia de los equipos participantes centrará el grueso de un Seminario que nos permitirá también hablar de seguimiento y evaluación, revisar los materiales didácticos y aventurar posibles futuros.

Unplugged3

Gracias al apoyo recibido en la convocatoria de Ayudas Sociales de Obra Social “laCaixa” correspondiente a 2014, los pasados 10 y 11 de junio presentamos el programa Unplugged en Andalucía. Las ciudades elegidas para estas dos sesiones fueron Granada y Sevilla, en las que participaron, respectivamente, profesionales de Almería, Granada, Jaén y Málaga, así como Cádiz, Córdoba, Huelva y Sevilla.

Unplugged es el nuevo programa de prevención del abuso de drogas que proponemos para trabajar con escolares que cursan el Primer Ciclo de Educación Secundaria Obligatoria. Una iniciativa que viene a reforzar nuestras propuestas para abordar la prevención con adolescentes, que se materializan además en los programas ¡Órdago! y Retomemos, y de la que ya hemos ido dando cuenta en dos anteriores entradas: Unplugged, prevención basada en la evidencia con adolescentes de 12-14 años y Seminario-Presentación del programa de prevención de drogodependencias Unplugged.

Gracias al mencionado apoyo de Obra Social “laCaixa”, y en coordinación con la Consejería de Igualdad, Salud y Servicios Sociales de la Junta, pudimos compartir nuestra experiencia con un total de 70 responsables municipales de la iniciativa Ciudades ante las drogas, así como responsables provinciales de prevención pertenecientes a las diputaciones. Profesionales procedentes de las 8 provincias andaluzas, que han tenido ocasión de conocer de primera mano las características principales del programa: marco conceptual, historia, evaluación, resultados, materiales, proceso formativo propuesto al profesorado, etc.

Continuamos así un proceso iniciado el pasado mes de enero, con apoyo de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas que nos permitió dinamizar otros tres Seminarios en Madrid, Móstoles y Bilbao. Contamos entonces con la participación de un total de 83 personas procedentes de 11 comunidades autónomas. En el de Bilbao también tomaron parte responsables de ONG de cuatro países latinoamericanos (Colombia, Costa Rica, República Dominicana y Uruguay), así como Peer van der Kreeft, uno de los líderes del proyecto EU-Dap del que procede Unplugged.

Una iniciativa en marcha

Como consecuencia de todo este proceso, equipos de Andalucía, Canarias, Castilla y León, Galicia y Madrid apoyan la puesta en marcha de un programa que, tras la capacitación del profesorado, comenzará a dinamizarse en las aulas de nuestro país a partir del próximo curso. Una iniciativa por la que se han interesado igualmente responsables de las políticas de drogas de otros territorios, con los que esperamos ir concretando estrategias de actuación en los próximos tiempos.

Si quieres conocer más detalles sobre este nuevo programa, te invitamos a visitar su sitio web.

sevilla5

Imagen del grupo de profesionales que participaron en el Taller de Sevilla.

03_Manual_profesorado-3

El proyecto EU-Dap

Como contamos en la entrada Comprometidos desde 1996 con la promoción de la salud en Europa, corría el año 2000 cuando desde el Osservatorio Epidemiologico delle Dipendenze del Piemonte (Italia) nos invitaron a participar en la iniciativa EU-Dap (EUropean Drug Addiction Prevention trial) a presentar a la Comisión Europea. Una vez aprobada, entidades de nueve países (Alemania, Austria, Bélgica, España, Grecia, Italia, Polonia, República Checa y Suecia) comenzamos a trabajar, bajo la supervisión del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías, para establecer la eficacia en Europa de los programas de prevención universal basados en el modelo de educación en habilidades para la vida como estrategia para contener las influencias sociales hacia el consumo de drogas.

Para ello, una vez creado el programa Unplugged realizamos una evaluación multicéntrica del mismo de acuerdo con una metodología experimental: distribución muestral aleatoria en grupo de intervención y grupo control de los 7.000 escolares de 150 centros educativos que participaron, validación a escala europea del cuestionario a utilizar, medición pretest/postest en ambos grupos y mediciones posteriores a lo largo de 18 meses. Las publicaciones en revistas científicas presentando diversos aspectos de tan inusual proceso pueden verse en esta página del sitio web de EU-Dap.

Como resultado del proceso descrito, el programa Unplugged ha tenido ocasión de mostrar resultados positivos en distintas variables, entre las que cabe destacar especialmente la reducción en el inicio al consumo de cannabis, así como la menor transición del consumo experimental al consumo de riesgo. Así, el alumnado que tomó parte en el programa mostró con respecto al grupo control:

  • 30% menos de probabilidades de haber fumado cigarrillos a diario.
  • 30% menos de probabilidades de haberse emborrachado.
  • 23% menos de probabilidades de haber consumido cannabis el mes anterior.

El programa Unplugged

Las principales señas de identidad de Unplugged son las siguientes:

  • Ámbito de intervención: la escuela.
  • Población destinataria: alumnado de 12-14 años.
  • Dinamización: profesorado de los cursos a los que va dirigido.
  • Estructura: 12 sesiones de 1 hora lectiva de duración, que responden a los siguientes contenidos:
    • Sesión 1: ¿Qué es Unplugged?
    • Sesión 2: Dentro o fuera del grupo.
    • Sesión 3: Alcohol: riesgos y protección.
    • Sesión 4: ¿Será como tú crees?
    • Sesión 5: ¿Qué esperar del tabaco?
    • Sesión 6: Con voz propia.
    • Sesión 7: Afirmarse frente a la presión.
    • Sesión 8: ¡A escena!
    • Sesión 9: Saber más, arriesgar menos.
    • Sesión 10: Estrategias para afrontar dificultades.
    • Sesión 11: Resolver problemas y tomar decisiones.
    • Sesión 12: Establecer objetivos / Cierre.
  • Materiales didácticos:
    • Manual del profesorado: presenta las bases conceptuales del programa y describe en detalle el proceso pedagógico a seguir para la implementación de las 12 sesiones señaladas.
    • Cuaderno de trabajo: material para el seguimiento del proceso a disposición de cada escolar.
    • Paquete de fichas: juego de 47 fichas que contienen información sobre las drogas, para su uso en la sesión del programa orientada a mejorar esta variable.
  • Formación: Con objeto de facilitar el compromiso del profesorado, y garantizar la aplicación de las sesiones de acuerdo con su diseño original, se recomienda que todo el profesorado que desee vincularse a Unplugged participe en un proceso formativo en el que se abordarán los siguientes contenidos:
    • Prevención escolar de las drogodependencias.
    • Influencias sociales y habilidades para la vida.
    • Estructura y contenidos de las sesiones.
    • Materiales didácticos.
    • Dinámicas pedagógicas.

Lanzamiento de Unplugged en España

Convencida de la necesidad de apostar por programas preventivos basados en la evidencia, la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas ha decidido apoyar la implementación en España del programa Unplugged, con cargo al Fondo de Bienes Decomisados correspondiente a 2014. A partir de este apoyo comenzamos un proceso de lanzamiento que, en síntesis, incluirá las siguientes actuaciones:

  • Actualización y edición de materiales didácticos.
  • Creación del sitio web del programa.
  • Dinamización de dos talleres de 10 horas para darlo a conocer a los equipos técnicos interesados.
  • Celebración de un seminario de trabajo en torno a las experiencias de aplicación del programa.

Un proceso que se verá reforzado con el apoyo concedido este mismo mes por la Obra Social “la Caixa”. En próximas entradas seguiremos compartiendo los detalles. No sin antes invitar a contactar con EDEX a cuantas administraciones públicas, organizaciones sociales y centros educativos estén interesados en comprometerse con la prevención basada en la evidencia.

Tiene razón Naciones Unidas cuando propone como lema para la edición de este año del Día mundial contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas el siguiente: “Los trastornos por uso de drogas son prevenibles y tratables”. Sabemos bien que a lo largo de las pasadas décadas, tanto en nuestro país como en otros se han ido puliendo los diversos escalones de la cadena terapéutica necesaria para dar respuesta a los distintos momentos por los que puede pasar una persona que desea abandonar una relación con las drogas que valora como nociva. Del mismo modo que sabemos que la sempiterna crisis, excusa para todo tipo de desmanes, puede acabar desbaratando buena parte de las respuestas que las instituciones públicas y la iniciativa social pusieron en marcha.

Pero centrémonos en la primera parte, la prevención, que es la que a nuestra organización convoca. Particularmente la conocida como prevención universal, sin cuya consolidación mucho nos tememos que el resto de las “prevenciones” (selectiva, indicada, ambiental) tienen menos posibilidades de éxito. La prevención nunca ha pasado por buenos momentos, sostenidos en el tiempo. Ha sido, más bien, una estrategia aleatoria por la que, en ocasiones, se apostaba, para casi desaparecer pocos años después. De las críticas de todo tipo de las que ha sido objeto, una de ellas y no la menor ha sido su dificultad para mostrar resultados objetivos, basados en la evidencia y contrastados por la evaluación experimental de programas. Frente a los “datos duros” que, de acuerdo con esa línea argumental, exhibiría la clínica. En estas evaluaciones, inspiradas en el ámbito de las ciencias experimentales, se le pide a la prevención aquello que difícilmente puede mostrar: no tanto resultados, que los hay y bien positivos, cuanto una capacidad de control de las condiciones de aplicación de los programas que resultan, como mínimo, inverosímiles.

En todo caso, la disciplina que, con aportaciones de diversa procedencia, se ha venido a conocer como ciencias de la prevención, está mostrando el potencial de los programas preventivos basados en la evidencia, diseñados de acuerdo con criterios pedagógicos adecuados e implementados en la práctica según criterios razonablemente estandarizados (que garanticen, por otra parte, la necesaria, inevitable y aun deseable flexibilidad, aunque esto dificulte la evaluación “académica”).

Sí, la prevención universal funciona. Especialmente cuando se integra en procesos de salud comunitaria, se olvida del miedo como estrategia, promueve el desarrollo de habilidades para la vida (que, como dijo ya en 1993 la Organización Mundial de la Salud, resultan necesarias para “afrontar las exigencias y desafíos de la vida diaria”) y se mantiene en el tiempo, contando para ello con los recursos necesarios. En esa prevención creemos. A esa prevención nos apuntamos. Por esa prevención llevamos trabajando desde la década de los 80.

Tiene razón Naciones Unidas: los problemas relacionados con los usos de drogas son tratables. Y, sobre todo, son prevenibles.

  • Publicaciones Edex
  • eDucare
  • SocialDreamers
  • Los Nuevos Vecinos
  • Retomemos
  • EdexTV