Educar para vivir, educar para convivir.

Tags Archives

You are currently viewing all posts tagged with Honduras.

Talleres de HpV con estudiantes de la Escuela El Cruce, ubicada en Horquetas de Sarapiquí, en la provincia de Heredia. Trabajo desarrollado por Gloriana Meza y Geiner Cárdenas, de la CCSS, desde el año 2013. Foto de Geiner Cárdenas.

Para la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida, promovida por EDEX, Centroamérica es una de las regiones en donde mayor cantidad de alianzas y procesos hemos acompañado en los últimos 10 años. En Honduras, Panamá, El Salvador y Costa Rica participamos de proyectos de gran diversidad en cuanto a grupos con los que se trabaja, temas en que se pone el acento, y tipos de organizaciones aliadas. El abanico tiene en común el uso de las Habilidades para la Vida (HpV) como saber-hacer para transformar las vidas propias, prevenir riesgos, promover salud e intervenir sobre contextos injustos e inequitativos.

En este trimestre del 2019 (julio a septiembre) se han manifestado varios de dichos procesos con hechos que consideramos pertinente recopilar y compartir en este post. Dan cuenta de la apuesta de la región por afrontar sus desafíos fortaleciendo HpV.

Dos países, un consorcio

En mayo de 2018 el consorcio que adelanta el proyecto Senderos Juveniles en El Salvador y Honduras nos convocó para trabajar las Habilidades para la Vida como herramientas de prevención del consumo de alcohol y drogas. En forma simultánea en San Salvador y San Pedro Sula, formamos educadores de las 4 organizaciones del consorcio: Glasswing International, Fe y Alegría, FUNADEH y Catholic Relief Services (CRS). A partir de ese momento empezaron a usar el programa Retomemos como una de sus herramientas de trabajo en Habilidades para la Vida con sus jóvenes, tal como lo contamos hace poco en una publicación.

Quince meses después tienen la percepción de haber alcanzado resultados positivos, pero todo ha pasado tan rápido que necesitan de un tiempo para pensar sobre lo realizado y convertir la experiencia en saber nuevo. Motivados por ese deseo, nos han confiado dos nuevos talleres simultáneos en San Salvador y San Pedro Sula, para aprender de lo realizado, compartir dificultades, construir soluciones y refrescar la mirada sobre las HpV y el trabajo con personas jóvenes, en especial en su desafío ante las drogas. Esto es lo que hemos hecho en esta primera semana de septiembre.

Eco en Panamá

En julio de este año, David Zelaya, miembro del equipo técnico de Glasswing en Honduras, viajó a Ciudad de Panamá a compartir su experiencia con sus compañeros de dicho país. En un taller de un par de días les contagió su entusiasmo, les formó en HpV y les enseñó el uso de Retomemos, programa que ahora es parte del trabajo que Glasswing desarrolla en Panamá para el empoderamiento juvenil ante las adicciones.

Más en El Salvador

También en El Salvador, inicialmente en el municipio de Zaragoza y posteriormente en el municipio de Santa Ana, la alianza entre el Ayuntamiento de Portugalete, CIDEP y EDEX, tiene ya tres años de trabajo. En la actualidad, se desarrolla un proyecto para mejorar la calidad de la educación básica en el Centro Escolar Católico Ciudad de los Niños, Rafael Campos. En agosto se convocó un taller de Habilidades para la Vida dirigido a docentes del municipio. Fueron 14 horas de trabajo intenso para lograr que en el paso por la escuela se aprenda también a convivir, escuchar, trabajar en equipo y actuar creativamente. Así, con una educación enfocada en las emociones, la capacidad, y las relaciones, esta alianza aporta calidad y calidez a la educación de niñas y niños en la zona.

Costa Rica, múltiples trabajos madurando en simultáneo

En nuestro post anterior comentamos las experiencias y aprendizajes tejidos en la serie de talleres formativos desarrollados a lo largo y ancho del país en el mes de julio, en alianza con la OPS/OMS Costa Rica y el Ministerio de Salud. Aprovechando la misma visita al país, tuvimos la oportunidad de compartir con más equipos de trabajo. El día 24 de Julio en la mañana se hizo una charla taller con 80 estudiantes de INTEL, en la sede de la empresa, en Heredia. En la tarde del mismo día compartimos con el equipo de Bienestar Universitario de la Universidad de Costa Rica, UCR, en una conferencia introductoria a las Habilidades para la Vida y sus aportes a la Promoción de la Salud. Como resultado del intercambio se han planteado posibilidades de trabajo conjunto que tendremos ocasión de madurar.

El viernes 26 de Julio viajamos al nor-occidente del país y animamos un taller con 60 líderes comunitarios. Nos convocó el Comité de Salud del EBAIS de la Costa, Carrillo, Guanacaste. Al conocer su trabajo comunitario, accedimos con gusto a colaborar con un taller al que asistieron personas de la Junta de Salud de Carrillo, funcionarias de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y de la Asociación de Desarrollo de Playas del Coco, así como vecinas y vecinas del sector. Jugando, escuchando y expresando, aprendimos cómo las HpV sirven para construir salud personal y colectiva.

Contagios en marcha

Al salir del taller pudimos reconectar telefónicamente con Geiner Cárdenas, trabajador social del área de Salud Horquetas-Río Frío, de la CCSS. A él y a Gloriana Meza les conocimos en 2012, y les animamos en su deseo por desarrollar procesos de HpV con niñas y niños de escuelas de su área de influencia. Geiner nos contó en sus palabras cómo ha madurado la experiencia desde entonces, un ejemplo de siembra lenta y llena de frutos:

“Allá por el año 2012, cuando nos reunimos con ustedes, empezó la inquietud de trabajar con el enfoque de Habilidades para la Vida. Entre 2013 y 2015 hicimos el trabajo con 19 estudiantes de primaria en la Escuela El Cruce, ubicada en Horquetas de Sarapiquí, en la provincia de Heredia. Al finalizar, empezamos a ver resultados: personas más conscientes de sus fortalezas, habilidades y debilidades; con capacidad para cambiar; más decididas hacia lo que quieren; con un manejo importante de sus emociones, sobre todo el enojo y el estrés; y con capacidad para relacionarse de manera más funcional. Con estos resultados, expusimos nuestro trabajo y surgió la inquietud de varias personas y clínicas de empezar un proyecto similar. Facilitamos la estrategia metodológica y algunos instrumentos de trabajo y se contagió el tema de Habilidades para la Vida en varios sectores y clínicas del país. En este período 2018-2019 ya hay mayor cantidad de clínicas, como la de Santa Bárbara de Heredia, la Clínica Central en la provincia de Heredia, San Ramón de Alajuela, Atenas y nosotros en Sarapiquí, entre otras. Recientemente, la Coordinadora Nacional de Promoción de la Salud de la CCSS me contactó para brindar otra capacitación con personas de las áreas de salud que se ubican en la zona sur de San José. Y si vieras que la mayoría no conocía el enfoque y terminaron muy ilusionados, con mucha expectativa positiva porque lo sienten muy integral, aborda muchísimas áreas necesarias para trabajar con población menor de edad”.

La Siembra Continúa

Inspirados en los distintos procesos que hemos compartido, el trimestre lo cerraremos de nuevo en Costa Rica, a finales de septiembre, en alianza con el Proyecto Iniciativa Salud Mesoamérica. Su interés se ubica en la población adolescente: atención integral y prevención del embarazo. Allí coordinan administrativa y conceptualmente el Ministerio de Salud, el CEN-CINAI, el PANI, la CCSS y el Ministerio de Educación Pública, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

Estaremos en Siquirres (Región Caribe) y en Pérez Zeledón (Región Brunca) dinamizando dos talleres para buscar cómo le aportan las HpV al bienestar adolescente y cómo les empodera ante su salud y sus decisiones. El taller contará con la presencia de educadores de las distintas organizaciones que intervienen, y le entregará a cada persona un kit de material educativo para profundizar en las HpV y desarrollar la toma de decisiones responsables y libres sobre su sexualidad.

Foto de Children International, cedida a FUNDACION EDEX para ilustrar esta publicación

Durante el primer semestre de 2018, el equipo de la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida, promovida por Fundación EDEX, tuvo la oportunidad de liderar 4 talleres de formación en Habilidades para la Vida con cerca de 180 educadores de Children International, en Barranquilla, Cartagena y San Pedro Sula.

Children International es una organización líder del movimiento para erradicar la pobreza. Apoya a niños y jóvenes mediante un equipo sensible, un lugar seguro y programas enfocados en la salud, la educación, el empoderamiento y el empleo. La transformación que estos niños y jóvenes emprenden en sus vidas, y el impacto positivo que repercute en sus familias y comunidades por generaciones, es fuente de inspiración para quienes apadrinan y contribuyen con su causa.

Su modelo de apadrinamiento valora la educación en las habilidades para la vida HpV como una herramienta de empoderamiento personal y colectivo, capaz de afirmar el poder de la persona y de la comunidad para romper el círculo de la pobreza y contagiar su capacidad a otras personas. Algo a lo que ellos llaman “efecto en cadena en futuras generaciones”.

Un taller a la medida

El diseño del taller a trabajar con sus equipos tenía entonces diversidad de desafíos interesantes, pero uno de ellos atrajo nuestra atención: se trataba de un grupo de profesionales con amplia experiencia y conocimiento de las HpV aplicadas a un objetivo preciso, romper el círculo de la pobreza. Nuestro reto era poder usar su experiencia como materia prima de nuevos aprendizajes.

Pusimos sobre la mesa varios de los objetivos que suelen animar el desarrollo de nuestros talleres: que toquen a las personas en su dimensión individual, profesional y colectiva; que le hablen a sus emociones, necesidades y pensamientos; que hermane la emoción y la reflexión para construir nuevos saberes; que el diálogo entre iguales fuera el recurso para conectar saberes distintos y crear nuevos; que permitiera ver en el enfoque de HpV una manera de fortalecer la capacidad de transformación de la vida personal y colectiva; que cada actividad cohesionara el grupo; y sobre todo, que las personas salieran empoderadas, con deseos y dispuestas a liderar este tipo de procesos, sintiéndose capaces de hacerlo.

Los talleres tuvieron 14 horas de duración cada uno, trabajadas a lo largo de dos días y con un promedio de 45 personas por evento. Si alguien escuchaba tras la pared, “vería” que en instantes se pasaba del silencio absoluto a la algarabía total, del murmullo a la conversación entre muchas personas, del trabajo individual,  al grupal y al colectivo. Si echaba un ojo a lo que sucedía en el salón, ese alguien podría ver al grupo concentrado en una imagen, explorando una mezcla de baile y canto,  compartiendo su vida personal, soñando cómo hacer distinto su trabajo,  jugando o escribiendo.

Mucha piel, mucha cabeza

El grupo de Children International puso todo en el desarrollo de los talleres: su saber hacer, sus conocimientos, su historia personal, su alegría, sus dudas, sus creaciones… Eso hizo fácil, divertida y relajada la propuesta de aprender juntos. Y así se notó cuando al cerrar el taller le pedimos a las personas que nos hicieran un relato de su experiencia, y entonces nos llegaron a la mano palabras que daban cuenta de lo que había sucedido. Más abajo compartimos algunos de sus testimonios.

Gracias de corazón al equipo de Children por confiar en nosotros y por darnos la oportunidad de renovar el aprendizaje sobre las Habilidades para la Vida como motor de transformación.

Reflejos desde los testimonios

“Una cosa piensa el burro y otro el que lo enjalma”, reza el dicho popular. ¿Cómo vivieron las personas el taller? Sus propias palabras lo reflejan, acá una selección de algunas de ellas:

  • “Me siento feliz y a la expectativa conmigo misma. ¡Voy subiendo de nivel!!”
  • “Pude gozar, reír, divertirme con todos mis compañeros, pude tener nuevas conexiones con ellos y lo más importante, conmigo mismo. Me iluminó la mente, me fortaleció como persona…hoy me voy como otra persona de aquí, transformada y con un punto de vista muy distinto a cómo veía las cosas”.
  • “Qué rico es poder aprender de manera creativa y poder dejar a un lado el trajín y el estrés laboral”
  • “Tenía expectativas de aprender qué eran las habilidades para la vida, cuáles eran y cómo enseñarlas desde mi trabajo. Sin embargo, no las aprendí, las VIVÍ y ahora las siento como propias. Aprendí haciendo, me llevo vivencias, experiencias de otros. Nada enriquece más que la interacción con otros”.
  • “Fui muy feliz y eso no tiene precio”.
  • “Llevo tranquilidad, paz, sentir humanista para las demás personas, pienso y deseo tener más tolerancia, autocontrol, ser flexible y no juzgar antes de conocer… hay algo que me ha costado, expresar mis sentimientos, pienso que esta capacitación me será de mucho aprendizaje para emprender y poner en práctica las ganas de poder decir, “amor, te amo”, de frente”.
  • “Me mantuve activa todo el tiempo, ni cuenta me di de las horas”.
  • “Me siento un profesional más humano, aterrizado en conceptos y metodologías lúdicas de trabajo. Me llevo alegría, un sabor agradable de pleno goce en trabajo en equipo y creatividad”.
  • “Aprendí que la vida es un recorrido y que nunca nos sabremos todo, así que seguiré siendo una aprendiz emocionada y vibrante”.
  • “Fue un tiempo sanador…pude identificar una de las emociones con las que he estado luchando, estaba molesta por todo lo que me está pasando…más que un taller siento que me dieron posibilidades, oportunidades. Me siento liberada, interesada, curiosa, emocionada y podría decir que hasta en paz”.
  • “Prometo no ser la misma después de este taller”
  • “Me mostró que la relación facilitador-aprendiz es más enriquecedora cuando es una relación horizontal y en un entorno de confianza”.
  • “Durante estos dos días me sentí libre, siendo yo, sin prejuicios y juicios a los que siempre estamos acostumbrados a escuchar cuando se comparte con un grupo grande de personas”.
  • Publicaciones Edex
  • eDucare
  • Los Nuevos Vecinos
  • Retomemos