Educar para vivir, educar para convivir.

Tags Archives

You are currently viewing all posts tagged with Prevención comunitaria.
Barbastro 20.06.17

Un momento del trabajo grupal dinamizado en Barbastro el 27 de junio de 2017.

“El hecho de que los seres humanos se hayan puesto a pensar juntos para llevar a cabo actividades cooperativas es el origen de la cultura humana.” ¿Por qué cooperamos? | Michael Tomasello.

Prevención y comunidad

El territorio local es un escenario clave para el desarrollo de políticas efectivas respecto al abuso de drogas. En él se ponen en acción los factores de protección y de riesgo que la investigación ha ido identificando a lo largo de las pasadas décadas. Y lo que es aún más relevante, en el municipio operan todos aquellos recursos que cabe activar para la puesta en marcha de iniciativas complementarias y coherentes.

En el barrio, el pueblo, la ciudad adquieren su perfil particular las escuelas, las familias, las opciones recreativas, los lugares de trabajo, las actividades dirigidas a enriquecer la vida juvenil, las propuestas de desarrollo cultural, las fiestas… Los espacios y dinámicas de socialización que proponen, sugieren, estimulan… a la ciudadanía sea cual sea su edad.

 El municipio es, en definitiva, el lugar privilegiado para el desarrollo de planes adecuados, porque en él cobran vida todos los recursos y dispositivos con capacidad de influencia en el modo en el que las personas organizan sus vidas. Recursos que, por acción o por omisión, influirán en las decisiones que toman los vecinos y las vecinas con respecto al papel que quieren que jueguen las drogas en sus vidas.

La experiencia de Barbastro

Con esta convicción, junto con la experiencia de años en la gestión de planes locales de prevención y de otros ámbitos socioculturales, el pasado 27 de junio acudimos a la invitación del ayuntamiento de Barbastro para dinamizar una sesión de trabajo en torno al modelo comunitario de prevención. Barbastro es un municipio de la provincia de Huesca de alrededor de 17.000 habitantes. Durante ese año se encuentran inmersos en el proceso de elaboración del que será su I Plan de prevención de adicciones. Un momento óptimo para elaborar un documento bien fundamentado y realista.

La sesión tuvo como título Jornada técnica – Prevenir el abuso de drogas, un compromiso comunitario. En ella participaron alrededor de 25 personas procedentes de los más diversos ámbitos sociales (política local, educación, sanidad, juventud, movimiento asociativo…). Tras una presentación general por nuestra parte, que bautizamos como “El modelo comunitario en prevención”, dinamizamos un trabajo grupal en el que todas las personas participantes tuvieron ocasión de exponer sus diferentes perspectivas y dialogar en busca de puntos de acuerdo susceptibles de enriquecer el proceso de elaboración del Plan.

Para ello propusimos trabajar en torno a seis preguntas:

  • ¿Qué les gustaría que ocurriera a partir de mañana?
  • ¿En qué ámbitos intervenir?
  • ¿Quién debe hacerlo?
  • ¿A través de qué procedimientos y metodologías?
  • ¿Cómo organizarnos para trabajar juntos?
  • ¿Cómo evaluar lo hecho?

Tres horas de un trabajo intenso en el que, si algo quedó claro, fue la necesidad de construir propuestas que incorporen las más diversas miradas, que activen la inteligencia colectiva, si queremos que los planes tengan alguna posibilidad de éxito. Procesos de participación comunitaria en la propia elaboración del plan, que nunca puede reducirse a un acto de redacción individual, por especialista que sea quien lo asuma. Procesos de participación también en la gestión y evaluación del plan, si queremos que las diversas agencias sociales lo hagan suyo.

Acompañando dinámicas participativas

Para nuestra organización un proceso muy satisfactorio. Al igual que la dinámica en la que tuvimos ocasión de tomar parte durante 2016 para la elaboración del IV Plan municipal sobre drogas del Ayuntamiento de Portugalete, bautizado por el equipo promotor como Personas, drogas y conductas con potencial de abuso – Cartografía abierta para una estrategia local 2017-2026. Dos exponentes de un trabajo de acompañamiento en el proceso de elaboración de planes locales en el que nos proponemos profundizar.

La foto pertenece a la galería de Esti Álvarez en Flickr.

La foto pertenece a la galería de Esti Álvarez en Flickr.

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha premiado el proyecto de prevención comunitaria Jóvenes y lonjas: lugares comunes. Se trata de un programa del Ayuntamiento de Portugalete (País Vasco) que cuenta para su desarrollo con el acompañamiento técnico de Fundación EDEX.

En el marco del Convenio anual que mantiene la FEMP con la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, en 2016 se lanzó la VI Convocatoria de buenas prácticas en drogodependencias. Una iniciativa que pretende identificar experiencias significativas en el campo de la intervención municipal ante las drogas en siete áreas específicas:estrategia y planes locales, prevención escolar, prevención familiar, prevención comunitaria, prevención selectiva, prevención indicadae innovación tecnológica.

En esta edición,del total de 34 iniciativas presentadas 14 ayuntamientos y 2 diputaciones han visto reconocido su trabajo. Uno de estos ayuntamientos ha sido el de Portugalete, que ha visto como el programa Jóvenes y lonjas: lugares comunes, iniciativa de su Área de Drogodependencias, ha sido beneficiario de la más elevada puntuación en la modalidad en la que concursaba: prevención comunitaria.

Las lonjas, un espacio de socialización

Para entender esta iniciativa tendríamos que precisar algunos de los postulados de partida de un proceso que, desde su puesta en marcha a finales de 2004, ha permitido trabajar con alrededor de 900 adolescentes y jóvenes de entre 14 y 30 años:

  • Lonjas: espacios autónomos de socialización, situados en local comercial en desuso, que grupos de jóvenes de diversas edades alquilan para compartir su tiempo de ocio, sin supervisión adulta.
  • Jóvenes: ciudadanas y ciudadanos que necesitan disponer de su propia geografía lúdica, diferente a la de la población adulta, distinta así mismo de la topografía del tiempo académico y/o laboral.
  • Lugares comunes: espacios de encuentro y convivencia entre jóvenes de diferentes edades y perfiles, entre vecinos y vecinas, entre generaciones…

Las lonjas se convierten así en expresión de un cúmulo de expectativas que pueden favorecer diferentes desenlaces. Para evitar que derivaran en un foco de conflicto y/o de prácticas poco saludables e inseguras, el equipo técnico responsable se propuso trabajar con la gente joven que se reúne en las lonjas del municipio para acordar unas pautas mínimas de funcionamiento.Y trabajar, así mismo, con el vecindario para reducir prejuicios y perjuicios. Se trataba de minimizar riesgos, tanto desde el punto de vista de la salud y la seguridad como desde la perspectiva de las relaciones vecinales, contribuyendo a favorecer una convivencia razonablemente armónica entre las diferentes partes, salvaguardando, hasta donde fuera posible, los intereses y derechos en juego.

Una intervención participativa

El programa pretende, en síntesis, responsabilizar a quienes disfrutan de las lonjas de la influencia que puede tener su uso sobre la convivencia vecinal, para evitar el surgimiento de conflictos. Por otra parte, se propone aprovechar la presencia juvenil en espacios acotados para compartir información sobre las drogas. Este proceso dio lugar a la creación de una guía de mínimos que garantizara el funcionamiento de las lonjas en el marco de la relación vecinal de la que forma parte.

Para terminar, algunas de las claves del éxito de esta iniciativa serían:

  • No nace con un talante represivo, sino de diálogo entre diferentes perspectivas.
  • Contribuye a explicitar la necesidad de acuerdos como base de la convivencia.
  • Permite el reconocimiento y la colaboración entre generaciones.
  • Facilita intervenir con poblaciones juveniles allí donde se encuentran.
  • En clave, por lo tanto, de salud, ciudadanía y participación.

El fenómeno en cifras

La iniciativa, pionera en el País Vasco, viene siendo referencia obligada para aquellas administraciones públicas locales dispuestas a gobernar, también, en relación a un asunto, el de las “lonjas juveniles”, que según el estudio del Observatorio Vasco de la Juventud “Lonjas y locales juveniles en la CAPV”, involucra al 20% de la juventud vasca de entre 15 y 29 años de edad. Un fenómeno sobre el que el propio Ararteko (Defensoría del pueblo del País Vasco) realizó una serie de propuestas.

Equipo del Plan Municipal de Acción sobre Drogodependencias del Ayuntamiento de Cartagena.

El Ayuntamiento de Cartagena es una de las instituciones públicas que en la década de los 90 optó por desarrollar una política rigurosa en el campo de la prevención de las drogodependencias. Era un tiempo en el que los consumos de drogas en nuestro país generaban todo tipo de reacciones, con una tendencia marcada al tremendismo y a la organización de un sinfín de actuaciones puntuales con las que, a pesar de la buena intención de quienes las promovían, era improbable obtener resultados positivos. Con una visión más moderna y serena, los planes impulsados desde este ayuntamiento apostaron por hacer de la educación el corazón de su política en la materia, y por abordar los consumos de drogas de un modo equilibrado que, al margen de vicisitudes legales, atendiera a criterios de salud pública. La relevancia concedida al alcohol y al tabaco apunta en esa dirección.

Su andadura en el campo de la prevención ha dado lugar a actuaciones de diverso perfil, desde la aplicación sistemática en los centros educativos del municipio de programas estructurados y continuados en el tiempo, hasta la organización de eventos festivos con los que se alentaba a la comunidad a involucrarse en iniciativas y dinámicas preventivas. Hemos tenido la suerte de que desde finales de los años 90 confiaran en algunas de nuestras propuestas para alimentar sus intervenciones. Es el caso de iniciativas como:

  • Educación Primaria: La aventura de la vida: un programa de educación para la salud dirigido a promover habilidades para la vida y hábitos saludables entre el alumnado de Primaria. Un programa que durante el curso escolar 2013-14 ha permitido trabajar en 14 centros del municipio (25% del total), con una participación de 80 profesores/as y 1.852 escolares. La valoración que hace el profesorado es de 8,16 puntos sobre 10.
  • Educación Secundaria: Durante el curso 2013-14 se ha podido trabajar con los 26 centros educativos del municipio (1oo% del total), 333 educadores/as y 5.682 escolares, siendo la valoración del profesorado de 9,51 sobre 10. Un proceso realizado con una oferta amplia que incluye, entre otros componentes:
    • ¡Órdago! – Afrontar el desafío de las drogas: un programa preventivo orientado a promover habilidades para la vida, información sobre las sustancias y actitudes favorables al cuidado de la salud y a una vivencia positiva del ocio.
    • Retomemos, una propuesta para tomar en serio: una iniciativa que busca educar a adolescentes de 14-16 años en habilidades para la vida que les permitan sustraerse a las presiones sociales hacia el consumo de alcohol.
    • Del mismo modo, apoyamos con personal propio la dinamización en el aula de Sesiones Compartidas de Tutoría sobre tabaco.
  • Familias: 10 pasos para ayudar a sus hijas e hijos a afrontar el desafío del alcohol y las demás drogas: una propuesta para trabajar con madres y padres de niñas, niños y preadolescentes en torno a la parentalidad positiva.

Programas que los propios profesionales del equipo del Plan Municipal nos han ayudado a adecuar al paso de los tiempos, compartiendo su experiencia con equipos de otras comunidades autónomas. Es el caso de los programa La aventura de la vida y ¡Órdago!, que en su día celebraron diversos Seminarios en los que pudimos contar con la profesionalidad de este equipo. Para nosotros es muy satisfactorio poder formar parte de procesos preventivos como el descrito, que, superando visiones cortoplacistas, consideran la educación como uno de los pilares básicos de una política prometedora sobre drogas.

La amplia oferta de programas que al inicio de cada curso presentan a los centros educativos, la propuesta de acompañamiento que tan buenos resultados les ha generado, la monitorización sistemática de la participación, el tiempo dedicado y la satisfacción resultante, así como el interés por conocer las propuestas de mejora a introducir en los materiales o en su gestión, son algunas de las claves que explican el éxito obtenido.

En este Informe sobre la aplicación de los programas de prevención educativa curso 2013-14 pueden verse detalles más precisos acerca del trabajo realizado. Y en estos dos enlaces la oferta que realizan durante el presente curso escolar para los centros de Primaria y para los centros de Secundaria.

  • Publicaciones Edex
  • eDucare
  • SocialDreamers
  • Los Nuevos Vecinos
  • Retomemos
  • EdexTV