Educar para vivir, educar para convivir.

Tags Archives

You are currently viewing all posts tagged with Con Otros Ojos.
Foto de Olya Kobruseva en Pexels

PRIMERA ESCENA

La mesa está puesta y la familia en pleno espera a que Brigitte sirva la cena de navidad. Al ver la comida, la abuela Hilde propone: – “¿Por qué no cocinar algo distinto?” – “¡Mamá!, Las papas y las salchichas son nuestra tradición. Es lo que comíamos cuando era niña“; – “La tradición no es excusa“, añade Hilde. “Comíamos eso porque tu padre gastaba todo el dinero en alcohol“.

Esta pequeña escena del segundo episodio de la miniserie alemana Visita de navidad (ÜberWeihnachten) nos muestra a la vida cotidiana luciéndose como uno de los recursos pedagógicos más valiosos para advertir cómo es que se relaciona una persona consigo misma, con otras y con su contexto. Qué apasionante darse cuenta de lo mucho que desconocemos sobre el origen de nuestras tradiciones.  Una pregunta elemental como la de la abuela Hilde, resulta crucial: “¿por qué no cocinar algo distinto?”. Con ella surge una historia capaz de permitirnos modificar algo que quizás ya no tiene sentido conservar.

Este es un ejercicio interesante cuando comienza un nuevo año o cuando queremos reiniciar nuestras vidas: hacer un listado de costumbres y tradiciones de todo tipo, no solo gastronómicas, sobre todo, de esas que socialmente nos dicen cómo comportarnos con las personas de otra edad, género, orientación sexual, condición económica o de otra capacidad funcional. Son infinitas, también, las tradiciones que tenemos a la hora de amar, odiar o de afrontar dificultades.

Las Habilidades para la vida nos echan una mano poderosa en esto de cuestionar viejas costumbres y de estrenarnos y entrenarnos en otras diferentes, si es el caso. A esto vienen las personas que se apuntan en los cursos que ofrece nuestra Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida, sobre todo en los tiempos que corren porque hoy están quedando al descubierto los sinsentidos de muchas de nuestras maneras de hacer la vida. Estrenar maneras de relacionarnos no resulta tan sencillo como cambiar de peinado o vestido. Por eso requiere entrenamiento:

“El primer y gran cambio con este curso ha sido preguntarme todo, darle lugar a tantas nuevas y posibles respuestas. Esto me ha llevado a vincularme más libremente y a sentirme así en varias ocasiones”. (Participante – El TransCurso – Edic.XXIII)

SEGUNDA ESCENA

Dylan tiene 5 años. Solo quiere lanzar con fuerza la pelota contra la pared. Su hermana mayor cree que lo hace porque está enojado con su mamá por haber dejado la ciudad en la que vivían y con ella a sus amigos del cole y a su abuela. Siente que nadie lo escucha y por eso no quiere escuchar a nadie. Un día, Daniel, el vecino, mientras ayuda en la reparación de la casa a la que se han mudado, le hace una pregunta al chico intentando dar conversación: – Qué mata más gente, ¿Los cocos o los tiburones?  Transcurrieron muchos días para escuchar su respuesta. Dylan necesitaba indagar primero si Daniel era o no digno de su confianza.

¿Cómo saber si alguien es una persona de fiar? ¿Sabes si tú lo eres? La comunidad de vecinos sabe que Daniel lo es y por eso es un actor clave en el manejo de los problemas y conflictos que allí viven un grupo de jóvenes y también, familias como la de Katie, la madre de Dylan, que responde sola por sus hijos.

Esta segunda escena, tomada de la película inglesa Yo, Daniel Blake, nos acerca al sentido que tiene fortalecer nuestras Habilidades para la Vida y con ellas, esa parte ciudadana que es un determinante social de nuestro bienestar individual. ¿Qué tanto nos interesamos e involucramos en el mejoramiento de la calidad de vida de otras personas que no son parte de la familia o de nuestro pequeño círculo de amistades?

En mi relación con la comunidad me propuse en este curso plantar verduras, hortalizas y frutas en el espacio más cercano a la casa. He hablado con la AAVV y no se oponen, al contrario, nos ayudarán con algunos materiales y hemos acordado esperar a la primavera ya que van a hacer obras cerca de ese espacio. Una vecina también se ha animado a hacerlo en el espacio de delante de su casa”. (Participante – Con Otros Ojos 3a. edición)

TERCERA ESCENA

Esta última escena puede ser la tuya. Anímate a participar en alguno de los cursos que ofrecemos este inicio de año con los cuales podrás aumentar tus capacidades para protagonizar nuevas costumbres en tus relaciones laborales, familiares, ciudadanas y las que tienes contigo. Las puertas están abiertas para que formes parte de alguno de estos grupos. Haciendo clic en el enlace de cada uno, revisa fechas, objetivos y precios:

Con Otros Ojos – 4ª. Edición: Inicia el 15 de febrero

Prevención con “P” de personas – 7ª. Edición:  Inicia el 15 de febrero

La Aventura de la Crianza – 5ª. Edición: Inicia el 12 de abril.

El TransCurso – Edición XXIV: comenzó el 25 de enero. Esta es la primera edición en la que los contenidos están en castellano y catalán, gracias al apoyo de Dipsalut. La próxima edición iniciará el 20 de septiembre de 2021.

Con varias escenas de la vida cotidiana tomadas del cine, de la música, de la literatura y de la prensa iberoamericana, podrás disfrutar mientras te entrenas en las Habilidades para la Vida y estrenas maneras para relacionarte con otros seres humanos, otros seres vivos y contigo:

“Es la mejor propuesta pedagógica que he conocido en formato telemático. No resulta fácil llegar al corazón, al sentido vivencial más íntimo en este tipo de plataforma, y ustedes lo consiguen. Felicidades por ello!”. (participante – El TransCurso, Ed. XXIII)

La vida creativa. Esas tres palabras fueron las claves del concepto  Salud construido en la Oficina de Bienestar y Salud (OBS) de la Universidad de Costa Rica (UCR), durante el 2019. La definieron como “la habilidad de las personas y colectivos para la adaptación, creación e innovación en nuestro diario vivir”. Si se leen esas palabras con el lente del 2020, parecerían escritas como faro para vivir la pandemia en que nos encontramos. Lo cierto es que no llegaron a ellas por casualidad ni por reacción, sino por decisión. Acá les contamos la historia.

Año de la salud mental

El asunto empezó a finales de 2018, cuando el Consejo Universitario adoptó el 2020 como el año de la Salud Mental. De inmediato solicitó a la Oficina de Bienestar y Salud (OBS) la elaboración de un plan de trabajo para promoverla entre la comunidad universitaria. Como nos comentó Cynthia Córdoba, psicóloga de la OBS, aprovecharon la oportunidad para hacerse dos preguntas clave: “¿Cómo funciona nuestro sistema de salud? ¿Cuál es el concepto de salud que nos orienta más allá de la ausencia de enfermedad?”.

Con la orientación de Alcira Castillo, el equipo de profesionales de la OBS (provenientes de las Ciencias Sociales, la Salud y del Movimiento Humano) reflexionó sobre cómo se construyen la Salud y el Bienestar. Así llegaron a la propuesta de la vida creativa como manera de alcanzarlos: “Implica tomar mayor conciencia de los acontecimientos, sucesos y fenómenos que acontecen en nuestro interior; valorar más y mejor lo existente; identificar oportunidades de mejora; descubrir y aprovechar tanto nuestras propias ideas como las ideas de los demás y transformarlas. Es convertir un momento ordinario en algo extraordinario”.

¿Y el camino?

Este enfoque significaba reorientar los servicios de la OBS hacia la promoción de la salud, una decisión que emocionó a todo el equipo. Ahora era necesario buscar un “cómo” y se pusieron a investigar sobre las Habilidades para la vida. De la mano de Priscilla Piedra e Iván Darío Chahín, ambas integrantes del equipo docente de la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida, pudieron conocer cada una de las 10 Habilidades y la propuesta de aprenderlas y enseñarlas de manera vivencial. Al equipo de la OBS le quedó la convicción de que ese podía ser el camino para lograr tener una vida creativa generadora de salud y bienestar, en especial con el enfoque que la Escuela propone: quien fortalece sus “Habilidades para la Vida” se llena de capacidad (se empodera) para afrontar los desafíos que la vida se encargará de ponerle en frente”. Tomado de La Escuela.

Y en esto, llegó el covid-19

La Universidad inició el 2020 con una agenda de trabajo intensa y atractiva, orientada a promover cada mes una de las 10 Habilidades para la vida: en marzo, el pensamiento creativo; en abril, el autoconocimiento; en mayo, el manejo de las emociones y sentimientos; en junio, las relaciones interpersonales; en julio, la comunicación asertiva; en agosto, la empatía; en septiembre, la toma de decisiones; en octubre, la resolución de problemas y conflictos; en noviembre, el manejo de tensiones y estrés; y en diciembre, el pensamiento crítico.

Sin embargo, marzo vino con la covid-19, y enseguida la invitación a disminuir el contacto social y la decisión de la Universidad de promover el teletrabajo redujeron el trabajo presencial. Para un equipo de vida creativa el cambio de condición fue una oportunidad para adaptarse, y lo que estaba pensado presencial se trasladó a la virtualidad. Esto permitió a estudiantado, personal docente, administrativo y directivo de la UCR disfrutar de todo un paquete de mensajes, conferencias y propuestas atractivas y dinámicas para mantenerse sanos, flexibles y vitales. Precisamente en el momento en que más lo necesitaban.

Dar de lo que se tiene

En junio de 2020, la OBS decidió avanzar en la formación de su equipo en Habilidades para la vida. ¿Qué les movió a tomar esta decisión? Cynthia Córdoba nos responde: “Dos razones importantes, la primera que nadie puede dar bienestar si no lo tiene, y por eso enfocamos la formación en que nuestros colaboradores sientan el bienestar; la segunda, que necesitábamos que las HpV fueran como la sangre en las venas, que recorriera toda la oficina, y esto solo se puede hacer con el aporte de todo el equipo de colaboradores”.

A partir de mediados de junio, 30 profesionales que promueven habilidades desde la OBS empezaron a tomar El TransCurso edición XXI: “Ha sido una experiencia muy hermosa, y nos damos cuenta cómo es que la habilidad pasa por, pero no se aprendedesde lo cognitivo. Una de las experiencias agradables ha sido que las tutorías dan testimonio de qué son las habilidades, no las explican, las viven y eso se puede sentir”, comenta Cynthia.

Desde Julio, un segundo grupo de 25 personas de las áreas administrativas y de servicios de la Oficina de Bienestar y Salud, ingresaron a Con Otros Ojos 2ª. Edición. Van por la tercera semana y sus palabras dejan ver cómo avanzan: “Nos da la oportunidad de abrirnos y expresar todas las emociones”. “Noté que en mi crianza me enseñaron a escuchar para contestar y a buscar tener la razón”. “Aprendí a tomar el tiempo para escuchar también las necesidades de la otra persona y darme el tiempo para pensar en mis sentimientos y necesidades”.

Las Habilidades para la Vida en la Universidad

Cerramos la conversación con Cynthia Córdoba explorando qué sentido tiene para una universidad y para su oficina de bienestar incorporar un trabajo sostenido y profundo en Habilidades para la Vida: “Una sensación al hablar con los estudiantes es que el saber académico no es suficiente para ser feliz. Poder saber que somos seres que necesitamos estar integrados, que no somos solo cerebrito caminando, ni corazoncito caminando, sino que tenemos que integrar el saber, el saber hacer y el saber ser”. Sus palabras nos hicieron recordar una reflexión de Fernando Savater a propósito de la Educación: “una cosa es la ciencia que enseña a manejar y a vérselas con los objetos, y otra es la ciencia que enseña a convivir con los sujetos. Lo que necesitamos es una educación que enseñe a convivir con los seres humanos, no sólo a manejar objetos”. Algo en lo cual la Universidad de Costa Rica ya está empeñada.

  • Publicaciones Edex
  • eDucare
  • Los Nuevos Vecinos
  • Retomemos