Educar para vivir, educar para convivir.

“Pidamos a los niños que descubran si en su zona habitan personas con bagajes culturales diferentes, que nos describan en qué se diferencian de ellos, pero también, dentro de su grupo de pertenencia, en qué se diferencian unos de otros. Digámosles que es normal que en un primer momento la diversidad de los otros no nos guste, pero que ser diferentes no significa ser malos. Nos hacemos malos cuando queremos impedir a los demás que sean diferentes. Digamos a los niños que las diferencias hacen del mundo un lugar interesante en el que vivir. Si no hubiese diferencias no podríamos entender siquiera quiénes somos: no podríamos decir ‘yo’ porque no tendríamos un ‘tú’ con el que compararnos. Digamos que igualdad significa que cada uno tiene derecho a ser distinto a todos los demás”, escribía Umberto Eco.

Inspirados por las palabras del semiólogo y escritor italiano, humeantes aún las Torres Gemelas, el programa  Los Nuevos Vecinos comenzó a gestarse en 2002, alertados, igualmente, por las manifestaciones racistas que tomaban cuerpo en nuestro entorno de vida y de trabajo.

En efecto, en un municipio muy querido, un numeroso grupo de ciudadanos organizados, mostraron con rotundidad y tenacidad su rechazo a la puesta en marcha de un dispositivo que habría de mejorar las condiciones de empleabilidad de la población gitana. Una comunidad ésta que compartía asiento en la zona más empobrecida y deteriorada de un municipio levantado al pie de las grandes factorías, deudor de mano de obra inmigrada décadas atrás y elevada tasa de desempleo entonces y ahora.

Convertida la plataforma vecinal en Agrupación de electores, conseguiría algún tiempo después el número de concejales suficiente para desplazar de la Alcaldía a quien se había mantenido firme en la postura de no negar el derecho de ciudadanía a una parte de sus convecinos.  

Largo y discontinuo proceso de gestación

Para entonces, ya habíamos desarrollado el argumento, el guión, la galería de personajes y creadas las 58 páginas del tebeo inspirado en aquellos acontecimientos. Gracias el apoyo económico prestado por la Dirección de Derechos Humanos del Gobierno Vasco, pudimos encargar la validación del prototipo, tras la cual recogimos las sugerencias del alumnado y sus profesores en contextos bien diferentes, así como de monitores de tiempo libre educativo. Quedaba lista, en 2004, la herramienta didáctica para encender la conversación sobre el racismo y la xenofobia entre niñas y niños de 11 a 14 años.

Mientras tanto, el proceso de regeneración urbana y social emprendido con acierto en la localidad citada, causaba “víctimas” colaterales en algunos municipios vecinos donde tenían lugar realojos de algunas familias que habitaban infravivienda.

Y nuestro tebeo seguía sobre la mesa a la espera de la oportunidad. Ésta llegó a raíz de la noticia acerca de la concentración de escolares de origen emigrante en medio centenar de escuelas públicas vascas y, en torno a ella, la retahíla de comentarios de quienes embisten ante cualquier expresión del fenómeno migratorio cuando ésta es protagonizada por pobres. Recogidos con tiento, cual vómitos, acudimos con aquella “ristra de morcillas” al Gobierno Vasco, convencidos de que una propuesta como Los Nuevos Vecinos encontraría acomodo en la política pública sobre convivencia.

Y así sucedió. Nos prestó apoyo decidido, y sus técnicos de Educación e Inmigración hicieron interesantes aportaciones didácticas a la propuesta, que entendieron de interés no solo por la temática, el tratamiento y el novedoso formato de la misma, sino porque nutría la iniciativa eskola 2.0 y respondía al proceso de incorporación del trilingüismo a las aulas vascas.

Portal educativo

El programa se concreta en un portal trilingüe dirigido al mundo educativo –escolar y no escolar- con el propósito de contribuir al desarrollo de la competencia social y ciudadana en niñas y niños de 11 a 14 años, con énfasis en la convivencia entre diferentes, que no desiguales.

La persona educadora cuenta con siete Secuencias didácticas , que aluden a Procesos migratorios, Discriminación y Ciudadanía, y que se desarrollan de manera independiente. Cada una va acompañada de su Ficha técnica en la que se señalan los objetivos, el área curricular en la que encaja, una breve descripción de las actividades propuestas, las características técnicas y un glosario de términos.

El soporte central de la iniciativa, el cómic del mismo nombre, se pone al alcance de los destinatarios tanto en formato e-book como en papel. A lo largo de sus páginas, chicas y chicos comparten una historia que les invita a reflexionar sobre los valores ciudadanos y sirve de punto de apoyo para entrenar, con el apoyo del profesorado, determinadas Habilidades para la Vida, como la empatía.

Iniciativa en marcha y alimentada

Nos ocupa ahora la tarea de acelerar el pulso de la propuesta mediante la conversación en las redes sociales, la alimentación de la sección de Noticias y del espacio destinado a las familias, el acompañamiento al profesorado y la construcción de alianzas con organizaciones del sector y de la Administración pública.

De igual modo, avanzamos en la inclusión de nuevos contenidos, entre los que destacan una Secuencia didáctica, la versión del e-book en francés y la apertura de un canal sobre racismo y xenofobia en edex.tv, que inauguramos con las ponencias presentadas durante la jornada “La escuela vasca ante el reto de la educación antirracista”, y que sumará aquellas piezas de interés que las personas amigas nos aporten.


0 Comentarios | "“Los nuevos vecinos”: Digamos que igualdad significa que uno tiene derecho a ser distinto que los demás"

¿Le gustaría dejar un comentario?

  • Publicaciones Edex
  • eDucare
  • SocialDreamers
  • Los Nuevos Vecinos
  • Retomemos
  • EdexTV