Educar para vivir, educar para convivir.
Fotograma de la animación Ventanas.

Smartphone, 5G, telegram, algoritmo, influencer, sexting, fortnite, tinder, twich… Desde hace años, cada dos por tres aparece un nuevo término, unas siglas, un acrónimo que revolucionan el mapa digital. Como consecuencia, buena parte de los padres, de las madres, desbordados por este torbellino imparable, acaban renunciando a la posibilidad de comprender y se encomiendan a la suerte que ansían para su descendencia.

Ayer  mismo, Tuenti (¿alguien se acuerda?) acaparaba la atención de las generaciones más jóvenes; hoy es TikTok la aplicación que está en el candelero; mañana… quién sabe. Para general desazón de quienes sienten la necesidad de educar también en este terreno, e intuyen que, a poco que se descuiden, la aceleración desbocada del cambio les pasará por encima.

Esta situación tan compleja ha llevado a Naciones Unidas a dedicar este 15 de mayo su Día Internacional de las Familias a este tema, bajo el eslogan: Las familias y las nuevas tecnologías. Una ocasión de oro para recordar algunas ideas básicas sobre tan escurridizo asunto:

  • De nada sirve demonizar las tecnologías o anhelar tiempos pasados que no van a volver. De hecho, solo las personas adultas interpretamos como innovación tecnológica lo que para adolescentes y jóvenes es parte consustancial de sus señas de identidad en este siglo XXI.
  • Para educar no hace falta ser especialista, y mucho menos aparentarlo. Cada generación tiene su cultura, sus usos y costumbres, con los que se maneja con razonable eficacia, mientras que al resto nos cuesta asumirlas o directamente descartamos tal posibilidad. Sin embargo, no está de más hacer un esfuerzo para mantenerse razonablemente actualizado.
  • No se trata de prohibir, controlar, limitar; actitudes que tienen un alcance bastante escaso. Se trata de educar en los usos inteligentes de tecnologías de los que no pueden quedarse al margen porque son un componente insustituible de su socialización.
  • Seguramente, lo más importante que puede hacer un padre, una madre, para abordar conscientemente este territorio esquivo de la digitalidad, es educar el pensamiento crítico de sus hijas e hijos; una habilidad para interpelar la realidad que les sirva para deconstruir los manejos de las grandes empresas tecnológicas (las GAFAM), la obsesión por exhibir imágenes impostadas o vulnerar la privacidad de otras personas… El pensamiento crítico entendido como una habilidad vital para desenvolverse en un mundo saturado de mensajes consumistas y trampantojos.
  • Además, resulta más que conveniente acordar espacios y tiempos sin móvil y, en general, sin distracciones electrónicas: el tiempo de las comidas, del estudio, del sueño… Evitar, en definitiva, que su mundo digital acapare toda su vida. Eso sí, siendo bien  conscientes de que padres y madres son un modelo sometido a un permanente escrutinio, por lo que, si quieren resultar creíbles, tienen que mostrar coherencia entre discursos y actos.

Hace ya años que tratamos de acompañar este proceso educativo. Así, como uno de los desarrollos de nuestro programa de educación para la salud y la convivencia La aventura de la vida, apoyado por el Plan Nacional sobre Drogas, incluimos tres animaciones que, con su toque de humor, pretenden llamar la atención sobre algunos aspectos relacionados con las pantallas que la rutina y las prisas hacen pasar desapercibidos. Se trata de:

  • Sergio@suamigo.com: en la que abordamos algunas situaciones a las que puede llevar el uso desmedido de la red.
  • Ventanas: que anima a gestionar de  manera equilibrada ese mestizaje indiferenciable entre realidad presencial y realidad virtual.
  • Con mucho tacto: que aborda el uso inteligente de las inmensas posibilidades que ofrecen los móviles.

Si deseas más información, puedes ponerte en contacto con nuestro equipo de prevención.


0 Comentarios | "Papá, mamá, necesito “ese” móvil"

¿Le gustaría dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Publicaciones Edex
  • eDucare
  • Los Nuevos Vecinos
  • Retomemos