Educar para vivir, educar para convivir.

Por estos días más de una persona prepara su equipaje para ir a visitar a sus familiares y amigos y compartir las celebraciones navideñas y de año nuevo. En EDEX no nos quedamos atrás. Hemos preparado nuestra propia maleta en torno al tema que le da sentido a nuestras acciones como organización: el de las Habilidades para la Vida.   En ella hemos puesto 5 elementos que simbolizan lo que hemos aprendido este año y los retos que nos quedan para el siguiente:

  1. Un burro: está muy presente en estos días y, además, nos sirve para no olvidar que antes de pretender que “él” o “ella” se entrenen en Habilidades para la Vida, es más efectivo o coherente, que primero las aprenda “yo”, es decir, que vaya el burro por delante.
  2. Una linterna: Esta no es una linterna cualquiera. La luz que proyecta se produce de la transformación de la energía mecánica en energía eléctrica, a partir de la activación de la dínamo. Algo parecido sucede cuando una persona emprende su entrenamiento en Habilidades para la Vida: la luz propia se transforma en luz para otras personas que se tienen cerca. Un elemento, también muy presente en esta época de alumbrados y colores.
  3. Un lara-larelo: este es un tercer elemento lleno de juego y, al mismo tiempo, de dificultad. Lo aprendimos de Luis Pescetti. Juégalo con él y el combo de niñas y niños que le acompañan, y descubre que al principio no es fácil, pero que tras ponerlo en práctica varias veces, sobre todo, observándose frente al espejo, se le irá cogiendo el tiro. Así es el aprendizaje de las Habilidades para la Vida: no podemos pretender aprenderlas de la noche a la mañana. Como todo entrenamiento, es gradual y sólo con la práctica se avanza (no basta saber sobre ellas, es imprescindible saber-hacer).
  4. Una olla: ¿qué se lleva primero al fuego a la hora de preparar un cocido? ¿los garbanzos o la verdura? Algo similar sucede con nuestro tema: aunque éstos y otros alimentos van a parar a la misma olla, es conveniente revisar cuáles habilidades tenemos más o menos crudas, para iniciar por aquellas que requieran más entrenamiento, sin dejar por fuera ninguna para que adquiera ese sabor particular.
  5. Un rollo: puede que todo vaya de maravillas a la hora de entrenar a otras personas o de entrenarnos en Habilidades para la Vida. Pero, como dice nuestro queridísimo amigo y maestro, Miguel Costa Cabanillas, “siempre vamos a meter la pata”, como cuando estamos aprendiendo un idioma. En México dirán ‘siempre la vamos a ‘”regar”; en España a “liar” y en Colombia (estoy segura que en muchas otras partes también): “a cagar” (como lo recuerda el caganer catalán). Gracias a esos “errores”, vamos a seguir aprendiendo. Nunca sobrará este quinto elemento en la maleta.

Con la maleta hecha, EDEX está preparada para continuar su viaje, durante el 2015, por el país de las Habilidades para la Vida, que no es otro que el país de las relaciones humanas, justas, gratas, saludables, ciudadanas. Les deseamos unas fiestas en paz y llenas de mucho amor, suficiente para que queden reservas para los nuevos 365 días que tenemos por delante.


Comentarios para "La maleta de fin de año"

  1. Cirelda Carvajal

    diciembre 23, 2014

    Felices fiestas y permitanme acompañarlos en tan interesante viaje, estoy segura que aprenderé mucho y me divertiré cantidad. Un gran cariño, Cirelda

  2. Luisa

    diciembre 25, 2014

    Felicidades en Navidad y prosperidad para el nuevo año para todo el grupo de exTransCursionistas

    • Gladys Herrera Patiño

      junio 19, 2015

      Cirelda y Luisa: gracias.

¿Le gustaría dejar un comentario?

  • Publicaciones Edex
  • eDucare
  • SocialDreamers
  • Los Nuevos Vecinos
  • Retomemos
  • EdexTV